BUSCAR en este Blog

lunes, 26 de agosto de 2013

David Lane - Estrategia



     Ofrecemos ahora en castellano el texto Strategy del señor David E. Lane, que está en sus recopilaciones de textos, como el libro al que hemos aludido recién anteriormente y también en el sitio oficial que alberga su material y cosas relacionadas (www.davidlane1488.com). Este texto, al igual que los que presentamos recientemente, también fue publicado por el autor en el boletín Focus 14, aparentemente en 1998.


Estrategia
por David Lane



     Probablemente ha pasado mucho tiempo desde que la resistencia Blanca, como tal, se involucró en un diálogo serio sobre los métodos para tener éxito en la preservación de nuestra gente, así como en la catalogación de los interminables crímenes y complots contra nosotros. A fin de que tal diálogo no quede inmediatamente atascado en un debate infructuoso sobre conceptos desesperanzados y derrotistas, enumeremos primero los problemas con total franqueza, no importa cuán brutal o aparentemente desesperada pueda parecer nuestra situación. El camino a la victoria no permite el continuo autoengaño o el rechazo a aceptar la realidad.

     Una vez que la totalidad del problema que afrontamos quede esbozada, consideremos algunas estrategias con posibilidades de éxito. Esperemos que aquellos con las mejores mentes entre nuestra gente usen su creatividad y determinación para ampliar estas sugerencias o formar sus propios conceptos. Cuando sea necesario bajo estos gobiernos de ocupación, las estrategias deben mantenerse en secreto. Sólo un tonto muestra todas sus cartas a un oponente.

     Primero, de una vez por todas, desechemos los argumentos del mundo de fantasía de la gente que piensa que ellos pueden elegir por votación una nación para nuestra gente, o de aquellos que solicitan tal nación, o de aquellos que creen que su Dios lo hará por ellos.

      Una mirada al fondo demográfico desde el cual podrían salir los votantes en Estados Unidos es iluminadora. En primer lugar, el gobierno miente. Hace sesenta años la población de Estados Unidos era de aproximadamente 150 millones, siendo alrededor del 80% gente Blanca. El otro 20% eran judíos, indios, Negros, mexicanos y orientales. Desde entonces, a excepción del llamado "auge de la natalidad" (baby boom) de 1945-1955, los Blancos han estado teniendo en promedio tres niños por cada dos parejas, o 1,5 por pareja. Mientras tanto, por cortesía del dinero fiscal arrancado de la gente Blanca, la gente no-Blanca ha estado reproduciéndose a una tasa asombrosa con enormes camadas de descendientes. Luego está la inmigración de gente no-Blanca.

     Por consiguiente, un censo verdadero mostraría que los Blancos son, en el mejor de los casos, el 50% de la población. Recuerde que los judíos, cuya determinación de exterminar a la raza blanca no conoce límites, son contados como Blancos, que los Blancos emparejados con gente no-Blanca son contados como Blancos, que muchos hispánicos y árabes son contados como Blancos, y que millones de extranjeros ilegales no son contados en absoluto.

     Pero eso no es lo peor. A causa de estos patrones de reproducción, nosotros los Blancos somos una raza envejecida. Hay más niños de color en una ciudad estadounidense importante que niños Blancos en varios Estados occidentales juntos. Probablemente a lo más un cuarto de los niños de Estados Unidos son realmente Blancos. Ése es el fondo genético de los futuros votantes. Si cualquiera de aquella generación egoísta y cobarde de Blancos que causaron este problema piensa que aquella gente no-blanca va a pagar una gran parte de sus ingresos para apoyar el esquema de Ponzi llamado la Seguridad Social, ellos necesitan ayuda psiquiátrica. Incluso si la gente de color no estuviera en el programa de asistencia económica, e incluso si ellos pudieran mantener una civilización, ellos no van a apoyar a un montón de degenerada y vieja basura Blanca.

     ¿Y qué ocurre con el fondo genético de votantes hoy si alguien piensa que es posible votar a favor de territorios o Estados para Blancos?. Primero debe descartar de los posibles correligionarios a todos aquellos que tienen a alguien en su familia que se haya emparejado ya con gente no-Blanca. La gran mayoría de familias Blancas tiene a una hermana, hija, hijo, tía, primo, o lo que sea, unido a alguien no-Blanco. Ellos apoyarán por lo general el interés de la descendencia de raza mezclada por sobre la supervivencia racial.

     Pero asumamos con optimismo que el 10% de la población no tiene a ningún miembro familiar que se haya mezclado. De este 10% debemos entresacar quizás a la mitad que está bajo la esclavitud del judeo-cristianismo y sus fanáticos mezcladores de razas, como el Papa, como Jerry Falwell, como Pat Robertson. Al menos el 99,99% de todos los que se llaman a sí mismos cristianos niega su propia raza con pasión fanática. Esto deja un fondo de quizás el 5% desde el cual conseguir reclutas. Pero de este 5% debemos entresacar prácticamente a todos los llamados "educadores", prácticamente a todos quienes son ricos, o empleados del gobierno, agentes federales, políticos, abogados, banqueros, la mayor parte de los militares, los cobardes, los indecisos, los codiciosos, los viles, los drogadictos, los ebrios, las putas de los medios, los trabajadores sociales... prácticamente todos los que cobran cheques del gobierno y todos los niveles de la policía. Ahora usted ve por qué es tan difícil reclutar grandes cantidades en nuestro supuesto movimiento. Como siempre lo ha sido y siempre lo será, las revoluciones se originan en la gente totalmente privada de derechos. En esta época los privados de derecho son casi exclusivamente varones jóvenes y Blancos.

     Esperamos que estas palabras tengan algún sentido para los negadores de la realidad, los constitucionalistas y los payasos de las urnas.

     Luego están los polemistas que piensan que ellos pueden razonar con el todopoderoso ZOG. Algunos han escuchado esto antes, pero vale la pena repetirlo. Tratamos con el gobierno que ha viajado desde Dixie a Cuba, a Méjico, a Panamá, a Italia y a Alemania dos veces, a Corea, a Vietnam, a Iraq, a Waco, Ruby Ridge y Whidbey Island. Los muertos en las guerras, ocupaciones y asesinatos que Estados Unidos ha instigado, financiado y participado exceden en número por lejos los 100 millones. El número de mutilados es dos veces ése, y el de traumatizados dos veces también. Usted no puede razonar con un perro loco o con el mal puro y no adulterado.

     En el Gran Sello de los Estados Unidos impreso en el dorso del billete de un dólar, las trece estrellas que representan a las colonias forman la Estrella de David. Nada en política pasa por casualidad. La máquina viajera de asesinatos masivos roja, blanca y azul fue planeada hace mucho tiempo. Las palabras de los políticos de 1776 o de 1998 son un estiércol igualmente engañoso. Sólo las acciones y los resultados evidencian la intención.

     Hay muchos que están esperando que Dios venga a salvarlos. ¿Salvó algún Dios a la raza aria en India, en Persia, en Cartago, en Egipto o en algún otro sitio en toda la Historia?. ¿En qué condición estaba nuestra raza, en cuanto a la supervivencia, hace 2.000 años comparado con ahora?. ¿En nombre de cuál Dios han sido más torturados, asesinados y oprimidos los arios que de cualquier otro en toda la Historia?. ¿Detuvo el cristianismo la Segunda Guerra Mundial o el transporte forzado en buses escolares (bussing) o el actual asesinato de nuestra raza?. ¿Sobrevivirá nuestra raza si nuestra gente se "fuga" a una religión que "no es de este mundo" para esperar una vida futura?, ¿o es esta negación de la realidad el camino a la esclavitud y la extinción?.

     Ciertamente hay muchos obstáculos más que podríamos referir, no siendo el menor el que se trate de una generación de nuestra gente que nunca ha oído una palabra verdadera en sus vidas, quienes están totalmente controlados por la propaganda religiosa y política, y que no tienen ningún sentido de herencia, cultura o raza. La monumental montaña de obstáculos indicada debería convencer a todos, excepto a los negadores de la realidad más decididos, de que no hay ninguna respuesta fácil.

     Por los puros hechos uno podría ser perdonado por concluír que no hay ninguna esperanza. Pero ése no es el caso. Sin embargo, debemos considerar nuestros recursos cuando formulamos un plan. Y debemos luchar de manera inteligente, es decir, con astucia.

     La mayor parte de la literatura diseminada dentro del "movimiento" durante las pasadas décadas pide coraje y heroísmo. Eso está bien si se combina con sabiduría y astucia. Lamentablemente, nuestros "líderes" han sido propensos al envío de hombres jóvenes e idealistas como carne de cañón. Un sabio no pinta un blanco (una esvástica) en su pecho y desafía al gobierno a reaccionar.

     Custer y el 7° de Caballería fueron valientes, también, derrotados y muertos. Leonidas y los espartanos fueron valientes, también, derrotados y muertos. Los millones de héroes del Tercer Reich fueron valientes, también, derrotados y muertos. Todo el coraje en el mundo no es de absolutamente ningún provecho contra misiles Tomahawk o bombas monstruosas que caen desde la estratósfera. Las guerras son ganadas antes de que las hostilidades comiencen. Las guerras son ganadas con recursos superiores, los mayores poderes del hombre y, sobre todo, con astucia. Los Confederados de la Guerra Civil y los soldados del Tercer Reich estuvieron entre los guerreros más valientes y más caballerescos de la Historia. Pero los recursos y la crueldad hicieron de los no-combatientes (judíos) los ganadores en ambas guerras. La política es sólo otra clase de guerra. Entonces ¿cómo nosotros, los oprimidos aparentemente sin esperanza, proponemos ganar una guerra en la cual el enemigo posee el mundo junto con sus recursos, gobiernos, medios de difusión, dinero, tribunales, policía, ejércitos, comunicaciones, etc.?.

     Louis Beam escribió sobre la "Mayoría Revolucionaria" [1]. Esta guerra será peleada al principio sin el conocimiento de los asnos llamados "la masa". Ellos nunca han sabido lo que realmente ocurre y quizás nunca van a saberlo. Ellos esperan que el ganador les diga qué hacer y qué pensar. El número exacto de reclutas que nuestra causa necesita para conseguir la victoria es desconocido, pero ¡nuestra causa no es desesperanzada de ninguna manera!.

[1. http://www.stormfront.org/crusader/texts/bt/bt05.html].

     Nuestros más fértiles campos de reclutamiento, antes que nada, son varones Blancos jóvenes, privados de derechos. Desde tiempos inmemoriales aquellos que han carecido de poder han levantado ejércitos con promesas de pillaje y captura de mujeres. El más fundamental instinto masculino es para la unión sexual, y nuestros hombres jóvenes deben saber que los frutos de la victoria son las mujeres. Hay una virtual epidemia de mujeres Blancas que se relacionan y se emparejan con varones no-Blancos; aquello es promovido sin cesar por los medios de difusión del ZOG. Aquellas mujeres son para los vencedores, y nuestros hombres jóvenes deben luchar hasta la muerte para conseguirlas.

     Otro fértil campo de reclutamiento está entre las mujeres Blancas que ya tienen hijos, sobre todo hijos privados de derechos. Lamentablemente, a muchas se les ha lavado el cerebro para negar el abuso hecho a sus propios niños, pero un elevado porcentaje de mujeres que podrían escuchar se encuentra aquí.

     Están, también, aquellos muy pocos que están motivados por algún poder o idea más grande que el interés propio. Si ellos son enviados por los Dioses o movidos por alguna memoria genética, ellos son tesoros que nosotros debemos apreciar y seguir. Bob Mathews y George Lincoln Rockwell fueron de tales hombres.

     Sin considerar lo que motiva a los reclutas para integrarse a nuestras filas, ellos deben idear una estrategia para ellos mismos, para la causa y sus familias o amigos. La resistencia en un país ocupado debe ser rígidamente dividida entre el brazo militar y el brazo no militar. A causa de la naturaleza de la persecución gubernamental en esta tierra de "libre expresión" no podemos hablar de los detalles de las acciones militares necesarias para silenciar a nuestros enemigos o para destruír el sistema. Sin embargo, si usted no es excepcionalmente capaz, maduro, dedicado, despiadado y capaz de ser un camaleón, el brazo militar no es para usted. Y recuerde: cuando dos conocen un secreto, no es un secreto.

     Para muchos, sobre todo aquellos que tienen familias, el brazo no militar es el camino a seguir. No sienta que aquello es menos honorable. El reclutamiento, el tener niños, el criarlos apropiadamente y otras funciones son vitales para la resistencia. Tanto las ramas militares como no militares de la resistencia son absolutamente necesarias.

     El viejo soldado del movimiento de Inglaterra, Colin Jordan, acuñó el término "comunidades de proximidad". Reconociendo que las familias necesitan el refuerzo de otros que comparten la causa, él recomienda que aquellos que deben permanecer en o cerca de las ciudades a fin de encontrar empleos debieran trasladarse a vecindades más cercanas unos de otros. A menudo a fin de conservar los empleos, la gente debe ser camaleónica en el trabajo, pero puede luego ser ella misma con sus amigos. Los niños necesitan especialmente estar con pares para ser racialmente educados.

     El dinero es casi siempre el problema más grande. Miles de nuestra gente han tratado de emigrar al Noroeste en la costa del Pacífico, sobre todo a Idaho, durante los últimos 20 años. La mayor parte de ellos tuvieron que retornar a sus lugares de origen porque no pudieron ganarse la vida. Nuestras mejores mentes tienen que trabajar en este problema quizás más que en cualquier otro. Por naturaleza los arios quieren producir algo de valor y cambiarlo por otros artículos necesarios para la vida. Pero no podemos competir con el trabajo esclavo de las prisiones y el trabajo esclavo asiático que paga 20 centavos la hora de trabajo. Para que nuestros hombres jóvenes atraigan y mantengan mujeres, se requiere un dinero sustancial y otros bienes comprados sólo con dinero. Algunos de nuestros hombres con habilidades altamente técnicas podrían exigir un sueldo sustancial, pero su "incorrección política" tendría que ser cuidadosamente escondida a fin de permanecer empleados, probablemente escondida hasta de sus propias familias, lo que es contraproducente para la causa. Saquear al enemigo es, por supuesto, una alternativa, pero muy arriesgada considerando la experiencia del Estado policiaco de hoy.

     El trueque es algo a ser considerado en algunos casos, pero el potencial de riqueza suficiente para atraer y mantener mujeres es pequeño. Es difícil competir con corredores de bolsa, atletas de color, abogados, judíos millonarios y los otros favoritos del sistema en el juego del dinero. Está totalmente arreglado.

     Técnicamente hablando, por supuesto, no importa lo que hagamos para ganarnos la vida, estaremos de facto o de jure quebrantando la ley. Somos proscritos simplemente en virtud de la incorrección política. Mientras que la lealtad racial es una realidad para judíos, Negros, etc., es ilegal para los arios. Si formamos un negocio, se requiere que nosotros empleemos una proporción obligatoria de homosexuales, gente de color o cualquier otro grupo favorecido, y eso NO debemos hacerlo. Las regulaciones interminables, los impuestos, las inspecciones y el acoso esperan al políticamente incorrecto. Surge entonces la pregunta: "¿En qué nivel de proscripción cada racialista elige estar?". Las penas para algunos "delitos", como la repetición o difusión de las 14 Palabras, pueden ser la pérdida de empleos y difamación. "Crímenes" como la resistencia a los matones recaudadores de impuestos o incluso la defensa propia (si el atacante es un hombre de color) causan penas severas, incluso condenas aumentadas por constituír "delitos de odio".

     Para aquellos dispuestos a ser camaleones, hay colegios menores y escuelas comerciales en las cuales nuestra juventud puede aprender algo técnico que permitirá que las familias ahorradoras consigan un estilo de vida aceptable aunque no llamativo.

     Nunca deberíamos sentirnos renuentes a aprovechar los programas pagados gubernamentales para mejorar los ingresos o la educación. Algunos lo han llamado "la sangría de la bestia". Recuerde que es el dinero robado principalmente de contribuyentes Blancos lo que financia estos programas; entonces es lo nuestro desde el principio. Pero tenga cuidado de no llegar a hacerse tan dependiente como para comprometer su compromiso con las 14 Palabras. Use aquellos programas para criar y educar a niños Blancos o esto será usado para criar cada vez más niños de color.

     Un paso positivo sería trasladar a varias familias, o varias docenas, a un condado escasamente poblado y asumir el sistema político local. El control del sistema local de impuestos, así como un sheriff conectado con el sistema nacional computacional de registro de delitos, sería valioso más allá de las palabras.


     En un análisis final, hay quizá dos principios básicos sobre los cuales descansa la supervivencia de nuestra especie. Uno es el más básico instinto masculino, el impulso sexual, que debe ser orientado hacia la formación de familias para la cría, apoyo y enseñanza de niños. El segundo es la necesidad de comida, ropa, refugio y dinero, las necesidades materiales de la vida. Los ejércitos, los movimientos políticos, los movimientos religiosos y las familias, todo se maneja con dinero. Es un hecho desafortunado pero básico de la vida, y es el que más hemos ignorado y el que menos hemos comprendido.

     A los ojos del sistema somos ya criminales, simplemente porque resistimos al genocidio. En verdad, el sistema criminal que gobierna sobre nosotros es alimentado por el dinero. No abandonemos el cordón umbilical de todos los movimientos simplemente porque la búsqueda del dinero es la alegría de Judá. A veces la guerra es una acción distinta de pistolas o espadas. En la Segunda Guerra Mundial arios mataron a arios, y los judíos con el dinero conquistaron el mundo. El materialismo en el corazón no es ario, pero el dinero es la gasolina para las máquinas de guerra. Las manos sucias y un corazón puro no son mutuamente exclusivos. La victoria es primeramente para el astuto, y luego para el valiente.−



No hay comentarios:

Publicar un comentario