BUSCAR en este Blog

jueves, 13 de enero de 2011

Thierry Meyssan Sobre el 11-S (2005)


     Publicamos aquí algunas declaraciones que efectuó el periodista francés Thierry Meyssan el 30 de Agosto de 2005 al canal de televisión iraní (pero que funciona en EE.UU.) Jaam-e Jam, sobre ciertos aspectos de los curiosos sucesos del 11 de Septiembre de 2001 en los mismos EE.UU. El sr. Meyssan es autor del libro "La Gran Impostura", de Marzo de 2002, que sirvió de inspiración al estadounidense Michael Moore para su pelicula Fahrenheit 9/11. Como se sabe, hay unos pocos pero influyentes interesados en consagrar la versión oficial del gobierno estadounidense sobre dicho evento como un dogma incuestionable, pero como tal versión fue construída sin pies, no podrá calzarse sus zapatos. (Fuente: vho.org)


Thierry Meyssan en TV (2005)
Acerca del 11 de Sept. de 2001


Meyssan: "Los eventos del 11 de Septiembre me entristecieron, igual que a todos los demás. Pero también sentí que no se nos estaba diciendo todo.

     "Obviamente, nadie supo todo al principio, pero luego resultó que ellos no quisieron decirnos todo. De hecho, el 11 de Septiembre mucha gente observó los eventos en televisión, y vimos repetidamente las escenas de un avión estrellándose con una de las torres, y a lo largo de ese día todo lo que vimos fue esa escena. Ustedes probablemente también han visto la foto de gente atrapada en la torre que se arrojaba por las ventanas. Pero a pesar de estos detalles, la gente no podía entender que es lo que había pasado. Los comentaristas de la televisión dijeron que ni siquiera sabían el paradero del presidente de Estados Unidos. Todo fue combinado con violencia ese día, y era imposible entender algo.

     "En los días siguientes, algunos oficiales retirados estadounidenses dieron sus impresiones de lo que había pasado, y recordaron lo que estaban haciendo ese día, y sólo entonces fue posible reconstruír algunos de los eventos. Pero cuando vemos hacia atrás en ese día, comprendemos que lo que nos dijeron oficialmente sobre los eventos fue presentado apresuradamente y sin ninguna investigación, y fue imposible entender sólo en base a lo que había sucedido ese día.

     "En primer lugar, ninguna investigación había sido llevada a cabo. Ustedes pudieran recordar que cuando fue transmitida la noticia del primer avión que chocó, era claramente imposible determinar si el choque fue un accidente o un ataque. Pero un minuto y 27 segundos después de la primera colisión, CNN transmitió unas escenas de Manhattan (ya que hay siempre una cámara estática dirigida hacia Manhattan). Luego la estación transmitió escenas de una de las torres gemelas en fuego e inmediatamente después, el comentarista de CNN dijo que había acabado de hablar por teléfono con oficiales, y que esto no era un accidente sino un ataque de Osama bin Laden. Así que ésta fue la investigación más corta y veloz en la historia de la Humanidad. Ellos dijeron: "Nosotros no sabemos nada, pero sabemos quién es el criminal, y no tenemos nada más que decir sobre esto". Dijeron que estos ataques fueron llevados a cabo por islamistas desde Afganistán, y que habían secuestrado cuatro aviones con navajas. Claro, esto es uno de los posibles usos de una navaja [...]

     "Sobre la base de lo que nos dijeron, no todos los detalles del evento están claros. En primer lugar, sabemos que una semana antes del 11 de Septiembre, hubo transacciones en las principales bolsas de valores del mundo que involucran las acciones de varias aerolíneas y compañías de seguros que como consecuencia se convirtieron en víctimas de los eventos del 11 de Septiembre.

     "Para organizar tales transacciones, es necesaria una red económica especial. Esto puede ser fácilmente detectado, ya que cada transacción y cada acción son documentados en archivos. Si queremos, podemos averiguar fácilmente quién fue responsable por los ataques. Todo lo que tenemos que hacer es convocar el Acta de Privacidad Financiera, y aquellos responsables serían inmediatamente detectados. Pero no lo hicimos porque las cuentas bancarias son muy sagradas. Son hasta más sagradas que la paz mundial.

     "Según el recuento oficial de los eventos por Estados Unidos, nosotros no tenemos una imagen clara de lo que sucedió en Manhattan. Todos recordamos la escena de las dos torres colapsando una después de la otra. Pero esa tarde, otra torre colapsó. Esa tercera torre no fue atacada de ninguna manera por un avión, así que no había ninguna razón para que colapsara. Inicialmente, la gente pensó que el colapso de las dos torres había causado un terremoto, causando que la tercera torre se sacudiera y colapsara. Pero un comité de expertos dice ahora que tal cosa es imposible. Por otro lado, los bomberos de Nueva York dijeron que ellos mismos habían visto y escuchado explosiones en las bases de la tercera torre, como si se hubiera colocado dinamita en esta. Ninguna investigación fue llevada a cabo, y no quieren saber nada sobre este asunto. Pero éste es un asunto sumamente sensible, debido a que esta torre era el cuartel general de la CIA más grande del mundo, excepto por sus oficinas principales.

     "Lo tercero que no ha sido clarificada de forma alguna fue el asunto del fuego en uno de los edificios adyacentes a la Casa Blanca el 11 de Septiembre. Nosotros estamos acostumbrados a ver la famosa escena de la Casa Blanca y un gran parque. Pero exactamente al lado de la Casa Blanca hay un edificio grande, que raramente es mostrado porque es muy feo, y está relacionado a los años treinta. Se llama el Edificio Eisenhower. Todos los servicios presidenciales estadounidenses están localizados en ese edificio.

     "Este edificio estaba completamente destruído por el fuego, pero ninguna explicación fue dada. ¿Por qué no se ha dicho nada sobre la tercera torre de Manhattan y sobre el edificio adyacente a la Casa Blanca?. Es muy simple. Ellos no tenían ningún avión que podría servir como pretexto. No podía decirse que algún avión se estrello aquí, y que esto era la mano y obra de islamistas desde el exterior. Por consiguiente, ya que no había ningún avión, no se pudo dar ninguna explicación. Así que fue presentado como si nada hubiera pasado.

     "Vemos que lo que EE.UU. oficialmente dice no sólo está incompleto sino también falsificado. Si examinamos algunos detalles cuidadosamente –detalles particulares que pertenecen al Pentágono– comprenderemos muchas cosas. En cuanto al incidente que costó 160 vidas, ellos dijeron que fue debido a un Boeing 757 que los islamistas secuestraron e hicieron colisionar en el Pentágono en un ataque suicida. Si examinamos los detalles cuidadosamente, vemos que algunos de los testigos dicen algo diferente sobre este Boeing.

     "Ellos dicen que vieron algún objeto golpear el edificio a gran velocidad, pero no pudieron determinar si fue un Boeing o algo más. Si examinamos el daño al Pentágono, concluímos que este daño no podía haber sido causado por un Boeing. Éste fue causado por un misil. Según el Pentágono, el objeto que golpeó ese lugar fue un avión. Pero un Boeing 757 pesa por encima de 100 toneladas, y si se acercara al edificio, su velocidad habría sido entre 500 a 800 kilómetros por hora, subiendo de entre 800 a 1.200 kilómetros por hora. Pero si un Boeing hubiera de hecho chocado en el primer piso del edificio, el edificio habría quedado totalmente en ruinas. Esto es como un camión que choca con un edificio, y lo destruye, no haciendo meramente un agujero en este. Cuando magnificamos la escena, vemos que el misil entró a través de esta puerta, la cual es de cinco a seis metros de ancho. Pero el ancho de un avión es de 38 metros, incluyendo las alas, y su cola es de 12 metros de largo. A pesar de esto, no hay señal de ninguna destrucción en la vecindad. Según lo que ellos dicen, el objeto que atacó entró aquí, atravesando el edificio, y saliendo por aquí. Cuando pasó por el edificio, formó un túnel. Atravesó las paredes, pero no derrumbo nada ni dejo nada en ruinas, y salió por aquí. El agujero era de 2,3 metros de diámetro, y claramente esto no podía ser un avión.

     "Nos enfrentamos a un asunto importante: Si esto fuera un misil y no un avión, ¿quién lo disparó?. Después de todo, ustedes ya no pueden hablar de islamistas o cuevas en Afganistán. Esto fue un misil disparado por soldados estadounidenses para matar a otro grupo de soldados estadounidenses. Esto apunta a un problema interno dentro del sistema estadounidense.

     "Detrás de los eventos del 11 de Septiembre había claramente varios grupos, en desigualdades entre si. No puede decirse que un hombre estuvo detrás de estos eventos y que las órdenes fueron dadas desde un lugar. Debería decirse que los eventos de Manhattan fueron actos terroristas. La destrucción de las torres fue para extender el miedo y el terror. Este aterró a la gente. Pero los ataques al edificio adyacente a la Casa Blanca y al Pentágono no tenían la intención de extender el miedo. Esto era algo más: un intento por asesinar a gente en el poder. No pienso que ninguno de los intentos de asesinato fueron llevados a cabo por islamistas, tal como la versión oficial norteamericana. Eso es un eufemismo, una total mentira, y un esfuerzo para cubrir las disputas internas en Estados Unidos. [...]

     "En mi opinión, el gobierno estadounidense estaba plenamente informado sobre este asunto. Yo he mencionado esto en mi libro. Muchas agencias foráneas de inteligencia le advirtieron a EE.UU. sobre lo que estaba a punto de pasar. Las agencias de inteligencia de Egipto, el régimen sionista, Francia, Alemania y Rusia enviaron informes a sus colegas norteamericanos. Todos estos informes tenían un mensaje claro y común: Los ataques se llevarían a cabo en contra de intereses estadounidenses, y quizás en contra de intereses israelíes también. Estos ataques serían llevados a cabo por aviones de aerolíneas comerciales estadounidenses, los cuales serían secuestrados y dirigidos hacia objetivos específicos. Los blancos serían probablemente grandes edificios, el blanco principal estaría en Manhattan, y estos eventos tendrían lugar en la semana del 9 de Septiembre. Ésta es información completamente exacta que hubiera ayudado a Estados Unidos a tomar medidas que habrían hecho más difíciles los ataques, si no prevenirlos.

     "Pero el gobierno estadounidense no hizo nada para prevenir estos ataques. Al contrario: Mientras que durante 40 años hubo una ley en la aviación estadounidense que le exige a los pilotos que porten armas, esta ley fue derogada antes del 11 de Septiembre, aunque el gobierno había recibido advertencias sobre la alta probabilidad de estos eventos. Si desarmamos a los pilotos aunque estén en riesgo... significa que queremos que estos eventos sucedan. Cuando al gobierno se le pregunta ahora por este asunto, dice que ya había recibido similares advertencias y que le era imposible saber si esta advertencia era más importante que las otras, y que su único error fue el ordenar la información. Éste puede ser el caso. Desde que esta discusión empezó, se ha dicho que ciertos oficiales de la CIA, FBI y de la NSA llevaron los mensajes al gobierno de que un cierto incidente es posible. Advirtieron y enviaron informes sobre esto. Si éstos eran sólo oficiales de bajo rango, el hecho de que sus advertencias no fueron tomadas en serio podría ser entendido. Pero el Presidente ruso Vladimir Putin le dijo a un canal de televisión estadounidense, cuatro días después de los eventos, que cuando los servicios de inteligencia rusos habían llevado su informe inicial a EE.UU, él había llamado personalmente a Bush para recordarle de la importancia del informe. Si uno no presta atención seria a la información traída por un oficial de bajo rango, esto es una cosa... Pero ¿qué hay sobre el desatender una llamada telefónica del presidente ruso?. Esto es difícil de creer. Por consiguiente, vemos, que el gobierno de EE.UU. permitió que estos eventos sucedieran. Esto es cooperación pasiva.

     "Pero si examinamos más cuidadosamente el caso, vemos que esto no fue una mera cooperación pasiva. Bush es directamente responsable de este asunto... Quizás no por todos los incidentes, pero al menos por el primero. Tenemos lo que el propio Bush dijo en una conferencia de prensa en Orlando, el cual repitió siete días después en otra conferencia de prensa. Por consiguiente, si él no pudo ser claro la primera vez, podía haberlo hecho diferente una segunda vez. Pero repitió exactamente las mismas palabras, y dijo que en la mañana del 11 de Septiembre él estaba en un kinder en Florida, en el Sur, para dar un importante discurso sobre la importancia de aprender a leer en el kinder.

     "Cuando entró al kinder se le informó que tenía que hacer una llamada telefónica secreta bajo estrictas medidas de seguridad con la Señorita Rice, su Consejera de Seguridad Nacional, y le fue pedido que entrara a un vestíbulo seguro preparado para ese propósito.

     "Cuando el presidente viaja alrededor de un país tan grande como Estados Unidos, se preparan vestíbulos a lo largo de su ruta, equipados con medios de comunicación tales como teléfonos, videos, y así sucesivamente, para que pueda hablar con su comando adjunto, su residencia, y con la Casa Blanca, sin miedo a que lo graben. Tal vestíbulo fue preparado en ese kinder. Bush llama a Rice y dice: "Acabo de ver en la pantalla de seguridad de video al primer avión que se estrelló en la primera torre". Luego entró en el kinder, y no parecía estar agitado. Realmente, cuando tales incidentes ocurren, el Presidente inmediatamente dice unas palabras de condolencia a las familias de las víctimas. Pero entra, y sin mostrar preocupación, da su discurso sobre el aprender a leer en el kinder. Luego, mientras todavía está hablando con los pequeños delante de las cámaras de televisión, un miembro de su gabinete se le acerca y le dice que un segundo avión chocó con la segunda torre. Si usted estuviera a cargo del Gabinete y le dijera tal cosa al Presidente, usted esperaría por una respuesta. Los miembros del Gabinete generalmente tienen que esperar alrededor del Presidente para recibir instrucciones, pero se marcharon, como si no tuvieran que esperar por una respuesta. Era como informar sobre alguna operación en proceso.

     "De todos modos, el Presidente de Estados Unidos está sin palabras por un momento, su cara se torna un poco oscura, pide sus disculpas, y sale de la clase del kinder para preparar un corto discurso. Luego se va de Florida. Hay simplemente un problema: Nadie sabe qué escenas vio del primer avión chocando con la primera torre. La razón es simple: Ninguno de los canales de televisión a lo largo del mundo tenía las escenas del primer avión chocando con la primera torre. Las primeras escenas fueron tomadas por dos hermanos periodistas franceses. Estaban preparando un informe sobre los bomberos de Nueva York. Ese día acompañaron a los bomberos quienes salieron por la zona debido a un bote de gas. De repente vieron al avión venir y escucharon un ruido terrible. Alzaron sus cabezas y vieron al avión chocar con la torre. Luego los dos reporteros llegaron al Centro de Comercio Mundial con los bomberos para ayudar a las víctimas. Las escenas que filmaron fueron luego dadas a otros a través de la agencia de prensa Gamma. Las escenas fueron transmitidas a medianoche hora de Washington. Por consiguiente, cuando Bush vio las escenas del primer avión chocando con la torre, nadie tenía estas escenas salvo las cámaras de los servicios de inteligencia que estaban en el sitio para filmar los incidentes. Si estuvieran presentes en el sitio para filmar los incidentes, debían de haber anticipado tal evento. Y si el Presidente supo sobre tal incidente, ¿qué significa esto?. Significa que políticamente él es directamente responsable por el incidente. No estoy diciendo esto también sobre los otros incidentes, pero él fue responsable por el primero. Incluso es posible que estuviera involucrado dando su aprobación a la primera operación, pero se encontró con una operación más extensa.

     "Entonces ocurre el asunto del Pentágono. Atacar al Pentágono con un avión o un misil propone un problema: Existen lanzadores de misiles instalados alrededor del Pentágono y en el techo. Si un avión, un misil, o algo entra en el espacio aéreo del Pentágono, los lanzadores de misiles se activarían. Ellos podrían no interceptar el objeto, pero un misil sería disparado. O alguien desactivó el sistema de misiles del Pentágono –y eso significa que alguien en el ejército estadounidense fue responsable– o hay otra razón, una muy simple. Todos los ejércitos del mundo tienen sistemas para prevenir "artillería amiga". En los sistemas de misiles y anti-misiles, antes de que [un proyectil] sea disparado, una onda de radio es enviada para identificar si el objeto en cuestión es "amigo" o "enemigo". Si el código es "amigo" –el código del ejército estadounidense– el sistema de misiles no se activa. Esto es completamente automático, y no hay ninguna necesidad de apretar un botón o algo. Por consiguiente, la única manera de atacar al Pentágono por el aire es que este objeto obtenga el código "amigo" del ejército de EE.UU. De hecho, el Pentágono fue atacado por un misil del ejército de EE.UU. disparado por personal del ejército de EE.UU. Así que de hecho hubo una confrontación dentro del aparato estadounidense. Como saben, esto es nada nuevo. Desafortunadamente, la disputa interna va más allá de los días de las guerras entre el Norte y el Sur. Estas disputas internas nunca han sido resueltas. [...]

     "Durante los últimos años, la amenaza del terrorismo doméstico ha revoloteado muchas veces sobre Estados Unidos. Cada año el FBI publica un documento sobre ataques terroristas domésticos. [Según este documento], hubo por lo menos 100 ataques terroristas perpetrados por estadounidenses contra estadounidenses. En 1995 un importante ataque terrorista fue perpetrado: Una bomba fue plantada en un edificio en la ciudad de Oklahoma, y el blanco principal fue una oficina del FBI. Este ataque dio como resultado 108 víctimas. Si lo miramos de cerca, el blanco del ataque al Pentágono no fue la oficina del Secretario de Defensa. La oficina del Secretario estaba en la otra esquina del edificio. El blanco era el nuevo centro de la Armada. Este nuevo centro de comando estaba siendo construído, y el nuevo comandante de la Armada había venido hasta allá para supervisar cómo estaba progresando el trabajo. Sólo momentos después de que salió, el misil golpeó al Pentágono. En ese momento, todos los antiguos oficiales en el comando salieron de sus oficinas y entraron en los refugios bajo el Pentágono, excepto el comandante de la Armada, que al parecer sintió que él era el blanco principal. Por consiguiente, lo único fuera de duda es que este intento de asesinato está relacionado con el Aparato norteamericano. Tres días después de los eventos del 11 de Septiembre, el secretario general [sic] y el portavoz de la Casa Blanca fueron entrevistados por varios diarios, tales como el New York Times, el Washington Post, y el New Yorker. Ellos dijeron: "Estábamos muy asustados ese día".

     "Alrededor de las 10 de la mañana –cuando el Pentágono y la Casa Blanca fueron atacados– el Servicio Secreto, el cual es responsable por proteger la vida del Presidente, recibió una llamada telefónica de la gente que estaba detrás de los ataques. Esto es muy interesante. Si ellos llamaron, deben de haber presentado una exigencia. Pero no dijeron tal cosa. Todo lo que dijeron fue que habían usado el código secreto del Presidente para demostrar cuán peligrosos eran. Este código hace posible el hacer cambios en los centros de comando y en las instrucciones del Presidente. Así que todos nos llenamos de miedo. Éste es el porqué el Presidente salió en secreto para una base al centro de Estados Unidos para desde allí dar instrucciones personalmente.

     "El hecho que los atacantes tenían el código secreto demuestra que no eran soldados estadounidenses regulares. Pertenecían a altos oficiales militares, ya que sólo algunas pocas personas tienen el código de Estados Unidos –incluso pueden ser contados con los dedos de una mano. La persona responsable de por lo menos uno de estos ataques era un alto oficial en el ejército. Si una operación de represalia se necesita que sea llevada a cabo contra aquellos responsables por estos ataques, uno debe tomar acciones en contra de los verdaderos perpetradores en lo más alto del ejército de EE.UU.

     "Usted acaba de hacer otra pregunta: ¿Hubo algún indicio de que islamistas estuvieron involucrados?. Uno podría pensar que los islamistas fueron arrastrados hacia este asunto, no como los proyectistas principales, sino como aquellos en llevar a cabo el plan, o como miembros de un grupo estadounidense en contra del otro. Quizás. Ésa es una teoría. Pero ésta es la única teoría propuesta por el gobierno. Para demostrar esta teoría, Estados Unidos está dando indicaciones diferentes. El problema es que siempre que observamos hacia estas indicaciones, ellas resultan ser falsas, erróneas, y un pensamiento posterior. Finalmente, no tenemos ninguna prueba clara sobre la participación de la red Al-Qaeda. Yo no estoy diciendo que es imposible, pero estoy diciendo que esto no demuestra nada. Por otro lado, ustedes recuerdan que el gobierno prometió proporcionar evidencias suficientes del involucramiento de Al-Qaeda en el asunto. El Secretario de Estado general Colin Powell emprendió personal y públicamente el presentar un informe comprensivo sobre el asunto. Hasta la guerra en Afganistán, ésta era una promesa genuina. Diez meses han pasado, y todavía no tenemos este informe. La razón es que no tenían ninguna prueba. Uno de las historias más conocidas que prepararon para nosotros es que hubo cuatro aviones secuestrados por 19 terroristas, y el FBI publicó inmediatamente la lista de los 19 terroristas. ¿Cómo pudieron ellos preparar esta lista?. El FBI no nos está diciendo esto, ya que esto es un secreto. ¿Pero por qué estos 19, y no otros 19?. ¿Es porque sucedió que los siguieron a través de llamadas telefónicas?. ¿Estaban los nombres de estos 19 en las listas de pasajeros?. No. En mi opinión, ninguno de ellos estaba en las listas de vuelo. Pero ellos dicen que había unos cuantos que abordaron los aviones a última hora, y por consiguiente sus nombres no estaban en las listas de pasajeros. El problema es que el número de personas que abordaron los aviones es menor que esos 19 terroristas que Estados Unidos está presentando. Así que, en condiciones prácticas, es imposible que todos los 19 abordaran los aviones. Sin embargo, entre esos 19, seis están todavía vivos, así que ellos no podían estar en los aviones, o estarían muertos. Son generalmente sauditas, y fueron entrevistados por la prensa internacional. El caso más extraño es el de Mohammed Atta, quien es mencionado como el líder de este grupo terrorista. Nadie lo rastreó, pero su padre está seguro que él está vivo, y que lo llamó el día después al 11 de Septiembre. Él dice: "Mi hijo nunca ha estado involucrado en tales crímenes. Él no mata a civiles de esta manera. Si combate, él mata a soldados y no a civiles". A quien le debemos creer, al FBI o el padre de Mohammed Atta?".–



   El Pentágono amenaza: "Sería inaceptable que alguien hiciera publicidad a las investigaciones de Thierry Meyssan" (Victoria Clarke, asistente del Secretario de Defensa, 25 de Junio de 2002).

No hay comentarios:

Publicar un comentario