BUSCAR en este Blog

martes, 3 de enero de 2012

John Kaminski - Afronte los Hechos


     Traducimos ahora otro breve artículo del prolífico periodista estadounidense señor John Kaminski, ampliamente conocido y valorado por su claridad mental y su estilo sencillo, directo y a ratos metafórico. Fue publicado en su sitio johnkaminski.info en la fecha que se indica.


Afronte los Hechos
por John Kaminski
4 de Febrero de 2008



     ¡Cuidado con los conversos! Ellos a usted lo van a matar.

     Afronte los hechos. Los banqueros judíos han creado todas las guerras en la Historia. Ésta de Iraq especialmente. Todas las grandes guerras de los pasados dos siglos. Todos los incendios incontrolados que están ocurriendo ahora. Quizás usted ha perdido a alguien en alguna de estas guerras. Quizás no. Como sea, usted debería saber por qué ellas ocurren, porque es su apoyo ignorante el que permite que ellos maten innecesariamente a millones de personas inocentes.

     Usted ha sido engañado en cuanto a los motivos de estas guerras, y su opinión ha sido formada por lo limitado y lo tendencioso de toda la información que usted ha recibido a través de toda su vida, pero más especialmente por las diversas categorías de los medios populares (principalmente la TV). Resulta que cada una de estas categorías está controlada por judíos, desde su libro escolar de primer grado hasta su disertación de post-graduado. Y sobre todo, no se olvide de Hollywood, que ha formado la mente mundial de un modo salvajemente judío.

     H.G. Wells dijo que el progreso mental y moral de la especie humana se detuvo en los años 1770. Fue cuando Meyer Rothschild comenzó a capturar las finanzas del mundo con la fortuna que obtuvo de la Guerra Revolucionara estadounidense, la primera fórmula de disputa en la cual ambos lados fueron financiados por la misma fuente. Esta fórmula ha sido seguida desde entonces, mediante la cual a los bancos centrales, comprando la corrupción de los políticos, se les permite trasquilar al pueblo sin consideración hacia ninguna clase de vida, en especial la humana. Esta inclinación predadora y primitiva quizás es la motivación humana básica, pero por nadie ha sido tan despiadada y eficazmente practicada como por la actual red judía de bancos y fondos internacionales, que son la descendencia depravada de los Rothschild y de la filosofía judía.


POR QUÉ ES IMPOSIBLE PARA LOS JUDÍOS DECIR LA VERDAD

     Para que un judío diga la verdad sobre su herencia, tendría que confesar que él es un farsante, pretendiendo ser un ciudadano de un país u otro, pero siendo realmente parte de un culto secreto conectado a la estructura de poder que ha sido creada en cada país usando el fraude, el soborno, el chantaje y el asesinato.

     Para que un judío diga la verdad sobre su herencia, él tendría que admitir que su libro santo difama la personalidad ideal de Jesucristo de las maneras más pornográficas, y se justifican, por hacer las cosas más horribles a la gente, simplemente porque ellos no son judíos. Las enseñanzas judías tanto de la Torá [el Pentateuco] como del Talmud predican una filosofía genocida de excremento y sangre que finalmente los destruirá, porque el regalo siempre retorna al donante.

     Si un judío dijera francamente lo que su tribu ha hecho al mundo, ello provocaría que él fuera asesinado al instante por la muchedumbre, porque él ha prostituído a vuestras hijas, matado a vuestros hijos, y arruinado el trabajo suyo de toda una vida... no importa quién sea usted... si usted no es un judío. Hay muchos no-judíos que aceptan la recompensa y participan en las innumerables evidencias deliberadamente distractivas que han ayudado enormemente a la causa judía; pero si usted es un judío, usted no querría hablar mucho de ellas tampoco, porque, como dice el Talmud, un judío que revela secretos judíos a un no-judío debe ser muerto. Aunque verdaderamente dice que ambos deben ser muertos. De ese tipo es ese libro, y de aquella clase es esa gente.

     Para que un judío le dijera la auténtica verdad, él tendría que decirle que el más grande filósofo judío, Maimónides, dijo que todos aquellos llamados seres humanos que no son judíos debe ser o asesinados o esclavizados, y que él sólo estaba repitiendo muchas de las tóxicas afirmaciones del Talmud, que insisten majaderamente en la necesidad de matar o esclavizar a todos aquellos que no son judíos.

     Lo que la mayor parte de los no-judíos no comprende es que este objetivo ha sido casi completamente llevado a cabo, y la estúpida, durmiente y explotada masa no-judía ni siquiera se da cuenta de ello.

     Éste es el verdadero status de la evolución humana.


EL FENÓMENO DE LOS "MARRANOS" GARANTIZA LA PERDICIÓN DE LOS JUDÍOS

     El término "marrano" fue acuñado para designar a los judíos que huyeron de España y Portugal durante la Edad Media después de ser obligados a convertirse al cristianismo. Pocas personas hoy realmente entienden que la Inquisición fue organizada por la iglesia romana para identificar a los judíos que sólo fingieron haberse convertido (de aquí proviene también el término "conversos").

     Tan distinguidos nombres como John D. Rockefeller, Theodore Roosevelt y Fidel Castro son descendientes de judíos marranos que se escaparon a otros países (principalmente del Imperio otomano musulmán) a fin de evitar la persecución. La persecución ocurrió porque los judíos tienden a apoderarse de las sociedades en las cuales ellos viven, debido a su aptitud superior para controlar el dinero y los medios de comunicación. Esto les permite falsificar la Historia y esclavizar a los no-judíos, lo que explica por qué los han echado a patadas de aproximadamente 78 países en el curso de la historia humana.

     Pero el fenómeno de los marranos tiene una aplicación mucho más amplia en nuestro mundo contemporáneo. Las recientes revelaciones de que politicos famosos tales como John Kerry, Madeleine Albright y Wesley Clark —todos ellos recientemente "descubrieron" que tenían antepasados judíos— ejemplifican la falta de sinceridad por la cual los judíos esconden sus identidades. Pero esto ya no lo hacen para evitar la persecución. Ahora el objetivo es más para ocultar su verdadero objetivo, que es tomar el control de las sociedades de las cuales ellos simulan ser ciudadanos.

     En Estados Unidos esto ha sido llevado a cabo desde hace mucho tiempo. Las guerras en las cuales EE.UU. ha perdido a tantos hijos e hijas fueron todas tramadas por titiriteros judíos que controlan a los presidentes estadounidenses. Tome nota de los nombres: Edward Mandel House (pdte. Wilson), Bernard Baruch (pdte. Franklin Roosevelt), Henry Kissinger (pdte. Nixon) y Richard Perle/Paul Wolfowitz (los pdtes. Bush).

     Esto es por qué el resto del mundo considera a Estados Unidos como un país judío, carente de compasión y de honestidad.

     Los alemanes han perdido bastante de su identidad étnica a manos de judíos que han usurpado sus apellidos. Esto también ha sucedido a los ingleses, cuyos nombres de paisajes —arroyos, ríos, colinas, etc.— así como nombres de minerales —oro, plata, diamante— han sido expropiados por los judíos para ocultar sus verdaderas identidades.

     El resultado de todos estos engaños es éste: absolutamente no se puede confiar en que los judíos digan la verdad, en cuanto a sus nombres, su historia, o sobre sus intenciones.

     Cuando intentamos desintoxicar la locura que está destruyendo al mundo, tenemos que poner las mentiras judías al inicio de nuestra lista.

     Los judíos están verdaderamente condenados por su perfidia, y los políticos en Israel han afirmado que si alguna nación intenta destruír la insana nación judía de Israel, los judíos se llevarán al resto del mundo con ellos con su no tan secreto arsenal nuclear. Ésta puede ser la única verdad que los judíos, en su larga y sórdida historia, hayan dicho alguna vez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario