BUSCAR en este Blog

viernes, 18 de febrero de 2011

John Cole y A. Salbuchi - 22 Razones Contra Israel y 3 Mapas

   Desde tsunamipolitico.com hemos tomado para nuestro archivo recopilatorio dos textos que tienen el tema en común. Uno es de Abril de 2010, donde John Ricardo I. Cole (1952), un historiador estadounidense del moderno Oriente Próximo y el sur de Asia, profesor de Historia en la Universidad de Michigan, nos da una muy ilustrada clase llena de razonamientos impecables y clarísimos sobre la historia de la ciudad de Jerusalem. El otro texto es una composición del escritor político argentino Adrián Salbuchi basada en una declaración del investigador Yamin Zakaria, que pone en el tapete los abusos del insoportable hijo consentido, el agresivo bastardo. Y juntamente ilustramos estos dos artículos con tres mapas muy bien hechos y precisos (de StopTheWall.org) que muestran las construcciones de carreteras exclusivas que han proyectado los sionistas en territorio ocupado y la demarcación del grosero y oprobioso Muro que esta mala gente ha levantado para dividir físicamente las tierras que habitan palestinos y ellos, que las han robado con violencia y muerte, sirviéndole esa siniestra muralla para cercar el exiguo territorio de Gaza y mantener el mayor campo de concentración actual a la vista de todo el mundo.



Diez Razones Por las Cuales
Jerusalén Este NO Pertenece a Israel
por John Cole
7 de Abril de 2010



     Los halcones belicistas israelíes dicen que Jerusalén es suyo por una larga y romántica historia nacional. Desgraciadamente es inventada.
     El Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu dijo al Consejo Estadounidense-Israelí de Asuntos Públicos (AIPAC) el lunes que "Jerusalén no es un asentamiento". Siguió diciendo que la conexión histórica entre el pueblo judío y la tierra de Israel no puede negarse. Insistió: "El pueblo judío construyó Jerusalén hace 3.000 años y el pueblo judío está construyendo Jerusalén en la actualidad". Dijo: "Jerusalén no es un asentamiento. Es nuestra capital". Dijo a su audiencia de 7.500 personas que le aplaudían que simplemente sigue las políticas de todos los gobiernos israelíes desde la conquista de Jerusalén en 1967 en la Guerra de los Seis Días.

     Netanyahu mezcló clichés románticos y nacionalistas con una serie de afirmaciones históricamente falsas. Pero incluso más importante fue todo lo que excluyó de la historia y su cita de la historia deformada e inexacta en lugar de considerar leyes, derechos, o la común decencia humana hacia otros que no pertenecen a su grupo étnico.

     Por lo tanto, enumero los motivos por los cuales Netanyahu no tiene razón y Jerusalén Este no le pertenece:

1)    En el derecho internacional, Jerusalén Este es territorio ocupado, igual que las partes de Cisjordania que Israel anexó unilateralmente a su distrito de Jerusalén. La Cuarta Convención de Ginebra de 1949 y las Regulaciones de La Haya de 1907 prohíben que las potencias ocupantes alteren el modo de vida de los civiles ocupados y prohíben el asentamiento de gente del país del ocupante en el territorio ocupado. La expulsión de palestinos por Israel de sus casas en Jerusalén Este, la usurpación de propiedad palestina en ese lugar y el asentamiento de israelíes en tierras palestinas, son todas flagrantes violaciones del derecho internacional. Las afirmaciones israelíes de que no ocupan a los palestinos porque los palestinos no tienen Estado son crueles y tautológicas. Las afirmaciones israelíes de que están construyendo en territorio baldío son risibles. Mi patio trasero está vacío, pero eso no le da derecho a Netanyahu a colocar en él un edificio de apartamentos.

2)     En realidad los gobiernos israelíes no han estado unidos ni han sido consecuentes con respecto a qué hacer con Jerusalén Este y Cisjordania, contrariamente a lo que dice Netanyahu. El Plan Galili para asentamientos en Cisjordania no se adoptó hasta 1973. El Primer Ministro Yitzhak Rabin se comprometió, como parte del Proceso de Paz de Oslo, a retirarse del territorio palestino y a otorgar un Estado a los palestinos, promesas por las que fue asesinado por la extrema derecha israelí (elementos que ahora apoyan al gobierno de Netanyahu). Aún en el año 2000, el Primer Ministro de entonces, Ehud Barak, afirmó que hizo promesas orales de que los palestinos podían tener casi toda Cisjordania y podían obtener algún acuerdo por el cual Jerusalén Este podría ser su capital. Netanyahu trató de dar la impresión de que la política de extrema derecha del Likud sobre Jerusalén Este y Cisjordania ha sido compartida por todos los gobiernos israelíes anteriores, pero eso, simplemente, no es verdad.

3)      El nacionalismo romántico imagina un "pueblo" como eterno y como si tuviera una conexión eterna con un trozo específico de tierra. Esa manera de pensar es fantástica y mitológica. Los pueblos se forman, cambian y a veces dejan de existir, aunque pueden tener descendientes que abandonaron esa religión, etnicidad o lenguaje. Los seres humanos se han movido por todas partes y no están directamente vinculados a ningún territorio de modo exclusivo, ya que muchos grupos han vivido en la mayoría de los pedazos de tierra. Jerusalén no fue fundada por judíos, es decir adherentes a la religión judía. Fue fundada entre el año 3.000 y el 2.600 a.C. por un pueblo semítico occidental o posiblemente los cananeos, los antepasados comunes de palestinos, libaneses, muchos sirios y jordanos, y de numerosos judíos. Pero cuando se fundó los judíos no existían.

4)      Jerusalén se fundó en honor del antiguo dios Salem. No significa "Ciudad de Paz", sino más bien "sitio construído de Salem".

5)      El "pueblo judío" no construyó Jerusalén hace 3.000 años, es decir en el año 1.000 a.C. Ante todo, no está claro cuándo tomó forma concreta exactamente el judaísmo como una religión centrada en la adoración de un solo Dios. Parece que fue un acontecimiento tardío ya que no se ha encontrado evidencia de adoración de otra cosa que deidades cananeas ordinarias en sitios arqueológicos hasta el año 1.000 a.C. No hubo una invasión de Palestina geográfica desde Egipto por antiguos esclavos en los años 1.200 a.C. Las pirámides se construyeron mucho antes y no utilizaron trabajo esclavo. La crónica de los eventos del reino de Ramsés II en el muro de Luxor no habla de ninguna revuelta o huída importante de esclavos hacia la península de Sinaí. Fuentes egipcias nunca supieron de Moisés o de las 12 plagas. Los judíos y el judaísmo emergieron de una cierta clase social de cananeos durante un período de siglos dentro de Palestina.

6)       No sólo Jerusalén no fue construída por el "pueblo judío", probablemente inexistente en aquel entonces, en el año 1.000 a.C. Probablemente Jerusalén ni siquiera estaba habitada en ese punto en la Historia. Jerusalén parece que se abandonó entre los años 1.000 y 900 a.C., las fechas tradicionales para el reino unido bajo David y Salomón. De modo que es probable que Jerusalén no fuese "la ciudad de David" ya que no había una ciudad cuando se dice que vivió. No se ha encontrado señal alguna de palacios magnificentes o de grandes propiedades en la arqueología de ese período, y las tablillas asirias, que registraron incluso eventos menores en todo Oriente Próximo, como las actividades de reinas árabes, no dicen nada sobre algún gran reino de David y Salomón en la Palestina geográfica.

7)    Ya que la arqueología no muestra la existencia de un reino o reinos judíos en el llamado Período del Primer Templo, no está claro cuándo pudo haber gobernado Jerusalén el pueblo judío, con la excepción del Reino de Hasmoneo. Los asirios conquistaron Jerusalén en 722. Los babilonios la capturaron en 597 y la gobernaron hasta que ellos mismos fueron conquistados en el año 539 a.C. por los aqueménidas del antiguo Irán, quienes gobernaron Jerusalén hasta que Alejandro Magno conquistó el Levante en los años 330 a.C. Los descendientes de Alejandro, los ptolemaicos, gobernaron Jerusalén hasta 198 a.C. cuando otros descendientes de Alejandro, los seléucidas, se apoderaron de la ciudad. Con la Revuelta Macabea en 168 a.C., el reino judío hasmoneo gobernó Jerusalén hasta 37 a.C., aunque Antígono II Matatías, el último hasmoneo, sólo tomó Jerusalén con la ayuda de la dinastía parta en 40 a.C. Herodes gobernó desde 37 a.C. hasta que los romanos conquistaron lo que llamaron Palestina en el año 6 de nuestra era. Los romanos y luego el Imperio Romano de Oriente de Bizancio gobernaron Jerusalén desde el año 6 hasta el 614 d.C., cuando el Imperio Sasánida persa la conquistó, gobernando hasta 629, cuando los bizantinos la reconquistaron.
     Los musulmanes conquistaron Jerusalén en el 639 y la gobernaron hasta 1099 cuando fue conquistada por los cruzados. Los cruzados mataron o expulsaron de la ciudad a judíos y musulmanes. Los musulmanes bajo Saladino la recuperaron en 1187, permitieron el retorno de los judíos, y la gobernaron hasta el fin de la Primera Guerra Mundial, o sea en total durante unos 1.192 años.
     Los adherentes al judaísmo no fundaron Jerusalén. Existió durante unos 2.700 años antes de que apareciera algo que pudiéramos reconocer como judaísmo. Es posible que el gobierno judío no haya sido más de unos 170 años, es decir el reino de los hasmoneos.

8)      Por ello si la edificación histórica de Jerusalén y la conexión histórica con Jerusalén establecen la soberanía sobre la ciudad, como afirma Netanyahu, los siguientes grupos tienen más derecho a la ciudad:

     A) Los musulmanes, que la gobernaron y construyeron durante más de 1.191 años.
    B) Los egipcios, que la gobernaron como Estado vasallo durante varios siglos en el segundo siglo a.C.
     C) Los italianos, que la gobernaron unos 444 años hasta la caída del Imperio Romano en el 450 d.C.
     D) Los iraníes, que la gobernaron durante 205 años bajo los aqueménidas, durante tres años bajo los Partos (en la medida en que el último hasmoneo fue en realidad su vasallo), y durante 15 años bajo los sasánidas.
     E) Los griegos, que la gobernaron durante más de 160 años si contamos a los ptolomeos y los seléucidas como griegos. Si los contamos como egipcios y sirios, eso aumentaría la reivindicación egipcia e introduciría una siria.
    F) Los Estados sucesores de los bizantinos, que podrían ser Grecia o Turquía, que la gobernaron 188 años, aunque si consideramos que el heredero es Grecia y agregamos el tiempo que fue gobernado por las dinastías helenistas griegas, eso daría a Grecia casi 350 años como gobernante de Jerusalén.
     G) Existe una reivindicación iraquí de Jerusalén basada en las conquistas asirias y babilónicas, así como tal vez el gobierno de los ayyubíes (la dinastía de Saladino), que eran kurdos de Iraq.

9)     Por cierto, los judíos están históricamente conectados a Jerusalén por el Templo, cuando quiera que se fije esa conexión. Pero en su mayor parte ese vínculo existió cuando los judíos no tenían el control político de la ciudad, bajo gobiernos iraní, griego y romano. Por lo tanto no se puede utilizar para exigir el control político de toda la ciudad.

10)   Judíos de Jerusalén y del resto de Palestina no partieron en su mayor parte después del fracaso de la revuelta de Bar Koquebas contra los romanos en el año 136. Siguieron viviendo allí labrando la tierra en Palestina bajo el gobierno romano y luego bizantino. Se convirtieron gradualmente al cristianismo. Después del año 638, todos menos un 10% se convirtieron gradualmente al Islam. Los palestinos de la actualidad son los descendientes de los antiguos judíos y tienen pleno derecho a vivir donde sus antepasados han vivido durante siglos.

**********************



Doce Razones Por las que Hay Que
Detener al Estado Terrorista de Israel
por Adrián Salbuchi
Junio de 2010


     El pasado Lunes 31 de Mayo, las fuerzas armadas del Estado Terrorista Israelí atacaron a la nave civil de bandera turca Mavi Marmara, junto a otras naves de una flotilla civil que transportaba ayuda humanitaria destinada a paliar la desesperante situación de la población de prisioneros civiles de ese gigantesco Campo de Concentración administrado por los sionistas israelíes que se llama Gaza. Convertida Gaza en el Gran Auschwitz de Medio Oriente, 1.500.000 palestinos languidecen indefensos ante la brutalidad y discriminación del invasor israelí. La "comunidad internacional" nada hace para detener este oprobio, por la sencilla razón de que todos –grandes como Estados Unidos, el Reino Unido, Rusia, la Unión Europea y el resto del mundo– bien saben que el Sionismo Internacional detenta un control feroz y determinante sobre los máximos estamentos decisorios y resortes del poder mundial.

     Israel pareciera que sigue buscando cualquier excusa para iniciar un conflicto bélico en la región que le permita llevar a cabo su máximo anhelo geopolítico: llevar a cabo su largamente anunciado ataque unilateral contra la República Islámica de Irán, lo cual se le ha hecho difícil en los tiempos que corren. Ahora, parece que Israel está redoblando la apuesta, al generar "hechos contundentes" que le permitan hundir al mundo en una gravísima crisis que –así esperan– le dará la excusa que necesita para iniciar esa amplia excursión militar, sabiendo que su poder de fuego es tremendo, toda vez que Israel es la única potencia en Medio Oriente con armas atómicas de de destrucción masiva. El drama de la situación actual radica en que su comportamiento consistentemente belicoso, irracional, genocida e irresponsable es prueba de su clara voluntad de utilizarlas.

     Israel necesita maniobrar para arrastrar a Estados Unidos a que –una vez más- pelee SU guerra contra Irán.  Igual que cuando logró que peleara su guerra contra el régimen de Saddam Hussein en Iraq en 2003, dejando a más de 1.300.000 iraquíes muertos y ese país devastado, todo con la exusa de inexistentes "armas de detrucción masiva". El investigador Yamin Zakaria (graduado del Queen Mary College, Universidad de Londres) en su sitio en Internet “Radical Views” confeccionó una docena de razones por las que la Comunidad Internacional debe detener a Israel. Considerando que la influencia sionista pro-Israelí también hace sentir su bota pesada en nuestra Argentina, es imprescindible que la opinión pública argentina tome cabal conciencia de lo que todo esto significa.  Máxime si se tiene en cuenta los casos bochornosos de "ataques bajo bandera falsa" a la AMIA (1994) y a la Embajada israelí (1992), donde los sucesivos gobiernos cobardes pro-sionistas de Carlos Menem, Fernando de la Rúa y ahora el matrimonio delictivo Kirchner-Fernández, cedieron vilmente ante las presiones, imposiciones e interferencias de organizaciones sionistas de choque locales como la AMIA, DAIA, y OSA, los multimedios económica y políticamente adictos al sionismo como "La Nacion" y "Clarin", y el ejército de voceros pro-sionistas que disfrutan de permanente cámara y micrófono.

     Recordemos que el sionismo es una ideología política fundamentalista, racista, y violenta, adicta a metodologías terroristas y cuenta entre sus millones de acólitos no sólo a un sector de la comunidad judía mundial, sino también de gran cantidad de no-judíos o "gentiles". Ejemplo: el actual vicepresidente (nominalmente católico) de Estados Unidos, Joe Biden, declaró el 7 de Abril de 2007 a la televisión israelí Shalom TV, que "no hay que ser judío para ser sionista; ¡yo soy sionista!". Lo es y sus declaraciones fueron harto sinceras...

     Pero gran parte de las comunidades judías en todo el mundo y en Argentina no son sionistas.  Es por ello que nuevamente invitamos a ese amplio sector de opinión judía a adoptar una clara posición ante estos hechos y tomen pública distancia de las organizaciones que hacen la apología del delito de genocidio, como son la AMIA, la DAIA y otras, en Argentina y en la región.


DOCE RAZONES PARA DETENER AL ESTADO TERRORISTA DE ISRAEL


1.      Agresiones contra sus vecinos Iraq e Irán. Iraq jamás tuvo armas de destrucción masiva. Sin embargo, esa nación fue destruída por la geopolítica sionista enquistada en la estructura de poder del Gobierno de Bush [hijo] en EE.UU. y de Blair en el Reino Unido. Ahora, pretenden hacer lo mismo con Irán, país que jamás invadió ni agredió a ninguno de sus vecinos.  Todo lo contrario, Persia/Irán se vio reiteradamente agredida –incluso, invadida– por el Reino Unido, la ex-Unión Soviética y Estados Unidos. Actualmente, Israel ha desplazado dos de sus submarinos con armas nucleares a las costas cercanas a Irán...

2.      Israel es Potencia Nuclear Clandestina. La única potencia con armas de destrucción masiva atómica en Medio Oriente es Israel. Israel se rehúsa a suscribir el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, y se niega a permitir una inspección internacional de su armamento nuclear.  Documentación recientemente desclasificada muestra que Israel ofreció suministrar armas nucleares al antiguo régimen racista del apartheid en Sudáfrica, lo cual resulta totalmente coherente con la doctrina de extremo racismo de sus clase dirigente desde su fundación hasta nuestros días

3.      Israel ejerce Terrorismo de Estado. Israel se impuso en Palestina en 1948, a través de un accionar terrorista que desplazó ilegal y violentamente a millones de palestinos de sus tierras milenarias. Este crimen fue cometido ante la pasividad de las grandes Potencias, lo que prueba el nivel de control que el sionismo ejerce sobre Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y Rusia (antes, la URSS). Estando permanentemente en guerra con sus vecinos islámicos, Israel ha sido prenda de discordia, sangre, violencia y vejaciones en los territorios ocupados. Según el investigador judío estadounidense anti-sionista, Norman Finkelstein (autor del libro "La Industria del Holocausto: Reflexiones Sobre la Explotación del Sufrimiento Judío”), "Israel es un Estado lunático armado con bombas atómicas, que constituye la verdadera amenaza a la paz y seguridad en la región”.

4.      Israel actúa ilegalmente. Israel viene violando impunemente innumerables resoluciones de Naciones Unidas desde que se impuso en 1948. Hasta el día de hoy sigue construyendo asentamientos ilegales en el Margen Occidental del Río Jordán, elocuente indicio de su deseo de que no haya paz en la región. Cuenta para ello con el apoyo diplomático, militar, económico y mediático de Estados Unidos y buena parte de la Unión Europea.

5.   Israel utiliza metodologías mafiosas. Sistemáticamente recurre al asesinato impune y cobarde, como el caso del asesinato del comandante de Hamás en Dubai, Mahmud al-Mabhuh, perpetrado por su servicio de inteligencia Mossad, con agentes que utilizaron pasaportes robados y falsificados de ciudadanos de la Unión Europea, principalmente británicos

6.   Genocidio masivo en Gaza. A principios de 2009 Israel masacró a los habitantes de Gaza disparando bombas de fósforo ardiente y armas químicas desde helicópteros artillados (generosamente provistos por EE.UU.) contra la población civil, escuelas, ambulancias y hospitales.  Esto fue calificado como crimen de guerra por una comisión investigadora de la ONU presidida por el juez judío sudafricano Richard Goldstone, quien dijo que lo que vio en Palestina le recordó lo ocurrido a los judíos en Varsovia, Alemania y Austria bajo el nazismo. Israel asesinó a 1.500 palestinos, casi todos civiles, contra 12 israelíes muertos por la defensa palestina: evidentemente las municiones de guerra son mucho más efectivas que las piedras de la Intifada...

7.    Israel se ríe de la ONU. El desprecio de Israel por Naciones Unidas y por toda la "comunidad internacional" se puso de manifiesto no sólo durante la invasión de Gaza en Enero 2009, sino también durante la perpetrada contra el sur del Líbano a mediados de 2006. En ambas ocasiones, sus fuerzas armadas reiteradamente atacaron puestos de observación e instalaciones de la ONU, como así también a periodistas. En Marzo de 2003 masacró a la joven activista estadounidense Rachel Corrie, quien pretendía hacer detener un bulldozer militar israelí que se aprestaba a demoler una vivienda palestina. El bulldozer le pasó por encima, matándola y luego siguió con sus tareas. Los grandes multimedios globales y locales, férreamente controlados por el sionismo internacional, prefieren "no turbar los nervios de la Humanidad con este caso".  Justamente, uno de los buques de la "flotilla por la libertad" que pretende llevar en estas horas ayuda a Palestina fue bautizado "Rachel Corrie" en honor a esta joven mártir del sionismo.

8.  Israel es un Estado Racista. El comportamiento de la dirigencia sionista israelí refleja su política oficial de limpieza étnica en Palestina por cuanto sistemáticamente toma a mujeres y niños como blancos preferidos de sus asesinatos y mutilaciones. En gran medida, ello se debe a que la población palestina crece a un ritmo muy superior que la población israelí, lo que permite proyectar la inviabilidad del Estado judío en el mediano y largo plazo. Esto se ve agravado por la exclusividad racial que los judíos sionistas practican ante todas las demás etnias y comunidades que tienden a entremezclarse pacífica y generosamente.

9.    Israel: un Estado Teocrático que no tiene Constitución. De ninguna manera es Israel "la gran democracia del Medio Oriente" cacareada por los multimedios globales. Esa fachada encubre la realidad terrible de tiranía y opresión que es su ocupación militar de Palestina, infinitamente peor a la que practicara Alemania contra Francia durante la Segunda Guerra Mundial, mal que les pese a los productores cinematográficos hollywoodenses, centro de propaganda siempre favorable al sionismo y al ejército de opinólogos locales e internacionales que propagan sus mentiras por la televisión, radio y "gran" prensa adicta.

10.   Israel aplica un hipócrita doble-estándar. Israel es una Estado racista que practica el odio y la intolerancia contra todos los no-judíos. La política sionista del "derecho al retorno" a Palestina significa que todo judío en cualquier parte del mundo tiene el derecho de emigrar a Palestina y ocupar tierras árabes, mientras que los millones de refugiados Palestinos que fueron desplazados en 1948 carecen de todo derecho a retornar a sus tierras milenarias. Una clara y flagrante violación del "derecho internacional" regido por los poderosos de este mundo, quienes a su vez están subordinados al sionismo. De ahí se entiende que ni Israel ni Estados Unidos suscribieran el Tratado de Roma de 1998, que instaló la Corte Internacional de Justicia...

11.  Gaza es el "Auschwitz del Medio Oriente". Israel ha creado el mayor campo de concentración del mundo en Gaza, aplicando un bloqueo ilegal por aire, tierra y mar, que se fortaleció hasta límites demenciales en los últimos cuatro años. La ONG Amnesty International ha definido esto como una flagrante violación del derecho internacional. Por supuesto, los grandes multimedios jamás informan sobre esto ni mucho menos lo dramatizan "a la Hollywood".  Sólo se preocupan de imponer al mundo ad nauseam el Mito del "Holocausto”®, mistificación propagada desde hace más de medio siglo con el claro objetivo de generar corrientes de simpatía hacia los israelíes, lo que les permite hacer lo que se les da la gana, con la más absoluta impunidad. Al "teologizar" un hecho histórico –la persecución de judíos europeos bajo el nazismo– el "Holocausto"® tiene entonces claros ribetes teológicos para la venidera "religión" del nuevo orden mundial: reemplazar el Sacrificio de Uno en la Cruz en redención de toda la Humanidad, por el asesinato de seis millones en Auschwitz por culpa de toda la Humanidad. Así se entiende la dogmatización exclusivista del "Holocausto"®, que pone a la matanza de los judíos en una categoría única en la Historia, prohibiendo como anatema su serena evaluación e investigación en algunos países como Alemania, Francia, Austria, Canadá, Bélgica, Holanda, España, incluso bajo pena de cárcel... Un claro ejemplo de "crimen de pensamiento" como previera George Orwell en su pesadilla de "1984" controlada por el Gran Hermano... 

