BUSCAR en este Blog

lunes, 7 de febrero de 2011

David Lane - Manifiesto del Genocidio Blanco


   Desde su sitio oficial (davidlane1488.org) hemos tomado estas palabras del hace poco desaparecido luchador nacionalista estadounidense señor David Lane, que hemos traducido directamente por insuficiencias de algunas versiones que circulan, que ponen razones en los ánimos indecisos en este delicado asunto de la preservación de la propia identidad. No tenemos certeza acerca de la fecha de su composición. 


Manifiesto del Genocidio Blanco
por David Lane



     El formato del Manifiesto del Genocidio Blanco fue diseñado a propósito para excluír e ignorar las sofisterias de las "autoridades" apoyadas por el establishment. Los sistemas de poder, tanto el religioso como el secular, a lo largo del registro del tiempo han inventado y canonizado obispos, sacerdotes, profesores, historiadores, expertos en propaganda, herreros de la palabra, doctores en varias disciplinas, y una multitud de similares prostitutas glorificadas para el propósito especifico de confundir, controlar y usar a las masas. 

     Dos bien conocidas figuras históricas que cayeron en desgracia después de demostrar una gran franqueza han sido Napoleón Bonaparte y Henry Ford. Bonaparte, luego de examinar documentos de la biblioteca del Vaticano dijo: "la Historia es una fábula". Ford luego de crear una comision para que estudiara los verdaderos poderes detras de los gobiernos dijo: "la Historia es un embuste". Un autor llamado Trevanian escribio que "la propaganda de los vencedores se convierte en la historia de los vencidos". El hecho es que todos los sistemas de poder reescriben la historia y hacen propaganda de hechos históricos para su propio provecho. 

     Dignificando los engaños de las prostitutas del sistema por medio de la cita, el debate o accediendo al uso de la terminología políticamente sancionada, sólo se legitima su prostitución y se abren las puertas a la sofistería interminable.

     Ha sido ya largamente notado entre los hombres perceptivos que aquellos que han adquirido el respaldo del sistema mediante la así llamada "educación superior" parecen particularmente obtusos en aceptar las circunstancias como son mostradas por el sentido común, y que estos individuos "educados" son generalmente los últimos en salirse de un sistema corrupto, destructivo y tiránico. Esto es así, en parte porque ellos se han prostituído a sí mismos para obtener una ganancia personal, pero también porque la "educación superior" es más correctamente llamada "polución cerebral avanzada". El propósito de la "educación superior" es crear administradores para el imperio de los amos.

     A la luz de estas circunstancias, el Manifiesto del Genocidio Blanco no confiará en las palabras de las autoridades "reconocidas" o de escritos "aprobados". Las afirmaciones y conclusiones del Manifiesto proceden primariamente de tres fuentes: Las Leyes de la Naturaleza, el sentido común y las circunstancias actuales. Los actuales especialistas en masturbación intelectual pertenecientes a la estructura del poder casi ciertamente reaccionarán con sus juegos de palabras especiosas, ya que la sofisteria es su único recurso para negar un hecho. Por ejemplo: cuando digo que sólo alrededor del 8% de la población mundial es blanca, puedo ver de antemano, por la experiencia del pasado, a las prostitutas del sistema debatiendo sobre si la cifra debiera ser un 9%, o si los griegos modernos son blancos, o incluso sobre si aún existe una raza blanca. Ellos tienen un arsenal semántico de engaños casi sin fin. Es una retórica política no válida, y esto es evidente por sí mismo. Los fundamentos del Manifiesto del Genocidio Blanco son Verdad absoluta en espíritu, funcionales en los detalles e innegables para cualquier hombre de buena conciencia y mente razonable. 

     El Manifiesto, por su diseño y su propósito, utiliza una terminología consagrada por el uso, en una contravención deliberada de la profanación semántica motivada políticamente. Por siglos la palabra "gay" se usaba para designar un humor alegre, mientras que "homosexual" se refería a un triste estado en que el rol natural del hombre hacia la mujer era abandonado en favor de algo que niega el propósito de la Naturaleza. Por siglos las tres principales razas humanas han sido llamadas Negroides, Mongoloides y Arios (ahora llamados Caucasoides, para significar Blanco, y así incluír a los judíos y a otros asiáticos). Las razas de color en el mundo (que abarcan sobre el 90% de la población de la tierra, y aún más si se considera la insoslayable estadística demográfica de niños y recién nacidos) no son una minoría. 

     La civilización occidental es la creación del hombre Blanco, desde la plomería de una casa y la calefacción central, hasta invenciones más sofisticadas como las orquestas sinfónicas, las comunicaciones y los anestésicos modernos. 

     La adición de un sufijo como "ista" e "ismo" no demoniza a una palabra. Asi como un bautista ama y defiende su religion, así un racista ama y defiende a su raza. La preservación de la propia especie es la primera y más alta Ley de la Naturaleza. Cuando la existencia de la propia raza se ve amenazada, entonces el racismo llega a ser el imperativo de mayor fuerza ordenado por la Naturaleza. El Manifiesto del Genocidio Blanco no se hace cómplice de la corrupción del lenguaje, como en los ejemplos dados o en la terminología falaz políticamente respaldada. 

     El Manifiesto le otorga poco crédito, si es que ninguno, a las declaraciones de las prostitutas políticas o religiosas de los sistemas de poder de ésta o de cualquiera otra edad. La mejor manera de juzgar las intenciones es observando los hechos, las consecuencias y viendo quién se beneficia. Reconociendo que ninguna raza comete suicidio voluntariamente, el Manifiesto expone ante el público a la tribu racial-religiosa que ahora gobierna sobre los países alguna vez blancos y que le niega a la raza Blanca no solo países Blancos, sino que escuelas para Blancos, vecindarios blancos, organizaciones blancas y todo lo necesario para la supervivencia como una entidad biológica y cultural. 

     Entiéndase de una vez que el término "integración racial" es un eufemismo para genocidio. El resultado inevitable de la integración racial es un porcentaje anual de apareamientos inter-raciales que conducen a la extinción, como ha ocurrido a la raza Blanca en numerosas áreas en el pasado. Como el remanente Blanco está sumergido en un mar de cinco mil millones de seres de razas de color, llegará a ser una especie extinguida en un tiempo relativamente corto. El genocidio está siendo llevado a cabo por un designio deliberado. El autor de este Manifiesto, sus camaradas, los que están presos y los que están en libertad, y otros que todavía conservan sus poderes de razonar, están en oposición a esto.

     El control sionista sobre los medios de comunicación, asi como de todo punto de poder fundamental de la industria, de las finanzas, de la ley y la política, en las naciones alguna vez blancas, es simplemente un hecho y es bien conocido por cualquiera ubicado en posiciones de influencia. Para aquellos que dudan, la información está disponible, para los investigadores diligentes, en fuentes fácilmente accesibles, como en un libro llamado "The Jewish Who's Who" [un registro de judíos notables], en una biblioteca local o en una lectura cuidadosa e inteligente de biografías fácilmente disponibles. Incesantes y normalmente espurios, los lamentos sobre "anti-semitismo" no cambian los hechos. Reconociendo que está en la naturaleza de los hombres sobrios y reflexivos el aceptar los dictados o la dirección de las instituciones gubernamentales y religiosas existentes, es imperativo que la intención de tales sistemas sea claramente identificada. Cuando tales intenciones, identificadas sobre todo por el afecto a las instituciones existentes y predominantes, son destructivas para un pueblo, entonces las circunstancias deben ser expuestas a todos los hombres de buena conciencia.

MANIFIESTO del GENOCIDIO BLANCO

     Por lo tanto, nosotros, el cuerpo consciente de aquella gente identificada histórica y apropiadamente como la raza Aria (o Blanca), declaramos lo siguiente:

1- Todos los gobiernos existentes en los alguna vez Estados políticos Blancos nos niegan el predominio y los imperativos territoriales exclusivos, necesarios para nuestra supervivencia como una entidad biológica y cultural. 

2- El resultado inevitable de la integración racial es el genocidio para la raza Blanca a través del entrecruzamiento. La promoción de la mezcla entre mujeres Blancas y hombres de color es evidentemente una prioridad para los métodos aprobados de comunicación del sistema. 

3- Los hombres Blancos que se resisten a las prácticas genocidas contra su raza son destruídos económica, política y socialmente. Si continúan efectivamente resistiéndose, son asesinados o fraudulentamente encarcelados. 

4- La vida de una raza se encuentra en las matrices de sus mujeres, y hoy aproximadamente un 2% de la población mundial son mujeres Blancas en edad de procrear, siendo ésta la estadística demográfica esencial que se refiere a la supervivencia.

5- Que los sistemas económicos, políticos y religiosos pueden ser destruídos y luego reconstruídos, pero la muerte de nuestra raza será eterna. 

6- Que el instinto de los hombres Blancos para preservar la belleza de sus mujeres y un futuro para los niños Blancos sobre esta tierra es un mandato ordenado por la Naturaleza y el dios de la Naturaleza. 

7- Que todas las naciones occidentales son gobernadas por una conspiración sionista que pretende mezclar, infestar y exterminar a la raza Blanca. 

8- Que Estados Unidos es el Departamento de Policía del sionismo en el mundo. Los poderes policiales y militares norteamericanos son usados para destruír todo estado o imperativo territorial racial blanco sobre la tierra. Ejemplos de esto son la forzada integración de las escuelas del Sur usando las bayonetas de la División 101 aerotransportada, el uso de clubes policiales bajo edictos federales para golpear y ensangrentar a madres de raza blanca de Boston del Sur cuando protestaban contra la integración y destrucción de sus escuelas vecinales, y la destrucción de un Estado racial blanco en nuestro antigua tierra natal europea a través de la guerra y la subsecuente ocupación por tropas de hombres de color. Esto es después de que Alemania intentara ejercer su histórica función como defensora de la raza, como lo demostró contra la invasión de los moros y los mongoles.

9- Que la negativa de dar trabajo a los hombres blancos, a través de la así llamada "acción afirmativa" y otros inicuos planes, tiene como resultado el decrecimiento de nuestras familias y de nuestra población.

10- Que los deportes multirraciales, el entretenimiento y la integración están diseñados para destruír los sentidos de originalidad y valor necesarios para la supervivencia de nuestra raza. 

11- Que la Historia esta siendo re-escrita para oscurecer los logros de nuestros ancestros y acreditárselos a las razas de color. 

12- Que el judeo-cristianismo está dedicado al concepto de nivelación racial de una única Humanidad, y es, por lo tanto, genocida. 

13- Que el Gobierno Sionista de Ocupación (ZOG) de Estados Unidos y de otras naciones occidentales promueven el acto antinatural de la homosexualidad, sabiendo perfectamente que el poder del instinto masculino para la unión sexual debe ser dirigido hacia la procreación con mujeres de la misma raza para asegurar la supervivencia racial. 

14- Que los Gobiernos Sionistas de Ocupación en Estados Unidos y en las otras naciones occidentales promueven y protegen el infanticidio de saludables bebés blancos, ahora llamado aborto, inmensamente en perjuicio de la raza.
  
   A la luz de esto y de los innumerables crímenes contra la raza Blanca en su conjunto, asi como la evidente política de genocidio, nosotros de ahora en adelante negamos lealtad y apoyo a las instituciones de nuestros ejecutores. En obediencia a las leyes de la Naturaleza y reconociendo que la Naturaleza y sus leyes son obra de Dios, cualquiera sea la manera en que se comprenda al Creador, y que la más alta ley es la preservación de la propia especie, en adelante demandamos la formación de patrias exclusivas para blancos en Norteamérica y en Europa. Si se nos niega este derecho buscaremos remediar esto con cualquier medida que sea necesaria.
  
   Aquellos que nos traicionen con el destructor sionista, o que permanezcan en la indecisión, estén alerta. Si logramos nuestro objetivo, expresado en las CATORCE PALABRAS: 

     "Debemos asegurar la existencia de nuestra raza y un futuro para los niños blancos",

     …entonces su traición será apropiadamente recompensada. Si no lo logramos y la raza blanca sigue el camino de los dinosaurios, entonces la última generación de niños Blancos, incluyendo los suyos, pagarán por su vil complicidad a manos de las razas de color que heredarán el mundo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario