BUSCAR en este Blog

jueves, 22 de diciembre de 2011

John Kaminski - ¿Somos Nosotros o Ellos?


     Ponemos en castellano esta vez un artículo (el quinto de la serie The Mindlock) del autor estadounidense John Kaminski (probablemente de 2008, según su publicación en otro sitio, ya que no están indicadas las fechas en su sitio propio johnkaminski.info). En él hace constantes alusiones al pensador polaco Marek Glogoczowski en torno a un tema siempre abordado por Kaminski, cuyo estilo y forma de exponer sus ideas es simple y claro y algo literario. Hay cierta dificultad, hay que decirlo, en establecer cuándo está citando textualmente y cuándo está parafraseando, e incluso cuándo deja de citar, pero para Kaminski como para sus lectores tiene más relevancia lo medular de su artículo: los conceptos que plantea. Sobre Glogoczowski hay una breve información al final.


¿Somos Nosotros o Ellos?
¿Quién es Aquel Extraño en el Camino?:
¿Nuestra Propia Sombra, o Alguien Más?
por John Kaminski



     «Es de toda lógica que toda la gente que camina bajo la Luz Artificial que emana de los libros atribuídos a esta antigua monstruosidad hebrea, deba ser guiada por una ética malvada... el mal que proviene de la infantil (mala) interpretación bíblica del mundo debe estar presente también hoy en las llamadas "actas patrióticas" de la pandilla estadounidense de "neo-conservadores" que realmente gobierna. Estos hombres "piadosos", tratando de imitar los resultados bíblicos de las imposiciones mosaicas, están abiertamente encaminados a la subyugación, la nivelación y la uniformidad del planeta entero» (Marek Glogoczowski, profesor polaco).


     El espíritu se agita impotente, gimiendo por la carnicería y el engaño. Suenan las campanillas de las cajas registradoras, la sangre fluye.

     "¿Quién es el tercero que camina junto a ti?", fue la famosa pregunta de T.S. Eliot. "¿Quiénes son Ellos?", pregunté yo recientemente [en el artículo anterior de esta serie].

     Yo mismo creía que ellos eran simplemente escitas, los jinetes de las invasiones nómadas —Genghis Jan, la horda mongola y ese grupo— de las infinitas regiones salvajes de Asia central, que azotaron la periferia de la civilización Occidental durante miles de años y finalmente poblaron Europa. La ola yídish que siguió, el remanente ashkenazi del Imperio jázaro en el sur de Rusia, adoptó las antiguas leyendas hebreas como propias, creó el banco que conquistó el mundo en 1776, y ahora maneja mil dispositivos nucleares en el desierto de donde ellos robaron sus dogmas.

     Pero otra gente tiene otras ideas, más imaginativas.

     Mi arqueotipógrafo favorito, Michael Lawrence Morton, me escribió:

IDENTIFICANDO A LA TRIBU

John:

     Sí... por supuesto, usted ha puesto su dedo sobre el asunto judío. Sí. Usted lo comprende.

     Pero usted todavía no está pensando claramente acerca de lo que le he dicho. Le he dicho que Yahweh/Jehovah es/era Enlil el Nibiruano, un dictador militar y egomaniaco, VERDADERO, HISTÓRICO. Y que los Nibiruanos son reales. Los llamados "dioses y diosas" NO son "mitológicos", John..., sino que eran/son verdaderos, GENTE de carne y hueso... de otro planeta. Ellos tenían una colonia aquí en la Tierra. Etc., etc.

     Sitchin mismo, sin embargo, es judío... y por lo tanto no puede admitir que "Yahweh/Jehovah" NO es identificable como "El Dios de Toda la Creación". Éste es el gran defecto de Sitchin en su trabajo. Por otra parte... su trabajo es realmente grande y es un avance monumental. Yahweh/Enlil es/fue un dictador militar Nibiruano aquí en la Tierra durante un LARGO, LARGO TIEMPO... y su última "estadía" en la Tierra fue como comandante de los israelitas. Ellos fueron CAUTIVOS para él.

     Ellos fueron controlados mentalmente de manera brutal por él. Él les lavó totalmente el cerebro, usando toda clase de tortura, asesinato, trauma y temor, etc. Él aterrorizó incluso a la mierda de ellos. Los israelíes han estado ACTUANDO ante todo el mundo desde que él dejó la Tierra alrededor del 500 a.C. después del Cautiverio babilónico.

     Una persona (o pueblo) traumáticamente abusada va a tener una tendencia muy fuerte a HACER A OTROS lo que le fue hecho a él/ella/ELLOS. Esto es psicología básica. Esto es lo que los judíos han estado haciendo desde que Yahweh/Enlil dejó la Tierra.

     He estado contándole los verdaderos orígenes del sionismo. Usted tiene que escucharme, John. Fue Enlil/Yahweh/Jehovah mismo. Le ruego que usted escuche esta verdad.

     Habiendo leído casi toda la obra de Sitchin, tengo algunas opiniones definidas sobre el asunto. La descuidada erudición y las aparentemente deliberadas malas traducciones de Sitchin no anulan sin embargo su visión unificada del espectro de los antiguos sistemas de creencia. Sitchin escribió la historia antigua de la Tierra como un guión de ciencia-ficción de los años '50, y a pesar de ello otras corrientes académicas de estudio tienden a verificar —o al menos también a insinuar— la existencia de una segunda especie parecida a la humana en este planeta. El conferencista británico David Icke constantemente martilla sobre este tema con sus "cambiadores de forma". Y los libros sagrados judíos, y las declaraciones de rabinos supuestamente inmortales, están completamente claros en que los judíos son una especie diferente de la gente goyim, de acuerdo a su ADN.

     ¿A quién debemos creer cuando nos esforzamos para encontrar una explicación del comportamiento psicológicamente enfermizo de nuestra especie como cultura?.

SOMBRAS DE BARRO

     En el libro final de Carlos Castaneda, "El Lado Activo del Infinito" (1998), don Juan desafía a Carlos a reconciliar la inteligencia del hombre... con "la estupidez de su sistema de creencias... la estupidez de su comportamiento contradictorio". Don Juan le habla del "tema de temas", "el asunto más serio en hechicería". Este tema es la depredación. Para el asombro horrorizado de su aprendiz, el hechicero mayor explica cómo la mente humana ha sido infiltrada por una inteligencia alienígena:

     "Tenemos a un depredador que vino desde las profundidades del cosmos y tomó el control de nuestras vidas. Los seres humanos son sus prisioneros. El depredador es nuestro amo y señor. Nos ha vuelto dóciles e indefensos. Si queremos protestar, éste suprime nuestra protesta. Si queremos actuar independientemente, exige que no hagamos así...

     Los hechiceros creen que los depredadores nos han dado nuestros sistemas de creencia, nuestras ideas del bien y el mal, nuestras costumbres sociales. Ellos son los que han establecido nuestras esperanzas y expectativas y sueños de éxito o fracaso. Ellos nos han dado la ambición, la avaricia y la cobardía. Son los depredadores los que nos hacen autoindulgentes, rutinarios y egomaniacos".

     El antropólogo cultural Ernest Becker podría referirse a todo este tema como una proyección transferida de nuestra propia internalizada sombra de la muerte, que afecta todo que hacemos. Pero si la sombra es simplemente interna o producida en nosotros por una fuerza exterior, no podemos negar que ha creado las filosofías psicológicas por las cuales vivimos, y como tal, aquellos depósitos de dogmas sagrados son definitivamente pinturas exactas de la creación temerosa que es la mente humana.

     Así, el ontólogo polaco Marek Glogoczowski puede señalar que las leyendas del Antiguo Testamento han lanzado al aire el bien y el mal sobre sus cabezas, y hablan de un Dios Artificial que venera sus propias visiones imaginarias como buenas y verdaderas, y considera el orden natural de las cosas como malo e ilusorio.

     Este renombrado autor postula que la actual dominación geopolítica de los "siervos" de YHWH resulta "de una trivial estafa cognitiva, que consiste en la substitución de la Ley Natural por una Artificial, insertada en la Biblia".

Glogoczowski escribe:

     Una vez que se establece una aristotélica categoría general que consiste en el término YHWH, por deducción lógica es posible predecir el conjunto entero de conductas que caracteriza a la gente que permanece bajo la dependencia de YHWH...

     El objetivo de las actividades de estos celosos "siervos" de YHWH resulta ser muy simple, ya que consiste en una proliferación agresiva del género "escogido por Dios", especializado en una recolección de todas las riquezas de la Tierra...

     Antes de la invención de la escritura, la declaración "Yo soy quien soy" no era un misterio: si resulta que encontramos a alguien que nos declara "Yo soy quien soy", tenemos un sentimiento de que tal persona está tratando de ocultar su personalidad...

     La única posibilidad natural de la existencia de una "persona" tan extravagante dentro de la Biblia consiste en que ES UN SER ARTIFICIAL, que existió sólo en la mente de Moisés, quien tuvo alucinaciones en el desierto sobre que él oyó una voz detrás del arbusto ardiente (un fenómeno comúnmente experimentado por personas que permanecen en soledad durante mucho tiempo, sobre todo en un desierto de nieve o arena).

     Según Glogoczowski, las consecuencias de adorar al Dios Artificial son profundas:

1. Los llamados creyentes de la Biblia (judíos ortodoxos y la mayoría de los cristianos Protestantes) consideran a este Dios artificial y virtual como "bueno". Ellos consideran de ese modo como bueno a algo que es artificial. Lo opuesto de "artificial" es "natural"; así, todo lo que es natural debería ser "el mal" para ellos: la luz natural —en particular la del Sol, simbolizado por el signo indoeuropeo de la esvástica— es el mal, mientras que la luz artificial es por supuesto buena, en particular la luz de la menorá, el candelabro sacramental hebreo.

2. Los adoradores de YHWH... han sido entrenados desde la infancia en el desprecio hacia todas las Leyes Naturales, que son despreciadas por su inanimado "Amo" (SEÑOR) ya en su Primer Mandamiento. Estos Odiadores de la Naturaleza naturalmente adoran Leyes Artificiales... coleccionadas en sus Sagradas Escrituras. Ya que un hombre siempre nace como una entidad viviente natural, el sacerdocio de lo Artificial mediante un rito artificial de circuncisión hace a los niños varones llevar, por el resto de sus vidas, el signo escondido de su pertenencia al Pueblo Artificialmente Elegido. Naturalmente estos "elegidos" morarán en una separación artificial de la otra subespecie humana natural ("animal") la subespecie humana. Y por supuesto la conducta artificial e hipócrita de estos "elegidos" es supuestamente para dominar sobre la conducta natural y franca de los valerosos y mentalmente sanos —y por ende "malditos por Dios"— "animales" humanos.

3. El paisaje natural es por supuesto malo, mientras que el artificial es... agradable para su Señor invisible. Los adoradores de YHWH son así entusiastas habitantes de las ciudades; ellos consideran con desprecio a los pueblos llamados "subdesarrollados", que viven en armonía con la Naturaleza.

     De acuerdo con el Primer Mandamiento de su Decálogo, todos los Dioses Naturales se inclinarán delante de su SEÑOR artificial, mientras que todos los animales de la Tierra —incluyendo los "animales humanos"— serán o llegarán a ser esclavizados, mediante su domesticación, o extinguidos de la Tierra. Todos estos remanentes del pasado "animistas" (y "animalistas") desaparecerán, reemplazados por el Reino Mundial de lo Artificial, continuamente iluminado con luces artificiales y decorado con árboles artificiales y flores artificiales. Se supone que este Nuevo Mundo estará poblado con hombres-robots artificiales, haciendo el amor artificial y conformándose a la Ley artificial, imponiendo en todas partes su cultura artificial y su ciencia artificial. Como exclamó hace 2.500 años el más prominente profeta de lo Artificial, llamado Isaías, "HABRÁ UN NUEVO CIELO (ARTIFICIAL) Y UNA NUEVA TIERRA (ARTIFICIAL)".

MAMMÓN COMO EL "SEÑOR" ARTIFICIAL

     "Todos los historiadores bien educados especializados en la Antigüedad, saben que las tentativas de organizar el mundo de un modo completamente artificial estaban presentes ya hace dos mil o tres mil años", escribe Glogoczowski.

     En ese tiempo el "dios de la fuerza artificial" era llamado Mammón, el dios de la riqueza, adorada en particular en Fenicia (Cartago) y en Israel. La milagrosa "virtud" del dinero, que "puede comprarlo todo, incluso virtudes humanas", fue perfectamente descrita por el dramaturgo del Renacimiento William Shakespeare en un "himno a la gloria del oro" contenido en su obra "Timón de Atenas". Tres siglos después de Shakespeare, el despreciado por todos los yahvistas Karl Marx se atrevió a sostener que "el dinero y el comercio son el verdadero dios de Israel", y que "el dinero se ha convertido en el dios del mundo, delante de cual todos los otros dioses humanos deben inclinarse".

     Glogoczowski insiste en que los países y grupos sociales que gastan la mayor parte del dinero viven en la manera más artificial, complaciendo de esta manera a su invisible "Señor". Esto es especialmente verdadero en EE.UU., donde "la abundancia proporcional de la basura post-consumista está transformando sistemáticamente nuestra Tierra en una tierra baldía cubierta de basura".

     El filósofo polaco señala más adelante:

     Como un resultado acumulativo de la continua vida en condiciones artificialmente "mejoradas", que caracteriza en particular a la civilización anglo-sajona, el número de gente que se pone obesa, fofa, miope, carente de pigmentación y con capacidades mentales disminuídas, es considerablemente más alto que en los países no todavía completamente "desarrollados". Es en estos países "más civilizados" donde esperaremos estallidos de patologías consecutivas, super-industriales, comerciales y culturales. Estas nuevas patologías, como la famosa expresión estadounidense —que se contradice en sus términos— de la "guerra contra el terrorismo", arriesgan... la total devastación de nuestro planeta.

¿ADORAR A DIOS PRODUCE CÁNCER?

     Glogoczowski describe el proceso orgánico en el cual las criaturas de complejidad e inteligencia menores comienzan a parasitar en tejidos más complejos, siendo tanto una descripción de la civilización Occidental como una explicación exacta del cáncer.

     El problema es que un individuo, criado sin fuertes interacciones con sus vecinos "tribales", es prácticamente incapaz de alcanzar etapas altas de su desarrollo ético... ya que estos rasgos sirven como modelos de conducta para los más jóvenes. Toda vez que el desarrollo de una persona permanece artificialmente inhibido en la etapa del llamado "egocentrismo infantil" (como ocurrió en el caso del bíblico Jacob), tal persona naturalmente comienza a comportarse como un "extranjero" hostil para la vida colectiva de su "tribu" circundante.

     Lo mismo también es verdadero, señala Glogoczowski, en el caso de microsecciones de tejidos animales que fueron artificialmente separadas durante un largo tiempo de otras células activas en los movimientos del organismo.

     Después de varias semanas de "no-entrenamiento" por las células circundantes, estos grupos de células "elegidos" (por su separación) desarrollan la tendencia a formar tumores "egoístas" una vez que ellos son incorporados de nuevo en los órganos parentales.

     Nuevamente, hay un paralelo entre el desarrollo de la civilización y cómo el cáncer se extiende. Y en sociología...

     Entre las poblaciones anglo-sajonas, consideradas como las más desarrolladas, se ha producido una aguda separación entre "ricos" y "pobres", con clases altas que viven prácticamente aisladas de las masas "poco favorecidas", comenzando esto con el sistema de educación privado para niños y finalizando con clubes, hospitales y cementerios exclusivos para adultos y mayores. Como escribimos arriba, una separación tan artificial provoca que los súper-ricos comiencen a considerar a los pobres como "extranjeros" en sus países, los cuales "extranjeros artificiales" se convierten para ellos en objeto tan sólo de explotación. Lo mismo sucede a escala microscópica, cuando las escasamente diferenciadas células neo-plásticas, que se aíslan de sus vecinas más maduras... comienzan a considerar el cuerpo que las alberga como "el pasto", permitiéndoles la realización de su egoísta objetivo "teleonómico" de continuo crecimiento no-diferenciado de su "súper" raza.

     Pero todo desemboca en...

     ...La "pantalla" que separa al éticamente no-madurado Pueblo Elegido de la Naturaleza, es la Sagrada Escritura, que instruye a sus lectores "Sed fructíferos y llenad la tierra. El temor y el miedo a vosotros estará en cada bestia de la tierra" (etc., ver Génesis 9:2).

     Si tan sólo el escritor de este pasaje —¿fue Yahweh mismo?— hubiera estado poseído de la visión para admirar la belleza de la Naturaleza viva, y recordar que los humanos son miembros del mismo mundo animal que los creyentes del Antiguo Testamento se supone que aterrorizan... Glogoczowski concluye:

     A escala microscópica la "ética" que se deriva de tal "bendición de los terroristas globales" es comprendida mejor por un tumor ordinario, que en efecto es carente de receptores que le permitan reconocer modos más altos de comportamiento de sus maduros vecinos.

     La ya delineada identidad de objetivos (finalidad, teleología) de la civilización judeo-cristiana inspirada por su "Señor", con el objetivo "vegetal" del tumor de evolucionar hacia la malignidad, nos permite imaginar qué clase de futuro nuestra civilización "bajo el dios de Abraham, de Isaac y de Jacob" está preparando tanto para sus miembros como para el circundante mundo de la "Nueva Jerusalén".

     ¿Un Dios Artificial que odia las cosas naturales?. ¿Visitantes extraterrestres que nos crearon y nos controlan?. ¿Indicios de fantasías depredadoras programadas profundamente en nuestro subconsciente?.

     ¿Nos encargaremos honestamente alguna vez del veneno psicológico que existe tanto en nuestros libros santos como en nosotros mismos y veremos claramente cómo ellos se vinculan con la sangre que derramamos?.

     Como las campanas de la iglesia siguen doblando, y la sangre sigue fluyendo, la explicación más clara de por qué todo sigue ocurriendo puede ser revelado en cualquier momento profundamente dentro de las catacumbas de nuestros propios corazones.


Marek Glogoczowski, Doctor en Filosofía, es un conferencista de filosofía en la Academia Pomerania de Pedagogía en Polonia, así como un montañista de categoría mundial y comentarista prominente sobre acontecimientos mundiales y sistemas de creencias en marek.glogoczowski.zaprasza.net


No hay comentarios:

Publicar un comentario