BUSCAR en este Blog

viernes, 13 de abril de 2012

Rusia Despliega Tropas Hacia Irán


     Habiendo informado ciertas agencias noticiosas días atrás del envío de fuerzas especiales rusas a Siria, para el evento de tener que respaldar al gobierno de Al-Assad de los innumerables mercenarios terroristas que como gusanos carroñeros pululan allí, se ha publicado ayer en g2bulletin.wnd.com (pero que hemos tomado y traducido de www.informationclearinghouse.info) esta breve pero especiosa crónica y análisis de un señor Maloof, antiguo analista principal de política de seguridad en la Oficina del Secretario de Defensa estadounidense, acerca de la postura rusa ahora en cuanto a Irán, que muestra que lo que han advertido los rusos sin duda va en serio, lo que es grave si a los sicópatas sionistas les siguen arreciando sus trastornos neuronales.



Rusia Planifica un Despliegue de Tropas
en la Frontera Norte de Irán
y Espera un Ataque Occidental
Por F. Michael Maloof
12 de Abril de 2012


     WASHINGTON. — Los militares rusos esperan que ocurra un ataque contra Irán antes del verano (boreal) y han desarrollado un plan de acción para mover tropas rusas a través de la vecina Georgia y estacionarlas en Armenia, que limita con la república islámica, según fuentes rusas bien informadas.

     El jefe del Consejo de Seguridad ruso Viktor Ozerov dijo que el Cuartel Central del Ejército ruso ha preparado un plan de acción en caso de un ataque contra Irán.

     Dmitry Rogozin, quien recientemente fue el embajador ruso ante la OTAN (Organización Terrorista del Atlántico Norte), advirtió contra un ataque a Irán.

     "Irán es nuestro vecino", dijo Rogozin. "Si Irán es involucrado en cualquier acción militar, eso es una amenaza directa para nuestra seguridad". Rogozin ahora es el delegado del Primer Ministro ruso (Putin) y es considerado como anti-occidental. Él supervisa el sector de defensa de Rusia.

     Fuentes de Ministerio de Defensa ruso dicen que los militares rusos no creen que Israel tenga los suficientes recursos militares como para derrotar las defensas iraníes, y por lo tanto creen que una acción militar estadounidense será necesaria.

     La implicación de prepararse a mover tropas rusas no es sólo proteger sus propios intereses regionales vitales, sino posiblemente prestar ayuda a Irán en caso de tal ataque. Las fuentes añaden que una concentración militar rusa en la región podría derivar en un potencial enfrentamiento de los militares rusos contra fuerzas israelíes, o estadounidenses, o ambas.

     Fuentes informadas dicen que los rusos han advertido acerca de las "imprevisibles consecuencias" en el evento de que Irán fuera atacado, mientras otros (rusos) sostienen que los militares rusos participarán en la posible guerra porque ella amenazaría sus intereses vitales en la región.

     El influyente periódico ruso Nezavisimaya Gazeta ha citado a una fuente militar rusa que afirma que la situación que se está formando en torno a Siria e Irán "hace que Rusia esté acelerando el acondicionamiento de sus grupos militares en las regiones del Cáucaso del Sur, el Caspio, el Mediterráneo y el Mar Negro".

     Esta última información proviene de una serie de informes y filtraciones de portavoces rusos oficiales y agencias de noticias del gobierno que dicen que un ataque israelí es casi seguro cerca del verano (boreal).

     A causa del impacto sobre los intereses vitales rusos en la región, las fuentes dicen que los preparativos rusos para tal ataque comenzaron hace dos años cuando la base militar rusa 102 en Gyumri, Armenia, fue modernizada. Se ha dicho que es para ocupar una posición geopolítica predominante en la región.

     Las familias de los militares rusos de la base en Gyumri, cerca de las fronteras de Georgia y Turquía, ya han sido evacuadas, dicen las fuentes rusas.

     "La base militar 102 es un punto clave, el puesto de avanzada de Rusia en el Cáucaso del Sur", dijo una fuente militar rusa al periódico. "Ocupa una posición geopolítica muy importante, y el Kremlin siente que no debiera perder esta ventajosa posición".

     Con Vladimir Putin retornando a la presidencia rusa, la perspectiva de que él nuevamente pudiera ordenar un ataque contra Georgia, como lo hizo en Agosto de 2008, también se ha convertido en una posibilidad, dicen estas fuentes informadas.

     Los rusos creen que Georgia cooperaría con Estados Unidos en obstruír cualquier suministro a la base militar 102, que ahora es aprovisionada principalmente desde el aire. Ahora mismo, Georgia bloquea la única ruta terrestre de transporte a través de la cual los suministros militares rusos podrían viajar. El combustible para la base rusa en Armenia proviene de Irán. Los funcionarios rusos creen que este paso fronterizo puede ser cerrado en caso de una guerra.

     "Posiblemente será necesario usar los medios militares para romper el bloqueo georgiano del transporte y establecer pasillos que conduzcan hacia Armenia", según Yury Netkachev, antiguo comandante delegado de las fuerzas rusas en Transcaucasia. La geografía de la región sugiere que cualquier corredor de abastecimiento tendría que pasar por el medio de Georgia, cercano a la capital de Georgia, Tbilisi, dados los caminos y la topografía del país.

     En Septiembre el ejército ruso planea llevar a cabo sus ejercicios militares anuales, llamados Kavkaz 2012. Sin embargo, las fuentes informadas rusas dicen que los preparativos y los despliegues de equipamiento y personal militar ya han comenzado, en previsión de una posible guerra contra Irán. Estas fuentes relatan que el nuevo equipamiento de comando y control ha sido desplegado en la región, el cual es capaz de usar el sistema GPS ruso, GLONASS, para conseguir la información.

     «Se indica que la fuerza aérea en el Distrito Militar Sur ha sido rearmada casi en un 100 por ciento con nuevos aviones a reacción y helicópteros», según el experto regional Pavel Felgenhauer de la Fundación Jamestown situada en Washington.

     En 2008, Felgenhauer señaló que las maniobras Kavkaz 2008 permitieron que los militares rusos desplegaran encubiertamente fuerzas que invadieron exitosamente Georgia en Agosto de ese año.

     El Ministro de Defensa Anatoly Serdyukov ya ha anunciado que nuevas Spetznaz, o unidades de Fuerzas Especiales, serán desplegadas en Stavropol y Kislovodsk, que se ubican en las regiones del Cáucaso del Norte.

     Las fuentes rusas dicen que los militares rusos creen que si Estados Unidos va a la guerra contra Irán, aquél puede desplegar fuerzas en Georgia y buques de guerra en el Mar Caspio con la posible ayuda de Azerbaiyán, que desde ya ha declarado que no permitirá que su territorio sea usado por Israel para lanzar un ataque sobre su vecino Irán.

     Ha habido especulaciones de que dadas las mejoradas relaciones entre Israel y Azerbaiyán, el Estado judío puede usar bases para lanzar ataques aéreos sobre los sitios nucleares del vecino Irán. Israel recientemente consintió en vender a Azerbaiyán 1.600 millones de dólares en equipamiento militar.

     Una molestia adicional para el presidente de Georgia Mijail Saakashvili es la perspectiva de que tropas rusas de asalto aerotransportadas, o unidades VDV con helicópteros, podrían ser desplegadas en las dos provincias separatistas de Georgia, Abjasia y Osetia del Sur. Estas dos provincias fueron tomadas por los militares rusos durante la guerra ruso-georgiana de Agosto de 2008. Inicialmente ellas fueron declaradas por Moscú como países independientes, pero ahora el Kremlin indica que ellas pueden ser anexadas a Rusia.

     Del mismo modo, el teniente general Vladimir Shamanov, comandante de las VDV, ha anunciado que las tropas rusas en Armenia serán reforzadas por paracaidistas, junto con helicópteros de ataque y de transporte.

     «Puede ordenarse que la punta de lanza rusa (desde la región transcaucásica) golpee el Sur para prevenir el presunto despliegue de bases estadounidenses en Transcaucasia, para así conectarse con las tropas en Armenia y tomar el control del pasillo de energía del Cáucaso del Sur, a lo largo del cual el gas natural y el petróleo azerí, turkmeno y otros de la zona del Mar Caspio pueden alcanzar los mercados europeos», dijo Felgenhauer.

     «Mediante un rápido golpe militar, Rusia puede asegurar el control de todo el Cáucaso y de los Estados del Caspio que eran su antiguo reino, estableciendo un fait accompli [misión cumplida] que Occidente, demasiado ocupado con Irán, no podría revertir», sostuvo.

     «Al mismo tiempo, una pequeña guerra victoriosa uniría a la nación rusa detrás del Kremlin, permitiéndole aplastar a los remanentes del movimiento pro-democracia "por elecciones justas", y como un agregado extra final, la acción militar de Rusia podría quizá destruír finalmente el régimen de Saakashvili».

     Putin no ha hecho ningún secreto de su desprecio por Saakashvili, y con su retorno a la presidencia él puede considerar el sacar al presidente georgiano como un asunto aún no concluído. Como en 2008, Putin no tendrá mucho que preocuparse si él envía tropas rusas a Georgia, ya que hubo una muda reacción de Estados Unidos y los países europeos frente a la invasión rusa y la subsecuente ocupación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario