BUSCAR en este Blog

jueves, 3 de mayo de 2012

Henry Makow - Nociones Sobre los Illuminati


     El escritor canadiense de origen suizo Henry Makow (1949) publicó este artículo (An Illuminati Primer) en 2005 y lo re-publicó en Julio de 2008 en su sitio www.henrymakow.com. Cartilla, silabario, nociones, rudimentos, es la idea que pretende transmitir este esbozo o introducción al tema de los Illuminati que hemos traducido, que no deja de tener ciertas informaciones de provecho. En la famosa enciclopedia dice que el núcleo del pensamiento del señor Makow es que "una fuerza oculta, proveniente de un cartel de banqueros de la City de Londres (opinión compartida por Lyndon LaRouche) ejerce su influencia y poder en la sociedad a través de la masonería y pretende establecer una tiranía mundial para defender su monopolio del crédito (creación del dinero). Uno de sus objetivos finales es la despoblación mundial y la esclavitud de la Humanidad, mental y espiritual, si es que no también física".


Nociones Sobre los Illuminati
por Henry Makow, Ph.D.
19 de Noviembre de 2005




     La política ha desterrado a la religión del discurso público, pero la religión todavía ofrece la mejor descripción de la realidad política.

     La esencia de la lucha política es realmente espiritual, una batalla cósmica entre Dios (el Bien) y Satán (el Mal) por el alma del Hombre.

     La lucha es entre una élite financiera internacional dedicada a Satán, conducida por los Illuminati, y los remanentes de la Humanidad que todavía respaldan el plan de Dios. Las confiadas masas están en una situación precaria, habitando como niños un paraíso de tontos.

     Esta lucha no es entre naciones, religiones o entre ideologías de izquierda o derecha. Esta oculta élite crea y controla ambos lados de cada conflicto a fin de obscurecer y al mismo tiempo desarrollar su agenda a largo plazo.

     El plan de la élite es reconstituír el planeta como su territorio privado neo-feudal. Esto implica la reducción de la población mundial mediante plagas, catástrofes o guerras; crianza y control mental de los sobrevivientes como siervos, y la veneración de Lucifer como dios.

     Un cataclismo podría ocurrir dentro de los próximos 10 ó 20 años. Estamos viviendo con tiempo prestado, engañados por los medios de comunicación y distraídos por el sexo, mientras la élite prueba e impone varios métodos de manipulación y control.

     Miles de organizaciones como Naciones Unidas promueven la agenda del "gobierno mundial" de la élite prácticamente sin ningún escrutinio público. Más recientemente, la élite instigó los ataques del 11 de Septiembre para justificar su "Guerra contra el Terrorismo", la represiva "Ley Patriota" y la guerra contra Iraq. La inundación de Nueva Orleans, las vacunaciones y la epidemia de gripe aviar son otros experimentos o preludios posibles.

     La gente refinada y devota revuelve sus ojos cuando se le habla sobre esta conspiración. Ellos están hipnotizados por su "educación" y por los medios de comunicación.

     Escuchar hablar de los "Illuminati" parece fantasioso, pero esto NO es una quimera. Escondidos dentro de la masonería, ellos SON la Iglesia de Satán. Su membresía llegó a ser conocida; sus premisas fueron descubiertas. Planes y correspondencia fueron incautados y publicados. Los desertores dieron testimonio del grave peligro ante preguntas formales. Fue suprimida, pero pasó a la clandestinidad. Desde entonces se ha hecho tan poderosa que ha definido literalmente la edad moderna (disfrazada como "progreso", "reforma" y "revolución"), y ahora amenaza el futuro de la Humanidad.


EL ORIGEN DEL MAL FUNCIONAMIENTO MODERNO

     El término "Illuminati" significa "los iluminados" y se refiere a Lucifer, el "portador de la luz". Su filosofía esencial es substituír la "razón", es decir el interés personal, por la "recta razón", es decir la moralidad universal.

     "Haz lo que quieras" (Do as thou wilt) era el lema Illuminati. Los Illuminati definirán la realidad, no Dios o la Naturaleza. El iluminismo o "humanismo" es una religión secular y una transición hacia el Satanismo (es decir, la "tolerancia"). La decadencia de la decencia pública hace que esto sea cada vez más evidente.

     Ya sea una planta, un perro o un niño, todo florece naturalmente, siguiendo su diseño inherente, dándole un poco de alimento y amor. Los Illuminati desean negar el curso inherente del desarrollo humano promoviendo el mal funcionamiento bajo apariencias tales como la "libertad" y el molde galletero [que suprime la originalidad y la distinción] de la "igualdad".

     Los Illuminati representan la tradicional élite del poder feudal, la alianza de la aristocracia europea y los prestamistas judíos, unidos por el dinero, el matrimonio y el ocultismo. En 1770 Mayer Rothschild contrató a Adam Weishaupt, de 22 años, un instructor de universidad (hijo de un rabino y educado como católico), para atraer a la crema de la sociedad europea hacia un culto secreto diseñado para revertir el curso de la civilización occidental, es decir, cristiana (de ahí el término "revolución").

     Estoy resumiendo "Final Warning", un libro disponible en línea de David Allen Rivera, y el excelente libro de James Wardner "Alianzas Impías" (pp.34-51)

     Los Illuminati fueron fundados el 1º de Mayo de 1776. Weishaupt escribió: "La gran fuerza de nuestra Orden consiste en su ocultamiento, en que nunca aparezca en ningún lugar con su propio nombre, sino siempre cubierto por otro nombre y otra ocupación. Nada es más adecuado que los tres grados inferiores de la francmasonería; el público está acostumbrado a ella, espera poco de ella, y por lo tanto se preocupa poco de ella".

     Un entendimiento fue alcanzado con los masones en el Congreso de Wilhelmsbad, el 20 de Diciembre de 1781, para añadir la jerarquía Illuminati a los tres primeros grados de la masonería. Al volver a casa, el conde de Virieu, un masón de la logia Martinista de Lyón, hizo un informe: "Sólo puedo decirle que todo esto es muchísimo más serio de lo que usted piensa. La conspiración que está siendo tejida está tan bien pensada, que para la Monarquía y la Iglesia será imposible librarse de ella".

     Nesta Webster en su libro World Revolution describe el modus operandi de los Illuminati: "El arte del Iluminismo está en el reclutamiento tanto de adeptos como de tontos, y por medio de la estimulación de los sueños de visionarios honestos o de los proyectos de los fanáticos, adulando la vanidad de egoístas ambiciosos, trabajando sobre cerebros desequilibrados, o sacando ventaja de pasiones como la avaricia y el deseo de poder, hacer a hombres con objetivos totalmente divergentes servir al objetivo secreto de la secta".

     Los Illuminati también usaron sobornos de dinero y sexo para ganar control sobre hombres ubicados en posiciones elevadas, y luego los chantajearon con la amenaza de ruina financiera, exposición pública o asesinato. Esto continúa hasta el día presente.

     Weishaupt escribió: "Uno debe hablar a veces de un modo, a veces de otro, de manera que nuestro verdadero objetivo debiera permanecer impenetrable para nuestros inferiores". ¿Y cuál era aquel objetivo?. Era "nada menos que ganar el poder y la riqueza, socavar el gobierno secular o religioso, y obtener el dominio del mundo".

     La primera prioridad era reclutar a escritores, editores y educadores. El panteón moderno de grandes pensadores, de Darwin a Marx y a Nietzsche, todos eran peones de los Illuminati o sus agentes. De una universidad, Weishaupt escribió: "Todos los profesores son miembros de los Illuminati... de manera que todos los alumnos se convertirán en discípulos del Iluminismo" (Wardner, 45).

     Como la Orden se extendió a través de toda Alemania, la contribución de dinero provino de familias judías principales tales como los Oppenheimer, Wertheimer, Schuster, Speyer, Stern y, por supuesto, los Rothschild. Gerald B. Winrod escribió en su libro Adam Weishaupt: Un Diablo Humano que "de los treinta y nueve principales sub-líderes de Weishaupt, diecisiete eran judíos".

     Desde Baviera, la Orden de los Illuminati se esparció como un fuego incontrolable... Pronto ellos tuvieron más de 300 miembros de todas las condiciones sociales, incluyendo estudiantes, comerciantes, médicos, abogados, jueces, profesores, oficiales civiles, banqueros, y hasta ministros de iglesia. Algunos de sus miembros más notables eran: el duque de Orleans, el duque Ernesto Augusto de Saxe-Weimar-Coburg-Gotha, el príncipe Carlos de Hesse-Cassel, Johann Gottfried von Herder (un filósofo), el conde Klemens von Metternich, Catalina II de Rusia, el conde Gabriel de Mirabeau, el marqués de Constanza ("Diomedes"), el duque Fernando de Brunswick ("Aarón"), el duque Carlos Augusto de Saxe-Weimar, Johann Wolfgang von Goethe (un poeta), José II de Rusia, Cristián VII de Dinamarca, Gustavo III de Suecia, y el Rey Poniatowski de Polonia.

     Al momento del 3er Congreso Masónico en Frankfurt en 1786, los Illuminati prácticamente controlaban todas las logias masónicas, que representaban a tres millones de miembros de sociedades secretas a través de varias provincias alemanas, Austria, Hungría, Inglaterra, Escocia, Polonia, Francia, Bélgica, Suiza, Italia, Holanda, España, Suecia, Rusia, Irlanda, África, y América (Wardner, p.39).

     En la década de 1790 hubo un temor hacia los Illuminati en Estados Unidos. En Charlestown, en 1798, el pastor Jedediah Morse predicó: "Prácticamente todos los establecimientos civiles y eclesiásticos de Europa ya han sido sacudidos desde sus fundamentos por esta terrible organización. La Revolución francesa misma indudablemente puede ser remontada hasta sus maquinaciones..." (Wardner, 48).

     En 1832 William Russell estableció una sucursal de los Illuminati en Yale llamada "Skull and Bones". El presidente G.W. Bush, su padre y John Kerry, entre otros, son miembros de ella.

     El 9 de Septiembre de 1785 Joseph Utzschneider, un abogado, y otros dos desertores revelaron los objetivos Illuminati ante una Comisión Investigadora en Baviera:

—  Abolición de la monarquía y de todo gobierno organizado;
—  abolición de la propiedad privada (que los Illuminati asumirán);
—  abolición del patriotismo (naciones);
— abolición de la familia (mediante la abolición del matrimonio, la moralidad, y por medio de gobiernos que proporcionan "educación" para los niños), y finalmente
—  la abolición de toda religión, particularmente el cristianismo.

     Éstos son exactamente los objetivos del comunismo, enunciados por Marx en 1848. Los Illuminati y el comunismo van de la mano. El término "rojos" proviene del "Escudo Rojo" (Red Shield), el nombre de los Rothschild. La satánica estrella de cinco puntas es el símbolo de ambos.


CONCLUSIÓN

     La Humanidad ha tomado una dirección equivocada y parece condenada a la aniquilación. La élite política, cultural y económica de Occidente se compone de tontos engañados o agentes complacientes de una conspiración satánica de proporciones cósmicas.

     Si nosotros y nuestros hijos debemos sufrir y morir prematuramente, al menos conozcamos la verdadera razón. Es un privilegio no concedido a millones de nuestros antepasados.

     Dios y Satán hicieron una apuesta por el alma del Hombre. Si Dios gana, el Hombre ha de regocijarse en la gloria de su primogenitura divina. Si Satán gana, el Hombre es destruído. En resumen, ésta es la naturaleza religiosa de la política.

     Podemos recuperar instantáneamente una parte esencial de la religión incorporando en nuestras vidas el dictamen "Haga a los demás lo que usted quisiera que ellos hicieran a usted". La esencia de toda la verdadera religión es obedecer a Dios (es decir, a los ideales espirituales como la justicia, la verdad y el amor) en vez de al deseo personal; ser desinteresados en vez de egoístas. Como un copo de nieve, así es cómo los elementos dispares se organizan según el plan divino y consiguen la perfección.


No hay comentarios:

Publicar un comentario