BUSCAR en este Blog

lunes, 20 de agosto de 2012

Curt Maynard - 20 Pasos Para un Mejor EE.UU.


     Publicado el siguiente artículo por worldpeace-phaedrus.blogspot.com hace cuatro años, el 9 de Agosto de 2008, no sabemos cuándo lo escribió el fallecido Maynard. Sí sabemos que el conjunto de medidas aquí planteadas es en un elevado grado materia perfectamente razonable, y aún factible. Los males descritos y las soluciones propuestas son comunes y compartidas por más de alguna nación o gente, de modo que a pesar de su título aparentemente tan localista, sí tiene un alcance mayor y atañe a muchos más. Lo hemos puesto en nuestra lengua para nuestros lectores.


20 Pasos Para un Mejor EE.UU.
por Curt Maynard


     Todo lo que sigue abajo es teórico. Está protegido por la Primera Enmienda como libre expresión. No pretende ser una amenaza, ni tampoco debería ser tomado como tal por nadie.



1.   La primera cosa que los militares de Estados Unidos deben hacer es emplear submarinos y barcos de superficie en un esfuerzo para comenzar a seguir en secreto a los submarinos israelíes y prepararse para un golpe preventivo sobre ellos si es que éstos se ponen a una distancia que los haga alcanzar las ciudades estadounidenses.


2.   Inmediatamente deben cesar y desistir de la entrega de cada uno y todos los sistemas de armas y municiones para el Estado sionista. Deben ignorar cualquier amenaza que inevitablemente surgirán. Si los sionistas tienen armas nucleares de bajo rendimiento en ciudades estadounidenses, como Seymour Hersh afirmó que ellos tenían (o todavía tienen) en Rusia, así sea. Si ellos (Israel y la judería misma) las usan, ellos sellan su propio destino.


3.   Debe usarse a los militares para confiscar el sistema completo de los medios, desde estaciones de televisión hasta periódicos, revistas y empresas editoras. La primera cosa que los sionistas harán es gritar que se trata de anti-judaísmo (anti-Semitism), pero si los medios quedan fuera de sus manos, nadie los escuchará. La ironía en esto será absolutamente sabrosa: su cuidadosamente acumulado monopolio será usado contra ellos. No habrá manera de que ellos puedan diseminar la información. Ellos estarán en la misma posición que los medios alternativos a los cuales ellos han hecho todo lo posible para silenciar durante los pasados sesenta años. Una vez que el sistema de los medios de comunicación deje de estar en las manos de los sionistas, la des-programación masiva debería comenzar inmediatamente, transmitiendo día y noche toda la semana para disipar las mentiras de los pasados cien años. En el lapso de tres semanas al Estado sionista no le quedará ni un aliado en Estados Unidos.


4.   Hay que limpiar al ejército de la presencia de sionistas. Esto no será difícil: los sionistas han hecho muchos enemigos que estarán más que felices de asistir en esta empresa. Lo que uno haga con estos ex-oficiales es de poco interés, si encarcelarlos o liberarlos. Careciendo de autoridad, ellos estarán completamente marginados. La Fuerza Aérea y la Marina estadounidenses deberían ser más particularmente examinadas. A cualquiera que intente capturar unidades militares para asesinar a ciudadanos estadounidenses se le debería pegar un tiro inmediatamente sin ninguna vacilación.


5.   Arrestar a cada uno y a todos los traidores en el gobierno de Estados Unidos, no teniendo ninguna compasión, no mostrando ninguna compasión. Cualquiera que pueda ser vinculado a un apoyo hacia el Estado sionista debería ser inmediatamente encarcelado con vistas a un futuro juicio.


6.   Todos los judíos en el gobierno, en los medios, en las academias y en las profesiones médicas y científicas deberían ser inmediatamente, aunque temporalmente, relevados de cada una y de todas sus responsabilidades. Si ellos son leales a los Estados Unidos de América ellos sufrirán esta carga en un relativo silencio. Si ellos no lo son, se convertirán en una resistencia militante. Si ellos se hacen resistentes, pasos adicionales serán necesarios para neutralizarlos.


7.   Las universidades de Estados Unidos deberían ser inmediatamente purgadas de cualquiera que tenga un registro a favor de los sionistas y/o a favor de Israel. A los profesores excesivamente liberales se les debe suspender su paga y deben ser temporalmente relevados de sus deberes. Todos los profesores deberían ser evaluados a fin de juzgar si ellos deben ser "reeducados" o no antes de retornar a sus deberes de enseñanza.


8.  El submundo criminal de Estados Unidos debería ser despiadadamente purgado. Una advertencia hecha una sola vez debería ser proporcionada. Si alguien es capturado involucrándose en una empresa criminal organizada será duramente tratado. Lo que les suceda a ellos no es de ningún interés para una sociedad sana. La "empresa criminal organizada" incluiría a cualquiera que esté asociado con cualquier "sociedad secreta" que procure involucrarse en cualquier actividad subversiva contra el estado establecido. La Constitución sólo debería ser considerada cuando y donde exista alguna verdadera duda en cuanto a la culpa del individuo. Inicialmente los judíos no deberían recibir ninguna protección constitucional.


9.  Israel debería ser completamente aislado. Si otros Estados deciden involucrarse en el comercio y/o el diálogo con el Estado sionista, EE.UU. debería desvincularse de aquellos Estados y de ser posible convencer a otras naciones para hacerles el vacío y aplicar sanciones contra la entidad errante. Todo trato financiero con el Estado sionista debería cesar inmediatamente. Debería convertirse en delito enviar sumas de dinero y/o cualquier forma de ayuda a Israel. Si algún ciudadano estadounidense auténtico y constitucionalmente protegido decide ayudar a Israel, puede hacer así después de renunciar a su ciudadanía y de dejar Estados Unidos. Si alguno insiste en que sus opiniones religiosas le exigen tal acción, así sea, que se les permita servir al Señor fuera de los límites de Estados Unidos. Una vez que la ciudadanía ha sido renunciada, ellos no deberían recibir ninguna atención especial.


10.  La rama judicial entera debería ser inmediata y despiadadamente purgada. Todos los judíos deberían ser removidos sin dilación y nunca permitidos para ejercer como abogados otra vez dentro de las fronteras de Estados Unidos. Las entidades del gobierno estadounidense nunca se involucrarán en diálogo y/o relaciones comerciales con judíos extranjeros. Si un gobierno extranjero quiere establecer un diálogo con Estados Unidos deberá encontrar un embajador no-judío.


11.  Todos los bienes judíos serán inmediatamente confiscados, y las reparaciones serán pagadas solamente a ciudadanos estadounidenses no-judíos. Cualquier propiedad privada poseída por judíos será confiscada, sus cuentas bancarias vaciadas, y los contenidos de sus depósitos en cajas de seguridad detectados e incautados. A ellos se les dará un recibo por los artículos confiscados y si dichos artículos se encuentra posteriormente que han sido obtenidos legalmente y no parasitariamente, les serán devueltos. Cualquiera que sea sorprendido ayudando a los judíos a esconder bienes y/o transferirlos debería ser tratado con mucha dureza.


12.  El Ministerio de Educación en su integridad será inmediatamente disuelto. Las escuelas individuales elegirán su propio plan de estudios. Un Consejo de Educación compuesto por ciudadanos dentro de sus respectivos distritos supervisará las escuelas. La des-programación masiva de los estudiantes estadounidenses debería comenzar inmediatamente. Cualquier educador que obstaculice esto y/o rechace participar debería ser removido del sistema escolar y despojado de sus credenciales para enseñar.


13.  El Departamento de Estado será cuidadosamente escudriñado —todos los judíos serán removidos— y los otros ministerios atentamente examinados.


14.  Los militares de Estados Unidos pedirán permiso a los países árabes para permanecer en ciertas áreas autorizadas dentro de Iraq. Su interés y objetivo primario será Israel. La gran mayoría de las tropas será trasladada y reposicionada a lo largo de la frontera estadounidense-mexicana con Fort Bliss, Texas, actuando como la autoridad central. Un cierre será inmediatamente construído. Una campaña educativa masiva dentro de Méjico comenzará, utilizando panfletos si es necesario, informando a los ciudadanos mejicanos que ellos serán baleados si cruzan la valla. La repatriación de todos los extranjeros ilegales comenzará inmediatamente. Al gobierno mejicano se le pagará una suma específica de dinero anualmente por un periodo no superior a cinco años para asistirlo en el re-establecimiento de sus ciudadanos. Si el gobierno mejicano rechaza aceptar la ciudadanía de ellos, serán colocados en campamentos de refugiados a lo largo del Rio Grande hasta que el gobierno mejicano pueda ser suficientemente presionado para aceptarlos. El costo será alto, pero al final valdrá la pena. Todas las tropas en Afganistán y en cualquier número de otros países serán enviadas a casa y respetarán la soberanía de las naciones extranjeras, no importando su orientación política y/o religiosa. Ninguna restitución en absoluto será pagada. Los respectivos países serán informados de que el gobierno anterior de Estados Unidos era una organización criminal y no estaba actuando legalmente como el representante del pueblo estadounidense. Punto. Si estos gobiernos lo reprueban, es su problema.


15.  La circuncisión de varones estadounidenses no-judíos se detendrá inmediatamente. Una campaña re-educativa masiva será lanzada sobre los medios de televisión recién adquiridos y la verdad sobre la circuncisión será dicha: que no hay ningún motivo de higiene en absoluto para ser circuncidado. Ésa es y siempre ha sido una mentira judía.


16.  La historia revisionista será obligatoria en todos los grados. Alemania y los alemanes serán rehabilitados en las mentes de los estadounidenses. Todo el asunto entero de Palestina e Israel será presentado en una manera realmente equilibrada. Las dos Guerras Mundiales serán planteadas con el actual plan de estudios, y lo que esté diseñado para despertar una respuesta/opinión emocional más bien que intelectual será quitado del aula. La corrección política será desarraigada de la sociedad. Los programas de acción afirmativa [discriminación racial inversa] serán abandonados, y Estados Unidos será devuelto a una meritocracia. Las minorías recibirán sus derechos constitucionalmente protegidos y no más. Los estadounidenses famosos, es decir, las estrellas de cine, los políticos, los académicos y otros por el estilo, serán escudriñados por "organizaciones patrióticas", y aquellos que apoyaron el statu quo y se hicieron ricos como consecuencia de ello serán denunciados. Los estadounidenses (pasados y presentes) que intentaron denunciar la corrupción del gobierno y la influencia judía serán rehabilitados en público; muchos recibirán estipendios, incluyendo las viudas, etc. A los alumnos de las escuelas se les pedirá conocer muchos de sus nombres y ser capaces de relatar lo que que ellos dijeron o escribieron.


17.  La seguridad fronteriza a lo largo de la frontera canadiense será de responsabilidad de cada sheriff de condado en cada condado respectivo a lo largo de la frontera. Se le dará al sheriff autoridad suprema en esta área, de manera que él pueda recolectar evidencias como guste, procesar los casos, juzgarlos y ejecutar la sentencia. Cada sheriff será supervisado por una autoridad central, una diseñada para supervisar al sheriff y a su departamento. La corrupción en la aplicación de la ley ya no será tolerada y será tratada con severidad. La Marina de Estados Unidos y la Guardia Costera resguardarán las aguas costeras estadounidenses y tratarán con los contrabandistas e inmigrantes ilegales en una manera que ejemplifique el prejuicio extremo. La culpa o la inocencia de los infractores (no-estadounidenses y judíos) será determinada por los capitanes de los buques; ninguna documentación de los casos o sus resultados será necesaria. El congreso en su totalidad recibirá un enema político. Una amnistía general será ofrecida. Aquellos que decidan entregar evidencia que revele su traición serán perdonados; a aquellos que no lo hagan y aparezcan como culpables se les pegará un tiro. A algunos miembros del Congreso pública y sumariamente se les debería pegar un tiro en las escalinatas del edificio del Capitolio y sus ejecuciones transmitidas por la televisión.


18.  La gran mayoría de programas de asistencia social se terminará. Las iglesias serán animadas a hacerse cargo de lo que abandonaron antes de la "Guerra contra la Pobreza" de Johnson, y todas las organizaciones estadounidenses (incluídas las religiosas) serán disuadidas de enviar ayuda a naciones del Tercer Mundo. Esto no debería ser un problema, porque su ayuda será desesperadamente necesitada por los miembros de sus congregaciones. Las organizaciones religiosas que continúen enviando ayuda a países extranjeros serán denunciadas en público, lo que casi ciertamente provocará la condena de sus propios feligreses.


19.  Lamentablemente, a consecuencia de las susodichas medidas, el sistema económico estadounidense entero, como lo sabemos hoy, sufrirá un colapso. Al principio habrá tiempos difíciles, privaciones y un poco de hambre. Si el pueblo estadounidense trabaja unido, este período no durará más de cinco años. Las buenas noticias son que ninguna propiedad de no-judíos (excluídos los criminales) será confiscada a consecuencia de mora en hipotecas, préstamos, etc. Los préstamos serán re-estudiados y los pagos aplazados durante un período ampliado de tiempo (probablemente de cinco años). Los bienes confiscados a los judíos serán usados para sostener la economía recién formada, que será de un tipo mercantil (administrada). Los estadounidenses ricos como Bill Gates y el Oráculo de Omaha serán animados a donar grandes sumas de su fortuna a esta nueva economía. Si ellos lo hacen, se convertirán en héroes nacionales; si no lo hacen, ellos pueden sufrir un accidente y ser castigados en la conciencia del nuevo Estados Unidos. Su riqueza será incautada por el Estado. Si es factible, el nuevo sistema monetario estará basado sobre metales preciosos.


20.  Los estadounidenses serán estimulados, más bien que desalentados, a reproducirse. A los padres con altos CIs se les pagará una cantidad de dinero sustancial por reproducirse. En algunos casos, se le pagará a individuos de CI bajo cantidades de dinero significativas para que se sometan a la esterilización. Las mujeres tendrán otra vez la oportunidad de asumir de nuevo su antigua posición elevada en la sociedad, como madres y compañeras matrimoniales. La necesidad de mantener dos sueldos por grupo familiar será suprimida. Los nuevos medios de comunicación no adoctrinarán ya a las mujeres para aceptar sus conceptos de una supuesta igualdad. Los nuevos medios expondrán las mentiras del viejo orden y expondrán cómo altas tasas de divorcios y abortos fueron programadas para destruír a la civilización occidental. Si las mujeres desean un aborto en el nuevo mundo, permítaseles ir a una nación que insista en dar albergue a la degeneración para conseguirlo. Sin excusas.–



No hay comentarios:

Publicar un comentario