BUSCAR en este Blog

viernes, 2 de marzo de 2012

John Kaminski - Psicología Fractal


     De la serie The Nature of the Next Chapter, de John Kaminski (johnkaminski.info), ponemos ahora en castellano el quinto artículo titulado como queda dicho. John Kaminski es un escritor que vive en la costa del Golfo de Florida, cuya historia sórdida incluye incursiones semi-serias tanto en la psicología freudiana como en la New Age. Por supuesto, esto era antes de que él leyera los Protocolos de Sión y el Informe de Leuchter.




Psicología Fractal

por John Kaminski

26 de Agosto de 2009



La técnica de dislocación del tiempo revela una moralidad que hemos perdido.


     "Manténgalos esforzándose por algo que ellos no puedan conseguir; de esa manera, ellos nunca verán quiénes son" (Anu, comandante de la primera misión desde su planeta de origen a la Tierra hace 350.000 años, citado por un rubio canalizador pleyadiano en la isla de Moorea, 1994).

     "No hay ningún diferencia válida entre religión y magia" (Ernest Becker, Escape from Evil, 1974).


     La dislocación del tiempo es un concepto recientemente popularizado por los gigantes de la ciencia-ficción Arthur C. Clarke y Stephen Baxter en su libro en dos partes, tituladas separadamente El Ojo del Tiempo [Time's Eye] y Tormenta Solar [Sunstorm] (2006).

     En El Ojo del Tiempo ellos mezclan personajes históricos de siglos diferentes en una batalla arquetípica por Babilonia, y en Tormenta Solar, uno de estos personajes regresa hasta 2037 para presenciar el Sol explotando a través de la Tierra. (A modo de ejemplo, la NASA ha planeado el presupuesto para el estudio de un escudo orbital de azufre muy similar al descrito en este libro.)

     La mezcla de personajes, como Alejandro el Grande reuniéndose con Gengis Kan, abre la puerta a la consideración de los comportamientos análogos de la gente de épocas diferentes.

     La cosa que olvidé mencionar en mi historia reciente ("La Causa" [número 2 de esta serie]) sobre el profesor de economía Michael Hudson y su epifanía de que la deuda portadora de interés [monetario] ha causado todas las guerras en la Historia era ésta: la actitud de las gentes de la Antigüedad que vivían en ciudades-Estados gobernadas por reyes-sacerdotes filósofos que él describió, poseían una actitud muy diferente de la nuestra.

     En la descripción de Hudson aprendimos, a partir de los archivos dejados por la gente de hace 5.000 años, que estas personas no tendrían en mente obtener un beneficio a costa de sus vecinos más que cortarse sus propias gargantas, porque el impulso de obtener ganancias estaba subordinado a su unión con sus vecinos, su rey y su deidad. Sus vidas eran concedidas por el dios, cuyo emisario era el rey. El sentido de sus vidas estaba principalmente dirigido por esta unión.

     No como ahora, en que cada uno procura lograr grandes cifras a fin de evitar o sobrepasar la sociedad que los controla, puesto que es tan opresiva y banal. Ésta es la libertad que hemos ganado después de tres mil años.

     En vez de participar y construír la sociedad en la cual vivimos, ahora, gracias al brillo del ruido blanco de los medios [de comunicación], perseguimos pasatiempos escapistas y desintegradores; así, más bien que enriquecer nuestras vidas, las trivializamos y disminuímos. Y, en el proceso, casi hemos destruído nuestra sociedad humana por la hipocresía básica que sabotea el significado de todo.

     Este cambio de la actitud humana no sucedió por casualidad. El verdadero poder moral del rey fue sistemáticamente robado por los sacerdotes y su dios imaginario.

     Nuestros líderes religiosos nos han fallado totalmente a través del tiempo, incluso ya en la época de los romanos, porque al final ellos siempre son sobornados por el poder. Ciertamente no ha sido una ayuda para nosotros, los verdaderos creyentes, que los Rothschild hayan dirigido las finanzas del Vaticano durante siglos, y es absolutamente imposible decir donde uno acaba y el otro comienza.

     Cuando el sacerdote fue separado del rey, el rey perdió su conciencia, y el sacerdote su honestidad (los rabinos nunca tuvieron honestidad; el Talmud lo prohíbe), y los banqueros, que eran también los rabinos, consiguieron controlar a ambos. En 1993, el Dalai Lama consiguió más de cien grandes [más de 10.000 dólares] de la Agencia Central de Información (CIA). Éste era su sueldo anual.

     ¿Sabía usted que hay ahora un rabino cada domingo en el altar de la misa católica (ecumenismo, ellos lo llaman) y que los católicos ahora llaman israelíes a los israelitas?. Esto hace que muchos actuales creyentes en Dios tiemblen y sientan un hormigueo.

     La creación de la Biblia cristiana es realmente el modelo principal para el engaño que ha continuado desde su torpe concepción en 325 d.C. por un grupo más tarde llamado "un sínodo de tontos y locos". Nombrado, como lo fue, por la Emperatriz Irene, un judío jázaro sirviendo como Papa de facto en 787 d.C., uno sólo puede preguntarse qué se perdió de la Biblia original cuando ella cambió el linaje de Jesús de galileo a judío.

     La fórmula básica de cualquier religión siempre ha sido ésta: Si usted cree este tremendo embuste, improbable como parece, le daremos un pase libre para la aceptación social y lo catapultaremos a la vida eterna. Como Ernest Becker dijo una vez, “Las sociedades son sistemas estandarizados de negación de la muerte".

     Esta profunda coerción, basada como está en el chantaje emocional, ha conducido a la extendida creencia en muchas cosas que son manifiestamente falsas para cualquiera con un cerebro que funcione.

     Algunos ejemplos son:

• El 11-S siendo llevado a cabo por musulmanes descontentos que viven en cuevas en Afganistán.

• La Segunda Guerra Mundial causada por el ataque japonés contra Pearl Harbor.

• La Guerra Civil [estadounidense, Civil War] giraba en torno a la esclavitud.

• Estados Unidos derrotó Gran Bretaña con su guerra de independencia [Revolutionary War].


      A pesar de la fervorosa creencia de la gran mayoría de las poblaciones del mundo, estas afirmaciones son todas probablemente falsas, y todas son excelentes ejemplos de cómo los medios [de información] inventan, siguiendo la plantilla "crea usted esto y más", establecida primeramente por la iglesia cristiana de Constantino, cambiando nuestras percepciones de la realidad en algo verdaderamente oscuro y peligroso; y erróneo.

     En la Primera Guerra Mundial, los medios que controlaban el mundo trataron de convertir a agricultores en guerreros, y no tuvieron mucha suerte.

     En la Segunda Guerra Mundial, los oficiales encontraron que los soldados de infantería estadounidenses amantes de la paz fallarían deliberadamente al disparar al enemigo, porque los muchachos granjeros de Iowa no querían matar a nadie.

     Hoy, ¿cuántos soldados estadounidenses han sido acusados de violación, tortura y asesinato de inocentes hombres, mujeres y niños iraquíes?. ¿Cómo pasó esto?.

     El control judío de los medios de información es el cómo.

     ¿Dónde aprendieron ellos a violar y matar inocentes?. Del Antiguo Testamento y el Talmud es el dónde.

     ¿Qué le ha pasado a EE.UU. desde el tiempo en que al menos mucha gente creía que éste era la esperanza del mundo?.

     Los banqueros judíos lo han comprado todo, y controlan a cada uno, de alguna manera.

     El 11-S. Para muchos estadounidenses previamente inconcientes, ese acontecimiento de terror realizado baja una bandera falsa abrió una ventana hacia la historia oculta estadounidense. Guerras mundiales. La gripe española. La Gran Depresión. Todas las guerras, todas las grandes enfermedades, todas las catástrofes financieras que han mortificado a EE.UU. y al mundo a lo largo del siglo XX, han sido causadas por los banqueros judíos, desde Samuel Untermeyer y Bernard Baruch, pasando por David Rockefeller y Henry Kissinger, y ahora por Rahm Emanuel, agente del Mossad en la Casa Blanca, y los Bronfman o los Schiff o quienquiera que conduzca el tren multinacional Rothschild-Rockefeller en estos días.

     ¿Cuántos billones en moneda dura todos aquellos fracasados corredores de bolsa traspasaron a Israel cuando ellos quebraron la economía esta vez?.

     La Biblia dice que "el que cree en mí no perecerá". ¿No es esto lo que los generales dicen a las tropas?. ¿Y no son las tropas siempre olvidadas al final?. O peor.

     La versión cristiana de Jesús-Cristo como una verdadera persona ha sido tan despedazada por cada erudición superficial, que la posibilidad de que él tuviera una existencia real en sentido corpóreo es una imposibilidad indiscutible.

     Considere esto expresamente: La letra J no había sido inventada aún en 325 d.C.. Hesus era una divinidad druídica, el Emperador Constantino era un británico, Krishna era el dios más antiguo en el planeta. De aquí es de donde viene el nombre. Cualquier historia sobre Jesús-Cristo volando y haciendo algo es ficción. Ocasionalmente, buena ficción.

     Ah, usted dice correctamente: "pero Jesús en los corazones de la gente es verdadero". Y yo estaría de acuerdo totalmente. La gente que cree en Dios es la gente más agradable; ellos creen en la honestidad, y han hecho más bien en el mundo que cualquiera otra agrupación.

     Simplemente no se les ocurriría que en lo que ellos creen es una ficción bien fabricada, porque sus corazones son simplemente demasiado buenos para contemplar tal posibilidad.

     Se trata de aquella esperanza desesperada a la que siempre nos hemos aferrado, que al final comprendemos que es la única esperanza que alguna vez hemos tenido. La salida es por supuesto a través de la gratitud, y el conocimiento de que nada de esta hermosura podría alguna vez ser malo.

     Entonces —y éste es el paso importante— comprender eso y hacer algo al respecto, realmente es muy malo para algunos.

     Pero el mundo no es una reflexión sobre el hermoso regalo que nos han dado. En cambio, ha sido manipulado como en un status de vertedero de basura por aquellos que dejan de ver la belleza de la vida normal.

     Aquellos que no creen en nada han tomado el control del mundo, y esto está yendo muy mal para el resto de nosotros.

     A fin de mantener el candado mental, la iglesia tiene que insistir en que todo lo que dice es correcto, no obstante las disculpas a Galileo Galilei 400 años tarde. Cuando el Papa llamó a los judíos "nuestros hermanos mayores" él traicionó la imagen de Cristo más allá de la reparación. Cristo expulsó a los banqueros judíos del templo, pero ahora el pastor Hagee dice que el pueblo de Israel es más importante que Cristo. Ahora eso es lo que yo llamo el invento de los medios judíos con una importante fuerza motriz.

     Tenemos que unirnos para luchar contra un enemigo común que nos ha hecho creer que él es uno de nosotros, pero no lo es.

     ¿Qué tan seria es la amenaza?. Según Eustace Mullins, cada presidente estadounidense desde Abraham Lincoln ha sido un empleado de los pagadores judíos que controlan la realidad.

     Esta idea de que hubimos ganado algo cuando el cristianismo fue establecido es, en último término, falsa, porque aun cuando pacificó y estandarizó a toscas poblaciones, limitó las posibilidades de expandir nuestra conciencia sólo a los modelos de comportamiento pre-aprobados.

     Esto creó un nivel sin precedentes de control en el mundo, un control que ha conducido ahora, mediante la mentira amontonada sobre la falsedad, hasta un punto donde la destrucción de la sociedad estadounidense es ahora una certeza inminente, y el destino del resto del mundo está completamente ligado a aquellos hombres desalmados que controlan todo y escuchan lo que los sanguinarios rabinos del sanedrín les dicen que hagan.

     Hemos confirmado la posibilidad de que hay algo profundo para ser aprendido con una mejor comprensión de cómo los antiguos vivieron sus vidas de ningún otro que el fundador mismo de la psicología, Sigmund Freud (Moisés y el Monoteísmo, p.170):

     "Debemos concluír que el residuo mental de aquellos tiempos primitivos se ha convertido en una herencia que, con cada nueva generación, sólo tiene que ser despertada, no ser adquirida de nuevo".

     Y esto, de la página 167:

     "Los psicoanálisis hechos a individuos nos han enseñado que sus impresiones más tempranas, recibidas en una época cuando ellos eran apenas capaces de hablar, se manifiestan más tarde en una manera obsesiva, aunque aquellas mismas impresiones no sean conscientemente recordadas. Sentimos que lo mismo puede aplicarse para las experiencias más tempranas de la Humanidad. Un resultado de esto es la aparición de la concepción de un gran Dios. Debe ser reconocido como una memoria, deformada, es verdad, pero sin embargo una memoria. Esto tiene una cualidad obsesiva; simplemente debe ser creída. Tan lejos como la distorsión llega, puede ser llamada una ilusión; en cuanto esto trae algo del pasado, debe ser llamada como la verdad. La ilusión psiquiátrica también contiene una partícula de verdad; la convicción del paciente resulta de esto y se extiende a la fabricación ilusoria entera que lo rodea".

     Allí tiene usted toda la historia humana presentada en un solo párrafo.

     Esto, mis amigos, es el misterio que tratamos de descubrir utilizando la psicología fractal. Nuestras vidas dependen de ello.

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario