BUSCAR en este Blog

jueves, 21 de julio de 2011

Randulf Hansen - Una Mafia No Italiana Sino Judía


     No siempre son perfectos o una "Luz para las Naciones", lo sabemos. Por esa razón Randulf Hansen de The New Sturmer elaboró un breve escrito en 1999, que se refiere a los "héroes" que la comunidad judía estadounidense admira, conocidos casi todos por sus apodos (práctica tan común entre ellos), basado en libros escritos por judíos que viven en EE.UU. No pudimos constatar cuánto hay de propia elaboración del señor Hansen, pero como tiene noticias de interés, ésta es su traducción. En rense.com había una breve reseña conclusiva del libro mencionado que hemos insertado casi al final.


No una Mafia Italiana Sino una Mafia Judía.
Héroes de la Comunidad Judía Estadounidense
por Randulf Hansen



     Cada país –o mejor dicho los habitantes de la raza blanca en cada país– tiene sus héroes. Para Noruega, hombres como Nansen, Amundsen, Ibsen y muchos poetas y compositores y algunos deportistas y mujeres, son héroes. Para Alemania, la Alemania patriótica, no los prosélitos judíos en Bonn/Berlín, los héroes se encuentran entre gente como Goethe, Schiller, Bach, Beethoven, Pieper, Remer, Heinz Guderian y muchos soldados tanto de la Wehrmacht como de las Waffen-SS. Los ingleses tienen sus estrellas de deportes y a Lord Nelson (sólo para nombrar uno de los muchos héroes que los Bretones/Breatnaigh tienen). Los irlandeses tienen a Eamon de Valera. Otros países europeos tienen a sus héroes, como Suecia con el Rey Karl XII. Esto, sólo por mencionar a algunos héroes y sus países.

     Pero la comunidad judía de EE.UU. no tiene héroes que hayan hecho algo por EE.UU. Ellos no aprecian a Lindberg, aunque su vuelo desde EE.UU. a Francia fue un hecho heroico. Tampoco ellos respetan a gente como David Crockett o Abraham Lincoln. ¿Quiénes entonces son los héroes de la comunidad judía norteamericana?. Ellos son traficantes de opio, jefes de la mafia y asesinos como Louis "Al" Capone, Louis "Lepke" Buchalter, Arnold Rothstein, Benjamin "Bugsy" Siegel, Dutch Schultz, Charlie "Lucky" Luciano, Little Farvel Cohen, Gangy Cohen, Abraham "Kid Twist" Reles (antes de que él abriera la boca sobre los otros gángsters a la policía), Meyer Lansky, y todos los otros jefes de la mafia en EE.UU. Ellos son los héroes que los judíos norteamericanos respetan y de los cuales hablan. Ellos son la conversación del día cuando judíos como Sid Younger (nacido Yalowitz), Asher Dann (nacido Jagoda), Herbie Cohen y Larry King (de la CNN, nacido Larry Zeiger) se encuentran. (Esta información se puede encontrar en el libro escrito por Rich Cohen (1968), hijo de Herbie Cohen, "Judíos Rudos. Padres, Hijos y Gangsters", "Tough Jews. Fathers, Sons and Gangsters", 1998).

     Ellos son los héroes que los jóvenes judíos en JewSA [USA] respetan hasta hoy, cincuenta años después de que "Kid Twist" contara sobre los asesinatos de sus amigos, y después de que Louis Buchalter fuera ejecutado. Pero los judíos en EE.UU. fueron también importantes traficantes en contrabando y venta de licores destilados durante ambas prohibiciones en la historia norteamericana, a finales del siglo 18 y en el siglo 20. Durante estas dos prohibiciones a los judíos les permitieron producir y vender vino –porque ellos afirmaron que necesitaban el vino por motivos religiosos. Pero como ellos solían decir: mucho vino y licor destilado pudo pasar por un barril. Antes de que la prohibición de los años '20 finalizara, ellos otra vez se dedicaron al tráfico de opio.

     ¿Por qué estos matones son los héroes de JewSA?. Porque ellos contrabandearon opio, fueron proxenetas, mataron a norteamericanos europeos blancos, robaron el dinero de los norteamericanos europeos y pagaron dinero a la comunidad judía y sus rabinos. Y porque mostraron a JewSA cómo ellos deberían tratar a los norteamericanos europeos.

TRÁFICO DE OPIO

     Desde que los judíos llegaron a EE.UU. ellos han estado estableciendo sus bandas de matones y criminales, como lo han hecho dondequiera que han vivido en la diáspora. Ellos han estado traficando con opio y otras drogas. Ellos han sido reducidores de cosas robadas, asesinos, proxenetas, extorsionadores y prestamistas a tasas de interés usureras.

     Éstas han sido y siguen siendo las ocupaciones que los judíos eligen cuando ellos llegan a un nuevo país. Como estas ocupaciones les son tan provechosas, ellos no las abandonan aun cuando ellos se desenvuelvan en mejores círculos. No, ellos hacen dirigir sus negocios por otros judíos, y la primera y segunda generación se acomodan y toman las grandes ganancias.

     Mi opinión es que los judíos hasta el día de hoy son los reales hombres detrás del contrabando y tráfico de opio en todo el mundo [analícese cómo se disparó la producción de opio en Afganistán desde que fue invadido en 2001, acaso la real causa para ello]. Una de las razones de por qué creo esto es que los judíos nunca han abandonado un negocio del que ellos tuvieran el monopolio. Por ejemplo, miremos el comercio de diamantes. Ellos son los distribuidores de diamante y lo han sido durante todo el tiempo en que aquellas piedras han sido comerciadas. Hay que mirar la forma en que ellos tomaron el control sobre el Banco de Inglaterra en 1694: en ese entonces ellos obligaron a los políticos ingleses a establecer que los depósitos en oro deberían estimarse en dos veces más que los depósitos en dinero. Tanto entonces como ahora sólo los judíos tenían grandes cantidades de oro.

     El tráfico de opio y cocaína es un negocio tan bueno y da tan grandes ganancias que no hay ningún modo de que los judíos dejen su monopolio.

MAFIA: ¿NO ERAN ELLOS ITALIANOS/SICILIANOS?

     Algunas pandillas que infligieron sus bárbaras acciones criminales contra el público norteamericano tenían un trasfondo italiano y eran cristianas, pero eran judías en su totalidad. Ellos eran marranos (nombre español para los judíos bautizados). Durante el siglo 4º algunos judíos se fueron a Sicilia y se establecieron allí. Estos judíos pronto llegaron a ser odiados por los sicilianos y fueron forzados a vivir en las montañas de Sicilia. Allí ellos vivieron durante muchos siglos. Ellos se hicieron cristianos durante los siglos siguientes, pero en lo profundo siguieron siendo judíos, y mantuvieron su odio judío hacia los cristianos.

     Cuando los europeos Blancos comenzaron a emigrar a Norteamérica, algunos marranos de Sicilia e Italia del Sur los siguieron. Juntos con sus hermanos de otras partes de Europa ellos pronto se incorporaron a varias pandillas en las ciudades de EE.UU. Sus rabinos dijeron a los judíos que conservaran su "nacionalidad". Esto impediría a los norteamericanos europeos llegar a odiar a la comunidad criminal judía en las ciudades. Pero para los judíos de Europa del Este y Rusia era imposible aparentar alguna nacionalidad sino sólo ser judíos.

     Cuando las bandas judías aparecieron en los titulares, la prensa judía enfatizó en la así llamada mafia italiana en vez del verdadero mal –la mafia judía y sus sostenedores, los rabinos y los judíos traficantes de dinero que financiaban a sus hermanos criminales.

     Los judíos de Hollywood han hecho uso de millones de dólares para decirnos que la mayor parte de las mafias eran italianas, pero ellos han usado muchísimo más dinero para darnos un cuadro falso de los pocos judíos reconocidos como tales.

