BUSCAR en este Blog

lunes, 4 de marzo de 2013

John Kaminski - La Revolución Se Ganará en un Solo Día



     Presentamos ahora la traducción de la parte 30 de la serie The Nature of the Next Chapter de John Kaminski, publicada hace poco más de tres años. La soberanía supranacional de una élite intelectual y unos banqueros mundiales es ciertamente preferible a la autodeterminación nacional practicada en los siglos pasados: así se expresa cierta gente en las cúpulas del poder, con una soberbia desmedida y desaforada que entraña su propia ruina. Esto nos hace notar como siempre Kaminski, cada vez con distintas tonalidades.


La Revolución Se Ganará en un Solo Día
PERO ¿QUIÉN SALVARÁ A LOS JUDÍOS
UNA VEZ QUE EL MUNDO SEPA LO QUE ELLOS HAN HECHO?
por John Kaminski
8 de Diciembre de 2009




     La revolución final por la libertad humana será ganada en un solo día, no por medio de bombas, hambre, envenenamientos masivos o vaporización electrónica, sino por unas cuantas frases bien elegidas, pronunciadas precisamente en el tiempo y lugar oportunos, que encenderán una luz que iluminará la oscuridad de una bestia que nos ha afligido durante más siglos que los que acertadamente podemos contar.

     Esto ocurrirá en un solo día, porque la red serpentina de la bestia sumerge el planeta entero con su autodestructiva avaricia de chantaje, y todos en todas partes comprenderán simultáneamente que no es la filosofía de la ganancia la que ha convertido nuestro planeta en una ceniza enferma, sino más bien las políticas de una cierta colección de tontos megalomaníacos que controlan cada último dólar en el mundo, o casi. Son ellos los que son directamente responsables de todo este caos insensato y destrucción inútil, y somos nosotros la gente rebañiega los que somos secundariamente responsables de tolerar sus malvados métodos de control de la mente todos estos años.

     Nosotros proletarios somos sólo números en el libro de contabilidad de algún rico ladrón judío vinculado a alguna red mundial de sinvergüenzas que se esfuerzan por hacer de todos nosotros zombis medio muertos obligados con complejos planes de pago sin que tengamos voz en nuestro destino.

     Todo lo que se necesita para liberarnos de esta extraña servidumbre de endeudamiento es entender lo que los judíos han hecho al mundo a través del tiempo, y cómo ellos están bien avanzados actualmente en su objetivo de matar o esclavizar a todos los no-judíos del mundo, cumpliendo así las órdenes de su secreto "libro santo", el Talmud, el cual es una atrocidad psicológica que ha dado lugar al control de ELLOS de TODOS los sistemas que NOS controlan.

     No comprender esto es garantizar su futuro como un esclavo mentalmente controlado, y muy probablemente, su muerte inminente y antinatural.

     Lo que los judíos han hecho al mundo... ¿qué exactamente han hecho ellos?.


1. Ingeniería social de la realidad mediante la edición de la Historia.               

     Desde los tiempos más antiguos, los criminales innatos que más tarde llegaron a ser conocidos como judíos tuvieron la ventaja natural de ser comerciantes itinerantes (caravaneros), y su conocimiento de múltiples culturas imbuyó en ellos una ventaja empírica sobre poblaciones sedentarias confinadas a una pequeña ciudad o país, quienes eran, usted podría decir, blancos fáciles.

     De verdad siento decir a muchos de ustedes que la plantilla para el engaño que ha sido seguida todos estos años fue una creación del cristianismo en 325 d.C., que enseñó a cada uno a poner la otra mejilla cuando la Mano Escondida hurgaba en los bolsillos de ustedes. Se enseñó a la gente a visualizar su seguridad en base a una promesa que nunca podría ser cobrada excepto en la manipulada imaginación del creyente.

     La creencia en algo que no podría verosímilmente ser verdadero es el mismo mecanismo mental que se necesita para creer que nuestro actual sistema bancario es un negocio honesto.

     La similitud de la proposición, la autoridad y la parafernalia nos conducen a creer que de alguna manera la religión y la banca han sido cortadas desde la misma tela. La lógica que lleva a creer en algún gran dios que dirige todo desde encima es el idéntico salto de fe que lleva a tomar prestado dinero bajo interés compuesto. Confíe en nosotros en esto, dicen ellos. Y debido a la manera en que hemos sido construídos ―organismos temerosos y finitos― así lo hacemos.

     El gran visionario de ciencia-ficción H. G. Wells anotó el pensamiento de que el progreso mental y moral de la Humanidad se detuvo en los años 1770. El nombre más asociado con este cese repentino en la evolución sería Rothschild.

     El control del dinero condujo al control de todo lo demás, y a la bastardización de cada disciplina conocida por el Hombre para beneficio del grupo parásito alojado, los invasores mongoles conocidos como ashkenazis, que deliberadamente decidieron aliarse con los peores de todos los bandoleros posibles, los sefarditas, quienes asociados, astuta y pacientemente, saquearon todos los blancos fáciles en el mundo.

     El control de los medios de comunicación hizo posible todas sus estafas. Ésta es la Regla número 1.

     David Rockefeller muy conocidamente lo dijo mejor:

     «Estamos agradecidos del Washington Post, del New York Times, de la revista Time y de otras grandes publicaciones, cuyos directores han asistido a nuestras reuniones y han respetado sus promesas de discreción durante casi cuarenta años. Habría sido imposible para nosotros desarrollar nuestro plan para el mundo si hubiéramos estado sujetos a la luz de la publicidad durante aquellos años. Pero ahora el mundo es más sofisticado y está preparado para marchar hacia un gobierno mundial. La soberanía supranacional de una élite intelectual y unos banqueros mundiales es ciertamente preferible a la auto-determinación nacional practicada en los siglos pasados».


     Tener la mayor parte del dinero les dio la ventaja en los negocios, y ellos a perpetuidad capturaron todas las industrias valiosas en el mundo: el petróleo de Rockefeller, los ferrocarriles de Morgan, la política de Marx, las drogas de Sassoon para China, los esclavos de Monsanto, el oportunismo bancario de Lehman, la psicología de Freud, el Hollywood de Meyer, la física de Einstein, el monopolio de la música de Irving Berlín, el timo de la Reserva Federal de Warburg, la bomba del infierno judía de Oppenheimer, las amas de casa de Betty Friedan, los hippies de Abbie Hoffman, los licores de Bronfman, los asesinatos de Henry Kissinger, las comedias de situaciones de Norman Lear, las computadoras de Bill Gates... etcétera.

     Quizás los delitos más atroces de los judíos están en el área de la medicina. Uno no puede sino recordar la proscripción del antiguo Imperio otomano en contra de que los judíos practicasen la medicina, porque en el Talmud dice que los judíos deberían convertirse en médicos para que les sea permitido matar a los goyim en una variedad más amplia de formas. ¿Dice usted el tratamiento del cáncer?, ¿las tapaduras con mercurio?, ¿el fluoruro?, ¿el timerosal?, ¿el escualeno?, ¿el uranio empobrecido?... El envenenamiento con plomo dio cuenta de la antigua Roma. De los bebés de Chicago también. La vaca loca debe volver a casa pronto.

     John D. Rockefeller primero vendió petróleo como un elíxir medicinal antes de que él averiguara que aquél realmente podía quemarse. A Jonas Salk se le dio un Premio Nóbel por una vacuna que dio a cada uno la poliomielitis, una falsa enfermedad que era realmente envenenamiento con plomo industrial que sobornó a científicos médicos disfrazados con una retórica de fantasía.

     Después hay elíxires más recientes: el Gardasil, que ha destruído ya a futuras generaciones de estadounidenses; el Prozac, la via rápida a zombilandia; la enfermedad de Morgellon, dicen ellos, viene de los chemtrails que ponen pequeños y escurridizos nanobots que provocan espasmos en vuestras deterioradas venas. Cuente con que todas éstas son innovaciones judías. Cuente con que su doctor, si él está convencionalmente entrenado, le prescribirá cosas que lo matarán a usted.


2. La cosecha de los judíos

     ¿Ha perdido usted a un ser amado en alguna guerra?. A Cindy Sheehan le ha ocurrido, y después de años de llorar en público, ella se atragantó con la bandera estadounidense. Los periódicos la consideraron como una chalada anormal. Imagine eso: una madre cuyo hijo no fue asesinado por ninguna razón honesta [en Iraq], siendo llamada anormal, cuando todo lo que ella estaba tratando de hacer era señalar la mentira que a todos y cada uno de nosotros ha desgarrado el alma directamente de nuestros corazones, cuando nos estremecemos por una confusión incierta en esta fea sopa de realidad fabricada.

