BUSCAR en este Blog

miércoles, 15 de junio de 2011

James Petras - Sobre los Asesinos del Mossad


     Con respecto al asesinato el 19 de Enero de 2010 del dirigente palestino de Hamás Mahmud al-Mabhuh en un hotel en Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos, por un comando asesino sionista, que lo envenenó, torturó y electrocutó, causándose con esto un "escándalo" internacional por el uso fraudulento de pasaportes de diversas naciones, y llegando las autoridades de Dubai a solicitar la detención del jefe del Mossad por este asesinato, el profesor estadounidense James Petras hace las siguientes reflexiones, tomada la primera de su página www.lahaine.org, y la segunda de rebelión.org, y están escritas con tres días de diferencia. Lo esencial es la reflexión en torno al derecho internacional, porque el resto sale sobrando, habida cuenta la clase de gente de la cual se está hablando.

El Alcance de los Asesinos del Mossad
por James Petras
1º de Marzo de 2010

Israel ha declarado públicamente una política de violación de la soberanía
de cualquier país para matar o secuestrar a sus opositores



     El 19 de Enero el servicio secreto internacional de Israel, el Mossad, envió un escuadrón de la muerte de 18 miembros a Dubai [Emiratos Árabes Unidos] con pasaportes europeos supuestamente "robados" a ciudadanos israelíes con doble nacionalidad y modificados con fotografías y firmas falsas, para asesinar al dirigente palestino Mahmud al-Mabhuh.

     Las pruebas son abrumadoras: la presentación por parte de la policía de Dubai de detallados videos de seguridad de los asesinos fue corroborada por el testimonio de expertos en seguridad israelí y aplaudida por los principales diarios y columnistas de Israel. El Mossad declaró abiertamente que al-Mabhuh era un objetivo de alta prioridad que había sobrevivido a tres intentos de asesinato anteriores. Israel ni siquiera se molestó en negar el asesinato. Además, el sofisticado sistema de comunicación utilizado por los asesinos, la logística y la planificación en torno a su entrada y salida de Dubai y el alcance y la magnitud de la operación, tienen todas las características de una operación estatal de alto nivel.

    La política israelí de asesinatos en el extranjero plantea cuestiones profundas que amenazan los fundamentos del Estado moderno: la soberanía, el Estado de Derecho y la seguridad nacional y personal.

    Israel ha declarado públicamente una política de violación de la soberanía de cualquier país para matar o secuestrar a sus opositores. Tanto en la proclamación como en la práctica real, la legislación, los decretos y las acciones de Israel en el extranjero reemplazan a las leyes y a los organismos que las aplican en cualquier otra nación. Si la política israelí se convirtiera en práctica común en todo el mundo, entraríamos en una salvaje selva hobbesiana en la que los individuos quedarían sujetos a determinados asesinos de escuadrones de la muerte extranjeros sin restricciones de leyes nacionales o de las autoridades responsables nacionales. Todos los Estados podrían imponer sus propias leyes y saltarse las fronteras nacionales para asesinar con impunidad a ciudadanos de otras naciones o residentes. De hecho, los asesinatos extraterritoriales de Israel son una burla a la noción misma de soberanía nacional. (...)

     La práctica israelí de ejecuciones extrajudiciales y extraterritoriales —ejemplificada por el reciente asesinato de al-Mabhuh en una habitación de hotel de Dubai— viola todos los preceptos fundamentales del Estado de Derecho. Las ejecuciones extrajudiciales ordenadas por un Estado suponen que sus servicios secretos son juez, jurado, fiscal y verdugo sin restricciones por razones de soberanía y del derecho y el deber de las naciones de proteger a sus ciudadanos y visitantes. Pruebas, procedimientos legales, derecho de defensa e interrogatorios se borran del proceso. Patrocinados por el Estado, los asesinatos extrajudiciales minan por completo el proceso debido. La liquidación de opositores en el extranjero es el paso lógico que sigue a los engañosos juicios en el interior de Israel basados en la aplicación de leyes raciales y en decretos de detención administrativa que han desposeído al pueblo palestino y violado las leyes internacionales.

     Los escuadrones de la muerte del Mossad operan directamente bajo el Primer Ministro israelí (que aprobó personalmente el reciente asesinato). La gran mayoría de los israelíes apoyan con orgullo tales asesinatos, sobre todo cuando los asesinos escapan al descubrimiento y a su captura. El funcionamiento sin trabas de los escuadrones de la muerte en el extranjero, patrocinados por el Estado, que llevan a cabo asesinatos extrajudiciales con impunidad, constituye una seria amenaza para todos los críticos, escritores, dirigentes políticos y activistas cívicos que se atrevan a criticar a Israel.