12.     Piratería en Alta Mar. Ahora, Israel ataca de manera ilegal, desmedida y criminal a un buque de bandera turca que navegaba en aguas internacionales del Mar Mediterráneo, transportando indispensable ayuda humanitaria y activistas a favor de la causa palestina, obligándolo a desviarse a un puerto militar israelí, asesinando a por lo menos 19 pasajeros y secuestrando al resto del pasaje y tripulación. Esto lo hizo en plena oscuridad usando helicópteros artillados, comandos tipo SWAT y armas cargadas con municiones de guerra. Los israelíes podrían haber fácilmente inspeccionado esta embarcación al tocar puerto si sospechaban que transportaba armas. Esta flotilla ya había tocado puertos europeos sin que se hallaran irregularidades por sus aduanas. Pero, no: una vez más, el Gran Matón de Medio Oriente eligió la sangre y la violencia con su resultado de muerte y sangre.
     Este patrón de comportamiento escandaloso por parte del Estado Terrorista de Israel, es una vergüenza para toda la Humanidad, que hoy mira atónita sin poder tomar medida alguna.

     Llegó la hora de que los pueblos libres y dignos hagan detener a este perro rabioso que ordena matanzas por doquier desde su sede de poder político en Tel-Aviv, inspirados por lo que Jesucristo identificó como la gran "sinagoga de Satanás" (Apoc. 2:8-11).
     Sabemos que, tristemente, gobiernos cobardes como el del matrimonio sionista Kirchner en Argentina, jamás se atreverían a tomar una posición valiente contra tanta violencia y locura. Por eso somos las poblaciones de todos los países quienes debemos exigir a los gobiernos que se aplique merecido castigo al Estado Terrorista de Israel.

     Imagínese el lector, lo que hoy estarían gritando los Obama, Sarkozy, Merkel, Clinton, Kirchner, Netanyahu, Uribe, Calderón, Cameron, Rodriguez Zapatero, Berlusconi y demás papagayos, si este acto de barbarie lo hubiera cometido, por ejemplo, la República de Irán, o Siria, o Malasia o Líbano... Ahí sí que, como llorosos y mentirosos farsantes, estarían todos rasgando sus vestiduras pidiendo represalias, sanciones, venganzas, castigos, invasiones (luego seguido de operativos "Memoria”, "Nunca Más” y "Holocausto®"...), y demás acciones de rigor exigidas por quienes, en última instancia, son los verdaderos amos de este afligido mundo: los sionistas internacionales, tanto en su variedad judía como no-judía (increíblemente, estos últimos son franca mayoría entre ellos, aunque lo sean por cobardía, ignorancia o crasa estupidez).

     El gran obstáculo a la paz en Medio Oriente es Israel. El sionismo viene batiendo los tambores de guerra y, a sabiendas, está por encender la mecha para que explote una terrible conflagración mundial que costará decenas de millones de vidas. Saben que es la única oportunidad que tienen para lograr su objetivo geopolítico de imponer un Gobierno Mundial bajo el cetro de un Rey del Mundo de la semilla de David, que sueñan con algún día coronar en Jerusalén.

     El mundo debe detenerlos. Exijamos a nuestros gobernantes, multi-medios y comunidades que tomen una clara posición a favor de la paz.
     Hoy, callar es colaborar, porque el que calla otorga.





No hay comentarios:

Publicar un comentario