     El famoso profesor berlinés Werner Sombart pronunció este inmortal axioma: "Las guerras son la cosecha de los judíos".

     Más notable en nuestra acusación mundial de los crímenes judíos contra la Humanidad son las muertes innecesarias provocadas por la usurpación encubierta de, a estas alturas, prácticamente cada gobierno en el mundo. El mejor lugar para ver esto con todo su colorido histórico está en el libro del capitán Ramsay "The Nameless War", que está en mi sitio web y que también ha estado durante años ―supe recientemente― en los sitios de Daryl Bradford Smith (http://www.iamthewitness.com) y Jackie Patru (http://www.sweetliberty.org).

     En Ramsay usted ve de un vistazo la penetración judía de Inglaterra (Cromwell), Francia (Napoleón, la marioneta renegada de los Rothschild), Rusia (judíos de Nueva York que cambiaron sus nombres y se convirtieron en el Politburó), Alemania (los veredictos de Nuremberg fueron una farsa, tal como el linchamiento de Sadam Hussein), y finalmente, y más completamente, Estados Unidos (Roosevelt y su mano derecha Nelson Rockefeller).

     Hablando de guerras, estamos hablando de la Reserva Federal, el mismísimo gobierno en las sombras que nos ha extraído nuestro dinero duramente ganado durante más de un siglo mientras ha sido protegido por las marionetas bien entrenadas que se hacen pasar por Presidentes que los banqueros mismos han elegido para conducirnos. ¿Y cómo han llevado a cabo esto ellos?.

     Al tomar el control subversivo de todos nuestros medios ―desde las escuelas, pasando por las películas y la televisión, hasta las opciones del computador― todos los caminos posibles del esfuerzo humano están saturados por esta influencia pornografizadora que es decididamente judía. El rasgo distintivo de todos los actores exitosos de Hollywood es que los mejores actores no-judíos deben ser completamente degradados de una manera depravada antes de que ellos consigan sus premios Oscar.

     Cuando la arquitectura judía de Las Vegas de Bugsy Siegel se convirtió en la norma para el desarrollo en Estados Unidos en los años '40, tal nihilista inconformismo se convirtió en la ética de moda hacia los años '60, y las actividades revolucionarias surgieron en los campus universitarios estadounidenses, fomentadas por una serie de drogas distribuídas por la CIA.

     La plantilla de desestabilización judía tan exitosa en Inglaterra, Francia, Rusia, Alemania y la mayoría de los otros países en el mundo, a estas alturas, en 2009 d.C., casi ha sacudido el mundo entero en pedazos, al hacer del dinero la pieza central del foco de cada uno, causando que todas las otras áreas del pensamiento humano se hayan contaminado y disminuído por causa de la avaricia.

     El poeta Robert Lowell una vez escribió que nada bueno podría ser escrito alguna vez si fuera escrito por dinero. Y sin embargo hoy en día prácticamente todo es escrito para ese mismo propósito, lo que es una apreciación instructiva para la razón de la calidad sistemáticamente pobre de la comunicación contemporánea.

     Lo importante a saber es el número de víctimas causado por la Revolución bolchevique, que en los últimos días de Stalin estaba controlada por Nelson Rockefeller, que era también el consejero superior de Franklin Roosevelt. Sesenta y seis millones de no-judíos fueron asesinados por un Estado soviético financiado por banqueros judíos de Nueva York. Ésta es la historia estadounidense importante para usted.

     La televisión judía rebatió al senador Joseph McCarthy cuando el senador de Wisconsin, alimentado por la investigación de Eustace Mullins que había sido encargada por el encarcelado poeta Ezra Pound, nombró a los comunistas inclinados a subvertir la Constitución.

     Tanto Mullins como Pound, sin embargo, fallaron en percibir totalmente el poder del monstruo judío del dinero y de los medios. Aunque Pound fuera encarcelado durante 13 años y los libros de Mullins fueron quemados en Alemania, el gran error que cada uno cometió fue no comprender que la palabra "comunista" era un exacto sinónimo para "judío". Y mientras estuvimos absortos en todos estos escándalos de tipo Whitewater [que involucró a Bill y Hillary Clinton], ellos crearon el Estado de Israel.

     Pero no escuchamos aquello. No pudimos. El estruendo del ruido blanco de los medios era simplemente demasiado poderoso. Las tendencias de desestabilización propuestas por (Jack) Kerouac y el poeta pervertido (Allen) Ginsberg atrajeron a los adolescentes hacia el nihilismo manipulado por los judíos. La imagen más alta que parece que los judíos quieren cultivar es llamar al hecho de orinar sobre un crucifijo como una forma de arte. Ésa parece ser la imagen-símbolo que ellos desean imbuír en la mente de los goyim.
                                                                                                                                       
     Francamente, considero aquel repugnante acto como la expresión más alta de su supuesta religión, el judaísmo, y desearía profundamente que el mundo despertara y viera lo que esto realmente significa. Esto realmente significa que ellos están orinando sobre el mundo, y éste no lo comprende.

     Pero ellos están definitivamente meando sobre nosotros, y debemos detenerlos ¡ahora!.


3. Patología comprobable

     Cada crimen es siempre cometido por alguien que no recibió amor en el tiempo y lugar apropiados. Todos nosotros tenemos que dejar de ser putas y fanáticos para una filosofía u otra y comprender que estamos todos en esto juntos, excepto aquel grupo de onanistas congénitos que orinan sobre crucifijos.

     Eso es como mear sobre la esperanza. Es una forma de nihilismo garantizado para destruír al practicante de ello y a todos los que lo rodean. Esto es precisamente lo que está infectando a nuestro mundo.

     La filosofía principal que apoya esto es el Talmud (y también, por extensión, el Antiguo Testamento). Lo que el dios mal parido pudo haber pronunciado es que estaba bien matar a otros, violar a sus mujeres y tomar su propiedad, porque sus seguidores estaban actuando en su santo nombre. ¿Qué tipo de retorcida mierda sociopática adolescente es ésta?.

     Palabras de un psicópata es lo que son. El dios del Antiguo Testamento, por el momento y para siempre, es mentalmente enfermo, y el Talmud es la ilustración diabólicamente perfecta de cómo aquella pervertida patología nos destruirá, si lo permitimos.

     No es correcto decir que usted es mejor que todos los demás porque su dios así lo dice. Eso es conocido como comportamiento anormal, según ha sido definido por las autoridades psiquiátricas judías. Eso es un complejo de superioridad, nacido del miedo y de la carencia de amor.

     El error básico de las religiones monoteístas consiste en que usted no puede conseguir el amor mediante la fuerza, y eso es lo que ellas han hecho mediante la coacción y la ingeniería social. Los judíos sólo torcieron la religión para inculcar en las mentes de los bovinos incompetentes que el verdadero Mesías era Israel, el pueblo judío, los proscritos caravaneros, los bandidos del otro lado del río.

     Los judíos adoran a los ladrones. Y en esto es en lo que hemos dejado que nuestro mundo se convierta.

     ¿Usted es un ladrón?. ¿Usted coopera con ello para que le vaya bien?.

     ¿Atenúa usted sus comentarios con una retórica políticamente correcta (pero atormentadora) para dejar que su oyente sepa lo que usted quiere decir, pero no el mundo entero alrededor de usted?. En televisión ellos dicen que así es la libertad. ¿Usted les cree?.

     La revolución será ganada en un solo día porque el mundo se despertará finalmente y verá que hacer lo correcto es mucho más importante para nuestra supervivencia que hacer lo provechoso.

     Cualquier religión que no pueda admitir que ha profanado la verdadera naturaleza de los dioses a través del tiempo no es digna de ser llamada su emisaria, ya que en nuestras naturalezas imperfectas es inevitable comprender mal el grandioso diseño hasta que finalmente entendamos, dejemos de preocuparnos, y sigamos adelante con la obra de la vida.

     Una cosa es cierta: cuando cada uno averigüe lo que los judíos han hecho al mundo, el mundo tratará a los judíos mucho más amablemente que lo que éstos han tratado al mundo, y de esta manera, con estrictos resguardos, se les permitirá amorosamente reincorporarse a la raza humana y tomar parte en su glorioso futuro.

     Siempre es incorrecto hacer pedazos las creencias de las personas que creen que la mejor cosa en la vida es el amor. Dejémoslos solos; ellos lo han resuelto; ellos estarán bien.

     La razón para que el tipo escribiera "No Robarás" es porque lo que realmente importa en esta vida es cuánto usted le agrada a su semejante y cuánto él lo respeta a usted. Sin él, usted no es nada.

     Así es cómo la revolución será ganada en un solo día. Para muchos de ustedes, aquel día es hoy, y un día, pronto, cada uno lo comprenderá, todos a la vez.-





No hay comentarios:

Publicar un comentario