     En 1994 (o por esos años) los judíos en Hollywood hicieron su famosa película "Bugsy", sobre la vida del infame gangster judío Benjamin "Bugsy" Siegal, con el actor notoriamente amante de los Negros Warren Beatty desempeñando el papel de Siegal (y Benjamin "Ghandi" Kingsley interpretando el papel de Meyer Lansky, un papel en el cual Ben Kingsley obviamente se compenetró mucho más que cuando interpretó a "Moisés" recientemente –sin mencionar su interpretación de "Ghandi") y en esta película ES ABIERTAMENTE ADMITIDO QUE LUCIANO ERA UN MIEMBRO JUDÍO DEL MISMO TIPO QUE SIEGAL y LANSKY!.

     El doctor Joseph Gobbels dijo en 1933 que Lansky era un judío. Los judíos de Hollywood no sólo no confesaron que Goebbels tenía razón cuando dijo que Lansky era judío, sino que sistemáticamente ningún judío admitiría que cualquier alemán estuviera en lo correcto al afirmar que un judío hizo algún mal.

      DESPUÉS DE LOS ENORMES RASTROS DEJADOS POR LA MAFIA EN LOS AÑOS '40, LOS RABINOS ORDENARON A SUS SIRVIENTES EN LA PRENSA QUE COMENZARAN A ENFOCARSE EN LA MAFIA NO COMO SIENDO JUDÍA, SINO ITALIANA, O COLOMBIANA, O DE CUALQUIER OTRA NACIONALIDAD.

     Esto fue hecho para mantener la PATRAÑA de los judíos siendo perseguidos y para ayudar a establecer la inocencia de los judíos, los sionistas y sus rabinos, necesaria para su PATRAÑA de la posguerra.

     Pero como toda la nación judía sabe la verdad, y sabe que incluso algunos norteamericanos Blancos conocen la verdad, ellos tenían que establecer una impresión nueva y benigna de la malvada mafia judía. Ellos ordenaron a sus súbditos hacer películas sobre matones italianos y dar una impresión falsa de su crueldad. Murder Inc., las más cruel de las bandas, fue un asunto completamente judío [Murder Incorporated fue un nombre periodístico dado a grupos criminales organizados de New York desde los años '20 a los '40, con cientos de asesinatos por grupos judeo-italianos, con personajes como Martin Goldstein, Jacob Shapiro, Mendy Weiss, Harry Strauss, Albert Tannenbaum, Irving Nitzberg, Louis Capone, Irving Cohen, Max Golob, Hyman Holtz, Louis Kravitz, Samuel Levine, y otros].

PRODUCCIÓN DEL OPIO

     Durante los siglos 16, 17 y 18, los judíos de Inglaterra obligaron a la gente de Bengala a producir opio para ellos. Este opio era vendido entonces al pueblo chino en la ciudad de Cantón. Los judíos eran los dueños de la East India Company. Al mismo tiempo, o al menos durante el siglo 18, los judíos de Norteamérica se unieron a sus hermanos en el tráfico de opio a China. Los judíos norteamericanos conseguían su opio desde Turquía.

ISRAEL COMO UN REFUGIO PARA CRIMINALES

     En su libro Rich Cohen lamenta que el estado de Israel no hubiera estado establecido cuando la mafia judía estaba funcionando. De haber habido un Estado de Israel en ese entonces, los judíos habrían tenido un lugar para ir y esconderse cuando la policía estadounidense los estaba buscando, dice. Esto les habría dado a los judíos las mismas posibilidades que a la mafia "italiana". Pero ya que los judíos no tenían un refugio, ellos finalmente tuvieron que dar la cara frente a la policía, se lamenta Cohen.

     De este modo, aquí tenemos una prueba de lo que dije en un artículo anterior. ¡ISRAEL es un refugio sin restricción para criminales judíos de todo el mundo!

     Sé que a Meyer Lansky no le brindaron asilo en Israel cuando la policía lo estaba buscando, pero él no estaba siendo requerido por un crimen capital y él no pasó ningún tiempo en prisión.

FBI, UNA ORGANIZACIÓN JUDÍA

     Para impedir que la Norteamérica aria blanca atacara el maravilloso negocio de la mafia judía, la comunidad judía de JewSA ha impulsado sus procedimientos en la Brigada de Investigación Federal (FBI). De esa manera ellos pueden controlar quiénes están siendo investigados y quiénes están siendo encarcelados por actividades criminales. Y le aseguro que la FBI judía nunca pondrá sus manos sobre la mafia judía. Si ellos lo hicieran, la Norteamérica aria blanca podría comenzar a hacer preguntas sobre la aseveración judía de que ellos no son criminales y que ellos son los perseguidos.

     Tampoco la FBI revelará nunca que la así llamada "mafia rusa" es realmente otra mafia judía que está desplumando no sólo al pueblo ruso sino también al resto del mundo.

     Rich Cohen en su libro lamenta el mal nombre que la mafia judía dio a los judíos de EE.UU., pero él no deplora sus acciones. No, él ama relatar a quién mataron ellos y cómo, y que ellos fueron héroes judíos.

     [ Éstas son las conclusiones de Rich Cohen en su libro que trata el período de 1918 hasta 1950:

—  Los judíos no son sólo criminales de cuello blanco. Ellos son también asesinos crueles.

—  Los judíos inventaron el crimen organizado en EE.UU.

—  Los judíos fueron los primeros en describirse como hombres de negocios. Ellos convirtieron el crimen en negocio y construyeron una red de delitos: juegos de azar, prostitución, contrabando, extorsión y protección de dinero.

—  Los judíos fueron los primeros traficantes de droga en EE.UU.

—  Arnold Rothstein fue el padre fundador del crimen organizado en EE.UU. Él fue asesinado en 1928. Él dejó una leyenda y un mito y también una tribu de "muchachos" celebres: Louis Lepke Buchalter, el primer constructor de un Imperio de crímenes que produjo en 1940 alrededor de 2 millones de dólares al año, Meyer Lansky, Bugsy Siegal, Dutch Schultz, Abraham Twist Kid Reles, Pep Strauss, Mendy Weiss, Gurrah Shapiro, Red Levine y muchos otros. Ellos eran judíos, criminales y asesinos, que no vacilaron en asesinar a otros judíos que se atrevieron a desafiarlos en el hampa].

    Los judíos tuvieron que tener el poder sobre las investigaciones criminales en EE.UU., porque de esa manera ellos podían desviar la atención lejos de los criminales judíos y hacia la Patraña que la jefatura judía inflige a los arios y sobre todo a los alemanes. Con Norteamérica enfocada en las mafias y criminales judíos, el Congreso Judío Mundial no habría tenido éxito en sus demandas para que se comprendiera a los "perseguidos" –el único pueblo que siempre ha sido perseguido y quien no puede ser culpado por ninguna de sus acciones.

     Si uno pudiera lograr enfocar otra vez al mundo sobre los judíos malvados y crueles, probablemente tendríamos éxito en deshacernos de ellos.

     La manera en que ellos mismos y sus entrenados soldados ingleses y blancos norteamericanos se comportaron con las mujeres alemanas y sus niños demuestra más que suficientemente la vileza de la nación judía y su gente. Ellos son el mal, y serán para siempre el mal. Ellos nunca pueden llegar a ser algo sino el mal, no importa cuán bien ellos sean tratados por los arios, los árabes o cualquier otro pueblo en realidad. Nadie debe creer nunca que un judío puede ser decente o amistoso hacia un hombre Blanco. No, el judío permanecerá un enemigo no importa cuán bien él sea tratado.

     La única cosa que podemos hacer para deshacernos de ellos y su comportamiento diabólico es expulsarlos de nuestras patrias. Debemos deshacernos de ellos antes de que destruyan este maravilloso planeta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario