BUSCAR en este Blog

viernes, 8 de marzo de 2013

Sobre el Chantaje Emocional de los Médicos



     En vactruth.com se publicó en Diciembre recién pasado este artículo que hemos creído conveniente traducir por su eventual interés. Jeffry John Aufderheide es el padre de un niño dañado como resultado de una vacunación. Como editor de VacTruth.com, él promueve a profesionales de la salud cultos, el consentimiento informado, y la divulgación completa de y la responsabilidad por las reacciones adversa a las vacunas

Cinco Poderosos Inductores Psicológicos que
Vuestro Médico Usa para Vacunar a Vuestro Hijo
por Jeffry John Aufderheide
18 de Diciembre de 2012




     Muchos médicos quisieran que las madres permanecieran silenciosas y sólo vacunaran a sus hijos.

     Si usted ha estado alguna vez en la oficina de un médico con un niño, usted sabe lo que quiero decir.

     Los médicos son conocidos por aplicar presión psicológica a los padres que cuestionan las vacunas. ¿Tal vez usted ha experimentado esta presión?.

     Aquí hay cinco inductores (triggers) psicológicos que los médicos usan contra usted, el padre, y algunas sugerencias que usted puede usar para superarlos.


INDUCTOR PSICOLÓGICO N°1: EL PODER DE LA AUTORIDAD

     Éste es uno de los inductores psicológicos más poderosos, como usted verá.

     Los médicos están en una posición de autoridad: Ellos fueron a la escuela de Medicina (y usted no). Este solo hecho los pone en una posición única y usted está pagando por el consejo que él le dé.

     La sociedad en general hace presunciones de que los médicos conocen la mejor información absoluta para vuestra salud acerca de todos los temas, especialmente acerca de las vacunas. A menudo los médicos repiten la información dada a ellos por los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) y la Administración de Drogas y Alimentos (FDA).

     La presunción del médico es ésta: si la FDA aprueba una medicina y el CDC lo recomienda, debe ser seguro. ¿Quizá ellos no han escuchado de las 100.000 MUERTES cada año producto de reacciones adversas a medicinas (aprobadas por la FDA)?.

     Llevado al extremo, algunos médicos abusan de su poder de una manera depredadora. La naturaleza de su autoridad adquiere una calidad parecida a la de un matón.

     ¿Debería usted escucharlos en lo referente a las vacunas?. Después de todo, ellos llevan puesto un delantal blanco.

Ejemplos del Poder de la Autoridad:

    Stanley Milgram ideó experimentos que sugieren que la gente está simplemente siguiendo órdenes, a pesar de la violación de sus creencias morales más profundas. [http://es.wikipedia.org/wiki/Experimento_de_Milgram].

    «Según el profesor Michael Cohen, "caso tras caso, los pacientes, las enfermeras, los farmacéuticos, y otros médicos no cuestionan la prescripción". "Un médico ordenó que gotas para el oído fueran administradas al oído derecho de un paciente que sufría dolor e infección allí. Pero en vez de escribir completamente la posición "oído derecho" ("right ear") en la prescripción, el médico lo abrevió de modo que la instrucción decía "poner en el oído D" ("place in R ear"). Tras recibir la prescripción, la enfermera responsable puntualmente puso el requerido número de gotas del oído en el ano (Rear) del paciente... Pero ni el paciente ni la enfermera lo cuestionaron» [Cialdini, Robert (2007), "Influence. The Psychology of Persuasion", HarperCollins Publishers, Págs. 219-220].

Lo que Usted Puede Hacer:

     Comprenda que el médico puede no tener tanto conocimiento o entrenamiento en vacunas como usted piensa. La palabra latina para doctor es "docere", que quiere decir "enseñar". ¿Le enseña su doctor cómo construír una mejor salud, o él está usando su posición para convencerlo a usted de que se inyecte a su hijo?.

     Los médicos sólo tienen la cantidad de poder que usted les da. Ellos no pueden garantizar que una vacuna funcionará, ni tampoco ellos pueden garantizar que será segura.

     ¡Reconozca que el poder reside en USTED!. ¡La elección es suya para decir SÍ o NO!.


INDUCTOR PSICOLÓGICO N°2: HACER SENTIR CULPA O AVERGONZAR AL PADRE

     Otra táctica común es hacer a un padre sentirse mal por tan sólo cuestionar las vacunas.

     Esto toma la forma de insultar con aspereza al padre. También podrían ser observaciones o comentarios solapados (comportamiento pasivo-agresivo). ¿El resultado previsible?: Esto llena al padre de culpa o vergüenza por cuestionar al médico.

     Por su parte, el padre puede tener preguntas sin contestar, pero de mala gana sigue las órdenes del doctor y vacuna a su niño.

     Éste es un inductor psicológico muy poderoso cuando se combina con el poder de la autoridad en un escenario de uno-contra-uno.

Ejemplos de Hacer Sentir Culpa y Avergonzar:

     Los médicos (y enfermeras) han sido reportados diciendo cosas muy crueles a padres que cuestionan las vacunas o que no vacunan, tales como:

    ― Usted es un parásito de la sociedad.
    ― Usted está siendo irresponsable.
    ― Usted es un mal padre.
    ― Usted no es un médico.
    ― Su hijo no puede ir a la escuela sin vacunas.
    ― Su hijo morirá sin vacunas que "salvan la vida".
    ― Usted está evadiendo la responsabilidad de la inmunidad colectiva de la sociedad.
    ― Usted está consiguiendo las ventajas de la vacunación sin pagar el precio.
    ― Usted es una "Mamá de Internet".
    ― Usted no entiende la ciencia.
    ― Usted no se preocupa por la salud o el futuro de su hijo.
    ― Su ignorancia está causando que las enfermedades regresen.

Lo que Usted Puede Hacer:

     Reconozca este comportamiento por lo que es: una forma de comportamiento pasivo-agresivo que proviene de las inseguridades del médico. Es pura emoción.

     La mayor parte de las madres asisten a los chequeos de salud del bebé por sí mismas. Haga que su esposo o un buen amigo que apoye su decisión vaya con usted a la consulta del médico.

     Aquí hay algunas preguntas sugeridas que usted puede hacer a su pediatra. Naturalmente, use su propio discernimiento:

― ¿Leerá usted en voz alta y examinará conmigo los ingredientes de la vacuna que usted tiene la intención de inyectar en mi hijo?.

― ¿De qué manera los ingredientes combinados en las vacunas harán a mi hijo más sano?.

― Si las vacunas funcionan, ¿cómo es que mi hijo es una amenaza para los niños vacunados?.

― Si las vacunas funcionan, ¿para qué entonces las dosis de refuerzo?.

― Puesto que cada niño es diferente biológicamente, ¿cómo sabe usted cuándo una vacuna funcionan y cuándo no?. ¿Cómo usted verifica eso?.

― ¿Qué pruebas científicas realiza usted antes y después de la vacunación para descartar que mi hijo tenga una reacción adversa?.

― Si usted inyecta a mi hijo con vacunas múltiples a la vez, si hay una reacción adversa, ¿cómo sabe usted cuál vacuna es la culpable?.

― ¿Puede usted mostrarme los estudios de seguridad sobre los efectos de inyectar vacunas múltiples al mismo tiempo?.

     Nota: Su médico no sabrá probablemente las respuestas a estas preguntas y se enfadará con usted. ¡Si ellos se enfadan, usted puede experimentar el inductor psicológico N°4 inmediatamente!.


INDUCTOR PSICOLÓGICO N°3: SENTIDO DE URGENCIA

     Si usted no está preparado, este inductor psicológico particular lo tomará a usted por sorpresa. De la siguiente manera:

     Cuando usted se encuentre en un entorno médico ―la oficina del médico, la sala de parto en el hospital, una sala de emergencia, etc.― los médicos usarán este medioambiente con un lenguaje cargado emocionalmente para vacunar a su niño.

     Una advertencia: las enfermeras pueden ser muy agresivas en esta manera también.

     Las enfermeras pueden inyectar a un bebé en cualquier oportunidad después del nacimiento: en los brazos de la madre sin preguntar (me sucedió), mientras el bebé está siendo "lavado", o mientras el bebé está siendo circuncidado [?].

Ejemplo de Sentido de Urgencia:

     Uno de los ejemplos más indignantes que me han contado es el de una conocida mía. Llamémosla Angie.

     El niño de Angie tenía su dedo casi cortado por un extraño accidente en su casa. Con el dedo del niño colgando y teniendo que ser tratado, el médico de la sala de emergencia ¡comenzó a presionar a la madre para tener a su niño vacunado inmediatamente!.

     Si él no lograba vacunarlo en ese mismo momento, el niño estaba en peligro inminente de adquirir ¡una "enfermedad que amenazaba su vida"!. ¿Puede usted creerlo?.

     Ella se mantuvo firme y le dijo al médico que su hijo ya había sufrido bastante.

Lo que Usted Puede Hacer:

     ¿Por qué tiene usted que ser vacunado inmediatamente?. Si usted hace preguntas y quiere averiguar más información sobre los tóxicos productos químicos y los peligrosos agentes biológicos que un médico inyecta en su niño, usted debe tener ese derecho.

     Reconozca que su médico puede usar un lenguaje cargado emocionalmente. Aquí hay algunas palabras clave que son inductores psicológicos, para que esté alerta cuando su médico se refiera a las vacunas:

    ― Referirse a las vacunas como que son "salvadoras de la vida".
    ― Referirse a las vacunas como que son "seguras y eficaces".
    ― Referirse a las vacunas como que son de "ningún riesgo" o de "muy poco riesgo".
    ― Utilizar las palabras "muerte", "debilitación", y "enfermedades mortales" mientras se refiere a "enfermedades evitables por la vacuna".
    ― Utilizar los términos "vacunas" e "inmunización" de modo intercambiable como si ellos tuvieran el mismo sentido.


INDUCTOR PSICOLÓGICO N°4: TEMOR A LA PÉRDIDA

     El temor a la pérdida se ha convertido recientemente en un término de moda favorito para los pediatras.

     Esta táctica relativamente nueva es llamada "Despidiendo a Su Paciente" y proviene de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP). Aquí se ve cómo este inductor psicológico funciona:

     Si un padre cuestiona las vacunas o lo que el médico dice en cuanto a la vacunación, el médico simplemente le dice al padre que él ya no será el médico de la familia.

     Este método funciona sumamente bien porque pone a la madre en un estado tensional basado en el miedo. Se le dice que vacune a su niño inmediatamente o que perderá a su médico. Afortunadamente hay respuestas y ésta es sólo otra táctica de manipulación.

Ejemplo de Temor a la Pérdida:

     Esta conversación simulada entre un médico y una paciente está inspirada por un comentario dejado por Shawn Siegel en un artículo reciente e ilustra el punto maravillosamente.

Pediatra: Ya hemos medido y pesado a su hijo. La enfermera estará dentro de poco con las vacunas.

―Jenny: Antes de que ella venga, ¿puedo hacerle unas preguntas sobre las vacunas?. Estoy un poco nerviosa.

―Pediatra: Por supuesto. ¿Sobre qué está preocupada usted?.

―Jenny: He estado haciendo investigaciones sobre los ingredientes de las vacunas y...

―Pediatra: ¿Dónde buscó usted esa información?.

―Jenny: En Internet...

―Pediatra: Usted no puede confiar en todo lo que usted lee en Internet. Hay mucha mala información ahí. Los ingredientes de las vacunas están en tan pequeñas cantidades que usted no tiene nada de qué preocuparse. ¿Piensa usted que la FDA o los Centros para el Control de Enfermedades permitirían que algo peligroso fuera puesto en las vacunas?.

―Jenny: No lo sé. El hijo de mi vecina quedó autista justo después de ser vacunado. Ella jura que fue la vacuna y...

―Pediatra: ¡Las vacunas no causan autismo!. Eso ha sido científicamente refutado. Las vacunas que salvan vidas son protectoras. No vacunar a su niño es irresponsable. Ahora si usted no tiene ninguna pregunta adicional, haré pasar a la enfermera.

―Jenny: ¿Pero todas estas vacunas inmediatamente?. ¿Se le puede poner a mi hijo sólo una hoy?. Me gustaría investigar estas otras vacunas un poco más antes de que se las pongan todas a la vez. He oído que podemos hacer un calendario alternativo.

―Pediatra: No hay nada más que hablar. Si usted no protege a su hijo según las pautas recomendadas, voy a pedirle que abandone mi oficina ahora mismo. Si su hijo muere de una enfermedad mortal, evitable por la vacuna, no tendré eso en mi conciencia.

Lo que Usted Puede Hacer:

     Primero, ¡esté consciente de sus opciones!.

     ¿Qué hacen los pediatras?: Ellos miden y pesan a su bebé, ¡y los vacunan!. ¿Le enseñan ellos sobre nutrición o prácticas de buena salud?. ¿Ha tratado usted alguna vez de pedirle a un pediatra que le dé un consejo sano sobre nutrición?. Si no es así o cree que no, entonces... siga leyendo

     Nosotros "despedimos" a nuestro pediatra cuando comprendimos lo que ellos realmente hicieron. Ahora vemos a un "amistoso" médico de cabecera, a un quiropráctico, a un nutricionista, a un naturópata, e incluso a un doctor en medicina osteopática (D.O.).


INDUCTOR PSICOLÓGICO N°5: LA PROMESA DE ESPERANZA

     Los médicos califican a las vacunas como una "medida preventiva" contra la enfermedad mientras ignoran completamente los importantes papeles que una mejor nutrición, el almacenamiento y manipulación de los alimentos, la limpieza y la higiene han jugado en la disminución de la enfermedad en la sociedad.

     Ellos quieren que usted crea que inyectar vacunas mezcladas con formaldehído, aluminio, glutamato monosódico y virus cultivados a partir de tejido animal protegerán a su niño de la enfermedad.

     Esto realmente es una promesa de una falsa esperanza. He aquí por qué:

     Los doctores aplican la misma "respuesta" (vacunas) a cada niño, esperando el mismo resultado. Los padres saben que no todo niño es biológicamente igual. ¿Saben eso los médicos?.

Ejemplo de la Promesa de Esperanza:

     Es posible que usted escuche analogías sobre cómo funcionan las vacunas. Una de las recientes favoritas compara a las vacunas con los cinturones de seguridad. Los médicos le dirán que si usted está vacunado, será como protegerse a usted mismo tal como si usted llevara puesto un cinturón de seguridad en un accidente automovilístico.

     Ellos dicen que las vacunas funcionan del mismo modo: ellas lo protegen a usted de cualquier futuro "accidente". Después de que su niño es vacunado, él está protegido.

     Aquí está el resto de la historia...

Lo que Usted Puede Hacer:

     Esto parece de sentido común y merece ser repetido: ¡La buena salud no llega a través del extremo de una aguja!.

     Sigamos con la analogía del cinturón de seguridad ya mencionada. El cinturón de seguridad no es llevado puesto sólo un par de veces. Para ser eficaz, usted debe llevarlo puesto cada vez que usted entra en el automóvil. La buena salud, del mismo modo, requiere su atención permanente.

     Aquí hay algunas sugerencias de sentido común que usted puede tomar ahora mismo y "llevar puesto su cinturón de seguridad" cada día:

    ― Lave sus manos 5 a 6 veces por día, sobre todo después de ir al baño o antes de preparar la comida.
    ― Beba agua limpia.
    ― Coma o beba el jugo de alimentos crudos orgánicos.
    ― Almacene y prepare adecuadamente su comida

Aquí hay algunos de mis recursos favoritos en cuanto al tema:

    ― Investigue el efecto que la nutrición tiene sobre la enfermedad. Dos nombres para investigar son Francis Pottenger y Weston Price.
    ― Examine la importancia del lavado de manos en la reducción de la enfermedad. La importancia de este hecho fue descubierta en 1847 por Ignaz Semmelweis.
    ― Reconozca que la comida mal preparada o mal almacenada puede ser una fuente enorme de enfermedades.
    ― Lea artículos en NaturalNews.com y Mercola.com
    ― Finalmente, conozca sus derechos y las leyes de exención de vacunas de su Estado. Usted puede encontrar más información en http://nvic.org


CONCLUSIÓN

     Los médicos fomentan la vacunación, y muchos usan realmente una combinación o todos los cinco inductores psicológicos mencionados anteriormente. Mucha gente no está consciente de que está siendo manipulada  y los padres confiados son incluso más vulnerables a esta presión.

     Finalmente, la única manera para no ser afectado por estos inductores psicológicos es ser un padre informado. Lea libros y los folletos de los envases de las vacunas. Esta información le dará la confianza y el coraje que usted necesita para resistir a un médico emocional.-


No hay comentarios:

Publicar un comentario