BUSCAR en este Blog

sábado, 9 de marzo de 2013

Henry Makow - El Diablo y los Judíos



     Publicamos en castellano ahora este artículo de hace dos meses por cuanto nos parece que es un perfecto ejemplo de lo que le hemos venido escuchando a John Kaminski cuando denuncia que gente como Makow (judío él mismo) tergiversa la verdad al sostener que no todos los malvados son malvados sino que hay algunos malvados que son buenos (o que más bien no están al tanto del plan integral de sus líderes). El núcleo de Kaminski es que Talmud = Antiguo Testamento. Ése es el dato fundamental para no ser burlado. Henry Makow (henrymakow.com) recibió su doctorado en Literatura Inglesa de la Universidad de Toronto en 1982, y este breve artículo puede contener algunos datos aprovechables. Agregamos al final un par de comentarios de los lectores.


El Diablo y los Judíos
por Henry Makow
5 de Enero de 2013



Libro de un rabino muestra la escala y la continuidad
de la conspiración judía Illuminati.


«La traición nunca prospera. ¿Y por qué razón?
Porque si prosperara, nadie se atrevería a llamarla "traición"»
(John Harrington, 1561-1612)


     No hay ninguna entrada en Wikipedia para "The Devil and the Jews" (Yale University Press, 1943) o para su autor el rabino Joshua Trachtenberg (1904-1959). No hay ninguna reseña del libro en Internet.

     Nuestros amos judíos Illuminati han consignado este conocimiento al agujero de la memoria. ¿Por qué?.

     Cuando Europa era una teocracia cristiana, digamos de 1050 a 1650, el judaísmo era considerado como un culto satánico, y los judíos eran considerados como agentes del diablo.

     Estamos familiarizados con el complejo de persecución judío. Durante este período, los cristianos tenían un miedo paralelo. Ellos creían que los judíos los odiaban y al mismo tiempo confabulaban para destruír a la cristiandad. Ellos creían que el anhelado "Mesías" judío era de hecho el anti-Cristo.

     «Su asociación con esta abominable figura... asume proporciones realmente espantosas hacia el final de la Edad Media, cuando el parentesco judío con el anti-Cristo quedó definitivamente establecido y se esperaba que los judíos formaran la punta de lanza de sus legiones. Ellos no eran tan débiles... a juzgar por su número y su posición social. Por un terrible misterio, la horda judía escondida en algún sitio en el Este esperaba la señal para derramarse sobre la cristiandad y aniquilarla. Los rumores del nacimiento del anti-Cristo... después del siglo trece, mantuvieron a Europa nerviosa esperando la sangrienta irrupción de los "judíos rojos"...» (págs.39-40).

     Los judíos fueron acusados de coludirse con los invasores mongoles en las fronteras del Este. Ellos tenían la misma probabilidad de profanar una iglesia, asesinar niños cristianos en secreto, esparcir venenos en el viento o practicar infames perversiones sexuales.

     "El catálogo de supuestos crímenes judíos es en verdad largo y variado, y totalmente irrazonable", escribe Trachtenberg, "a menos que aceptemos el hecho evidente de que, a los ojos medievales, en tanto agentes de Satán, nada había más allá de la naturaleza depravada y malvada de los judíos" (pág.43).

     Para muchos, esta amenaza judía Illuminati parece más urgente hoy, con la desmoralización de la Humanidad y la creación del Estado-policía estadounidense.


EL HECHO SOBRESALIENTE

     Los judíos Illuminati (de la Kábala) y sus esbirros masónicos no quieren que los judíos u otros entiendan el escondido carácter subversivo y ocultista de la empresa judía colectiva.

     Ellos no quieren que los judíos entiendan que el anti-judaísmo a través de las épocas no había sido irracional. Esta toma de conciencia daría poder a los no-judíos, y permitiría a los "hermanos menores" [= judíos insignificantes] escapar a su papel de bobos, chivos expiatorios, escudos humanos y sacrificios humanos a favor de sus dementes líderes.

     Los judíos de la Kábala creen que ellos definen la voluntad de su dios. En otras palabras, su dios entra en el mundo por medio de ellos. Por otra parte, aquél es "sin forma e incognoscible". (Esto es satánico porque Dios es nuestro GPS. El hombre está conectado con Dios por medio de su alma e ideales espirituales: el amor, la paz, la verdad, la belleza y la justicia).

     Los kabalistas creen que ellos pueden redefinir la realidad según Satán: el Mal es bueno, la falsedad es la verdad y la enfermedad es saludable (y viceversa.) Ellos debilitan toda otra identidad colectiva: nación, religión, raza y familia. Ellos deben destruír el orden cristiano para construír el Nuevo Orden Mundial.

      "Mientras permanezca entre los gentiles cualquier concepción moral del orden social, y hasta que toda fe, patriotismo y dignidad sean desarraigados, nuestro reinado sobre el mundo no vendrá", dijeron los líderes judíos Illuminati en 1936.

     Los judíos de la Kábala han sido forasteros por elección propia, porque ellos no pueden aceptar un mundo que ellos no dominan. El alienado anti-héroe moderno está basado en la rebelión luciferina de los kabalistas.

     La esencia del Nuevo Orden Mundial es que los judíos de la Kábala y sus lacayos masónicos trastornarán el orden natural y espiritual y esclavizarán a la Humanidad mentalmente, si es que no físicamente.


ACTIVIDADES JUDÍAS

     Trachtenberg proporciona una letanía de actividades judías en la Edad Media que sugiere que muchos "estereotipos" ancestrales tienen raíces profundas.

     "Los judíos venden a precios rebajados tantos sueños como usted desee", él cita al poeta romano Juvenal.

     A través de todas las épocas los judíos se especializaron en usura, magia, hechicería, adivinación, astrología, pociones y drogas, venenos, alquimia, amuletos, conjuros y maldiciones, afrodisíacos y cosméticos. 

     El Papa Pío V explicó su expulsión de los judíos de los Estados Papales (excepto en Roma y ancona) en 569 del siguiente modo:

     "Ellos seducen a muchísimas personas imprudentes y débiles con sus ilusiones satánicas, sus adivinaciones, sus encantos y trucos de magia y brujerías, y les hacen creer que el futuro puede ser pronosticado, que los bienes robados y los tesoros escondidos pueden ser recuperados, y que mucho más pueden ser revelado" (pág.76).

     Y por supuesto, ellos fueron siempre "los doctores de la incredulidad" incitando herejías. "En todas partes, la Iglesia y la gente detectaron la mano diabólica de los judíos que apartaba de la fe verdadera a los cristianos sencillos" (pág.176).


LA CRISTIANDAD DESTRUÍDA 

     La Conspiración Kabalista está en la cúspide del éxito. Dios ha sido desterrado de la vida pública. Los judíos Illuminati controlan los medios de comunicación y pueden engañar y degradar a las masas. La industria del entretenimiento es una orgía de pornografía, obscenidad, propaganda, violencia y satanismo.

     Los judíos Illuminati y los masones que están detrás del feminismo son responsables del libertinaje de las mujeres occidentales. Ellos están detrás de la promoción del homosexualismo diseñado para destruír el matrimonio y la familia.

     Ellos estuvieron en la vanguardia de la liberación sexual, la pornografía y el aborto. Los medios de comunicación están obsesionados con el sexo. Han hecho de las mujeres fértiles un fetiche empalagoso, e incluso los niños no están seguros. El mercado de valores es un casino gigantesco con millones de transacciones diarias.

     El cristianismo ha sido judaizado, y está preocupado por el "cambio social" (la agenda satanista) más bien que por el desarrollo espiritual y la salvación. Los cristianos sionistas están comprometidos con el rufianesco Estado sionista.

     Los Illuminati están desestabilizando el Tercer Mundo usando las instituciones benéficas para "facultar" a las mujeres a rechazar el matrimonio. Los colaboradores son invitados a convertirse en "agentes del cambio", que es el código para Nuevo Orden Mundial.

     Ellos quieren que las muchachas sean "educadas", es decir, adoctrinadas, como en el Occidente. En general, ellos están feminizando al mundo, haciendo que las mujeres y sus preocupaciones sean lo central.

     La gente está perdida y cada vez más desesperada. ¿Qué queda?: ¿la depresión?, ¿la guerra?, ¿el anti-Cristo?.


CONCLUSIÓN

     Los judíos Illuminati han emprendido una guerra encubierta contra el Hombre y contra Dios durante milenios. Esta conspiración es la verdadera historia del mundo, la verdadera causa de la guerra y la depresión. La sociedad ha sido subvertida, y miente constantemente.

     Incluso judíos como Trachtenberg, escribiendo en 1943, no pueden creerlo.

     "La gente creerá lo que quiera creer", dice él refiriéndose a los "anti-semitas", pero esto también se aplica a él.

     Los judíos comunes no pueden creerlo porque ellos no son discípulos de Satán. Pero muchos judíos kabalistas lo son. Ellos tienen el dinero, comprenden el liderazgo secreto y manipulan a los demás.

     Trachtenberg fue un rabino de la Reforma durante 30 años. Su retrato lo muestra mirando fijamente hacia abajo en su biblioteca personal alojada en Temple Emeth, en Teneck, Nueva Jersey. Él es uno de los muchos judíos decentes como yo mismo que han sido usados como un Caballo de Troya por los Illuminati bajo el amparo del comunismo, el socialismo, el liberalismo, el feminismo, el sionismo, el neo-conservadurismo y los "derechos de los homosexuales".

     Somos todos judíos ahora, ateos, engañados, degradados y usados. Pero al menos sabemos dónde estamos parados, y podemos actuar en consecuencia. 



Nota: Descripción del primer libro de Trachtenberg, "Magia y Superstición Judías" (1939).

     "Magia y Superstición Judías" es una exploración magistral y absolutamente fascinante de formas religiosas que casi han desaparecido pero que persisten en la imaginación. El volumen comienza con leyendas de la hechicería judía y luego habla de creencias como el mal de ojo, los espíritus de los muertos, los poderes del bien, la famosa leyenda del golem, los procedimientos para hechizar, el uso de gemas y amuletos, el combate a los espíritus, el ritual de la circuncisión, los remedios de los herbolarios, la adivinación, la astrología, y la interpretación de los sueños. Publicado primeramente hace más de sesenta años, el estudio de Trachtenberg permanece como la erudición fundacional sobre las prácticas mágicas en el mundo judío y ofrece una comprensión de las creencias de la gente y de prácticas que expresaron de manera más elocuente la religión diaria del pueblo judío.



***************

Dos comentarios para el artículo "El Diablo y los Judíos":

Dan (5 de Enero de 2013):

     Las formas arcaicas de hechicería, el mal de ojo, la creación de un dybbuk, o de un golem, el combate mágico, la imposición de la voluntad sobre el futuro y la interpretación de los sueños, son ciencias ahora, como la cibernética, la psiquiatría y la mecánica cuántica, todas llevadas a cabo por agencias alfabéticas [p.ej. CIA, ONU, etc.] con presupuestos secretos.

     Una buena lectura sobre esto es "God and Golem, Inc.: Un Comentario sobre Ciertos Puntos Donde la Cibernética Afecta a la Religión", del cibernético Norbert Wiener, MIT Press, 1964. Wiener desechó la religión como una base para la ética, y concluyó que algo como un Sanedrín de Científicos debería decidir el futuro de la Humanidad.

     Las anécdotas de Wiener abundan en síntomas evidentes de una serie de trastornos de la personalidad, que van desde la depresión bipolar al narcisismo. Su redacción muestra una impecable lógica matemática, pero carece de empatía.


Andrew (5 de enero de 2013):

     No puedo imaginar el proceso de despertar por el que usted pasó a fin de lograr su actual  nivel de auto-conciencia. Permitir el colapso del aprendizaje y del condicionamiento impuesto sobre nosotros desde nuestro nacimiento por el Estado, la religión y las manipuladas opiniones de la sociedad no es ninguna tarea fácil para nadie, sobre todo para la gente judía, me parece.

     La Humanidad tiene la inclinación innata a creer que todos son los tipos buenos, y yo sostendría que la razón es que realmente somos tipos buenos desde el día uno. Acusar tanto a su grupo cultural como que es el Mal pondrá naturalmente a cualquiera en modo defensivo, y por lo tanto es mucho más difícil despertar a la posibilidad de que hay realmente alguna cuestión subyacente asociada con la acusación.

     El proceso del despertar es semejante a la tarea del viaje del héroe. Afrontar la verdad última no importa cuán incómoda pueda ser, y finalmente despojarse de toda la programación existente y ser libre para evaluar la realidad desde un punto de vista objetivo, de modo que el esfuerzo de uno en la vida no sea en vano.-


No hay comentarios:

Publicar un comentario