BUSCAR en este Blog

martes, 11 de enero de 2011

Amitié Nenki - Chemtrails Capítulo 3


   Del autor Amitié Nenki, en su libro del año 2003 titulado "Chemtrails. Rastros Mortales en el Cielo. La Verdadera Causa de las Epidemias", el cual puede encontrarse en diversos sitios de Internet, presentamos su capítulo tercero, redactado, según se dice, por un jefe indio norteamericano.


Capítulo 3
Wabi Maka Kindewah

   El siguiente artículo fue redactado por el jefe Águila Gris (Wabi Maka Kindewah). Lo compartimos con ustedes con la esperanza de que otros amerindios y pueblos indígenas aborden abiertamente el síndrome de los chemtrails.


O'siyo, hermanos y hermanas:

   Soy Séneca de sangre, Shawnee de adopción y Cherokee por matrimonio. Formo parte de una tribu Cherokee de Georgia del Sur que no está censada por el gobierno federal [de EE.UU.]. Pertenezco al Clan de la Tortuga y me siento en el Consejo de la Medicina. Tengo 70 años. Soy el representante regional de mi pueblo en el sudeste de Estados Unidos. Mi pueblo, que me llama Abuelo jefe Águila Gris, que es mi nombre, me ha honrado.

   Hace dos años y medio que me intereso por esta historia de los chemtrails. He aquí algunos hechos que no encontrarán más que en Internet de los pueblos. No permitáis que el congreso norteamericano aplique impuestos o haga pagar a los internautas. ¡Contribuíd a que siga siendo gratuito!.

   La aspersión de chemtrails se ha observado de forma casi cotidiana aquí en Tennessee donde yo vivo. Aparecieron por primera vez en el cielo hace dos años y medio. Los chemtrails son diferentes de los contrails que están causados por el vuelo de aviones a gran altura. Los vapores de agua forman parte de las emanaciones de los motores a reacción a gran altura a temperaturas bajo cero y arrastran el gel de estas partículas.

    Eso provoca un fino trazado blanco detrás del aparato. Normalmente, este trazado se funde y se disipa rápidamente. Aparece a cierta distancia detrás del aparato porque primero están calientes y después se tienen que enfriar. Por el contrario, las sustancias químicas líquidas a temperaturas próximas a cero aparecen inmediatamente después de su salida por las cánulas de pulverización, a menos que el piloto corte el flujo.

   Como el vapor de agua que emana de los motores del avión se hiela, refleja la luz del sol hasta que se funde y se disipa. El aerosol químico está compuesto de líquido y es fibroso. Esto impide a los productos químicos disiparse antes de llegar al suelo. Los mencionados compuestos no sólo se han esparcido por Tennessee: los informes en Internet atestiguan que también lo han sido por el conjunto del territorio norteamericano y de varias regiones de Canadá.

   Con el fin de asegurarse que la aspersión cubre bien la zona elegida los pilotos vuelan siguiendo trayectorias en X de modo que los chemtrails se cruzan como un damero en el cielo. La mayoría de las aspersiones de productos tienen lugar entre los 3.000 y los 10.000 metros. Así que es casi imposible identificar los aparatos. Los que han podido serlo, resultaron ser nuestros propios aviones militares, KC-135 y KC-10.

   He visto chemtrails temprano por la mañana, ciertos días nublados a través de los claros en la cubierta nubosa. También ¡os he visto durante la noche cuando el cielo está iluminado por la luna. He observado que cuando llueve o nieva, las sustancias químicas tienen un efecto negativo sobre los animales y también sobre nosotros. El aerosol parece afectar al sistema respiratorio.

    Provoca en el cuerpo síntomas parecidos a los de la gripe.

   Es impresionante sonarse y ver sangre en el pañuelo. Antes de las aspersiones químicas no lo había visto. Mi mujer, Sol de Levante, ha vivido la misma experiencia. A mi yerno se le han llenado los pulmones de líquido y las tres semanas que pasó en un hospital de Portland no aportaron ningún resultado. Los antibióticos no hacían nada y le enviaron a casa sin mejoría.

   La dispersión química ha provocado en los animales dolores prácticamente imposibles de aliviar. Los gamos, así como otros animales salvajes, degeneran y mueren a fuerza de ingerir pastos impregnados de sustancias químicas.

   He leído que un hombre había sido hospitalizado después de haber sufrido hemorragias internas y síntomas similares a los de la gripe. Nada de lo que intentaron los médicos le pudo salvar. Murió de estas enfermedades. En la autopsia, los médicos encontraron un agujero en el corazón. Calificaron como bacteria extranjera lo que le devoró el corazón desde dentro.

   Según lo que he encontrado en Internet, en una emisora de radio de Texas, KLOL, se ha oído hablar del fenómeno de los chemtrails. Aparentemente fue una mala publicidad para la NASA y para el gobierno estadounidense, que son los sospechosos número 1, al igual que su cómplice, la CIA.

   Hace alrededor de 3 años leí en la edición del domingo del Chattanooga Free Press un artículo que decía (lo cito lo más precisamente posible) que Estados Unidos, Rusia y Naciones Unidas habían firmado un acuerdo sobre el estado de la superpoblación del mundo. Seis mil millones de seres humanos sobre la tierra era una cifra demasiado elevada y en consecuencia, inaceptable. Habían convenido reducir la población del mundo a alrededor de 2.500 millones. Esto significa, desde mi punto de vista, que habían acordado matar a dos personas de cada tres. Nada menos.

   No piensen ni por un instante que nuestro gobierno no es capaz de efectuar un genocidio. Acuérdense de lo que hicieron a los amerindios, los primeros habitantes del continente. Sepan que todavía hoy continúan aplicando sus métodos a los descendientes. Miren lo que hicieron a los negros en este país cuando han querido lograr su libertad. Miren lo que hicieron a los ciudadanos nipoamericanos en California durante la Segunda Guerra Mundial: los encerraron a todos en campos de concentración. Miren lo que hicieron al pueblo vietnamita y a sus propios soldados con el Agente Naranja.

   Durante la Operation Desert Storm (Operación Tormenta del Desierto), lanzaron 700.000 obuses nucleares que afectaron a los hombres de las tropas que inhalaron el humo radiactivo emanado por los lanzamientos de los obuses y durante la manipulación de los contenedores radiactivos vacíos. Mi hijo pequeño volvió de la Desert Storm con una tiroides en mal estado que ha terminado por dejar de funcionar. En consecuencia, tendrá que sufrir las secuelas durante el resto de su vida.

   Volvamos a los chemtrails. Como la gente comienza a sospechar lo que ocurre, contacta con los miembros del Congreso para obtener más información. El Gobierno trata de disimular los chemtrails dispersándolos los días muy nublados y haciéndolo a mayores altitudes, donde hace más frío. Tratan de hacer pasar los chemtrails por una actividad normal de contrails.

   Sin embargo, la mayoría de los chemtrails se sueltan a altitudes relativamente bajas (unos 3.000 metros). A esta altura, es imposible que el fenómeno de los contrails se produzca. La mayoría de los chemtrails parecen desvanecerse después de algunas horas y desaparecer en una neblina o una bruma que desciende hasta el suelo. Ciertos testimonios hablan de olores químicos y de un residuo graso en la superficie causados por el aerosol químico.

   Ahora la mayoría de chemtrails se realizan por la noche o a horas en las que pocos observadores podrían verlos. Los chemtrails aparecen frecuentemente cuando es más probable que la gente esté en el exterior, como durante las vacaciones... Hay rumores sobre la presencia de agentes biológicos y químicos en los chemtrails a los que los testimonios asocian frecuentemente con enfermedades respiratorias. Este tipo de historias es corriente en todo el país. Proceden de los que publican sus relatos en Internet. Para información, si tienen un computador hagan lo que muchos otros han hecho: Vayan al motor de búsqueda askjeeves.com, escriban la siguiente pregunta: Where can I find information on chemtrails? (¿Dónde puedo encontrar información sobre los chemtrails?).

   Prepárense para el choque de su vida, porque en efecto su vida está en la línea. Se han observado aviones C-130, helicópteros, Jet Fighters y Twin Turboprop efectuando aspersiones de objetivos individuales a la altura de un árbol adulto. Uno de nuestros predicadores locales en Pikeville, Tennessee, ha visto cómo un helicóptero pintado de negro (que fue identificado como un UN Chopper) trataba su casa en varias ocasiones. Tuvo que hacer las maletas y retirarse a un lugar que ha mantenido en secreto. Todo ello por haber revelado a su congregación la verdad sobre lo que está pasando.

   Se han descubierto tres agentes patógenos distintos en análisis de muestras enviadas a un laboratorio sin mencionar el origen. Habían aparecido sobre un garage en Estados Unidos procedentes probablemente de una fuga en la cánula durante la aproximación a un aeropuerto cercano. Una casa vecina también había recibido salpicaduras. El ocupante de esta casa enfermó y murió algunos meses más tarde de una violenta crisis cardiaca. No, no tenía nada que ver con un exceso de colesterol. La responsable era una bacteria que había devorado las paredes de su corazón.

   Otra página web contiene informes de crisis cardiacas que siguieron a una exposición a estas sustancias químicas. Hoy las crisis cardiacas y los cánceres son las dos principales causas de muerte en Estados Unidos.

   Se tomaron muestras similares en una casa de otro Estado. El laboratorio EPA (Environmental Protection Administration, Ministerio de Medioambiente Estadounidense) quería saber la procedencia de ese producto de alto riesgo biológico compuesto de organismos que sólo se pueden encontrar en un laboratorio de investigación. Otras pruebas de laboratorio sobre esas emisiones químicas han revelado la presencia de dibrometano, un pesticida prohibido y compuesto por JP8, conocido por causar dificultades respiratorias agudas incluso administrado a niveles bajos, pero constantes. En las muestras analizadas también detectaron la terbentina, un vector de agentes patógenos.

   Ahora, acuérdense que nuestro gobierno ha pasado un doctorado en guerra psicológica. Sus agentes desencadenan los rumores y destilan falsa información para travestir la realidad. Haciendo eso siembran la duda en el espíritu de la opinión pública de forma que la verdad no pueda conocerse.

   Vuelvan a la historia de sus acciones. Tomen como ejemplo, el Project Blue Book (Proyecto Libro Azul) y el caso Roswell en Nuevo México a finales de los años '40. Entonces estaba instalado en mi litera en la Air Force y oía las historias que contaban mis compañeros sobre el lugar en el que se había estrellado el platillo volador y la limpieza en la que participaron. Oí hablar del platillo mismo, de cuerpos vivos y muertos que habían encontrado y de la consigna que les prohibía hablar de ello.

   Durante ese tiempo, los grandes mandos de la Air Force contaban a quien la quería escuchar su versión sobre los globos meteorológicos. En el ejército teníamos una máxima: No creas nada de lo que oyes y sólo la mitad de lo que ves. Parece ser igualmente válida hoy que al final de los años 40.

   ¡Un sondeo revela que el 84% de las personas cree que habría una menor incidencia de síntomas gripales o similares si se detuviera hoy la dispersión de productos químicos tóxicos! El 6% piensa que no cambiaría nada. En cuanto al resto, estoy seguro de que comprarían el puente de Brooklyn si el embalaje fuera atractivo...

   ¿Cómo se explican los agentes patógenos bacteriológicos encontrados en al menos cinco muestras analizadas?. ¡Se puede pretender que las bacterias del suelo han contaminado las muestras! El problema es que proceden de un soporte de aluminio y fueron recogidas por una persona cualificada en la ciencia médica.

    ¿Cómo explicar que estas criaturas con el ADN modificado sólo se pueden encontrar en un tubo de ensayo?. Los informes en Internet dibujan un cuadro negro en el que las personas ancianas, los niños pequeños y los recién nacidos mueren porque estas poblaciones tienen un sistema inmunológico más débil. Las sustancias químicas mencionadas provocan la muerte de cualquiera que entre en contacto con ellas si el sistema inmunológico está debilitado.

   Desde los años '50, se hacen pruebas al aire libre en las que se emplean nuevas armas bioquímicas procedentes del ejército estadounidense y se hace sobre cientos de ciudades sin consultar y sin obtener el consentimiento de la población implicada. Gran Bretaña ha tenido su propio escándalo relativo a las revelaciones sobre las pruebas bioquímicas. Según su Ministerio de Defensa algunas de ellas implicaban a aviones militares armados con pulverizadores.

   Según una página web, más de 400 testigos oculares declaran haber enfermado gravemente. Los hospitales locales observaron un recrudecimiento de los ingresos en urgencias debidos a patologías gastrointestinales y a afecciones respiratorias agudas. Si miran más detenidamente verán que la epidemia de gripe que ha invadido los servicios de urgencias de los hospitales de Gran Bretaña y de Estados Unidos en Diciembre de 2001 no tiene nada que ver con la gripe.

    En realidad, los casos de gripe analizados clínicamente estaban en ligera regresión. Por el contrario, asistimos a una explosión de síntomas pseudogripales que se manifiestan a menudo en forma de neumonías, de crisis de asma y otros trastornos respiratorios agudos. Observen con más detalle aún y descubrirán una epidemia de infecciones micoplásmicas en plena progresión. Esta patología afecta a un 5% de la población y también es conocida como un componente transmisible del Síndrome de la Guerra del Golfo.

   A veces estas alteraciones están acompañadas por acontecimientos climáticos excepcionales en las 24 a 48 horas siguientes. Hablo de 90 tornados en pleno invierno en una región que cubre cuatro Estados, hablo de nevadas repetidas en ciudades desérticas y de precipitaciones récord en otros lugares. Para saber más, lean los libro Scorched Earth (Tierra Quemada) y Bringing the War Home (La Guerra a Domicilio) de William Thomas.

   Escribí al redactor jefe de una publicación ecologista preguntándole qué eran los chemtrails que habíamos visto fluír a lo largo de dos años y medio. Me respondió que nunca había oído hablar de los chemtrails. Escribí de nuevo sugiriéndole que hiciera búsquedas en Internet desde askjeeves.com. Una semana más tarde, le mandé un mensaje preguntándole qué pensaba sobre la aspersión de productos químicos sobre nuestras cabezas. Pasó otra semana. Me respondió que no debía dar tanto crédito a todos estos chismes, que sería mejor que disfrutara de la vida y que no volviera a preocuparme por escenarios tan funestos.

    Entonces me di cuenta de que su revista consideraba el calentamiento del planeta como inofensivo. Y sin embargo, la mayoría de los científicos que tratan este problema tienen una opinión muy diferente.

   Otras personas han escrito a la EPA y a otros organismos en Internet. Todos hacen como si no ocurriera nada. Una mujer ha hecho declaraciones en Internet sobre dos niños de su vecindario a los que sorprendió el aerosol. Murieron una semana más tarde. La madre de otra mujer cayó gravemente enferma después de una exposición a este tipo de aerosol. Los ancianos y los bebés, debido a su sistema inmunológico menos resistente son los primeros que reaccionan a estas sustancias químicas.

   Siempre se puede decir que Saddam Hussein es un loco peligroso porque ha matado a más de 20.000 seres humanos de su propio pueblo cuando probaba un gas tóxico en una población. Sin embargo, ¿qué pensar de nuestro gobierno que trata así el cielo de todo el continente norteamericano en nombre del control demográfico?

    Nuestro ex-presidente Clinton, ¿no ha dicho hablando de la tercera edad en nuestro país: "¿Para qué sirven? Lo único que saben hacer es comerse nuestro pan?". ¡Este hombre es de una delicadeza... !

   Si creemos las últimas informaciones, parece que todas las ciudades deberán seguir las instrucciones proporcionadas por nuestro Gobierno sobre la manera de tratar los montones de muertos en caso de ataques terroristas. Pues sí, los terroristas son nuestros propios dirigentes. Han cerrado muchas bases militares para ahorrar el dinero del contribuyente. Después del cierre, fueron renovadas, transformadas y puesta de nuevo en marcha. Instalaron tropas de Naciones Unidas, incluso colocaron códigos de barras en la parte de atrás de las señales en los cruces de manera que las tropas de Naciones Unidas pudieran leerlos para saber en todo momento dónde se localizan en cada país.

   Nuestro Gobierno hace miles de pequeñas cosas como ésta sin que nadie sepa por qué. Ha hecho llevar carros de asalto, vehículos anti-asalto, helicópteros y todo tipo de armamento a antiguas bases renovadas. ¿Por qué necesitamos tropas de Naciones Unidas y carros de asalto en nuestro país?. ¡Los oficiales de alto grado de Naciones Unidas deben jurar que si se les ordena abrir fuego contra ciudadanos estadounidenses lo harán sin dudarlo!. Estos tratamientos químicos en realidad forman parte de un plan a mayor escala.

   ¿Sabían que el NAACP (National Association for the Advancement of Colored People, Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color) había iniciado un proceso contra Estados Unidos y la OMS {Organización Mundial de la Salud) por haber introducido el virus del SIDA en África en forma de vacunaciones gratuitas e inyecciones contra la gripe?. La mayor parte de la gente no lo sabe. Nunca oirán hablar de ello ni en televisión ni en los periódicos porque ya no tenemos prensa libre en este país.

   ¿Creen que Rusia es antidemocrático porque sólo hay un periódico y una televisión del Estado?. ¿Cuál es la diferencia si nuestros periódicos sólo pueden publicar lo que sale de las agencias de prensa?. Las informaciones están sometidas a un control estricto mucho antes de que puedan llegar a los periódicos locales.

   Tal como se incautaron a Saddam Hussein todos los CD-Rom que había distribuído a los miembros de la ONU en el momento de las inspecciones sobre armas biológicas y químicas en su país. Los CD-Rom contenían 1.200 páginas explicativas con los nombres de las firmas y la lista de todas las mercancías proporcionadas a Iraq desde 1985 para fabricar esas armas. Denunciaba también la situación catastrófica de su población debido a las restricciones y a los embargos.

    Los discos desaparecieron...

   Como herborista, recomiendo a la gente tener una reserva de plata coloidal 500 ppm y equinacea angustifolia para combatir estas bacterias que atacan y modifican el ADN.

   Los productos químicos a los que están expuestos pueden matar y ya lo han hecho. ¿Cuántas personas?... Eso, se ignora. El gobierno pidió a los hospitales y a los servicios de pediatría que se recogieran los casos asociados al fenómeno; el año pasado se les dijo que ya no eran necesarias esas cifras. A los agentes gubernamentales no les gusta que se contabilice por su propia cuenta porque eso podría perjudicar sus actividades ilegales.

   Una mañana cuando iba al tanque a coger agua de lluvia para las gallinas observé una capa aceitosa en la superficie del agua. No era una capa normal de aceite, sino una especie de tela de araña compuesta por lo que parecía una sustancia viscosa. En lugar de dar a mis gallinas esta agua misteriosamente cubierta, vacié el tanque y les di el agua fluorada del grifo que ni mi mujer ni yo bebemos (bebemos agua destilada o agua filtrada). Afortunadamente la noche siguiente llovió. De madrugada, el tanque estaba lleno de agua de lluvia cristalina.

   Al día siguiente, llevamos de urgencia al hospital a mis dos nietas, víctimas de problemas respiratorios y de síntomas pseudogripales. Mi nuera se quedó acostada con los mismos síntomas. Mi hijo que no tiene jamás migraña, tuvo que ir al médico. La semana pasada, mi ex-suegra volvió al hospital con neumonía, después de haber estado a principios de mes debido a trastornos respiratorios agudos.

   Supongo que mi mujer y yo mismo conservamos nuestra salud gracias a que mantenemos en estado óptimo nuestro sistema inmunológico. A principios de mes, los colegios cerraron durante dos días con el objetivo de intentar contener la epidemia galopante de gripe. Nadie ha dudado que todo había sido provocado por los productos químicos que derraman sobre nosotros.

   Los políticos que hemos elegido no hacen su trabajo, porque permiten que echen venenos sobre la cabeza de los electores que les han seleccionado para proteger sus intereses. Les aseguro que me acordaré cuando llegue el momento de las próximas elecciones. Como decía antes, esto ya dura dos años y medio. El pueblo debería levantarse y gritar ¡ya basta!, ¡acaben con todo esto!.

    No olvidaremos la enfermedad y la muerte de los que amamos. Como tampoco olvidaremos los representantes elegidos que ejercen una función pública y que dejan que la situación perdure. Todos están al corriente y no parecen inquietarse.

   Supongo que la renovación de su mandato les parece prioritaria. Los que no hacen nada para poner fin a esas artimañas en tiempo de paz deberían ser juzgados por sus crímenes en un tribunal internacional. Es un crimen contra la Humanidad en tiempo de paz, pero nadie se alza para castigarlo.

   El gobierno controla la prensa, si no los periodistas, y los lectores afectados hablarían del fenómeno todas las tardes en las emisiones de información hasta que pararan las aspersiones. Sin embargo, hace ya más de dos años que esto persiste y ni una sola palabra en ninguna cadena de televisión. Es una buena cosa que tengamos Internet para expresarnos, si no la situación sería todavía peor.

   Deben haber previsto aumentar el efecto del aerosol durante las vacaciones. No sería sorprendente que hayan inventado la historia sobre los planes diabólicos de Saddam Hussein para utilizar el ántrax. Así han podido poner todo sobre la espalda de los terroristas porque la información ya había sido difundida y condenaba a los terroristas con antelación. ¿Si les dijera que yo caí en la trampa de lo que no era más que un comunicado de prensa de la CIA dirigido a desinformarnos?.

   Di a mi familia de Maine una tintura anti-ántrax y les hice tomarla dos veces al día hasta el final de las vacaciones. No sé cómo ni cuándo terminarán estas actividades criminales. O si será cuando dos de cada tres personas hayan muerto. Me pregunto si cuando se termine se hará algo contra los responsables de estos actos de guerra contra los buenos ciudadanos del mundo.

   Bien, ahora que todo ha sido dicho, "la venganza es mía, dice el Señor". ¿Qué más?. Nada se pierde, nada se crea. Créanme, soy bastante viejo para haber constatado esto demasiadas veces a lo largo de mis 70 años de existencia. Un buen día, cuando menos se lo esperen, recibirán un golpe violento por la espalda, mucho más violento que la intención original del golpe.

    Se dirán: ¿Pero qué he hecho para merecer esto?. No podrán imaginárselo porque su deuda no deja de crecer. Entonces, un día, se les encenderá una lucecita y se dirán: ¡claro!, me acuerdo de haber hecho algo similar; pero no era tan malvado.

   Sí, se acuerdan y se ha vuelto contra ustedes, como también ocurrirá, si los espíritus se encargan, con los leñadores que abaten la selva amazónica haciendo salir montones de microbios desconocidos. La selva los había guardado en ella. ¡Ya no! Están en camino. Los gérmenes y las infecciones contra las que no existe ningún remedio van a extenderse y dañar a los culpables tanto como al resto del mundo.

   Mientras tanto se debería señalar a los responsables. ¿De qué forma?. Es precisamente sobre esto sobre lo que cada uno de nosotros debe reflexionar.

   No tengan miedo de lo que pasa hoy en el mundo. Digo esto porque es una verdad espiritual: el miedo alimenta y refuerza el lado negativo y oscuro. Sepan lo que ocurre, quédense tranquilos y no tengan miedo. Miren los cielos y cuando pulvericen el aerosol, permanezcan en el interior.

   Mi amor para todos mis hermanos y hermanas.

   Wado.

Amitié Nenki

No hay comentarios:

Publicar un comentario