BUSCAR en este Blog

jueves, 19 de abril de 2012

Consejos de Abuelas y Otros


     En el sitio theoccidentalobserver.net se publicó hace dos días esta reflexión del autor sobre lo que su abuela le inculcó cuando él era un niño. Las amonestaciones que hemos traducido sin duda son justas y realistas. Y luego hemos incluído uno de los comentarios que suscitó este mismo artículo, que es a su vez otra sarta de consejos, esta vez para el cuidado de las damas.


Alan Lee - "Merlín"


 
Consejos de mi Abuela
por Alexander Mikhaylov
17 de Abril de 2012




     Hay mucha conversación sobre "la conversación" en los medios, en todas las formas y colores. Y aquello me tiene pensando. Vea, yo nunca conseguí conversar con mis padres; pero después de leer varios artículos referentes al reciente asunto de John Derbyshire, de repente recordé algunas cosas que mi abuela me había enseñado cuando yo era muy joven, tan joven de hecho, que no recuerdo cuándo me haya dicho esto o aquello la primera vez. Por ejemplo, que yo nunca debiera hablar a un extraño.

     Mi abuela nació bastante antes de la Revolución rusa, y como una adulta, ella logró sobrevivir a importantes agitaciones históricas, como la Primera Guerra Mundial, el cambio de régimen, la colectivización, el sitio de Leningrado, el terror Rojo, el terror Estalinista antes y después de la Guerra, el período de la Guerra Fría y el resto de la realidad soviética, hasta su muerte a la venerable edad de 90 años. Todavía la recuerdo como una buena abuela anciana, pero, siendo un niño, difícilmente pude haber apreciado las considerables habilidades de supervivencia que la conservaron a ella y a su familia vivas y fuera de prisión, como podía esperarse siempre durante todos los problemáticos años de la historia rusa moderna. Aunque mi abuela fuera venenosamente despectiva hacia todas las cosas soviéticas (su apodo favorito para V. I. Lenin era "el Anticristo"), ella tuvo actitudes realistas a través de toda su vida. Lo que ella me trató de infundir también, desde que yo tenía tres años, eran ciertas normas de comportamiento que, como comprendo ahora, eran las reglas básicas de supervivencia. ¡Cuán bien ellas me sirvieron más tarde en la vida!. Obviamente, aquellas reglas eran estrategias de supervivencia en una época de anarquía, guerras, régimen totalitario y, finalmente, el multiculturalismo con su abundancia de delito, suciedad y enfermedades. De modo que aquí van... unos cuantos consejos de mi abuela.

     ¿Quién hubiera pensado que sus consejos sería tan dolorosamente aplicables en el contemporáneo EE.UU multicultural y monitoreante?.


Reglas de higiene personal básica en relación a otra gente:

     Nunca toque a otra gente, sus cosas, etc. Siempre lave sus manos después de un apretón de manos; nunca se pruebe los zapatos ni la ropa de otros niños y sobre todo sus sombreros (así a usted no se le pegarán piojos); nunca beba de una botella o un vaso compartidos (para prevenir la contaminación de alguna enfermedad). Nunca acepte comida de nadie. Intente evitar comer fuera (camareros y cocineros en los restaurantes escupen sobre su comida, además de que el alimento cocinado en casa es siempre una opción más sana y más segura, porque usted sabe que es limpio y fresco). Siempre sepa lo que usted come. (Mientras gatos y ratas eran comunes en la comida rápida soviética, al parecer se vendió carne humana durante el sitio de Leningrado, y usted no tiene que ser un vegetariano para oponerse a eso). Siempre lave las verduras y frutas (muchos alimentos vienen de regiones contaminadas). Nunca lleve puestas las ropas de calle en casa (usted nunca sabe quién estuvo sentado en un asiento del tranvía antes que usted). Siempre lave sus manos al volver a casa (usted nunca sabe quién ha tocado las perillas de las puertas, el dinero, etc.).


Reglas de comportamiento fuera de casa:

     Nunca se acerque a un automóvil cuyos pasajeros estén entrando o saliendo de él en ese momento (así usted no será tomado por la fuerza, secuestrado, etc.). Si un coche reduce la velocidad y se aproxima a la cuneta mientras usted va caminando, camine más rápido y nunca se detenga. Nunca se acerque a un coche estacionado con gente sentada dentro (misma razón). Mientras camina por la calle, asegúrese de que nadie lo está siguiendo. Asegúrese de que nadie lo esté siguiendo en un edificio/ascensor/departamento. Mantenga cerradas las cortinas de su casa cuando las luces se encienden (durante el día es bastante más difícil espiarlo a usted, pero cuando las luces dentro de la casa están encendidas y las cortinas están abiertas, usted será visto desde lejos).

     Nunca permita que nadie deje cosas en su propio lugar (así nada podría ser "plantado" en su casa). Nunca abra la puerta si usted oye el timbre o se acerca a ella. Nunca hable a nadie a través de una puerta cerrada, aunque sea uno de sus vecinos; esté absolutamente seguro de que es uno de sus parientes y nadie más.

     Nunca diga a nadie dónde vive usted, cuál es su apellido, su domicilio, etc. Nunca dé a nadie ninguna información sobre el trabajo de sus padres, sus profesiones, su localización, etc.

     Nunca hable con extraños. Las mujeres de aspecto agradable y amistoso son especialmente peligrosas.

     Nunca confíe en una persona con uniforme.

     Siempre tenga una ruta de escape y nunca camine por partes desconocidas de la ciudad.

     Nunca acepte comida de nadie, especialmente ni dulces ni bebidas. Y nunca le quite el ojo a su vaso. (Y pensar que las drogas para violación ni siquiera existían entonces).

     Nunca repita ante nadie nada que haya sido dicho en su casa. Nunca hable fuerte mientras esté en su casa, especialmente justo afuera de su departamento, en una escalera o en un balcón. (Usted puede decir algo que puede ser usado contra usted más tarde).

     Cuando usted vea un grupo de gente borracha que se acerca a usted, cruce al otro lado de la calle. Cuando usted vea un grupo de ruidosos adolescentes, cruce al otro lado de la calle. Si usted ve un grupo sospechoso de gente parada cerca de la entrada de su casa no trate de entrar en ella, sino que pasee como si usted no viviera allí. Cuando un transeúnte trate de detenerlo a usted y le pregunte la hora o cualquier otra información, no se detenga y siga caminando; nunca se embarque en una conversación. (Es fácil asaltarlo cuando usted ya está detenido. Es mucho más difícil asaltar un objetivo móvil. Además, un atacante raramente intentaría perseguirlo) Si está en problemas, grite.

     Nunca ostente su riqueza en público. Nunca lleve con usted ninguna cantidad significativa de dinero en efectivo o algo de valor. Nunca lleve con usted nada que pueda ser fácilmente arrebatado de sus manos. Nunca se vista de manera que le haría destacar en una muchedumbre. Siempre mantenga sus manos libres. Nunca lleve con usted nada que lamentara mucho perder (en caso de un atraco o un arresto).


Reglas de seguridad en el transporte público:

     Nunca tome asiento en el transporte público (su libertad de movimiento sería restringida y su ruta para escapar podría ser fácilmente bloqueada). Siempre asegúrese de que usted tenga espacio para maniobrar, así como una oportunidad fácil para bajarse y abandonar el autobús, el tren, etc., ante el más ligero escrúpulo o provocación. Siempre compruebe sus alrededores y a la gente que está de pie o sentada cerca de usted. Nunca permanezca cerca de alguien que se comporte extrañamente o tenga un aspecto extraño/inusual/amenazante (podría ser un provocador). Siempre aléjese y mantenga una buena distancia de tal personaje.


Reglas para adultos jóvenes que se divierten:

     Nunca beba fuera de casa. Beba en su hogar. Evite todos los establecimientos públicos de bebida. Si usted ha estado divirtiéndose con amigos en sus domicilios, asegúrese de que nadie vuelva a casa solo. Siempre retorne a casa de a dos o tres. Si usted resulta estar borracho en una calle, trate de parecer sobrio (los borrachos son blancos fáciles para la policía o los criminales, sobre todo un adulto joven). Aprenda a manejar el alcohol y todas las reglas en cuanto a la bebida segura desde joven, preferentemente bajo la supervisión de sus padres. Si usted refrena sus ingeniosidades cuando está bebido, usted es doblemente inteligente (proverbio ruso). Cuando beba con amigos, limite los temas de conversación al clima, los deportes y el sexo; nunca hable de política.


La vida bajo un gobierno hostil .

     Nunca confíe en la policía o en un funcionario. Nunca se acerque a un auto policial estacionado. Nunca abra la puerta a la policía a menos que forzosamente tenga que hacerlo. Nunca declare como testigo, a menos que usted sea forzado absolutamente a ello. Si usted ve un accidente en la calle, aléjese rápido y nunca se detenga a mirar. Nunca confiese ante nadie que usted ha tenido problemas con la policía en el pasado o alguna vez. Siempre esconda su historia personal. Nunca muestre a nadie su tarjeta de identidad, a menos que usted sea absolutamente forzado a ello. Cuando usted hable por teléfono considere cada conversación como mantenida en público. Nunca hable de política en público. Nunca revele sus puntos de vista u opiniones políticas. Siempre trate de parecer menos inteligente y entendido de lo que usted realmente es (”El Ingenio Atrae la Desgracia" fue escrita por un ruso, Alexander Griboyedov). Nunca escriba nada que pueda incriminarlo. Nunca conserve en su casa nada que pueda incriminarlo. Nunca hable sobre religión en público y nunca hable de sus creencias religiosas con nadie. Nunca diga chistes políticos. Nunca cuente a nadie su historia familiar. Nunca confíe en nadie, incluído(a) su cónyuge. Su cónyuge es su mejor amigo y su peor enemigo. Nunca cuente a nadie, incluyendo a sus parientes cercanos y cónyuge, la verdad completa sobre usted.

     Nunca espere justicia de nadie. Nunca espere que la ley esté de su lado. Nunca confíe en las noticias políticas, los periódicos o las declaraciones oficiales; es todavía mejor si usted no las lee ni las mira. Su familia es el único cielo seguro para usted. Siempre recuerde que a pesar de lo que le digan los funcionarios estatales, su familia es el único grupo que genuinamente trataría de protegerlo. Pero su familia y sus amigos pueden ser sus peores enemigos. 


La vida en proximidad cercana a judíos y relacionados con la élite hostil.

     Nunca pronuncie la palabra "judío" en público. Nunca converse sobre judíos en público. Si dos judíos lo invitan a usted a compartir un chiste judío con ellos, levántese y márchese; nunca participe. Usted puede visitar a un judío en la casa de éste, pero nunca llevar a un judío a la suya propia. Nunca confíe en ellos y nunca les pida favores. Nunca los contradiga, en particular cuando ellos le hablan sobre sus antecedentes étnicos (no-judíos). Mantenga su rostro rígido si ellos afirman ser de la antigua nobleza rusa. Siempre espere que ellos sean informantes o que ellos realmente trabajen para la seguridad estatal. Los judíos que critican abiertamente el sistema soviético son especialmente peligrosos. Si usted tiene un amigo judío, sepa que tarde o temprano le causará un problema o lo meterá en problemas.


* * * *


     No he listado todo lo que mi abuela me dijo en algún momento u otro. Las reglas arriba mencionadas son sólo un breve extracto de la larga lista de "no debes" y "nunca". Lo que es interesante en este ejemplo sin embargo, es que después de examinar cuidadosamente estas reglas, uno tiene una mejor noción en cuanto a por qué el Estado totalitario ha estado tan agresivamente opuesto a la familia tradicional como tal, y por qué siempre ha tratado de romperla o "des-estructurarla". A través de toda la Historia humana, la familia ha sido la única unidad que ha protegido a las generaciones más jovenes contra la hostilidad del Estado. Esto es especialmente importante ahora. A diferencia de una religión, que puede y a menudo se alía con los opresores, sólo la familia se levanta rápidamente contra la desintegración personal respaldada por el Estado.

     Para concluír, sólo puedo añadir que "el instituto abuelístico de sentido común y sabiduría" —recolectado y puesto a punto durante generaciones— está rápidamente convirtiéndose en una rareza. Naturalmente, una "familia" con dos padres o dos madres o sólo un padre no tiene prácticamente ninguna posibilidad de proveer a sus niños con un conocimiento básico y una protección contra los abusos e influencias venenosas de ideologías ávidas de sangre y enloquecidas. Por eso los comunistas y los otros "ingenieros de la sociedad sólo humana" siempre han tratado de difamar, destruír y desestructurar a la familia tradicional.




--------------------------------------

COMENTARIO
Mark
17 de Abril de 2012


Consejos Para Mujeres Blancas
Para Evitar Ser Violadas por Negros
u Otros Hombres No-Blancos.


1.   No concierte citas con Negros u otros hombres no-Blancos.

2.   No se relacione con Negros u otros hombres no-Blancos. Es difícil en este país evitar ahora el contacto con hombres no-Blancos. Ellos están en todas partes. Las mujeres Blancas, sin embargo, pueden minimizar el daño que puede aparecer en su camino manteniendo las relaciones con Negros u otros hombres no-Blancos sobre una base formal y no socializando con ellos. Esto significa tratar con ellos mínimamente en el trabajo o en la escuela, pero NUNCA fuera del trabajo o la escuela.

3.   No acepte paseos con Negros u otros hombres no-Blancos.

4.   No acepte ninguna comida o bebida de Negros u otros hombres no-Blancos.

5.   No acepte nada de Negros u otros hombres no-Blancos donde usted pueda incurrir en alguna obligación.

6.   No acepte una invitación de ningún tipo ni nada más, de un Negro u otro hombre no-Blanco, que requiriera que usted habría de reunirse con él otra vez en el futuro o programar una futura reunión.

7.   No abra su automóvil, su departamento, o la puerta de su casa a ningún Negro u otro hombre no-Blanco. Si alguien llama a su puerta, hábleles a través de la puerta, ¡no la abra! Si usted está sola en casa, puede ser lo mejor sólo no responder, pero vaya por su pistola inmediatamente. Lo mejor es que usted pueda ir a una ventana que esté cubierta por cortinas y mire quién está en su entrada. ¡No abra la puerta a nadie que usted no conozca!. E incluso si usted los conoce, no abra la puerta a menos que usted los conozca bien y esté en términos muy amistosos con ellos!.

8.   Evite viajar por vecindarios Negros o de gente no-Blanca.

9.   Si usted vive de todas maneras cerca de un importante centro de población, trate de nunca estar sola. Siempre esté con al menos dos o tres personas, sobre todo después del anochecer. De hecho, aunque es triste decirlo, una mujer Blanca está más segura si ella nunca sale sola sin la compañía de al menos dos o tres amigos Blancos, o incluso un grupo de 8 a 10 personas. Esto va a ser especialmente importante de aquí en adelante (2012), porque la intensidad del conflicto racial está aumentando, y los hombres no-Blancos están exteriorizando más sus sentimientos hacia los Blancos.

10.  Si usted necesariamente debe salir sola (durante el día, ¡nunca por la noche!), use lentes de sol, evite el contacto visual con Negros u otros hombres no-Blancos, y háblele a alguien en su teléfono celular (o simule dirigirse a alguien), o de otra manera trate de hacerse tan inaccesible como le sea posible. Siempre sepa exactamente dónde está usted (la calle en que está y el cruce siguiente más cercano) y tenga ingresado en su lista de contactos de su celular a un grupo de amigos, incluyendo varios amigos Blancos a los que usted pueda llamar rápidamente en cosa de un momento. ¡Avise a sus amigos cuando usted vaya a salir sola!.

11.  Adquiera una pistola y aprenda a usarla. Consiga una que sea cómoda para sostenerla y disparar. Preferentemente compre dos pistolas que sean duplicados exactos la una de la otra, de modo que usted siempre tenga un arma de reserva con la cual usted esté familiarizada. Entonces tome un curso (de un hombre o una mujer Blancos) sobre cómo disparar la pistola. Usted debería contemplar disparar unos 500 ó 600 tiros con su pistola antes de que comience a sentir más comodo su uso. Practique disparándola al menos una vez al mes. Practique recargando el arma bajo tensión (al alcance de un tiro). Sí, sé que la munición sale cara, pero la destreza con el arma salvará su vida un día (¿cuánto lo vale su vida?). Una vez que usted logre un cómodo manejo, consiga en su Estado un Permiso para Portar Oculto.

12.  No hay ninguna ley que diga que usted tiene que ofrendar el tiempo de su día a los Negros u otros hombres no-Blancos. Sin embargo, si usted está en una situación donde no puede evitar hablarles, sea muy breve, cortés, y luego aléjese rápidamente.

13.  Trate a las Blancas que están asociadas con Negros u otros hombres no-Blancos de la misma forma en que usted trataría a los mismos Negros u otros hombres no-Blancos: ¡evitándolas!. En otras palabras, no desarrolle amistad con mujeres Blancas que conciertan citas con Negros o que tienen amigos no-Blancos. Trate de formar un grupo de 6 ó 7 amigas Blancas en que usted siempre pueda confiar y casi siempre sea capaz de conseguir a un par de ellas para ir a cualquier parte con usted tras un breve aviso.

14.  Desarrolle un alto nivel de acondicionamiento físico. Intente desarrollar un programa de carreras largas combinado con entrenamiento con pesas. Hay varios programas de tipo arte marcial o de auto-defensa. Usted tiene que probar diferentes artes hasta encontrar una con la que se sienta cómoda. Esto, junto con su correr y su levantamiento de pesas, debería ofrecerle mucha protección —no la suficiente protección para salir sola por la noche, pero de todos modos mejor que estar en un estado físicamente no entrenado.

15.  Si usted es una estudiante de escuela secundaria o universitaria o pertenece a un club atlético, evite tomar ningún curso de un profesor masculino Negro o no-Blanco, especialmente clases de gimnasio y participación en equipos atléticos.


     El Negro a menudo usa el ambiente atlético como una "fachada": la chapa de ser un "entrenador personal", un "entrenador atlético" o un "entrenador" para entrar en contacto con mujeres Blancas. Es en este contexto físicamente cercano y atlético donde el Negro pondrá su mano sobre vuestro hombro o en otra parte, como un método para determinar cuán lejos puede llegar, juzgando vuestra reacción a este toque. Es también en este ambiente atlético donde el Negro se puede sentir cómodo preguntándole a usted si quiere ir a una "fiesta" o a un "club", o un "club nocturno". Es en este tipo de situaciones sociales donde sin sospecharlo mujeres Blancas se encuentran metidas muy hondo. Ellas están, por supuesto, con miedo de ser llamadas "racistas", de manera que llega a ser difícil para ellas desenredarse de la situación sin ser violadas, golpeadas y asesinadas.

     Todo esto puede ser evitado yendo siempre al gimnasio con su novio u otro amigo Blanco. Hay gran fuerza y protección en un grupo, de modo que si usted fuera al gimnasio con 3 ó 4 buenos amigos, y si usted permanece con sus amigos mientras usted está en el gimnasio, usted no debería tener ningún problema.



No hay comentarios:

Publicar un comentario