BUSCAR en este Blog

martes, 11 de enero de 2011

Michael Salla - La Carrera Para Controlar Iraq


     Desde exopolitics.org hemos seleccionado este artículo que plantea una hipótesis alterna de las causas ocultas que se hallarían tras la violenta, injusta y mentirosa ocupación anglo-estadounidense de Iraq en 2003. El tema de por sí no suele ser tratado por la prensa así que a pesar de su fecha aporta novedad.

La Carrera Secreta Para Controlar
La Herencia Extraterrestre de Iraq

por Michael Salla, PhD
Marzo de 2003


   En 1976, un erudito traduciendo antiguos textos sumerios cuneiformes publicó el primero de sus libros, llamado El Duodécimo Planeta. Tal autor, Zecharia Sitchin, describió las maravillas tecnológicas y conocimiento de la antigua civilización de Sumeria. Lo que hizo que su obra fuera controversial era que el afirmaba que los sumerios fueron ayudados en el inicio de su civilización, por una avanzada raza de seres llamados los Anunnaki (en sumerio significa “aquellos que vinieron del Cielo a la Tierra”). Él describió maravillas tecnológicas poseídas por los Anunnaki, y una guerra entre las facciones Anunnaki que finalmente partieron del planeta alrededor de 1700 a.C.

   Además, Sitchin describió el mundo de origen de estos seres como un misterioso planeta que periódicamente regresa a la vecindad del sistema solar cada 3.600 años. Las traducciones de Sitchin, cuando se combinan con registros bíblicos e históricos apoyando la existencia de razas extraterrestres (ET) en asuntos humanos, dejó claro el importante papel que jugó esta antigua raza ET en la génesis de la Humanidad.


   Las traducciones de Sitchin probaron ser muy controversiales y los arqueólogos de la corriente principal desestimaron el trabajo como demasiado especulativo. Sin embargo, hubo organizaciones clandestinas muy influyentes que tomaron el trabajo de Sitchin mucho más en serio.

   Desde por lo menos 1947, organizaciones clandestinas con bases en Estados Unidos han participado en esfuerzos de retro-ingeniería (o ingeniería inversa) de naves ET derribadas, y se están comunicando con diferentes razas ET. El esfuerzo más prominente de retro-ingeniería por parte de las organizaciones clandestinas han involucrado a una raza de ETs comúnmente descritas como "grises", similar en apariencia a los ETs representados en la famosa película de Steven Spielberg, Encuentros Cercanos del Tercer Tipo. La tecnología poseída por los grises era mucho más avanzada que cualquier otra poseída por la Humanidad, e inmediatamente comenzaron los esfuerzos para aprender acerca de esto y utilizar técnicas de ingeniería inversa sobre esta tecnología.

   El contenido del trabajo de Sitchin describiendo una antigua raza ET sin duda alguna ha despertado la curiosidad de estas organizaciones clandestinas en Estados Unidos y en otras partes. La posibilidad de que los Anunnaki descritos por Sitchin hayan alcanzado un nivel de sofisticación tecnológica aún más avanzada que la alcanzada por los Grises era algo que debía ser seriamente explorado. Aún más desconcertante para estas organizaciones clandestinas era la idea de que esta raza avanzada podría un día regresar a la Tierra, y, de nuevo, interactuar con la Humanidad como lo hicieron en el remoto pasado.

   Es muy probable que varios esfuerzos de recopilación de inteligencia hayan confirmado la validez de algunas si no es que de la mayoría de las hipótesis de Sitchin. Organizaciones clandestinas europeas y estadounidenses, sin duda alguna han hecho una principal prioridad el ganar acceso a estos antiguos sitios ET en el sur de Iraq para aprender acerca de la avanzada tecnología usada por los Anunnaki. Además, ellos habrían estado interesados en aprender más acerca del supuesto mundo-hogar de los Anunnaki, en caso de que de hecho retornaran a la vecindad del sistema solar en el futuro cercano.

   El problema, sin embargo, era que la Guerra Fría todavía existía, e Iraq estaba bajo la firme influencia de la esfera soviética. Con la improbabilidad de que Iraq cooperaría con las organizaciones clandestinas estadounidenses/europeas ganando acceso a estos antiguos sitios ET, las organizaciones clandestinas en Estados Unidos y Europa tenían un inquietante dilema político enfrentándolos.

   Si el statu quo internacional permanecía, entonces, en algún punto, la Unión Soviética podría encontrar estos sitios ET, y utilizar retro-ingeniería en cualquier tecnología existente, y con ello erradicar cualquier ventaja tecnológica que pudiera tener el Occidente. Además, si el mundo hogar de esta raza regresara, entonces la Unión Soviética estaría mejor situada para responder a cualquier contingencia que esto creara.

   En vista de la anterior hipótesis, habría sido poco imaginable que las organizaciones clandestinas de Estados Unidos y Europa no hubieran desarrollado un conjunto de objetivos de política exterior de alto secreto, cuya meta era conseguir el acceso EE.UU./Europa a la tecnología ET sepultada en Iraq.

   El éxito de los objetivos de política exterior secreta de las organizaciones clandestinas estadounidenses/europeas, ganando acceso a la herencia ET de Iraq y preparándose para un posible retorno de los Anunnaki, radica en la promoción de condiciones internacionales que le permitirían a EE.UU./Europa obtener acceso ilimitado a Iraq sin provocar la intervención soviética, y una crisis a máxima escala en medio de la Guerra Fría.

   La forma en la cual esto podría hacerse, sería promover una serie de crisis regionales que en última instancia harían a Iraq dependiente de la ayuda de las naciones occidentales. La solución del dilema político EE.UU./Europa era patrocinar agitaciones entre Iraq y el principal rival de la potencia regional, Irán, que inevitablemente forzaría a Iraq a una confrontación militar con su más poderoso vecino, y con ello crear oportunidades para mayor influencia estadounidense/europea en Iraq.

   El enfoque principal de esta agenda secreta era que el Sha de Irán [Mohammed Reza Pahlevi] sería derrocado, y reemplazado por un régimen islámico fundamentalista, que crearía el caos en la región del Golfo Pérsico. El éxito de esta plan tan radical descansaba en una doble estrategia de, primero, retirar el apoyo tradicional de Estados Unidos para el Sha de Irán, quien mantenía un estrecho poder político a través de sus poderosas fuerzas de seguridad; y segundo, fomentando una revolución islámica.

   El éxito de esta doble estrategia clandestina, en última instancia, condujo a la caída del régimen del Sha, quien tuvo que huír de Irán el 16 de Enero de 1979.

   La nueva República Islámica de Irán era una amenaza a la integridad territorial de Iraq, y fue un rival ideológico al sistema socialista del partido Ba’ath de Iraq. El nuevo régimen iraquí, ahora bajo Saddam Hussein, instintivamente entendió la amenaza planteada por el Irán revolucionario para Iraq, y decidió actuar, mientras que el régimen islámico estaba preocupado consolidándose. Iraq lanzo un devastador ataque en Septiembre de 1980 que resultó en una guerra de ocho años que rápidamente desembocó en un punto muerto. Los Estados occidentales, junto con los ricos Estados árabes comenzaron a apoyar al régimen de Saddam Hussein.

   El final de la guerra Irán-Iraq en 1988 ocurrió simultáneamente con un clima político global de rápida transformación. Los países del bloque del Este estaban comenzando a colapsar y la poderosa Unión Soviética estaba en sus etapas iniciales de su eventual desintegración en 15 repúblicas independientes. Con la Unión Soviética/Rusia rápidamente perdiendo influencia global, los estados occidentales ganaron mayor prominencia en Iraq. Esto fue especialmente cierto para Francia y Alemania, las cuales jugaron importantes papeles para financiar y ayudar directamente a Iraq en su larga guerra contra Irán.

   Muy poco después de la elevación de Saddam Hussein al poder en 1979, él comenzó con la construcción de una sofisticada red de túneles subterráneos y búnkers. Estas elaboradas construcciones estaban motivadas tanto por la amenaza planteada por un ataque iraní de misiles, como por la conciencia de Hussein del antiguo patrimonio ET, mucho del cual yacía enterrado, y era la clave de sus propios planes grandiosos para la dominación regional.

   Es muy probable que en algún punto, durante la construcción de estas edificaciones subterráneas a través de Iraq, se haya encontrado alguna evidencia de la civilización extraterrestre iraquí. La compleja tarea de estudiar y eventualmente hacer retro-ingeniería de estos activos habría comenzado.

   A pesar de su tácito apoyo a Iraq en la guerra Iraq-Irán, Estados Unidos tenía una clara desventaja  frente a sus socios/rivales europeos para ganar acceso a los antiguos sitios ET en Iraq,  ya que éstos tenían una trayectoria más larga en ayudar al régimen socialista iraquí. Esto significó que las organizaciones clandestinas basadas en Estados Unidos tenían que ‘organizar’ acontecimientos internacionales de una forma que cumplieran con el secreto objetivo político de obtener un acceso sin restricciones al patrimonio ET en Iraq. Bajo el primer presidente Bush, Iraq y Kuwait se enrolaron en una crisis diplomática acerca de la sobreproducción de petróleo por parte de Kuwait en 1991.

   La sobreproducción de Kuwait significó que los precios mundiales del petróleo fueron desinflados, y la producción petrolera de Iraq no generara los ingresos necesarios para que Iraq comenzara el difícil proceso de reconstrucción después de su costosa guerra con Irán. Esto dio como resultado que Iraq fuese más dependiente de los Estados occidentales y de las organizaciones clandestinas, un resultado que no complació a Saddam Hussein, ya que él estaba, sin duda alguna, consciente de que la independencia financiera le daría un máximo poder de negociación sobre quien tuviera el aval de explotar los recursos ET en su territorio.

   Incluso más inquietante para el régimen de Hussein fue que Kuwait estaba exigiendo la devolución de los préstamos de la guerra otorgados a Iraq durante la guerra de ocho años contra Irán.

   Al forzar un cambio en las políticas de petróleo de Kuwait, Iraq decidió adoptar la provocación y amasó un gran ejército en su frontera con Kuwait. En este punto crítico, en donde Iraq estaba indicando sus intenciones de posiblemente invadir Kuwait si no cambiaba sus políticas, la embajadora estadounidense para Iraq hizo lo que pareció ser un "error crucial". Asesorando a Iraq acerca de lo que era el punto de vista de Estados Unidos acerca de cocinar a fuego lento el punto Iraq/Kuwait, ella dijo: "Nosotros no tenemos opinión en sus conflictos árabes-árabes… tal como su disputa con Kuwait. El Secretario de Estado, James Baker, me ha dado órdenes de enfatizar esta instrucción… que Kuwait no está asociado con Estados Unidos".

   Dada la historia de la relación de Iraq con Kuwait, la "asunción de riesgos" de la psicología personal de Saddam Hussein, y la política antagonista del liderazgo de Kuwait, podría haberse predicho que Saddam lo interpretaría como una luz verde para invadir.

   El viejo Presidente Bush era un antiguo jefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), y por ello estaba consciente de todo esto, y también era miembro de las organizaciones clandestinas con bases en Estados Unidos para utilizar técnicas de ingeniería inversa de la tecnología ET.

   No hay duda de que en el caso del Secretario Baker, como amigo cercano y ex-jefe de personal del presidente Bush, también habría estado consciente de la necesidad del acceso estadounidense en Iraq para hacer ingeniería inversa en cualquier tecnología ET existente. Figuras clave en la administración Bush estaban muy probablemente conscientes de cualquier línea de tiempo que existía en términos de un posible retorno del mundo-hogar de los Anunnaki.


   Posteriormente Hussein siguió adelante con una guerra en contra de Kuwait, al cual invadió en Agosto de 1990, y contrario al mensaje emitido por la embajadora Glaspie, encontró que Estados Unidos estaba firmemente opuesto a la invasión de Iraq, y no favorecería ningún compromiso sobre Kuwait. En las negociaciones diplomáticas sobre el retiro de Iraq, la primera administración Bush descartó cualquier concesión a Iraq.

   Esto significó que la diplomacia rusa, motivada por la conciencia de que una guerra disminuiría sensiblemente la relativa ventaja rusa en ganar acceso y practicar la retro-ingeniería con la tecnología ET en Iraq, fallaría.

   Estados Unidos condujo una intervención militar multinacional que comenzó en Enero de 1991, conduciendo a la expulsión de Iraq de Kuwait, y dio lugar a que Estados Unidos, por primera vez, tuviera una estratégica posición en Iraq con una serie de resoluciones del Consejo de Seguridad, dándole legitimidad a la presencia estadounidense.

   La crisis política y militar que asoló a Iraq y a Kuwait, y condujo a una intervención militar, primero por parte de Iraq, y luego por parte de Estados Unidos, fue orquestada por las organizaciones clandestinas con base en Estados Unidos, que deseaba en acceso ilimitado por parte del Occidente en Iraq. Desafortunadamente, para los objetivos secretos de las políticas de la primera administración Bush [el viejo], no pudieron obligar un cambio de régimen en Iraq. Esto significaba que las organizaciones clandestinas con base en Estados Unidos estaban ahora con vínculos estratégicos en términos de acceder y explotar la tecnología ET bajo el control del régimen de Hussein.

   Estados Unidos no tenía la autoridad internacional para sustituír a la fuerza el régimen de Hussein, y este mismo sin duda alguna se sintió traicionado por los grupos europeos y estadounidenses, junto con sus socios rusos, que se encontraban en una posición estratégica más fuerte que sus socios/rivales estadounidenses para ganar el acceso y explotar cualquier tecnología ET que existiese en Iraq. Hussein tenía intenciones de vengarse contra Estados Unidos y Gran Bretaña al negarles todo acceso a ellos.

   Dado que Estados Unidos tiene el programa más sofisticado de ingeniería inversa en el planeta, y rápidamente estaba desarrollando preponderancia global como la única superpotencia del mundo, éste era un escenario profundamente preocupante para los oficiales estadounidenses, conscientes de las posibles implicaciones de la tecnología ET en Iraq para cambiar el balance global de poder.

   Al mismo tiempo, grupos europeos y rusos clandestinos estaban preocupados sobre el potencial de EE.UU. para potenciar aún más su superioridad tecnológica y su dominación mundial si ganara acceso a la tecnología ET en Iraq.

   Otro obstáculo para el plan de las organizaciones clandestinas con base en Estados Unidos de ganar acceso a la tecnología ET en Iraq, fue la sorprendente elección del Presidente Bill Clinton en 1992. A diferencia del primer presidente Bush, Clinton no fue privilegiado con información respecto a los programas clandestinos que involucraban tecnología ET.

   Como era de esperarse, poco sucedió durante el período de la administración de Clinton para completar la agenda secreta de ganar acceso ilimitado al patrimonio ET de Iraq. La elección de la segunda administración Bush [junior] significó que la agenda de las organizaciones clandestinas estadounidense para ganar acceso al patrimonio ET en Iraq podría reanudarse. Muchos ex-funcionarios de la primera administración Bush y antiguas administraciones republicanas que apoyaban el cambio de régimen en Iraq fueron nombrados en la nueva administración.

   En la organización de la amenaza de la guerra preventiva en Iraq, ocurrió una serie de acontecimientos que indicaban que las organizaciones clandestinas europeas y rusas estaban en conflicto con sus socios/rivales estadounidenses.

   Alemania era la primera gran nación que públicamente se comprometió a descartar una guerra preventiva contra Iraq, independientemente de los progresos en el proceso de inspección de armas, el cual comenzó después de que aprobaran la Resolución del Consejo de Seguridad 1441 el 8 de Noviembre de 2002. Con Alemania jugando la "posición extrema" se hizo posible que Francia y luego Rusia tomaran unas posiciones más moderadas, que sólo pedían una intervención militar en caso de que Iraq no cumpliera con la resolución 1441. Francia y Rusia efectivamente obstaculizaron los esfuerzos estadounidenses de aprobar una nueva resolución, que hacía un llamado a la intervención militar en Iraq para eliminar las armas prohibidas de destrucción masiva.

   Muchos han considerado la oposición diplomática por parte del poderoso trío de Francia, Rusia y Alemania para una guerra preventiva, como siendo claramente en interés de la comunidad mundial unida en contra del horror de una guerra innecesaria que devastaría toda la región del Golfo Pérsico, y de paso a más actos de terrorismo en el Medio Oriente y en otras partes. Sin embargo, hay evidencia que lo que secretamente motivó a estas naciones es la conciencia de que el acceso estadounidense a la tecnología ET en Iraq constituiría una amenaza, debido al creciente poder de las organizaciones clandestinas con base en Estados Unidos y sus proyectos secretos de retro-ingeniería.

   Los éxitos tecnológicos en la retro-ingeniería de tecnología ET deben seguramente haber sido una preocupación para sus socios/rivales con menos financiamiento y menos destreza en Rusia, Francia y Alemania. Lo importante es que las organizaciones europeas/rusas fueron capaces de trabajar con cualquier limitación impuesta por el régimen de Saddam Hussein en alcanzar un entendimiento preliminar de las capacidades de esta tecnología. Una guerra del tipo preventiva que ascendería a una toma de poder unilateral sobre Iraq por parte de Estados Unidos y Gran Bretaña, era algo que las organizaciones europeo-rusas no apoyarían.

   Es muy probable que las organizaciones europeas/rusas hayan "señalado públicamente" a su contraparte estadounidense que una toma de poder unilateral de Iraq no era aceptable. La destrucción del transbordador espacial Columbia el 1º de Febrero de 2003 [sobre Texas] era muy probablemente el resultado de la lucha clandestina de quién tendría el acceso y el control sobre el patrimonio ET en Iraq.

   El 5 de Marzo, una cantidad inusual de actividad sísmica había comenzado a ocurrir en todo el planeta. Mientras que mucha especulación rodeaba la causa y la seriedad de estas anomalías sísmicas, vale la pena explorar si tales anomalías fueron causadas por armas de tecnología avanzada que estaban siendo probadas, o ya ampliamente utilizadas alrededor del planeta.

   La existencia de armamento avanzado que podría producir actividad sísmica, activar volcanes y causar severas condiciones climáticas fue públicamente reconocido por un discurso dado por el ex-Secretario de Defensa, William Cohen, en 1997, donde en una conferencia, al discutir la amenaza planteada por el terrorismo global, dijo:
“Otros terroristas están comprometidos, incluso en un terrorismo tipo-ecológico, en donde ellos pueden alterar el clima, provocar terremotos, erupción de volcanes a distancia a través del uso de ondas electromagnéticas…”

   En una serie de libros e informes que hablan sobre "armas escalares" (scalar weapons), las cuales son capaces de tener los efectos descritos por Cohen, el autor T. Bearden sugiere que tal tecnología ha sido desarrollada durante décadas por la antigua Unión Soviética y otros Estados. Él proporciona amplia evidencia de que las anomalías de tipo sísmico y de tipo climático sobre los pasados treinta años a menudo han sido causadas por estas "armas escalares".

   Si una actividad sísmica anómala a partir del 5 de Febrero fue causada por armamento escalar, entonces es muy probable que esté ocurriendo una guerra secreta entre grupos clandestinos sobre el acceso y control sobre la tecnología ET en Iraq. Es probable que las organizaciones clandestinas europeas/rusas fueran tácticas en tal guerra, que está siendo usada para reducir los esfuerzos de Estados Unidos de tomar el control exclusivo del patrimonio de Iraq.

   Si, de hecho, estuviera ocurriendo una guerra secreta, entonces es probable que en el ínterin antes de alcanzar un nuevo acuerdo sobre el acceso y control de tecnología ET en Iraq, habrá una violenta lucha entre organizaciones clandestinas que sería mantenida fuera del conocimiento del público. Dado el poder del armamento "exótico" poseído por estos grupos clandestinos, significa que el planeta está entrando en un período muy peligroso. Mientras exista desacuerdo, y Estados Unidos continúe proyectando su poder y control alrededor del planeta, es probable que ocurra una violenta oposición por grupos clandestinos fuera de Estados Unidos.

   El fracaso de una solución diplomática a la crisis de Iraq ha iniciado un período de intenso conflicto entre las organizaciones clandestinas con base en Estados Unidos y sus antiguos socios, ahora rivales, en la Europa continental, que se han aliado con Rusia. Hay evidencia de que un poderoso tipo de armamento exótico, como los dispositivos electromagnéticos "escalares", están siendo usados alrededor del planeta, en un esfuerzo para advertir a Estados Unidos acerca de no extralimitarse, y "estimular" una solución diplomática a la actual crisis sobre el acceso y control del patrimonio ET de Iraq.

   En el actual clima político, en el que el gobierno Bush [junior] parece tener la intención de crear una política exterior unilateral, apoyada por un pequeño número de aliados leales, hay probabilidad de un conflicto mundial creciente, dada la amenaza planteada por las organizaciones clandestinas de EE.UU. que están ganando una ventaja estratégica sobre sus rivales europeos/rusos.

   Si la predicción de que el mundo-hogar de la avanzada raza ET descrita por el estudioso Sitchin está pronto para reaparecer es exacta, esto puede ayudar a explicar el intensificado conflicto entre las organizaciones clandestinas de Estados Unidos y las europeo-rusas que existen actualmente. Todos los grupos clandestinos pudieran estar jineteando por la mejor posición en una carrera para la mejor posición para obtener la tecnología ET y el conocimiento que pudiera ser necesario para una próxima confrontación/encuentro con esta raza ET, que determinará el futuro de la civilización humana tal y como la conocemos.

   La invasión a Iraq encabezada por Estados Unidos [Marzo de 2003] representa un éxito de décadas de política de largo secreto, encaminada a garantizar el acceso estadounidense al patrimonio ET Iraquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario