BUSCAR en este Blog

jueves, 21 de febrero de 2013

John Kaminski - Los Verdaderos Términos del Juego


     Presentamos ahora en castellano la parte 18 de la serie The Mindlock (El Candado Mental) de John Kaminski, la que carece de indicación de fecha, salvo que es de 2006.
    

Los Verdaderos Términos del Juego
Comprenda la niebla que envuelve su vida
y cómo usted es deliberadamente engañado
por John Kaminski



     «En la fiesta, los judíos estaban buscando a Jesús y preguntaban: "¿Dónde está el hombre?". Y la gente hacía muchos comentarios sobre él. Unos decían: "Él es un hombre bueno". Otros replicaban: "No, él engaña a la gente". Sin embargo, nadie hablaba abiertamente de él por miedo a los judíos» (Juan 7:10-13).

     Trato de escribir esto de manera que usted pueda entender los términos del juego.

     El juego al cual me refiero es su vida.

     El Primer Ministro británico Benjamin Disraeli (1804-1881) una vez escribió en su famosa novela "Coningsby" (1844):

     «Entonces usted ve, mi querido Coningsby, que el mundo está gobernado por personajes muy diferentes de los que imaginan aquellos que no están detrás del escenario» (p. 294).

     A propósito, Disraeli, el hombre que fue el primero en postular públicamente la noción de una nación física de Israel y que acuñó el término "sionismo", también dijo en ese libro que "los primeros jesuítas eran judíos".

     ¿Siente aquella sombra negra arrastrándose por la parte posterior de su cuello, esa sensación de deja vu?. Como he escrito antes, ¿y si todos vuestros mejores proyectos sobre la vida le fueron dados a usted por alguien que no ha tenido vuestros mejores intereses en el corazón?. ¿Y si todos los instrumentos a su disposición le fueron dados a usted por alguien porque ellos eran todos ineficaces para identificar la verdadera condición de su misma existencia?.

     Si esto suena como una descripción de la cultura estadounidense contemporánea (si usted quiere llamarla así), no es ninguna casualidad.

     La sombra se alarga en el jardín.

     La conversión de los estadounidenses desde pioneros respetuosos y emprendedores en la escena mundial hasta saqueadores desalmados sin respeto por nada —ni siquiera por ellos mismos— ha sido el resultado de un proceso de más de dos mil años de manipulación social, intensificado en los últimos 150 o más años por una estratégica toma del poder de todos los procesos de pensamiento en Estados Unidos, primero mediante el dinero y el control de las industrias básicas de EE.UU. desde el comienzo, y luego por la intensificación de los medios, principalmente mediante la compra de la mayoría de los principales periódicos de EE.UU. (p. ej., el New York Times) y mediante el robo y la monopolización de la tecnología de las películas cinematográficas que infundieron los falsos arquetipos de lemmings en nuestras mentes, los cuales nuestros controladores querían que nosotros emuláramos.

     Ésta es la sociedad estadounidense que tenemos hoy, totalmente pornografizada por la educación judía, la psicología judía, los medios de comunicación judíos, el gobierno judío, y sobre todo, el dinero judío.

     Los judíos que insisten en que ellos son sólo vuestros participantes promedio en el escenario mundial realmente no están jugando limpio con usted, ¿verdad?. Pídales que le cuenten a usted acerca del sobrino de Freud, Edward Bernays.

     Últimamente he sido acosado por diatribas venenosas de comentaristas superficiales que —por ganancia o perversión— tratan de desprestigiar mis argumentos mediante la denigración de mi personalidad. Sírvase examinar cuánta crítica reciente hacia mí es un ataque ad hominem y no una crítica sustantiva.

     Sin embargo, ninguna de ellas ha intentado mucho contestar ninguna de las siguientes cuestiones que he planteado en mis recientes ensayos:

• ¿Puede un judío decir la verdad?. Cuéntennos la historia de Israel, gente judía. Háblennos acerca de las bombas de racimo en el Líbano. Háblennos sobre el comercio mundial de esclavas Blancas. Háblennos acerca de cómo un buen amigo de Ariel Sharon hizo 7 mil millones de dólares matando a 3.000 personas en medio de la ciudad de Nueva York, sí, la temida Hymietown, donde ellos ahora enseñan historia israelí, pero no historia estadounidense (historia verdadera). ¿Puede un judío decirle la verdad sobre estas cosas?: De ninguna maldita manera.

• ¿En qué año fue realmente construída la actual cámara de gas en Auschwitz?. 1946 sería la respuesta correcta. ¿Qué judío proporcionaría aquella respuesta? Un porcentaje estadísticamente pequeño, diría usted. Sí, ellos tienen todas las bases cubiertas, ¿verdad?.

     Aquí hay algunas preguntas que cada no-judío debería hacer a cada judío que ellos conozcan:

• ¿Por qué los Protocolos de Sión parecen tan verdaderos, como un cuadro asombrosamente exacto de lo que está sucediendo en el mundo hoy?. ¿Por qué dicen los judíos que ese escrito es una falsificación?. ¿Una falsificación de qué?.

• ¿Por qué vuestro libro sagrado llamado el Talmud recomienda esclavizar al resto del mundo, y le dice a ustedes que está bien asesinar a no-judíos sin recibir ningún castigo?. Vea http://www.sweetliberty.org/issues/israel/protocols.htm

• ¿Por qué vuestras fiestas celebran matanzas?.

     «Cuando la oscuridad cayó esa tarde al comienzo del festival de Purim, un Presidente-marioneta leyó un discurso preparado para él por sus manejadores, en el cual él publicó un ultimátum que equivale a una virtual declaración de guerra contra un país que no nos ha atacado» (Jackie Patru, "The Purim Moon", 2003).
http://www.sweetliberty.org/issues/israel/purim.htm


     Pero, diablos, ¿eso no es noticia?. Aproximadamente tres mil años antes, Josué cometió genocidio. Usted todavía puede ver las manchas de sangre en las páginas del Antiguo Testamento, que los judíos reverencian.

     Walt Disney y Henry Ford fueron dos de los mayores hombres que Estados Unidos haya producido alguna vez. Ambos convertidos en leyendas, cuyos corazones estaban con la gente común, han sido borrados y destruídos por los bandidos contra los que ellos lucharon, los mismos que ahora controlan nuestras mentes.

     Ambas compañías han sido asumidas y arruinadas por este cierto elemento: Disney era el país de los sueños de maravillosos mensajes, el Aprendiz de Hechicero, el amor de Blancanieves que lo conquista todo... ahora suministra pornografía ligera como el entretenimiento de la familia. Ford creía en un buen pago a sus trabajadores para que consiguieran buenos productos, y su modelo "T" de los años '20 y '30 fue embarcado a todo el mundo y duró por décadas; ahora la Ford se desmorona después de que "ellos" asumieron el control y de que diseñaran la sigla "Found Off Road Dead" (Encontrado Muerto Fuera del Camino).

     Suena un poco como un epitafio para la moderna sociedad estadounidense, ¿no?.

     La mayor parte de los estadounidenses ha olvidado ese mensaje de Jesús a la iglesia:

     "Mi casa será declarada como una casa de oración, pero ustedes están haciendo de ella una guarida de ladrones" (Mateo 21:12-13).

     En un estilo más contemporáneo...

     «...Es profundamente inquietante ver a los líderes cristianos estrechando manos a través de los siglos con sus antiguos colegas, a fin de validar un sistema de adoración en el cual la casa de Dios se convirtió en un matadero gigantesco, inundado con la sangre de sus víctimas» (J.R. Hyland) http://www.compassionatespirit.com/JR-Hyland.htm

      Y el verdadero espíritu de Jesús nunca estuvo más vivo en su importancia hoy que en este pasaje...

     «Jesús se refirió al Templo como la "Casa de Dios" y lo llamó una "Casa de Oración", no sólo para los judíos sino para todas las naciones. Cuando Jesús llegó con la masa de peregrinos, él volcó las mesas y lo llamó una guarida de ladrones y una casa de mercado. El Templo era en algún sentido el banco nacional. Era una gran tesorería pública con bóvedas que contenían depósitos inmensos de riqueza privada. Estos depósitos nunca estaban ociosos sino que eran prestados a altas tasas de interés. El historiador judío Josefo escribió un relato del incendio de los archivos en Jerusalén y allí se pinta un cuadro espantoso de las increíbles deudas que eran debidas por los pobres a los ricos. Se cree que la intención del incendio era destruír las cuentas de los prestamistas e impedir el cobro de las deudas. Después de leer sobre cómo una muchedumbre enfurecida (alrededor de 30 años más tarde) robó las cabinas del Templo y arrastró a los hijos de Anás hasta su muerte, sólo puede ser imaginado cuánto eran odiadas las autoridades judías por las humildes personas comunes».

http://www.bible-history.com/gentile_court/TEMPLECOURTJesus_and_the_Temple.htm

     «La palabra "cambista" significa banquero del dinero o prestamista. Ellos harían grandes ganancias a costa de los peregrinos. Cada israelita, rico o pobre, que hubiera alcanzado la edad de veinte años estaba obligado a pagar medio shekel como una ofrenda a Yahvé en la tesorería sagrada. Este tributo debía en cada caso ser pagado con el exacto medio shekel hebreo. En la Pascua de los judíos cada persona en el mundo que fuera un varón adulto y deseara ir a adorar al Templo debería llevar su "ofrenda" o comprar un animal para sacrificio en el Templo. Puesto que no se aceptaba dinero extranjero con ninguna imagen extranjera, los cambiadores de dinero vendían "monedas del Templo" a un tipo de cambio muy alto y cobraban un cargo fijo por sus servicios.

     Los jueces, que se sentaban para inspeccionar las ofrendas que eran llevadas por los peregrinos, eran rápidos para descubrir cualquier defecto en ellas. Esto era caro para los peregrinos ricos, para no mencionar lo ruinoso que esto era para los pobres que sólo podrían ofrecer sus tórtolas y palomas. No había ninguna defensa para ellos o tribunal de apelación al ver que las autoridades sacerdotales tomaban un porcentaje grande en cada transacción».


     «Había una tremenda riqueza en Jerusalén. Muchos de los ricos publicanos (recaudadores de impuestos) y líderes influyentes residían en Jerusalén, no sólo en sus casas sino en sus residencias de verano, sus grandes parques y sus casas de campo. Su enorme riqueza alcanzó proporciones increíbles en los días de Herodes. Estas familias plutocráticas eran poderosas en los círculos del gobierno y "estaban orgullosas de sus excesos". El abismo entre el rico y el pobre era inmenso, y a menudo las familias más pobres eran expulsadas de sus casas para llegar a convertirse en los habitantes de los barrios marginales de Jerusalén.

     En la época de Jesús, Jerusalén había llegado a ser una ciudad parásita, sentada en espera de las multitudes de peregrinos que llegaban en tropel a la ciudad por cientos de miles en cada festividad. En la Pascua de los judíos habría al menos un millón de visitantes, y Josefo multiplica esta cifra por cuatro».

     Sir Josiah Stamp, presidente del Banco de Inglaterra y el segundo hombre más rico en Gran Bretaña en los años '20, habló en la Universidad de Texas en 1927 y reveló:

     "El sistema bancario moderno fabrica el dinero a partir de la nada. El proceso es quizás la más asombrosa pieza de prestidigitación de todas y cada una que haya sido inventada. La banca fue concebida en la injusticia y nacida en el pecado. (...) Los banqueros poseen la tierra. Quítensela, pero déjenles el poder de crear el dinero, y con un rápido movimiento de una pluma ellos crearán el suficiente dinero para comprarla de nuevo. (...) Quíteseles este gran poder y todas las grandes fortunas como la mía desaparecerán, y entonces éste sería un mundo mejor y más feliz para vivir. (...) Pero si ustedes quieren seguir siendo los esclavos de los banqueros y pagar el costo de su propia esclavitud, entonces dejen a los banqueros seguir creando el dinero y teniendo el control del crédito".

     Lo que los judíos han hecho al mundo es desmesurado. Cualquiera que defienda estos antecedentes criminales simplemente no es humano. Éste es un asunto que tiene que ser investigado de la manera más cuidadosa posible.

     "El hecho de que estas influencias son todas rastreables hasta una fuente racial es un hecho que tiene que ser tenido en cuenta... Entienda el pueblo estadounidense de una vez que no es una degeneración natural sino una subversión deliberada la que nos aflige, y ellos están a salvo" (Henry Ford, "El Judío Internacional", p. 12).–


No hay comentarios:

Publicar un comentario