     El precedente de Israel matando a sus adversarios en el extranjero establece los límites externos de la represión a través de sus partidarios en el extranjero en las principales organizaciones sionistas, la mayoría de las cuales han apoyado ahora y en el pasado la violación israelí de la soberanía nacional a través de ejecuciones extrajudiciales. Si Israel elimina físicamente a sus opositores y críticos, las 51 principales organizaciones judías estadounidenses reprimen económicamente a los críticos de Israel en EE.UU. Presionan activamente a patronos, a presidentes de universidades y a funcionarios públicos para que despidan a los empleados, académicos y profesionales que se atreven a hablar o escribir en contra de la tortura israelí, de sus asesinatos y de la desposesión sistemática de los palestinos.

     Hasta ahora, los comentarios más críticos —en Israel y en otros lugares— del reciente asesinato del Mossad en Dubai se fijan en la “incompetencia” de los agentes, incluído el que hayan permitido que sus rostros hayan sido capturados en numerosos videos de seguridad, mientras se cambiaban torpemente de pelucas y disfraces ante la mirada de la cámara. Otros críticos se quejan de que el chapucero Mossad “empaña la imagen de Israel” como Estado democrático y da argumentos a los antijudíos. Ninguna de esas críticas superficiales han sido repetidas por el Congreso de EE.UU., por la Casa Blanca o por los presidentes de las principales organizaciones judías estadounidenses, donde reina la suprema regla de la mafia (el silencio, la omertá) y donde la complicidad criminal es la norma.

     Aunque los críticos se quejan del trabajo chapucero del Mossad, porque hace más difícil que las potencias occidentales proporcionen cobertura diplomática a Israel para sus operaciones en el extranjero, la cuestión fundamental nunca se aborda: la adquisición y alteración por parte del Mossad de pasaportes oficiales británicos, franceses, alemanes e irlandeses de dos ciudadanos israelíes, pone de relieve la naturaleza cínica y siniestra de la explotación israelí de sus ciudadanos con doble nacionalidad para perseguir sus propios y sangrientos objetivos de política exterior. El uso por parte del Mossad de pasaportes auténticos expedidos por cuatro naciones soberanas europeas a ciudadanos propios para asesinar a un palestino en una habitación de hotel de Dubai plantea la cuestión de a quién deben su lealtad los ciudadanos israelíes con doble nacionalidad y hasta dónde están dispuestos a llegar en la defensa o en la promoción de los asesinatos de Israel en el extranjero.

     Gracias a la utilización por Israel de pasaportes británicos para entrar en Dubai y al asesinato de un adversario, cada hombre de negocios o turista británico que viaje a Oriente Próximo será sospechoso estar vinculado con los escuadrones de la muerte israelíes. Siendo éste un año de elecciones (en Gran Bretaña) y con los partidos Laborista y Conservador contando considerablemente con los millonarios sionistas para la financiación de sus campañas, falta por ver si el Primer Ministro Gordon Brown hará algo más que gimotear y encogerse.


El Mossad llega a EE.UU.:
Escuadrones de la Muerte Invitados
por James Petras
4 de Marzo de 2010


     El principal órgano de propaganda de [la Conferencia de] Presidentes de las Principales Organizaciones Judías (PMAJO en sus siglas en inglés), el Daily Alert, ha salido en apoyo total a la práctica israelí de asesinatos extra-judiciales y extra-territoriales.

     Frente a la condena de los gobiernos del mundo (a excepción de los de la Casa Blanca y del Congreso estadounidenses ocupados por sionistas), la PMAJO apoya servilmente cualquier brutal asesinato cometido por los servicios secretos israelíes en cualquier parte del mundo y en cualquier momento.

     El reciente asesinato del dirigente de Hamás, Mahmud al-Mabhuh, en Dubai, es un ejemplo de ello. La PMAJO ha defendido todas las acciones criminales del Mossad que condujeron al asesinato, incluída la apropiación de identidades y el robo o falsificación de pasaportes y documentos oficiales de varios países europeos supuestamente aliados con el Estado sionista. De los agentes del Mossad que entraron en Dubai para matar a Al-Mabhuh, doce utilizaron pasaportes británicos robados o falsificados, tres australianos, tres franceses, un alemán y seis irlandeses. Estos agentes asumieron la identidad de ciudadanos europeos con el fin de cometer un asesinato en una nación soberana.

     Una vez más, la PMAJO demuestra que su primera lealtad está con los servicios secretos israelíes, incluso cuando violan la soberanía de los principales aliados de EE.UU. Sin duda, la PMAJO apoyaría al Mossad israelí incluso si se demostrara que ha utilizado documentos estadounidenses para asesinar a Al-Mabhuh. De hecho, se sabe que dos de los 26 asesinos israelíes que llevaban pasaportes falsos de Irlanda y de Gran Bretaña han entrado en EE.UU. después del asesinato y es posible que estén aquí todavía.

     La posición adoptada por el Daily Alert y la PMAJO en defensa de un acto terrorista internacional de Israel ha seguido varias líneas de ataque que se analizan a continuación. Estas incluyen: (1) culpar a la víctima, (2) alegar que los asesinatos extrajudiciales y extraterritoriales son legales, (3) minimizar el asesinato de 'un' individuo, (4) desviar la atención de los sionistas culpando a “otros árabes”, (5) comparar favorablemente los asesinatos del Mossad con los asesinatos de EE.UU. en Afganistán, (6) trivializar y relativizar la condena internacional, (7) citar la "defensa propia", (8) alabar los "detalles operativos" de alta tecnología del asesinato, y (9 ) desacreditar a los investigadores de la policía de Dubai en lugar de a los autores israelíes.

     Artículos abreviados, citados en el Daily Alert, han aparecido en las páginas editoriales de varios periódicos de EE.UU., Gran Bretaña, Canadá e Israel, así como en las revistas de derecha Forbes y Commentary. La principal técnica de propaganda sionista es evitar cualquier discusión de los atroces crímenes de Israel contra la soberanía, el proceso debido, el derecho internacional y la seguridad personal de los individuos. Al hacerlo, Daily Alert adopta las técnicas de propaganda común de todos los regímenes totalitarios que practican terrorismo de Estado.

1. Culpar a la víctima.

     El 22 de Febrero, el Daily Alert publicaba dos artículos titulados: "Funcionario de Hamás asesinado, traicionado por sus socios, dice el Jefe de policía de Dubai”, y “Hamás: asesinado un agente que se expuso arriesgadamente”. El Daily Alert olvidó mencionar que los servicios secretos israelíes habían estado siguiendo a su presa durante más de un mes (tras haber fallado en los seis intentos previos para matarle) y que el Jefe de Policía de Dubai no culpó a los funcionarios de Hamás sino que estaba en el proceso de recoger pruebas, declaraciones de testigos, videos y documentos que probasen la identidad israelí de los asesinos.

     Huelga decir que si aceptáramos el argumento de los sionistas estadounidenses acerca de que cualquier oponente principal de Israel que viaja sin un ejército de guardaespaldas se “pone en situación de riesgo”, entonces debemos reconocer que el nuestro es un mundo sin ley donde los escuadrones israelíes son libres de cometer un asesinato en cualquier lugar y a cualquier hora.

2. El asesinato extrajudicial y extraterritorial es "legal" (al menos si los asesinos son del Mossad).

     El 22 y 24 de Febrero, el Daily Alert incluyó dos artículos que argumentaban que la práctica israelí de los asesinatos extrajudiciales y extra-territoriales es legal. Un artículo se titula "La legalidad del asesinato de Mahmud al-Mabhud, de Hamás" y el otro, "El asesinato proporcionado de Mahmud al-Mabhud”. Ambos evitan cualquier referencia al derecho internacional que rechaza enérgicamente la cooperación transfronteriza en asesinatos patrocinados por Estados. La legalidad, para la PMAJO, es lo que los servicios secretos de Israel consideren conveniente para consumar su objetivo de eliminar a los dirigentes que se oponen a su ocupación colonial y a la expropiación de tierras palestinas. Si el asesinato extra-territorial y extra-judicial israelí de un adversario en Dubai es legal, ¿por qué no asesinar a sus rivales en EE.UU., Canadá, Inglaterra o cualquier otro país donde puedan viajar, vivir, trabajar o escribir?. ¿Qué pasaría si los críticos y opositores a Israel decidieran que es "legal" asesinar a los partidarios de Israel dondequiera que vivan, atendiendo a la definición de legalidad que da Daily Alert?. Nos hallaríamos en un mundo sin ley de asesinatos “legales” y de vigilancia transfronteriza totalitaria.

3. Minimizar el asesinato.

     Las ediciones del Daily Alert del 22, 24 y 25  de Febrero desvían la atención del asesinato del Mossad, comparándolo con los cientos de civiles afganos muertos por ataques de EE.UU. Pretende que "los blancos individuales" son menos crímenes que los asesinatos en masa. El problema con este argumento es que durante décadas el Mossad ha tenido como “blanco” a decenas de opositores en el extranjero y ha matado a miles de palestinos en los territorios ocupados (en donde trabajan con los servicios secretos de interior, el Shin Bet, y con el ejército, las Fuerzas de Defensa de Israel). Además, este argumento que vincula los asesinatos extra-judiciales de Israel con el asesinato colonial de EE.UU. de afganos, difícilmente puede ser una defensa para ambos. Al involucrar a EE.UU. en su defensa del terrorismo de Estado, Israel está elevando a norma de comportamiento político los peores aspectos del imperialismo estadounidense. Un crimen de Estado no puede justificar otro.

4. Culpar a los árabes: desviar la atención de Israel.

     El artículo del 22 de Febrero del Daily Alert titulado “El asesinato se escuchará en todo el mundo” insinúa que el asesinato fue “resultado de una lucha de poder de Hamás”, o que se llevó a cabo por parte de uno de los “muchos grupos árabes que detestan al movimiento islamista Hamás”.

     En otras palabras, todos los pasaportes europeos falsificados o robados de personas con doble ciudadanía israelí y los videos de seguridad de Dubai de agentes del Mossad con diversos disfraces, por no mencionar la afirmación de júbilo de los máximos dirigentes de Israel ante la muerte, fueron en realidad "trucos árabes". Esta cruda maniobra de propaganda por parte de la organización judía estadounidense más prominente revela su propio descenso al reino del autoengaño, sólo posible en el cerrado mundo de la política sionista estadounidense.

5. Pericia técnica.

     El Daily Alert ha publicado varios artículos que alaban los detalles técnicos del asesinato del Mossad en Dubai, un aspecto de la operación con el que pocos expertos en seguridad de Israel estarían de acuerdo. El artículo del 24 de Febrero, titulado "El asesinato muestra una hábil planificación" reprende a los críticos de Israel por no reconocer la alta calidad de los "aspectos prácticos" de los asesinatos y recomienda sus "lecciones a todos los servicios de inteligencia del mundo". Al igual que los sociópatas y asesinos en serie, los sionistas de EE.UU. promueven abiertamente las técnicas de los escuadrones de la muerte a todos sus colegas en Estados terroristas. Para el Daily Alert, las técnicas profesionales de asesinar son mucho más importantes que la repugnancia moral universal de los asesinatos políticos.

6. Desacreditar a los investigadores y defender a los perpetradores.

     El 25 de Febrero, el Daily Alert citó un largo y tendencioso ataque contra la policía de Dubai publicado en la revista Forbes, que ridiculizaba sus meticulosas investigaciones para descubrir el papel del Mossad en el asesinato. En ese artículo se condenaba a las autoridades de Dubai por haber revelado la participación de israelíes mientras que no se investigó el origen de la víctima del asesinato… ¡pasaporte iraquí! En lugar de alentar la búsqueda de la justicia por parte de la policía de Dubai, el Daily Alert publicó una larga diatriba que implica a Dubai en los ataques del 11 de Septiembre, su comercio continúo con Irán, y su “implicación” en el terrorismo internacional, etc. No se mencionaba la posición relativamente amistosa de Dubai hacia Israel y los israelíes antes de que el Mossad violase flagrantemente su soberanía.

Conclusión

     La campaña de propaganda sionista estadounidense en defensa del terrorismo de Estado israelí y, en concreto, del asesinato del Mossad de un dirigente de Hamás en Dubai, se basa en mentiras, evasivas y engañosos argumentos jurídicos. Esta "defensa" viola todos los preceptos de una sociedad civilizada, así como las más recientes leyes federales estadounidenses que prohíben toda forma de apoyo al terrorismo internacional. La PMAJO puede continuar defendiendo impunemente en EE.UU. los actos de terrorismo internacional del Mossad debido a su poder sobre el Congreso estadounidense, la Casa Blanca de Obama y los medios de comunicación estadounidenses. Ello asegura que sólo su versión de los hechos, su definición de legalidad y sus mentiras serán escuchados por los legisladores, haciéndose eco de los activistas sionistas y embellecida por sus solemnes defensores en los círculos académicos y periodísticos. Para contrarrestar la defensa que hace el sionismo estadounidense de la práctica israelí de ejecuciones extra-territoriales y extrajudiciales por parte del Mossad, necesitamos escritores y académicos que den un paso adelante. Es hora de exponer sus endebles argumentos, sus descaradas mentiras y su atrevida inmoralidad. Es el momento de hablar en contra de la impunidad antes de que se cometa otro asesinato de los servicios secretos israelíes, posiblemente dentro de EE.UU. y con la complicidad descarada de los cómplices sionistas.

     Las autoridades de Dubai han encontrado pruebas claras de que el equipo de asesinos del Mossad recibió apoyo de sionistas europeos. Los hoteles, los billetes de avión y los gastos fueron pagados con tarjetas de crédito emitidas en EE.UU. Es posible que dos de los asesinos estén ahora en EE.UU. ¿Llegará un momento en que los sionistas estadounidenses —incondicionales defensores públicos de los asesinatos del Mossad— crucen la línea que hay entre la propaganda a favor de la acción para convertirse en cómplices de la acción?. La sólida defensa que hace el sionismo estadounidense de los asesinatos en el extranjero por parte del Mossad, no es un buen augurio para la seguridad de los estadounidenses frente a los serviciales cómplices de Israel en EE.UU.

No hay comentarios:

Publicar un comentario