BUSCAR en este Blog

miércoles, 11 de enero de 2012

Rixon Stewart - El Advenimiento del Anti-Cristo



     En www.thetruthseeker.co.uk se publicó el siguiente artículo, en dos partes (el 2 y el 6 de Agosto de 2010), que hemos traducido. Es una resumida exposición acerca de cierta aparición predicha desde antaño por antiguos pensadores ocupados en un cierto desenvolvimiento en la Historia de un conjeturado plan diseñado por inteligencias desconocidas y que ha conducido a la formación de ciertas religiones. El autor de este texto se aventura incluso a sugerir una identificación del personaje que es el tema de este escrito.


El Advenimiento del Anti-Cristo
por Rixon Stewart



     Es una vieja historia: una que ha sido repetida muchas veces, pero que la mayor parte de la Humanidad todavía no ha aprendido. Pero la lección es simple, y hasta que no la aprendamos continuaremos repitiendo los mismos viejos errores.

     Pues los Illuminati tienen una historia de crear problemas —o permitir que ellos se desarrollen en la escena—, para que la gente exija que "¡algo debe ser hecho!". En ese punto los Illuminati entonces aparecen con una respuesta. Una solución que antes podría haber sido inaceptable no hubiera sido necesaria para un problema que requiere ahora una solución urgente.

     Es el viejo truco "Problema > Reacción > Solución" que ha sido usado a través de toda la Historia.

     Fue usado por lo menos ya en la antigua Roma, cuando Craso usó una rebelión de esclavos [73 a.C., al mando de Espartaco] para suprimir la antigua república y sus libertades anexas.

     Por medio de la amenaza de los esclavos rebeldes que marchaban hacia Roma, Craso persuadió a los romanos para que cambiaran su antigua república por un gobierno imperial, y aquí es donde una buena idea perdió su rumbo.

     Pues aunque Craso nunca llegó a ser emperador, con el tiempo algunos emperadores se convirtieron en tiranos, a diferencia de los individuos que eran designados temporalmente con poderes dictatoriales para tratar con una crisis, como originalmente se pretendía.

     Sin embargo, casi dos mil años más tarde, el presidente Roosevelt fabricó una trampa similar cuando él engañosamente incitó a los japoneses para que atacaran la flota estadounidense en Pearl Harbour. Como Michael Rivero y James Perloff lo han señalado, la inteligencia naval estadounidense estaba totalmente consciente de que la marina japonesa se dirigía hacia Pearl Harbour, pero dejó de informar a la propia flota estadounidense anclada allí.

     El 29 de Noviembre el entonces Ministro de Asuntos Exteriores estadounidense Hull incluso mostró a un reportero de United Press un mensaje interceptado con la hora y el lugar del ataque, ¡más de una semana antes de que los japoneses realmente atacaran el Domingo 7 de Diciembre de 1941!.

     Una vez que los japoneses atacaron, sin embargo, el presidente Roosevelt tuvo el pretexto que necesitaba para entrar en la Segunda Guerra Mundial con los Aliados.

     No obstante, este viejo truco no tiene que ser confinado a asuntos meramente militares. Puede ser usado en el ámbito de la economía, las altas finanzas y también la política. Los ingredientes esenciales son la credulidad y la complacencia públicas, incrementadas hoy en día por unos medios de información obedientes y serviciales.

     Armado con tales elementos todo es posible.

     Todo lo cual nos trae al actual colapso del mercado internacional.

     Algunos han expresado dudas sobre la actual crisis económica, y unos pocos lectores incluso han manifestado sus sospechas de que la crisis crediticia ha sido organizada, pero ¿para beneficio de quién?.

     Ésa es la pregunta a responder siempre que uno se vea enfrentado por lo que tal vez sea una conspiración. ¿Quién se beneficiará y exactamente cómo y de qué manera ellos obtendrán un beneficio?.

     Después de todo, la retribución no necesariamente debe ser financiera, aunque quienquiera que arregle el problema será aclamado como un salvador que libera al mundo de una catástrofe económica.

     Sin tener en cuenta la fe de algunos sin embargo, es apropiado aquí recordar lo que varias religiones han enseñado que se presentaría en estos tiempos.

     Los cristianos hablan del "Fin de los Tiempos" y de la aparición de falsos profetas y del anti-Cristo. En tanto, el Islam enseña que una figura similar aparecerá: el "ad-Dajjâl" o engañador fue predicho que atraerá con engaños a los hombres hacia su esclavitud con una combinación de simulación y astucia diabólica.

     Por su parte, el investigador esotérico cristiano y profesor Rudolph Steiner enseñó que una figura conocida por los antiguos zoroastrianos como el epítome del mal encarnaría hacia el final del siglo XX.

     Aludido como Ahrimán, Steiner enseñó que éste aparecería probablemente en Norteamérica y que otros encarnarían antes de él para ayudarlo en su llegada al protagonismo.

     Los hombres espiritualmente desarrollados socavan el poder de Ahrimán, y por ello él procura entrampar a la Humanidad en un reino puramente físico, impidiendo la evolución espiritual del hombre con la avaricia tal como está encarnada en la "sociedad de consumo", o con tentaciones intelectuales más sutiles, como pueden ser encontradas en las prisiones del materialismo científico.

     Mientras los antiguos zoroastrianos lo conocían como Ahrimán, Steiner dijo que probablemente él sería más fácilmente reconocido hoy como Satán. Ellos son de hecho uno y el mismo pero —debería ser notado— muy distintos de Lucifer, una entidad completamente diferente.

     Como los eruditos musulmanes, Steiner enseñó que Ahrimán/ad-Dajjâl/el anti-Cristo encarnaría como un hombre y parecería demasiado humano. Su encarnación estaría en contrapunto con Cristo, y en tanto que algunas enseñanzas son más difíciles que otras, él daría una lección muy dura a la Humanidad.

     Hablando en términos que los hombres modernos podrían comprender mejor, Rudolph Steiner (1862-1925) enseñó que aunque aparentemente humano, Ahrimán/ad-Dajjâl/el anti-Cristo mostraría una fría y penetrante lógica y probablemente sobresaldría en economía o ciencias.

     Podemos incluso concluír que en el mundo moderno él podría ser encontrado en algún lugar del mundo informático o de la banca o aún de la exploración espacial. De una u otra forma él se destacará en su campo.

     Por lo cual la actual crisis económica le presenta la oportunidad perfecta para que él suba a la escena mundial y sea saludado —al principio, al menos— como un salvador.

     Uno podría decir incluso que la actual crisis económica ha sido un montaje, organizado como una pieza teatral para que este personaje aparezca como un redentor, rescatando al mundo del inminente colapso económico.

     Desde esta elevada posición y mantenido a flote por la aclamación pública después de batallar con la crisis económica global, él sólo estaría a pocos pasos de tomar el mando en una confrontación que surgiría con Irán.

     A partir de ese punto todo el infierno se desataría y este aparente "salvador" será visto en su verdadero elemento, haciéndose cargo del mando en una conflagración global en la cual cientos de millones, tal vez miles de millones de vidas serán consumidos.

     Aquellos potenciales miles de millones serían poco más que víctimas inocentes en su búsqueda del dominio: una ofrenda de sacrificio en un verdadero holocausto que consumirá a judíos, cristianos y musulmanes igualmente.

     Permanezca atento porque este escenario puede estar a punto de desplegarse ante nuestros propios ojos. De hecho todo indica que los acontecimientos comenzarán a desplegarse dentro del futuro previsible.

     El investigador de los antiguos zoroastrianos y del cristianismo esotérico, el profesor Rudolf Steiner, se refirió a él como Ahrimán. Los cristianos de la corriente mayoritaria le llaman Satán o el "anti-Cristo", mientras los musulmanes lo conocen como Dajjal.

     Independientemente de cómo usted lo llame, su aparición ha sido profetizada desde hace mucho tiempo. En seguida en este artículo explicaré por qué estas predicciones pueden ser cumplidas pronto, pero primero daremos un pequeño contexto esotérico.

     A principios del siglo pasado, Steiner enseñó que Ahrimán aparecería en Norteamérica alrededor de nuestra actual fecha.

     Es crucial sin embargo no confundir a Ahrimán con Lucifer. A pesar de los esfuerzos hechos por sus agentes en este mundo para identificarlos a ambos como el mismo, éstos son dos entidades diferentes con distintos modos de operación.

     Además, la aparición de Ahrimán no debería ser vista aisladamente. Su manifestación en forma humana es sólo una de una serie de encarnaciones que son cruciales para la evolución espiritual de la Humanidad.

     Según Steiner, Lucifer apareció primero en China central hace casi 4.000 años. Mientras 2.000 años más tarde Cristo nació en una encarnación de importancia fundamental en el Oriente Medio.

     Ahora, otros 2.000 años han pasado, y moviéndose más hacia el Oeste, Ahrimán ha encarnado en Norteamérica. Tanto Ahrimán como Lucifer ejemplifican atributos que existen en todos nosotros, pero, sin las cualidades de rescate encarnadas por Cristo, ellos pueden destruír nuestro potencial espiritual.

     Esto explica por qué es importante aprender a discernir entre Ahrimán y Lucifer, no siendo lo menor el que uno debería conocer a su enemigo. De modo que utilizando las cualidades ejemplificadas por Cristo podemos neutralizar la negatividad de ellos.

     Tampoco es coincidencia que Cristo apareciera entre los dos, tanto geográfica como históricamente. Simbólicamente al menos, él equilibra a los dos.

     Como las palabras derivadas de su nombre lo implican, Lucifer es el portador de la falsa iluminación espiritual. Él engaña con la ilusión, excluyendo al hombre de la verdadera espiritualidad con alucinaciones, y su influencia puede ser vista en la mayor parte del actual movimiento de la "Nueva Era".

     Ahrimán por otra parte quiere atrapar al hombre completamente en el reino físico. Así mientras Lucifer se esfuerza por atraer a los hombres de espiritualidad genuina con réplicas falsificadas, Ahriman quiere encarcelar al hombre en el mundo físico.

     Como llegará a ser evidente, en su actual encarnación Ahrimán está idealmente enfocado en hacer sólo eso.

     Como el propio término lo sugiere, el "materialismo científico" se remite a las cosas que pueden ser calculadas en términos de materia física, de modo que si algo no puede ser medido o pesado o cuantificado de algún modo, entonces aquello no existe, físicamente, y para muchos en la comunidad científica esto es literalmente todo lo que importa.

     Sin embargo, los cristianos esotéricos, los musulmanes y los antiguos zoroastrianos no fueron los únicos en hablar de la llegada de Ahrimán. Algunos de sus seguidores humanos, sus oscuros profetas, como lo fueron, también se han preparado para su encarnación.

     Uno de los tales fue el infame Albert Pike, que tan atrás como en 1871 escribió acerca de su llegada.

     La carta de Albert Pike a Giusseppe Mazzini es una de las misivas más impactantes alguna vez escritas. Aunque los francmasones hayan tratado de etiquetar la carta como un fraude, alegando ser la creación de un tal Leo Taxil, es a pesar de todo desagradablemente profética.

     Taxil murió en 1907, años antes de que cualquiera de los acontecimientos perfilados en la carta tuviera lugar, de modo que quienquiera que haya escrito la carta, aún así predijo exactamente la mayor parte de los principales acontecimientos del siglo XX.

     Además, hace algunas predicciones que tienen que ser cumplidas aún, aunque su potencialidad se está convirtiendo amenazadoramente en algo evidente.

     Los visitantes frecuentes de este sitio web [thetruthseeker.co.uk] están probablemente familiarizados con la carta, pero a pesar de ello delinearé brevemente algunos de sus contenidos: El mundo será atormentado por tres guerras mundiales —da a conocer su autor—, la primera de las cuales verá el derrocamiento de la dinastía reinante en Rusia, siendo transformado el país en una "fortaleza del comunismo ateo".

     La Segunda Guerra Mundial finalizaría con el establecimiento de "un estado soberano de Israel en Palestina". Mientras la tercera guerra mundial comenzará con un choque entre el sionismo y el mundo musulmán, lo que finalmente conducirá a un conflicto global.

     Sin embargo, la matanza resultante sería simplemente un preludio a la entronización soberana en este mundo de una entidad diabólica. Aunque quienquiera que haya escrito la carta a Giusseppe Mazzini se refiera a esta entidad como "Lucifer", esto es probablemente una treta. Lo tomamos como una referencia a Ahrimán/Satán.

     Todo lo cual sirve como una introducción, porque quien escribe este artículo y un psíquico amigo de confianza piensan que lo hemos descubierto. El largamente esperado "anti-Cristo" o Satán / Ahrimán encarnado ha sido identificado.

     No voy a nombrarlo pero ofreceré algunos indicadores, y dejaré a los lectores para ver si ellos pueden identificarlo.

     Él comenzó en el campo de la ciencia y la alta tecnología, y mientras era todavía relativamente joven se trasladó a la esfera de las altas finanzas y la banca. Una transición aparentemente abrupta... pero él sin embargo permaneció en su elemento debido a que el materialismo científico, la tecnología avanzada, las altas finanzas y la banca son todas esferas donde la influencia de Ahrimán prevalece.

     Él también estuvo brevemente en la arena pública justamente hace poco, siendo el objetivo establecerlo como una figura de autoridad —aunque fuese tan sólo subconscientemente—, antes de que él volviera al relativo anonimato de la banca comercial y las finanzas.

     Sin embargo, este escritor cree que aquél volverá a la arena pública hacia el final de 2012, siendo la señal para su vuelta un choque entre Irán y el Occidente —exactamente a lo que la carta a Mazzini se refería con su mención de una guerra entre el sionismo y el mundo musulmán—, que puede ser visto tomando forma inquietantemente en la creciente tensión entre Israel e Irán.

     Una vez encendido el conflicto, rápidamente escalará hasta convertirse en una conflagración global. Como consecuencia de esto a Ahrimán encarnado se le obligará a regresar a la arena pública, posiblemente para supervisar y coordinar el esfuerzo de guerra por parte de Occidente. A partir de allí él se ocupará de lo suyo en presencia de todos sus lacayos en la banca, las altas finanzas, los medios corporativos y el gobierno.

     Voy a concluír con extractos de una conferencia dada por Rudolf Steiner en Zurich el 27 de Octubre de 1919:

     «Ahriman prepara hábilmente sus objetivos de antemano; a partir de la Reforma y el Renacimiento, el economista ha estado surgiendo en la civilización moderna como el tipo representativo del gobernante. Los gobernantes son de hecho simplemente los esbirros y ejecutivos de los economistas. Uno no debe imaginar que los gobernantes de los tiempos modernos son algo, excepto que son los agentes de los economistas. Y todo lo que es venerado como ley y justicia es, si uno lo escudriña con cuidado, simplemente una consecuencia de un pensamiento dictado por economistas».

     «…A raíz del surgimiento de este dominio del mero valor simbólico para el intercambio de bienes materiales (es decir, del dinero), a Ahrimán le ha sido dado otro medio esencial para engañar a la Humanidad. Si la gente no comprende que el estado legislativo que salvaguarda los derechos humanos y la organización espiritual debe equilibrar y reparar el orden económico establecido por economistas y banqueros, entonces nuevamente, por esta falta de conciencia, Ahrimán encontrará un importante instrumento para preparar su encarnación. Su encarnación está indudablemente próxima, y esta carencia de entendimiento allanará el camino para su avance triunfante».

(De La Encarnación de Ahriman: Siete Conferencias, por Rudolf Steiner).

     Note que el Banco de Inglaterra —la madre de todos los bancos centrales y el modelo para la Reserva Federal estadounidense— fue establecido en 1694 como consecuencia de la Reforma y el Renacimiento. Desde entonces el poder de los prestamistas como los Rothschild ha crecido, al punto de que ellos ahora efectivamente controlan a los gobiernos.




2 comentarios:

  1. Y alguien sabe quién es el tipo de la foto??

    ResponderEliminar
  2. Su nombre está en la misma foto y su biografía está en Wikipedia en inglés. En la foto el tipo está hablando en la Casa Blanca.

    ResponderEliminar