BUSCAR en este Blog

domingo, 9 de septiembre de 2012

Sobre el Saqueo Económico de Brasil



     Publicado este artículo originalmente en el semanario inglés EIR el 5 de Marzo de 2010, se publicó en Agosto de ese año en spanish.larouchepac.com, sitio del economista y pensador estadounidense Lyndon LaRouche, quien lleva años de liderar una campaña contra la tiranía financiera que él identifica que se basa en Londres. Trata aquí acerca de la situación financiera en el Brasil de hace dos años y el entramado que se ramifica hacia otras zonas, concretamente, de que afectando a Brasil se afecta a Rusia, China e India, jugada implementada por (¿se adivina?) la Casa Rotschild.


El Acarreo de Fondos de Brasil:
Humo, Espejos... y Genocidio de Londres
por Dennis y Gretchen Small
16 de Agosto de 2010



     Los magos son una profesión vieja, quizá la más vieja. La definición común en el diccionario de un mago es alguien con la "habilidad de producir ilusiones mediante la prestidigitación o dispositivos engañosos". Shakespeare fue más al punto. Para él, un mago era un impostor, un tramposo.

     En política, es una habilidad mortal que perfeccionó como programa la oligarquía veneciana, como recordarán, quizá con un escalofrío, los lectores de "El Visionario" de Federico Schiller o "El Bravo" de James Fenimore Cooper. La intención de los magos venecianos es confundir a sus presuntas víctimas convenciéndolas de que lo que les dicen sus percepciones sensoriales, sin importar qué tan ridículas sea, es real. Como tal, no es más que una forma extrema del empirismo y utilitarismo aristotélico o benthamista que invade a la sociedad moderna, y que se promueve en casi todas las universidades del mundo actualmente.

     La víctima de tales prestidigitaciones venecianas sufre enormes presiones para que reniegue de su juicio mejor informado sobre lo que "ve". Pero para tener éxito, el mago requiere también que la víctima esté dispuesta a renunciar a su incredulidad, para que, en cierto nivel, acepte la burla.

     Y por supuesto, cualquier mago exitoso sabe que también se tiene que colocar a uno o dos cómplices entre el público escogido como blanco para que ruidosamente argumenten para que todos los oigan: "¡Miren!, ¡miren!. ¡Sí, es cierto, la Luna está hecha de queso verde!, ¡lo puedo ver con mis propios ojos!"

     Tomen el caso de la Unión Europea y su sistema monetario con base en el euro. Está totalmente quebrado, con una desintegración en proceso con centro, no en Grecia, como son tan aficionados a mentir los medios informativos internacionales, sino en España y en el Reino Unido, en donde el Banco Santander de España juega un papel especial. Para los crédulos, hasta muy recientemente se ha mantenido la ilusión mágica de la solvencia financiera en la región con la burbuja inflada de los bienes raíces (más destacadamente en España y el Reino Unido), y, en especial, con el acarreo de fondos desde Brasil, un engaño estilo pirámide financiera que durante décadas le ha significado a los especuladores financieros un 25% de ganancia sobre su capital, saqueando a la población y a la nación brasileña hasta el tuétano.

     En este caso, el papel del mago maestro lo tiene la Casa Rothschild, como lo ha sido por más de 200 años en Brasil. Y entre sus incautos selectos están las naciones estratégicamente significativas de Rusia, China e India, precisamente los países que Lyndon LaRouche ha señalado como la combinación necesaria de potencias, junto con un Estados Unidos que retorne a las directrices de Franklin Roosevelt, para que se establezca una alianza de las Cuatro Potencias que reemplace al quebrado sistema financiero del imperio británico con un nuevo sistema crediticio internacional orientado a fomentar el desarrollo de la tecnología avanzada.

     En este caso, la prestidigitación del mago se llama BRIC (Brasil, Rusia, India y China), el cascarón hueco de una ilusión cuyo único propósito es descarrilar la propuesta de las Cuatro Potencias de LaRouche, convenciendo a estos países de que Estados Unidos y su dólar van camino a la destrucción y de que prevalecerá el sistema británico del euro, con el apoyo del acarreo de fondos desde Brasil. Como lo destacó LaRouche en un comentario del 16 de Febrero:

     "Por ejemplo, Rusia. Existe ahora una facción en Rusia que gira en torno a gente como Chubais y Gorbachov, y otros traidores soviéticos, que son los líderes de un grupo que alega que no solo controla la existencia política de Rusia sino que alega controlar al llamado Grupo de los Cuatro [el BRIC] que se creó hace algunos años. Ahora ese grupo se basa en gran medida en el supuesto de que el acarreo de fondos desde Brasil representa dinero real. No es así. El acarreo de fondos está basado en nada, esencialmente en nada. Y ahora el acarreo de fondos se desploma. El sistema financiero internacional actual es un caballo muerto".

     Cuando uno observa el acarreo de fondos brasileño, se le viene a uno a la memoria el tan publicitado incidente que involucra a otra famosa institución brasileña, la estrella de fútbol Ronaldo, quien en Abril de 2008 se vio mezclado en un escándalo sexual. Resulta que Ronaldo, después de dejar a su novia en su casa en Río de Janeiro, recogió a tres prostitutas, pero cuando se registraron en un motel, Ronaldo descubrió que las tres chicas en realidad eran tres tipos. Ronaldo le dijo después a la policía que los tres travestis trataron de extorsionarlo, empezando con Andreia Albertine, también conocido como Andre Luiz Riveiro Albertino. Así que lo que ves no es siempre lo que obtienes; un hecho tanto en el universo físico como político que más vale que tengan en consideración Rusia, China e India, no sea que los engañen como engañaron a Ronaldo. El acarreo de fondos brasileño, al igual que "Andreia", no es lo que parece.


"Este sistema financiero es un cadáver"

     El 16 de Febrero LaRouche resumió de la siguiente manera la situación financiera global:

     "Se tiene que reconocer que la burbuja financiera internacional que domina al mundo actualmente es nominalmente una burbuja británica, y está representada por este grupo del que estamos tratando; en realidad, Lord Rothschild es la figura clave en este grupo. Y la naturaleza de la situación es mucho más severa de lo que se reconoce en los medio informativos".

     "La cantidad más grande de riqueza nominal en el mundo se basa en diferentes bancarrotas; muestran los bienes de otras personas como si fueran propios, y es muy difícil encontrar activos reales, en toda la colección.

     "Un caso típico, por supuesto, es el Banco Santander. Está totalmente en quiebra. Lo que ha sucedido es que ¡algunas personas están registrando como activos las deudas de otras personas!. No queda ninguna riqueza neta. ¡Toda esta cosa está en quiebra!. Nadie tiene los activos, los activos reales, que otras personas están reclamando como sus activos. Así que hemos llegado a una situación en donde la masa de transacciones reales relacionadas con la producción, o la propiedad como tal, se ha contraído hasta ser un pequeño porcentaje de la riqueza nominal total".

     "La riqueza nominal total son compensaciones o personas que prestan dinero que no es suyo a otras personas, y así de un lado para otro. De tal modo que si realmente tratamos de reconciliar estas deudas y encontrar los activos reales que las respaldan, se darán cuenta de que no hay nada".

     "Ahora, esto ha llevado a todo el sistema mundial a una crisis de desintegración. En cualquier momento, con sólo el detonador preciso, se podría desplomar todo el condenado sistema. Todo el sistema financiero internacional se está viniendo abajo. Y en especial ese que está denominado como británico, controlado por los británicos".

     LaRouche siguió explicando el papel que juega el acarreo de fondos desde Brasil en este fraude:

     "El acarreo de fondos se basa en la nada, esencialmente en la nada. Y ahora se está desplomando el acarreo de fondos. El sistema financiero internacional actual es ahora un caballo muerto. El instante en que alguien deje de creer en el acarreo de fondos, en ese mismo instante todo se va a venir abajo, en una reacción en cadena. No es más que el deseo del necio de creer que el cadáver no está muerto, lo que evita que se lleven el cuerpo".

     LaRouche concluyó: "Mírenlo desde una perspectiva física. Actualmente el mundo no está produciendo suficientes bienes como para sostener a la población y a la economía mundial actual. La cantidad que cubre el valor real, el valor productivo, se está contrayendo, en tanto que la deuda crece a una tasa inflacionaria, con el fin de cubrir los pagarés que andan por ahí cubriendo los préstamos nuevos, que se usaron para cubrir las deudas viejas".


El castillo de naipes europeo

     Los medios de prensa internacional niegan vehementemente esta simple realidad que describe LaRouche, metidos en el autoengaño de pretender que lo que está afectando a la zona del euro no es más que una crisis de pagos "griega".

     Aún una mirada superficial a los libros de contabilidad de la deuda de los países que los medios británicos gustan en llamar los PIIGS (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España) muestra que Grecia representa menos del 10% de la deuda total, pública y privada, de los PIIGS —que es la asombrosa cifra de 3.400 millones de dólares. Ninguno de estos países puede pagar las deudas que los bancos les han encajado: ni Grecia, ni Irlanda (710 mil millones) y ciertamente no la quebrada España (944 mil millones). Y el mismo Reino Unido probablemente está más en quiebra que todos ellos juntos, con una gigantesca burbuja de bienes raíces y una base industrial en colapso. Como lo reportó el diario londinense The Guardian el 18 de Febrero: "El déficit relativamente alto de Gran Bretaña, su lenta tasa de crecimiento y una inflación elevada, han llevado a algunos a especular sobre si éste podría ser el siguiente país en alarmar a los mercados globales".

     Pero la deuda oficial es lo de menos. La burbuja real que está explotando ahora, como lo ha explicado repetidamente LaRouche, es la burbuja de los derivados financieros.

     El 14 de Febrero el diario The New York Times publicó un artículo en donde esencialmente reinventaban la rueda —a la que, dicho sea de paso, se opusieron editorialmente por allá en la Edad de Piedra, de la misma manera que estuvieron en contra de la introducción de la electricidad y la aviación— al "descubrir" que Goldman Sachs y otros depredadores financieros habían apilado una montaña de apuestas con derivados sobre Grecia, empapelando sus deudas vencidas con compromisos adicionales, de un orden de magnitud mayor que la deuda que ya estaba estallando. Buena parte de la prensa mundial pontificó fingiendo sorpresa, y actuó como si hubiera sido una especie de revelación nueva.

     Pero exactamente el mismo disimulo —y peor— está sucediendo ahora para encubrir la quiebra total de las economías de España y de Gran Bretaña. El Banco Santander y su aliado Grosvenor Properties de Londres (que maneja el primo de la reina, el 6º duque de Westminster, Gerald Grosvenor), habían manufacturado urgentemente una nueva especie de derivados con propiedades a mediados de 2000 para tratar de encubrir la desintegración del mercado hipotecario a nivel internacional. Cuando introdujeron estos instrumentos en España en 2008, sus intenciones eran "inspirar a los inversionistas para que usaran swaps de propiedades para ayudar a compensar las posibles pérdidas derivadas de las agudas correcciones en los precios de las propiedades residencial y comercial de España y el Reino Unido" [los mentados swaps son una especie de seguro sobre pérdidas, disfrazado de inversión bursátil].

     Esto es lo que ha venido sucediendo en los últimos cinco años, por lo menos, en toda Europa, en cantidades que no es posible que alguien pueda cuantificar, pero que con certeza son de un orden de magnitud mas grande que la burbuja de la deuda per se. Así que, si sólo la deuda de los PIIGS, de 3,4 billones de dólares [sí, ¡3,4 millones de millones de dólares!], es impagable, esta burbuja con derivados está más allá de todo límite. Pero Londres exige austeridad y sacrificios humanos para mantener funcionando este engaño tipo pirámide.


Brasil: arrastrado por el acarreo de fondos

     ¿Y cuál es la fuente de flujo de efectivo nominal que mantiene viva la ilusión del mago?: El acarreo de fondos desde Brasil.

     En años recientes, los bancos internacionales, como el Santander dirigido por Londres, pidieron prestados cientos de miles de millones de dólares del Banco Central Europeo a una tasa de interés del 1%, o a la Reserva Federal de Estados Unidos a tasas igualmente bajas. Después "acarrearon" estos fondos a lugares como Brasil, en donde los colocaron en bonos del tesoro del gobierno denominados en reales (la moneda local), con el rendimiento en tasas de interés más alto del mundo: un promedio de 16% al año, en los siete años en que Luiz Inacio da Silva ha sido presidente (desde 2003 a la fecha). Producto de esto, el total de intereses que Brasil ha pagado en la década desde el año 2000 a los inversionistas locales e internacionales han sido unos asombrosos 1.564 billones de reales (870.000 millones de dólares), casi el triple de la deuda original de 563.000 millones de reales en el año 2000.

     ¿Cómo pudo seguir haciendo estos pagos Brasil?. En gran parte, atrayendo más capitales para que invirtieran en más bonos, hundiéndose por lo tanto más en el endeudamiento; el típico engaño de la pirámide. Producto de esto, la deuda pública de Brasil se elevó de 563.000 millones de reales en el año 2000 a 1.345 billones en 2009; 782.000 millones de reales más en deuda nueva. En efecto, estos nuevos préstamos cubrieron exactamente la mitad de los 1.564 billones en pagos de intereses que se hicieron. La otra mitad salió de las entrañas de la población brasileña (población: 190 millones de habitantes), cuyo consumo interno se redujo drásticamente con el fin de exportar bienes para obtener divisas extranjeras con las cuales pagar la deuda.

     ¿Cómo ha podido Brasil continuar atrayendo tales volúmenes de capital extranjero?. En parte, ofreciendo tasas de interés exorbitantes. Pero también asegurando la apreciación o revaluación del real con relación al dólar, lo que le garantizó a los especuladores extranjeros un margen adicional en sus cuentas. De hecho, el real se ha revaluado cada año de la presidencia de Lula, con excepción de 2008, cuando golpeó la desintegración financiera. Producto de esto, la tasa de ganancia promedio real para los acarreos de fondos extranjeros con Lula, es un apabullante 24% al año. Bajo su ojo vigilante de siete años al servicio de Londres, le han saqueado a la población y a la economía brasileña el equivalente a 859.000 millones de dólares (unos 123.000 millones de dólares al año).

     Pero como sucede con todas las pirámides y engaños similares, en el momento mismo en que se paralicen los flujos ascendentes, en ese mismo momento se vendrá abajo todo el castillo de naipes, y quedará al descubierto que la ilusión del mago no es más que humo y espejos, y genocidio.


Conozcan a los Magos: la Casa Rothschild

     Agazapada en la cumbre del lucrativo acarreo de fondos desde Brasil, está la casa bancaria que ha sido el banco principal del Imperio británico desde los tiempos de Napoleón: la Casa Rothschild. No hay más que rascar un poco a la operación Rothschild en Brasil y hallaremos la operación "BRIC" del Imperio británico, desplegando a Brasil como su maniobra estelar de distracción para destruír a Rusia, China e India.


LaRouche: la mayor parte de la población brasileña son virtuales esclavos

     En discusión con colegas el 16 de Febrero del 2010, Lyndon LaRouche hizo el siguiente comentario:

     El problema que se tiene hoy es que la gente no tiene un sentido del carácter ilimitado de la creatividad del individuo humano. Ahí andan todos esos pobres haraganes, vagabundeando, creyendo que son educados y no tienen creatividad.

     Es como un desfile de ataúdes en Brasil. Lo llaman "acarreo de fondos". Te acarrean a ti, cuando terminan. No hay un propósito en la vida, como el brasileño típico, el brasileño pobre, que está condenado a no ser nada más que un peón de albañil, que no tiene propósito en la vida excepto el cargarle ladrillos al amo. La mayoría de la población brasileña son virtuales esclavos. Un país que mantuvo la esclavitud de los negros hasta más o menos 1880.

    Y algunas personas dicen que es un gran país. Si, tiene un gran tamaño, algunos bienes importantes, pero el tratamiento a su población no es altamente recomendable. Miren las calles de Río de Janeiro. Miren las calles de otras ciudades importantes. ¿Qué es lo que ven?: Niños por ahí, niños pequeños, con cuchillos de todo tipo, pedazos de vidrios, robando y matando. Niños pequeños, como langostas. Y cazan en las calles. En ciertas zonas uno no se atreve a salir a las calles sin cierta protección, incluso en el llamado distrito de hoteles. Uno no se atreve a ir a esos lugares. Es una pesadilla. ¿Es ése un país?.

     Y ¿en qué se basa?. Se basa en un grupo privilegiado, que se sientan como tiranos encima de una población, sin ningún sentido de creatividad, sin ningún sentido de que estas personas son humanos, y su humanidad reside en el potencial creativo que tienen, si se desarrolla, para que tengan una existencia humana ilimitada, en un universo ilimitado. ¿Qué se puede decir de esa gente que no tiene este sentido?. ¡Son inmorales!. Ése es el problema aquí. Estamos ante una sociedad en la que la gente no tiene un sentido de su derecho a la vida.


     Los Rothschild y Brasil tienen una relación tan profunda, que el portal electrónico de los Archivos Rotshchild de la propia familia destaca una página sobre Brasil, la única nación que recibe tal honor. Se jactan de que "los vínculos entre NM Rothschild & Hijos y la nación brasileña se remontan hasta el mismo fundador del banco" en la primera década del siglo XIX. Brasil se declaró independiente de Portugal en 1822 pero no se convirtió en república; fue gobernada como un Imperio hasta 1889. En todo este proceso, NM Rothschild fue el banquero "preeminente" de Brasil, un Imperio basado en el vasallaje de esclavos hasta 1888, solo un año antes de que finalmente cayera.

     Entre las filas de los que encabezaron la fundación de la república hubo promotores del Sistema Estadounidense de Economía Política de Alexander Hamilton, pero pronto los hicieron a un lado a ellos y a sus planes para industrializar a Brasil. Como lo presenta fríamente el Archivo Rothschild: Aunque la declaración de una república en 1889 cogió por sorpresa a los Rothschild, "se ajustaron rápidamente a la situación... El nuevo gobierno republicano mantuvo sus obligaciones crediticias con los Rothschild", quienes continuaron siendo los banqueros europeos del gobierno brasileño "ayudando" a crear el nuevo banco central y el estatal Banco do Brasil.

     Avanzando en el tiempo hasta la década actual, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de 2002 empezó una fuga de capitales en el país, alimentada por el miedo de que un gobierno de Lula podría conducir a un caos jacobino, o incluso a un rompimiento con los bancos. Acrecentó los temores de Londres la visita de Lyndon y Helga LaRouche a Brasil en Junio de 2002, en donde el señor LaRouche recibió el título de ciudadano honorario de la ciudad de Sao Paulo, y en donde dejó en claro ante un numeroso público de alto nivel la necesidad de romper con el sistema financiero mundial en bancarrota.

     Londres también se desplegó en grande en el caso Brasil. El Banco Santander prefirió mantener sus líneas de crédito abiertas para Brasil; y Mario Garnero, el empresario de Sao Paulo a quien Lord Jacob Rothschil llama "mi cuarto hijo", organizó una gira a Estados Unidos de personajes claves de la campaña de Lula, organizándoles reuniones en Wall Street y en la Casa Blanca de Bush Jr.

     Mensaje entregado: Lula es "nuestro".


"Hombre del Año"

     ¿Que quiso decir por "nuestro"?. Garnero ha operado desde 1975 desde la compañía que fundó y aún dirige, el Grupo Brasilinvest, que fue pionero en las privatizaciones y globalización de la economía de Brasil. Brasilinvest, que se presenta a si mismo como el primer "banque d'affairs o banco mercantil clásico" en la historia de Brasil, reúne a la escoria que se ha elevado hasta la cima de las finanzas anglovenecianas, con accionistas y miembros de la junta directiva que incluyen al hijo de Jacob Rothschild, Nat; al Banco Santander; al infame HSBC, heredero de la Guerra del Opio; al banco más antiguo del mundo, Banca Monte dei Paschi di Siena de Italia; la FIAT de la familia Agnelli; a Carlo De Benedetti, asociado a Soros y presidente de la Companie Industriali Riunite (CIR), y al Banco Generale de Bélgica, con su herencia de horror del Congo Belga.

     Un informe servil en la revista brasileña IstoE del 26 de Mayo de 2004 describe los atavíos y discusiones imperiales que tuvieron lugar en la reunión anual de tres días del Consejo Internacional de Brasilinvest que se acababa de celebrar en Londres, bajo la dirección del mismísimo viejo Jacob Rothschild, y teniendo como orador huésped a George H. W. Bush. Fue ahí en donde Rothschild calificó a Garnero de "mi cuarto hijo", y donde el príncipe Andrés de Gran Bretaña anunció que los brasileños iban a tener "un papel estratégico en el nuevo marco de las relaciones comerciales internacionales", sirviendo Garnero como un embajador informal ante el Reino Unido. Andrés elogió a Garnero como un ejemplo de "cómo Brasil podría encabezar el acercamiento de las relaciones comerciales entre Occidente y los nuevos mercados de Oriente".

     Participaron en esa confabulación en Londres, y todavía ocupan un lugar en la junta directiva de Brasilinvest, dos empresarios que son también clave en la operación BRIC de Rothschild: el rey del aluminio de Rusia y amigo de Nat Rothschild, Oleg Deripaska, y el magnate de bienes raíces chino y empresario, David Tang de DWC Tang Development.

     El agente de Rotshchild, Garnero, que fue el primero que le presentó a Lula a Deripaska. Y antes del primer viaje oficial de Lula como presidente a China, Garnero trajo al director del fondo de inversiones del gobierno de China, CITIC, para que se reuniera en Brasilia con el presidente Lula, siete ministros, y otros altos funcionarios del gobierno.

     Durante los siete años que ha ocupado el cargo, Da Silva ha sido un juguete de los magos británicos, como lo atestiguan los números fríos del saqueo con el acarreo de fondos. No es de sorprender que Lula haya sido nombrado el "Hombre del Año" por todos, desde el Foro Davos de los mandamases de las finanzas internacionales, pasando por el periódico Le Monde de Francia, hasta el propio Real Instituto de Asuntos Internacionales de Gran Bretaña.

     Pero ninguna cantidad de reconocimientos, o humo y espejos, podrán perpetuar para siempre la ilusión del acarreo de fondos. Al igual que todas las pirámides y engaños de ese tipo a través de la Historia, se desvanecerá junto con la cortina de humo del mago. El único problema es: ¿arrastrará consigo a toda la población de este planeta?.


Unas palabras de Cervantes

     Nadie mejor que Miguel de Cervantes para poner esto en la perspectiva apropiada.

     Traed a la memoria, caro lector, las frases primeras del Capítulo 42 del Tomo II de la célebre obra clásica de Miguel de Cervantes Saavedra, El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, donde los duques aristocráticos prosiguen en su entretenimiento con sus juguetes del momento, el despistado Don Quijote y su escudero Sancho Panza, al simular que dejarán que éste gobierne una de sus ínsulas.

    "Con el felice y gracioso suceso de la aventura de la Dolorida quedaron tan contentos los Duques, que determinaron pasar con las burlas adelante, viendo el acomodado sujeto que tenían para que se tuviesen por veras; y así, habiendo dado la traza y órdenes que sus criados y sus vasallos habían de guardar con Sancho en el gobierno de la ínsula prometida, otro día, que fue el que sucedió al vuelo de «Clavileño», dijo el Duque a Sancho que se adeliñase y compusiese para ir a ser gobernador, que ya sus insulanos le estaban esperando como el agua de Mayo..."

     "Mirad, amigo Sancho —respondió el Duque—: yo no puedo dar parte del cielo a nadie, aunque no sea mayor que una uña; que a solo Dios están reservadas esas mercedes y gracias. Lo que puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada, y sobremanera fértil y abundadosa, donde si vos os sabéis dar maña, podéis con las riquezas de la tierra granjear las del cielo".

     "—Ahora bien —respondió Sancho—, venga esa ínsula; que yo pugnaré por ser tal gobernador, que, a pesar de bellacos, me vaya al cielo; y esto no es por codicia que yo tenga de salir de mis casillas ni de levantarme a mayores, sino por el deseo que tengo de probar a qué sabe el ser gobernador... —Señor —replicó Sancho—, yo imagino que es bueno mandar, aunque sea a un hato de ganado".

     Y ahora, caro lector, permítasenos transportarlo desde algún lugar de La Mancha en el siglo XVII, a Londres en el siglo XXI, en la ocasión (el 5 de Noviembre de 2009) cuando un Duque moderno (el de Kent) le otorgó a un Sancho Panza reencarnado (el presidente Da Silva de Brasil) el premio, no de gobernar la ínsula Barataria, sino el también impresionante Premio Chatham House 2009 por "las políticas económicas innovadoras y responsables que han mantenido el equilibrio fiscal". Y escuchad, si deseáis, los comentarios escritos para tal memorable ocasión por el director adjunto de Chatham House (y principal brasileñista del Reino Unido), profesor Victor Bulmer-Thomas:

     "Brasil ahora está a la vanguardia de los temas internacionales claves del día, y mucho del crédito se lo merece el ganador del Premio Chatham House de este año. El premio de los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro es el remate... Las pretensiones de liderazgo planetario de Brasil necesariamente se pospusieron por un combinación de desarrollo hacia adentro, gobiernos militares e hiperinflación. Sólo a mediados de los '90, cuando Brasil por fin controló la inflación, abrió su economía y consolidó su democracia, pudo considerar de nuevo un papel planetario.

     "El aspirar es una cosa pero lograrlo es otra. Pelear por un lugar en la mesa principal no es fácil... [Brasil] peleará por liberar al mundo de las armas nucleares, será constructivo en las negociaciones sobre cambio climático... Al igual que otros aspirantes, Brasil no conseguirá un status sin pasar por un aprendizaje largo en los clubes de los países ricos".

     ¿Aprendiz de brujo?.–



No hay comentarios:

Publicar un comentario