BUSCAR en este Blog

lunes, 14 de octubre de 2013

J. Bruce Campbell - Judíos Contra Humanos



     Otro artículo de John Bruce Campbell (jbcampbellextremismonline.com) de hace casi un año presentamos ahora en castellano, donde este aguerrido autor va dando cuenta de ciertas mentiras que se han promocionado para producir un efecto, de unas ansias por apoderarse de todo lo material del mundo, y de todos los sufrimientos que en las guerras y con sistemas totalitarios han producido y esperan, según Campbell, producir en EE.UU., para lo cual él advierte qué es lo que convendría hacer.

Judíos Contra Humanos
por John Bruce Campbell
21 de Noviembre de 2012



     Yo no sé qué son los judíos, pero sé lo que ellos no son: humanos. No sé de dónde vienen ellos. Bueno, con respecto a eso, tampoco sé de dónde venimos nosotros, pero no es lo mismo.

     Los judíos son extranjeros en cada sentido de la palabra. Ellos incluso cultivan una apariencia foránea. ¿Hay algo tan extraño como un judío ortodoxo con su siniestra ropa negra y sus crespas guedejas laterales y su feo sombrero de fieltro?. Y por supuesto el baño no es la costumbre de los ortodoxos, de modo que ellos huelen muy mal todo el tiempo. Ellos hacen esto a propósito, para impresionar, por el valor que tiene la conmoción sobre nosotros los humanos.

     Gracias a la última matanza de Gaza, las cosas están entrando en el foco para mucha más gente. Muchas personas se preguntan: ¿qué es lo malo con los judíos?; ¿por qué es tan fácil para ellos matar gente?; ¿por qué ellos lo disfrutan tanto?. Gracias a la internet, millones de personas se están preguntando esto ahora en línea. Antes de internet, no había ningún lugar para preguntar esto en público. No se nos permitía preguntar ninguna cosa sobre los judíos excepto cuán maravillosos son ellos.

     Hoy el mundo sabe que los judíos no son maravillosos. El mundo sabe que los judíos son espeluznantes. Y los judíos saben esto. Los judíos quieren que el mundo piense en ellos como terribles y que tenga miedo de ellos. Ellos quieren que el mundo tema el arsenal nuclear judío del cual ellos esquivamente rehúsan hablar. Uno de sus profesores militares, van Creveld, fue autorizado para amenazar a Europa con un ataque nuclear judío si ésta se volvía en contra de Israel:

     «Poseemos varios cientos de cabezas nucleares atómicas y cohetes, y podemos lanzarlos sobre objetivos en todas las direcciones, quizás hasta en Roma. La mayoría de las capitales europeas son objetivos para nuestra fuerza aérea... Tenemos la capacidad de hundir al mundo junto con nosotros. Y puedo asegurarle que aquello ocurrirá antes de que Israel se hunda».

     Basados en la mariconada total de Israel por su Operación Cianuro en 1967 [el ataque al buque estadounidense "Liberty"], tenemos que preguntarnos si el arsenal judío es realmente un engaño cuidadosamente tramado. Casi todo lo que pensamos que sabemos sobre los judíos es un engaño judío.

     Por ejemplo, su judeidad. La judeidad de los judíos es la fábula judía número uno. El escritor judío Arthur Koestler demolió esa fábula en 1976 con su éxito de ventas "La Decimotercera Tribu", la primera mirada popular que tuvimos sobre los jázaros y sus descendientes, los ashkenazim. Los ashkenazim son los hebreos sustitutos que componen el liderazgo entero de Israel. Hace tres años un israelí llamado Shlomo Sand saqueó a Koestler con un libro prácticamente idéntico, "La Invención del Pueblo Judío". Este libro nuevamente tomo a los judíos por sorpresa, menoscabando las bases del sionismo, la invasión extranjera, la ocupación, y el robo masivo y asesinato de Palestina. Tal como el libro de Koestler, éste arruinó el negocio del "anti-semitismo". Ambos autores explicaron a sus lectores israelíes que ellos, los lectores israelíes, no eran ni semitas ni hebreos. Lo mismo para los lectores de Nueva York y los lectores de Los Angeles y los lectores de Miami. Todos ellos son fraudulentos, que quisieran ser judíos.

     Brevemente, a la gente de Jazaria, alrededor de 800 d.C., su rey le había ordenado adoptar la ley de los hebreos como propia. No podemos llamarlo una religión. El Talmud y el Antiguo Testamento son realmente manuales de guerra contra la Humanidad, basada en duras leyes raciales. No hay ninguna piedad para sus enemigos humanos en estas muy desagradables obras. El nombre de su dios, YHVH, también significa el pueblo judío. Esto permite que ellos se elijan a sí mismos y que se adoren a ellos mismos, en lo que podríamos llamar un circuito cerrado de narcisismo extremo y violento.

     Sus sacerdotes insisten en que los no-judíos están en este planeta para servirlos. Y que es kosher [legítimo] que los no-judíos puedan ser estafados, mentidos y asesinados impunemente. Este principio judío es honrado durante su día feriado más sagrado, el Yom Kippur, el Día de la Expiación. Se trata de otro engaño, porque ellos no expían nada. En vez de expiar sus delitos contra la Humanidad, ellos declaran una nueva guerra tres veces durante ese "día santo", con el juramento recitado tres veces, el Kol Nidre. Este vil "rezo" es una declaración personal de guerra contra los humanos. Es una advertencia de que nada de lo que un judío diga durante el próximo año es verdadero.

     La historia judía es un cuento de locura asesina, como hemos visto la semana pasada en la diminuta Gaza. La primera vez que realmente vemos esto en la Era moderna es en la Revolución bolchevique de 1917. Poco después los judíos masacraron a la familia entera del Zar Nicolás en 1918, anunció el periódico del Ejército Rojo de Trotsky:

     «Sin piedad y sin escatimar nada, mataremos a nuestros enemigos por cientos, ojalá por miles, y los ahogaremos en su propia sangre. ...habrá diluvios de sangre de la burguesía, más sangre, tanta como sea posible».

     "Burguesía" es la palabra comunista de desprecio para la clase media.

     Trotsky mismo escribió sobre el asesinato de la familia del Zar:

     «La decisión no sólo fue oportuna sino necesaria. La severidad de este castigo mostró a cada uno que seguiríamos luchando despiadadamente, no deteniéndonos ante nada. La ejecución de la familia del Zar fue necesaria no sólo a fin de asustar, horrorizar e infundir un sentido de desesperación en el enemigo sino también para reorganizar nuestras propias filas, para mostrar que no había vuelta atrás, y que hacia adelante estaba o la victoria total o la ruina total. Esto Lenin lo percibió bien».

     El verdadero apellido de Trotsky era Bronstein. Fue revelado en documentos soviéticos desclasificados que Lenin (Ulianov) era un judío. Su colega judío Grigori Zinoviev dijo esto en un encuentro comunista en 1918:

     «Debemos llevar junto con nosotros a 90 de los 100 millones habitantes de la Rusia soviética. En cuanto al resto, no tenemos nada para decirles. Ellos deben ser aniquilados».

     Los judíos asesinaron a mucho más de diez millones de rusos y otros pueblos. Ellos probablemente mataron esa cantidad sólo en Ucrania, más bien que los tres millones publicitados. El número de víctimas soviéticas generalmente reconocido es más de 60 millones de almas. Algunos investigadores insisten en que el apetito del GULAG durante setenta años de exterminación de gente normal haciéndola trabajar hasta la muerte habría excedido incluso el número de víctimas de los comunistas chinos.

     Hay dos ramas principales del judaísmo: el terrorismo y el capitalismo financiero. El terrorismo es el brazo de acción del judaísmo y se presenta en dos formas principales: comunismo y sionismo. El terrorismo judío fue visto primero en el Régimen del Terror francés, pero no fue ampliamente entendido como tal, ya que los grandes terroristas eran masones franceses. El autor de los Protocolos judíos explicó alrededor de 1897 que los francmasones son instrumentos del sindicato judío y que no son independientes.

     Con el capitalismo financiero es cómo se le paga al terrorismo, porque los terroristas son muy caros. El capitalismo financiero es el gran secreto judío del éxito. Es el préstamo de crédito a los gobiernos que llegan a estar irremediablemente endeudados ante los prestamistas judíos, los que deben ser reembolsados en algo valioso más el interés. Los pagos sustitutos para deudas no pagaderas han sido favores, designaciones de judíos en poderosas posiciones de gobierno, licencias especiales, etcétera.

     El judío tradicionalmente ha procurado ser el poder invisible detrás del trono. Por lo general no veíamos a judíos poderosos en el gobierno estadounidense hasta que Louis Brandeis fue designado por Wilson para la Corte Suprema en 1916. John F. Kennedy tuvo a los hermanos Rostow como consejeros, y Johnson tuvo a Abe Fortas y a Arthur Goldberg trabajando para él. ¡Y luego todo el infierno se desató con Nixon designando a Henry Kissinger como su consejero de seguridad nacional y luego como Ministro de Asuntos Exteriores!.

     Esto soltó a los perros judíos del infierno que irrumpieron en la administración de Reagan con los llamados "neo-conservadores", prácticamente todos los comunistas judíos que se cambiaron al Partido Republicano y lo convirtieron en pro-Israel. El comunismo y el sionismo son formas prácticamente idénticas de terrorismo, salvo que el primero tiene su sede en Nueva York y Moscú, y el segundo está basado en Nueva York y Tel-Aviv. Los comunistas simularon ser nuestros enemigos y los sionistas fingen ser nuestros amigos.

     Peter S. envió un importante argumento ayer que incentivó este ensayo:

     «En nombre de sus patrocinadores, los Rothschild, Napoleón Bonaparte encargó una historia fabricada del antiguo Egipto a Jean-François Champollion con el propósito de "validar" la Torá, de modo que los Rothschild pudieran usarla para sostener su reclamación de Palestina. Ellos no querían Palestina para los judíos, ellos querían a los judíos para Palestina, para que fueran escudos humanos para el Mossad, el servicio privado de Inteligencia y asesinato de los banqueros de Lombardía desde Babilonia».

     Lo mismo podría ser dicho para Cyrus Scofield y su concordancia sionista de la Biblia. Este ex-presidiario (por fraude y falsificación) fue patrocinado por el infame abogado judío Samuel Untermeyer y por el negociador judío Bernard Baruch, para llenar de notas explicativas la Biblia para justificar la inundación de judíos ashkenazim en Palestina. Esta propaganda de Scofield es la base para el apoyo fanático de los fundamentalistas cristianos al terrorismo y dominio judío en el Oriente Medio.

     Untermeyer y Baruch formaron un equipo en 1917 para presionar al Presidente Wilson para que declarase la guerra contra Alemania, según Benjamin Freedman, quienes más tarde acompañaron a Wilson a Versalles para avasallar a los derrotados alemanes, lo que condujo a un sufrimiento increíble, hambre de masas, hiperinflación y las eventuales muertes violentas de millones de alemanes y de otros pueblos debido a las acciones de los monstruos judíos.

     Y luego los mismos Untermeyer y Baruch empujaron a Estados Unidos a la Segunda Guerra Mundial, con Untermeyer siendo autorizado por el sindicato judío para declarar la guerra económica judía contra Alemania en 1933, cuando se hizo claro que Adolf Hitler estaba demostrando al mundo cómo conseguir la prosperidad sin el oro judío, a pesar de la negación, por la judía Reserva Federal, del dinero judío basado en la deuda a los pueblos hambrientos del mundo. Éste fue, en medio de la Gran Depresión Mundial, el Milagro Económico alemán que llevó a la indigente Alemania desde el hambre al pleno empleo en un año y medio, simplemente emitiendo dinero sin deuda. Por esta la mayor de todas las ofensas al capitalismo financiero judío, Alemania tuvo que ser bombardeada hasta ser convertida en escombros humeantes y, nuevamente, sometida a la muerte lenta por hambre. Según James Bacque en "Crimes and Mercies", las órdenes de post-guerra de provocar el hambre dadas por Dwight Eisenhower causaron la muerte de entre nueve y doce millones de alemanes desde el final de la guerra hasta 1948, más de los que fueron muertos durante la guerra por los generales de Eisenhower.

     En una entrevista después de que él estaba fuera del cargo, Eisenhower dijo que la cosa más inteligente que él había hecho alguna vez era haber pedido consejo a Bernard Baruch sobre su carrera cuando él era un teniente coronel que no iba a ninguna parte en 1939. Muy luego él estaba en la vía rápida para convertirse en un general de cinco estrellas y en el asesino de masas del pueblo alemán de parte del judaísmo, y con la presidencia como su recompensa.

     Por eso digo que los judíos son alguna forma de vida alienígena que es totalmente hostil a la población humana de la Tierra. No pretendo saber de dónde vinieron ellos, o afirmar que ellos son reptiles. Ellos actúan como reptiles y son ciertamente tan de sangre fría y despiadados como los reptiles, y lo que sé realmente es que ellos tienen que ser borrados completamente, tal como tienen que ser exterminadas las serpientes de cascabel bajo su casa. El alcalde judío de Nueva York tiene la cara de un reptil, por lo que puedo ver cómo se inició esta idea. ¡Éste es el tipo que prohibió dar comida a los hambrientos porque puede ser que no tengan su idea judía del valor nutricional!. Si un no-judío hubiera hecho esto, los diarios de Nueva York lo habrían convertido en un hazmerreír. Pero no hay que burlarse de un judío en Nueva York... ni en ninguna parte.

     Recuerde una cosa: el hambre es el método judío favorito de exterminación. No cuesta nada y produce una muerte atormentadora. Es lo que está planeado para Estados Unidos cuando los judíos piensen que es el momento oportuno. El lector debe prepararse para el hambre que está planeada para nosotros por los judíos. Eche un vistazo al Holodomor de Ucrania. Ése es el modelo para lo que ellos, los judíos, planean para nosotros en Estados Unidos. Los metales preciosos no serán preciosos durante la hambruna. La comida, el agua y las municiones serán preciosas. Éstas son las cosas que necesitaremos para sobrevivir y destruir al judaísmo.

     Mientras que no hay ninguna vinculación real entre los judíos ashkenazim y los personajes legendarios del Antiguo Testamento, los judíos de hoy basan su comportamiento en el de los judíos legendarios. El modelo a imitar número uno es José, el undécimo hijo de Jacob, como está relatado en el Génesis. Estudie esa historia de escasez artificial y hambre deliberadamente causada. Es la historia de la Reserva Federal y Monsanto.

     Si seguimos nuestro curso presente del gobierno que toma prestado de prestamistas judíos, nuestro sistema monetario nos matará porque la sociedad sufrirá un colapso. Si seguimos comiendo la comida envenenada proporcionada por la compañía judía Monsanto, estamos condenados. La política monetaria puede ser decidida prácticamente durante la noche pero nuestra comida genéticamente modificada no puede ser tan fácilmente neutralizada. Una cosa es cierta: si no removemos cada aspecto del control judío sobre nuestras vidas, la raza humana morirá, y bastante rápidamente.

     Algunos dicen: olvídese de Gaza y concéntrese en Estados Unidos. Bien; no podemos olvidarnos de Gaza porque es nuestro bebé. Gaza y el resto de Palestina están nadando en sangre otra vez debido al gobierno estadounidense judío. La única cosa que los estadounidenses pueden hacer es asesinar a este gobierno judío que está usando a Israel como su agente de sadismo, asesinato y destrucción total.

     Israel mismo no hace mucho daño comparado con la fuerza aérea y el ejército de Estados Unidos que borra países enteros como Iraq y Afganistán. Israel no puede hacer mucho porque está dirigido por judíos ineptos y locos por la matanza pero perezosos. Pero el capitalismo financiero judío es el intendente de la máquina de muerte estadounidense judía. Sin financiación judía, el comunismo y el sionismo colapsan. Los militares estadounidenses también colapsarán sin la financiación judía. Sin la dirección judía, los militares estadounidenses dejarán de amenazar al mundo con la extinción.

     Entonces nuestra primera gran tarea como revolucionarios estadounidenses es destruír cada vestigio del judaísmo en Estados Unidos, en el gobierno, la banca, la cadena alimentaria, la medicina y la información (control de la mente). En todas partes que encontremos el judaísmo, debemos erradicarlo.

     El primer paso hacia la acción anti-judía es hablar de esto con los amigos y la familia. Los amigos judíos deben ser abandonados y los judíos en general rechazados. Después de todo, ¿qué ha hecho o dicho algún judío que usted conozca para detener a Israel y su plan de atacar con armas nucleares a Irán?. Como el Hermano Nathanael ha advertido, cada judío es políticamente consciente y ve todos los asuntos por una sola medida: "¿Es eso bueno para los judíos?". Si sus amigos judíos no hablan, es porque ellos aprueban lo que Estados Unidos e Israel hacen a los humanos.

     Puesto lo más sencillamente posible: lo que los judíos han hecho a sus enemigos humanos, debe ser hecho a ellos. En todas partes en el mundo, pero principalmente en el Estados Unidos judío. Ellos han asesinado a millones de enemigos humanos del Medio Oriente en las dos décadas pasadas, para no mencionar siquiera el daño que ellos hicieron, la sangre que ellos derramaron, en Rusia y en Alemania. Sobre una base de uno-por-uno, los judíos nos deben a nosotros los humanos casi su entera población, cualquiera sea ella.

    Es justo.−




No hay comentarios:

Publicar un comentario