BUSCAR en este Blog

miércoles, 26 de junio de 2013

Sobre la Fe Bahá'i y la Mezcla de Razas


     Partiendo del fundador del bahaísmo (1817-1892), o Fe Bahai, una "religión" de pacotilla en nuestro concepto, una cuchufleta monoteística y mundialista, masónica y ecuménica, que plantea que todas las religiones ("las nueve principales", según ellos) son divinas en su origen y que son finalmente todas la misma porque todas adoran al mismo dios (que es finalmente el de la conocida tribu, ¿o no?), que plantea el "abandono de todas las formas de prejuicio" y la "educación obligatoria y universal" (sabemos lo que hay detrás de todos esos lindos conceptos), unos abanderados del Nuevo Orden Mundial en suma (que propugnan una moneda, una justicia, una escuela y una religión únicas para todos los pueblos, los cuales obviamente han de dejar de ser tales y abandonar su identidad), el siguiente artículo que hemos puesto en castellano y que hemos encontrado en nationalvanguard.org va analizando los tóxicos objetivos tácticos y estratégicos, sobre todo en términos de genocidio racial, que están detrás de esta faramalla sin carácter pero con personalidad jurídica que colabora estrechamente con la logia Naciones Unidas (sobre todo en la OMS y la UNICEF) para alcanzar sus fines.

Su Nombre Significa "La Gloria de Dios"
25 de Noviembre de 2010



     Ellos también lo llaman "La Gloria del más Glorioso" y "La Bendita Belleza", y hasta "El Retorno de Cristo". Él es Bahá'u'lá, el fundador de la Fe Baha'i, una fe que es en realidad una prescripción para el genocidio y la exterminación racial. Sus oficinas centrales están en Haifa, Israel.

     A los creyentes Baha'is no les permiten ver esta imagen de su divina "Manifestación de Dios", el fundador de la nueva religión que ellos creen que debería gobernar el mundo. A ellos se les dice que es "demasiado santo".

     Ellos nunca contemplan su (bastante poco atractiva) imagen sino hasta que finalmente hacen una peregrinación a Israel, y luego ellos la ven sólo durante unos momentos. Mientras tanto, ellos han gastado sus vidas impulsando intensivamente el multiculturalismo y la mezcla racial.

     La "fe Bahá'i" es uno de los motivos de que nuestras únicas y hermosas líneas genéticas europeas estén en una carrera hacia la aniquilación. Se trata de una religión explícitamente mezcladora de razas.

     La religión que Bahá'u'lá, o simplemente Bahá, originalmente creó era básicamente el Islam con algunas reformas moderadas, pero las reformas enfadaron a otros musulmanes —sobre todo su afirmación de ser su prometido "duodécimo Imán" (y, yo podría añadir, él también afirmó ser el "retorno de Cristo"). El exilio, las facciones fratricidas, la prisión, los envenenamientos y la sangre, un montón de un mal karma, rodeó a Bahá y su nueva fe. (Nota: Tal sed de sangre es bastante habitual en el sectarismo religioso, por supuesto).


El Bab

     Siendo al principio sólo un seguidor de "El Bab" (otro hereje musulmán [fusilado en 1850]), Bahá asumió el control de aquella hermandad [el babismo] esencialmente declarándose como el "Prometido" de cada religión conocida en el área.

     Él llegó a ser el querido de algunas feministas occidentales (sufragistas) y librepensadores debido a algunas pequeñas reformas islámicas relativas a las mujeres, y a algunas frases "universalistas" que son comunes a todos los místicos y no exclusivos de Bahá.

     La nueva religión fue secuestrada en Occidente por estas feministas y liberales, y fue gradualmente inventada de nuevo por ingenuos filántropos occidentales, que la convirtieron en una religión que tenía poco parecido con la original.

     Por ejemplo, la lista de los "Diez Principios Básicos de los Bahá'i" es un descarado brebaje promocional. Muchos de los diez artículos no serían considerados como "principios básicos" por ninguna revisión objetiva de textos Bahá'i. Ellos fueron insertados para "vender la fe" y atraer a autoproclamados progresistas.

     Los astutos nuevos promotores transformaron a Bahá'i en una religión basada en la mercadotecnia que enfatiza la licuefacción religiosa (todas las religiones se pulverizan en una), el feminismo y la "igualdad racial", la que naturalmente resultó en una marcada mezcla de razas entre los Bahá'is.


Creyentes Verdaderos

     Aunque al principio los Bahá'is sólo promovieron la "igualdad racial", ellos ahora han convertido en un fetiche el matrimonio mezclado y las adopciones inter-raciales. Es una especie de "alto sacramento" tácito de los Bahá'i totalmente comprometidos.

     La Fe Bahá'i ha sido durante años cuidadosamente presentada a los estadounidenses Blancos con la ingeniería de imagen de la industria publicitaria, diseñada específicamente para apelar a las personas de raza blanca racialmente inconscientes y acongojadas por la vergüenza de ser Blanco inducida por los medios.

     Los Blancos ingenuos entran en "la fe" con la idea de que los problemas del mundo son causados principalmente por el "racismo", el "prejuicio" y las "divisiones religiosas". Este es un entendimiento deformado y superficial del mundo y de la condición humana. Esta cosmovisión ha sido cuidadosamente cultivada para los Blancos jóvenes por elitistas anti-gentiles que controlan los medios occidentales de comunicación, y que procuran crear la "diversidad" racial en su país anfitrión de modo que ellos puedan funcionar libremente y alcanzar la dominación sobre sus anfitriones Blancos.


Los Baha’is y los Judíos: una Relación Simbiótica

     Una relación simbiótica se desarrolló entre los Bahá'is y los judíos, en los cuales la agenda Bahá'i sirve a la agenda judía, y viceversa. Para entenderlo usted primero tiene que entender que:

1) Los judíos, en general y sobre todo sus dirigentes, no se consideran a sí mismos como miembros de la raza Blanca. La mayor parte de los Blancos no se da cuenta de esto, y esto le conviene a la clase dirigente judía muy bien. Sirve a sus intereses raciales el que los gentiles piensen que "judío" se refiere simplemente a una religión.

2) Los judíos tienen realmente una identidad racial muy fuerte.

3) Los judíos han visto a los Blancos como sus únicos serios competidores raciales y adversarios durante siglos. Los judíos están involucrados en una guerra racial encubierta de largo aliento con los Blancos, pero ahora sólo los judíos están "en sus puestos" y conscientes de ello, que era lo que se pretendía.

4) La estructura de poder judía ha favorecido una estrategia de debilitar a los Blancos por medio de:

a) reducir su conciencia racial, o de dar a los Blancos una conciencia racial negativa, y

b) alentar el inter-matrimonio de los Blancos con hombres no-Blancos.

 

     IMAGEN: La Bahá'i "Casa Universal de Justicia" está esculpida en una montaña en Israel. Es la declarada futura sede de un gobierno mundial.


La Estafa Racial

     Mientras los judíos trabajan para hacer a los Blancos racialmente inconscientes, o para darles una conciencia racial negativa, e ideas negativas sobre el orgullo racial Blanco, los judíos conservan su propia identidad racial muy fuerte. Ellos están conectados como un grupo racial para sus propios intereses. Mientras los Blancos llegan a estar menos racialmente cohesivos, los judíos se hacen cada vez más racialmente cohesivos, sobre todo por tener su propio Estado, Israel. (Los judíos constituyen la única raza que tiene su propio país, explícitamente definido en la ley. El gobierno israelí exige la lealtad a Israel con un lenguaje muy específico que debe ser usado: "la lealtad a Israel como un Estado judío" [1]. Incluso los políticos estadounidenses deben recitar aquel mantra [2]. Los Blancos, por otra parte, ya no tienen sus propios países, y cualquier nación con mayoría Blanca que ha tratado de hacer aquello en los años recientes, ha sido denigrada despiadadamente).

[1. http://demosthenes.blogspot.com/2010/10/israel-requires-loyalty-oath-to-jewish.html].
[2. http://news.antiwar.com/2010/10/12/us-committed-to-israel-as-jewish-state/].

     Los judíos funcionan en la sociedad Blanca en muchos niveles, pero su objetivo es siempre reducir la identidad racial y la cohesión de los Blancos. Ellos creen que esto hace el medioambiente "seguro" para ellos y para su continuado poder y prosperidad en las naciones de otros pueblos. Además, actuando como el único colectivo racial permitido, ellos terminan por tener poder y dominio sobre la nación anfitriona de los gentiles que deja de actuar colectivamente para sus propios intereses raciales.

     Tres importantes vías en que los judíos trabajan para la destrucción racial Blanca son:

1) Mediante la promoción de la inmigración de color en los países Blancos.

2) Mediante la promoción de actitudes anti-Blancas en todas las escuelas, colegios y universidades.

3) Mediante mensajes en los medios de comunicación que sean anti-Blancos y que aboguen por los no-Blancos.

      Los judíos hacen la mayor parte de su trabajo por medio de los mensajes que ellos colocan en sus medios, los que ellos ahora controlan en un alto grado [3].

[3. http://www.realnews247.com/who_rules_america_updated_2004.htm].


El Programa de los Medios judíos para la Gente Blanca

     Desde antes de los años '50, los controladores de los medios judíos de comunicación han estado insertando constantemente cada vez más los mensajes siguientes en el contenido de sus medios:

1) "Los Blancos son opresores y explotan a otras razas".

2) "Los Blancos son malos".

3) "Las razas realmente no existen".

4) "Nuestros antepasados Blancos eran simplemente gente innoble, hipócritas o embaucadores que han cometido muchos crímenes".


Siete Elementos de la Agenda de los Medios

1) Presentar a los Blancos como ridículos, ineficaces, hipócritas, poco atractivos o malvados —sobre todo a los varones Blancos. (El personaje televisivo Archie Bunker es uno de los muchos ejemplos). Los cineastas judíos frecuentemente eligen a actores estereotípicamente Blancos —a menudo rubios y de ojos azules— para retratar a personajes malvados.

2) Evitar las imágenes positivas de los Blancos, en particular de los varones Blancos, y especialmente figuras masculinas de autoridad Blancas. (Los judíos adoptan un enfoque diferente con la mujer Blanca, y básicamente la engañan y la usan contra sus propios hombres, y contra sus propios verdaderos intereses. Esto explica por qué los judíos han sido fuertes promotores de las formas más extremas del feminismo).

3) Evitar presentaciones positivas de la cultura histórica Blanca y de la historia de los Blancos.

4) Enfocarse de una forma obsesiva en noticias e historias que impliquen "racismo" o "prejuicio" y especialmente injusticias percibidas de los Blancos contra Negros y judíos. (El foco incesante sobre historias de atrocidades "nazis" durante la Segunda guerra Mundial es un ejemplo de esto). Evitar representar el odio racial de los Negros contra Blancos, o de los judíos contra los gentiles.

5) Crear una atmósfera negativa alrededor de todos los casos de auto-conciencia racial o auto-determinación de los Blancos (la gente Blanca racialmente consciente es siempre "odiadora", "racista", "nazi", etc., en los medios de comunicación poseídos por los judíos.

6) Promover y defender a los Negros, y colocarlos en papeles positivos y de poder sobre los Blancos.

7) Introducir gradualmente cada vez más imágenes de la mezcla racial (llamada "diversidad"), de relaciones y matrimonios inter-raciales, y de adopciones de niños de otras razas.


La Utilización del Negro como un Freno contra la Cohesión Blanca

     Los judíos tienen una relación especial con los Negros y los usan de un modo poderoso. Ellos los usan como un "lastre" racial para liquidar la identidad y la cohesión racial de los Blancos.

     Los fundadores originales de la NAACP (Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color) eran en su mayoría judíos. El consejo directivo original tenía sólo a un Negro. Casi todo el programa "anti-racista" de "acepte al hombre Negro", desde antes de los años '50 ha sido judío en su origen. Los Negros ciertamente no crearon las aplanadoras gemelas de la cuasi-religión de la "igualdad racial" y de la "Acción Afirmativa" [discriminación positiva], la asociación racial forzosa que destruye el sistema.

     Los judíos, por supuesto, son lejos demasiado inteligentes para creer en algo tan absurdo como la "igualdad racial", y en privado ellos son despectivos con los Negros de modos que harían ruborizarse a la mayoría de la gente Blanca. Ellos defienden al hombre Negro sólo como una estrategia para darse rienda suelta en la sociedad Blanca, inhabilitando a su único serio competidor racial.

     Los judíos saben que los Blancos han tenido históricamente una fuerte aversión instintiva a mezclarse con los Negros. Forzando la presencia de los Negros sobre los Blancos de cada modo posible, los judíos usan a los Negros como un arma. Su objetivo táctico es la liquidación completa de la conciencia racial Blanca. Su objetivo estratégico es la destrucción de la raza Blanca a nivel genético.

     Mientras tanto, los judíos retienen su fuerte identidad racial y, en términos generales, siguen practicando la endogamia. (Es contra la ley ahora en Israel para un judío casarse con un no-judío. Una ley para el hombre Blanco, y completamente otra ley para los judíos).

     Los judíos saben que el hombre Negro nunca podrá ser un verdadero competidor racial contra ellos como el europeo sí lo puede ser. De manera que es un riesgo muy pequeño para el judío el defender y elevar al Negro. Sólo una raza Blanca muy débil, con una débil conciencia racial, podría ser dominada alguna vez por los Negros, y los judíos saben esto. Al defender al hombre Negro entre y sobre los Blancos, los judíos "demuestran" el debilitamiento de la conciencia racial Blanca, haciendo al mundo —piensan sus líderes— completamente "seguro" para ellos y para las futuras estrategias judías. Mientras tanto, como la mezcla de razas se difunde, los judíos apuestan a que ellos sobrevivirán intactos como raza (debido a siglos de cohesión racial), pero NO LOS GENTILES.

     Los judíos benefician a los Bahá'is enviándoles reclutas, jóvenes Blancos llenos de "vergüenza Blanca" y una conciencia racial distorsionada. Mientras tanto, los Bahá'is benefician a los judíos trabajando para dividir a la raza Blanca mediante propaganda "religiosa" de mezcla de razas y de mestizaje real.


El Espiritual Fingido No Es Espiritual

     A pesar de que su fundador repetidamente se refiriera al mundo como "polvo", una obsesiva atención en lo externo y un deseo de "arreglar el mundo" convierte a los Bahá'i en seres de deseos externos con el peso del mundo sobre sus hombros, en vez de desarrollar en ellos verdaderos intereses espirituales, espiritualidad o internalidad.

     Los Blancos que crecieron en décadas recientes terminan con poca o ninguna comprensión de las virtudes especiales de su raza, y desarrollan una actitud negativa acerca de ser Blanco, e incluso sobre la existencia misma de razas distintas. Como los Blancos son sensibles y nobles, los jóvenes Blancos sufren angustia con el mensaje de los medios que se refiere a la "opresión cometida por los Blancos".

     Los jóvenes Blancos alimentados por los medios de comunicación concluyen que la cura para los problemas humanos es liquidar las razas y las religiones, y hacer de toda la Humanidad miembros de una sola religión [4]. Este proceso de pensamiento implantado, con sus prefabricadas soluciones para problemas imaginarios, es lo que conduce a los Blancos a afiliarse a la religión Bahá'i.

[4. http://bci.org/prophecy-fulfilled/index.htm].

     Los Negros se afilian a la fe Bahá'i porque ella quita las barreras sociales para ellos, permitiendo el acceso de los varones Negros a mujeres Blancas [5].

[5. http://www.bahaithought.com/2008/08/colors-of-love.html].

     La moderna campaña de relaciones públicas de los Bahá'i ha incluído la supresión de la foto de Bahá con que comenzó este artículo, y también, sorprendentemente, la supresión de su propio "libro más sagrado", el Libro de Leyes Bahá'i.

     Ambos son elementos peligrosos que podrían provocar un rechazo en personas Blancas sensibles. Ellos tuvieron que ser manejados "delicadamente". Los Bahá'is Blancos realmente son gente sensible. El rostro decepcionante de Bahá'u'lá podría sacudir su fe. Ninguna persona sensible podría mirar aquel cuadro y retener la creencia en la naturaleza divina de la fe Bahá'i.

    La religión Bahá'i se parece a una capa de agua subterránea que ha estado silenciosamente inyectando veneno en nuestro suministro de agua espiritual desde hace un siglo.–


No hay comentarios:

Publicar un comentario