BUSCAR en este Blog

domingo, 5 de diciembre de 2010

Joe Vialls - La Superioridad Militar Rusa

 
     Los siguientes son párrafos de un articulo de Joe Vialls escrito el 5 de Mayo de 2005 titulado "Irán y Siria Armados con S-300 Rusos" que nos clarifica por qué tanto el Estado sionista como Estados Unidos cuentan con armamento obsoleto ante la superioridad de armamento asimétrico de la Resistencia Árabe. Joe Vialls (1994-2005) fue un investigador privado y escritor australiano. Experto en asuntos militares y en empresas multinacionales. Tuvo más de treinta años de experiencia en el terreno y en la materia.




La Superioridad Militar Rusa,
Clave para Derrotar al Sionismo
por Joe Vialls
5 de Mayo de 2005



    Inmediatamente después de su llegada a Palestina el miércoles 27 de Abril de 2005, el Presidente ruso Vladimir Putin encendió velas cuando visitó la Iglesia cristiana del Santo Sepulcro, que se cree fue construída en el mismo sitio del último lugar de descanso de Jesús después de que su cuerpo fuera sacado de la cruz en el viejo pueblo de Jerusalén.


     Mientras estaba en Palestina, el Presidente ruso Vladimir Putin hizo una diminuta visita diplomática de 3 minutos al "Muro de los Lamentos" judío, localizado provocativamente debajo de la Mezquita musulmana Al-Aqsa. Luego continuó para detenerse, cuatro veces ese tiempo, ante la tumba de Yaser Arafat [fallecido en 2004].

     Para comprender cómo es que la mayoría de las personas en EE.UU., Gran Bretaña y Australia no pueden apreciar lo que está pasando en la actualidad en el Medio Oriente, necesitamos simplemente remontarnos en la Historia para echar una mirada más íntima a la enorme maquinaria de propaganda occidental y la forma en que han engañado naciones enteras para hacer creer que Estados Unidos es la entidad más avanzada y poderosa en la faz de la Tierra.

     Desde finales de los años cincuenta, cada institución de los medios de comunicación desde el New York Times hasta abajo, ha jugado el productivo juego de promocionar "la inferioridad rusa", tanto en lo que se refiere a los procesos políticos de Rusia y su habilidad para fabricar y usar sofisticados sistemas de armas. Todo esto era groseramente falso, pero durante las décadas que siguieron, la propaganda de los creativos medios de comunicación permitió a los políticos y funcionarios occidentales literalmente "lavar el cerebro" de los estadounidenses y otros para que pensaran que atacar a Rusia no tenía ninguna consecuencia.

     Ahora entonces, si usted puede ser engañado con que Rusia es basura y Estados Unidos es absolutamente invencible, usted estará mejor preparado para enviar a sus hijos a combatir, porque los medios de comunicación occidentales ya le han asegurado que cada uno de sus hijos matará rápidamente unos pocos inferiores "Gooks" o "Hajis" (dependiendo de qué país esté siendo invadido por Wall Street en ese momento), y luego retornará a casa radiante y sin heridas, con un cargamento de recuerdos de las exóticas tierras.

     Usted puede recordar que recientemente los medios de comunicación le han estado diciendo esto. De hecho, la televisión y los periódicos le dijeron que los soldados estadounidenses que estaban "liberando" al soberano Iraq de su propio gobierno soberano, apoyado por los rusos, serían saludados por encantados ciudadanos iraquíes que les lanzarían pétalos de rosas en el camino delante de los tanques de combate Abrams. Las doncellas iraquíes agradecidas darían favores sexuales deleitables a sus nuevos héroes, los reclutas estadounidenses; la cerveza y el vino fluirían libremente y así sucesivamente continuaría.

     Lo que olvidaron decirle a usted es que Saddam Hussein era y sigue siendo un héroe nacional, el hombre que expulsó a los británicos y a los estadounidenses fuera de Iraq en 1972, devolviéndoles así a los ciudadanos iraquíes su propio país y recuperando su dignidad. Desde 2003, estos mismos ciudadanos iraquíes han enviado más de 3.400 de vuestros hijos a casa envueltos en bolsas plásticas, para esperar en una fila de dos años por un entierro en el Cementerio de Arlington.

     ¿De dónde vinieron las avanzadas armas y tácticas que hicieron todo esto posible?. Con toda seguridad no de la anticuada, de segunda categoría, no pertinente y derrotada Rusia. En la realidad, sí, ellos lo hicieron. Vea usted, incluso desde que Yuri Gagarin orbitó la Tierra en la Vostok 1 en Abril de 1961, Rusia ha sido inmensamente superior a EE.UU. en el área de las ciencias y diseños militares. Predeciblemente, esta perturbadora realidad fue deliberadamente sumergida por los principales medios de comunicación occidentales usando solamente engaños, con un poco de magia gráfica.

     Existen innumerables ejemplos que podría usar, pero sólo tenemos sitio aquí para uno de ellos. Así que permita que olvidemos la demente estafa del "Apolo en la Luna" que se trató solamente del desvío de miles de millones de dólares de los impuestos de los contribuyentes hacia proyectos negros y cuentas bancarias suizas, y enfoquémonos en cambio en una simple comparación de la Vostok 1 de Yuri Gagarin y la Freedom 7 de Alan Shepard, que intentó seguir a Gagarin en el espacio, justo 23 días después.

     Cuando el cosmonauta Yuri Gagarin despegó en la Vostok 1 el 12 de Abril de 1961, él estaba sentado en la cima del más poderoso cohete de lanzamiento en el mundo. Estados Unidos no pudo igualarlo entonces y todavía no puede igualarlo ahora en 2005. Debido a la habilidad de los cohetes rusos de alzar grandes cargas útiles, Gagarin yacía confortablemente dentro de una cápsula blindada tan fuerte que la presión interna total era de 14,7 p.s.i., exactamente la misma presión atmosférica que aquella que se encontraba en la superficie de la Tierra. A su vez, esto significaba que Yuri Gagarin podía permanecer allí casualmente con su visera del casco abierta, respirando así exactamente el mismo aire que usted o yo respiramos todos los días.

     Bajo la cápsula misma se encuentra la poderosa estructura de dirección y base de apoyo, conteniendo así completo apoyo vital, más los cohetes de avance y dirección. Para este primer vuelo, todos los controles se bloquearon y se controlaron desde la Tierra por medio de computadores análogos rudimentarios, pero Gagarin tenía un sobre sellado que contenía una llave que le daría el control completo de la nave espacial si se perdiese contacto con la Tierra. La Vostok 1 voló en una órbita completa de la Tierra a una altitud de 204,4 millas (328 kilómetros) y se mantuvo arriba durante 108 minutos.

     Después de la reentrada, Gagarin tenía la opción de permanecer en la cápsula cuando ésta descendía con paracaídas a la Tierra o de eyectarse y aterrizar con un paracaídas separado por sí mismo. Yuri Gagarin escogió eyectarse, pero los rusos guardaron este secreto de información posteriormente durante muchos años. Había una muy buena razón para esto: los asientos eyectores operacionales son complejos, muy grandes y muy fuertes, lo cual significaba que si EE.UU. averiguaba sobre el asiento eyector, la imponente capacidad de elevación espacial tendría que ser recalculada y multiplicada por un factor de tres. Póngalo de otra forma: hace cuarenta años, Yuri Gagarin estaba sentado en una cápsula totalmente equipada y presurizada más grande que la cabina del piloto de un F-15 Eagle Fighter moderno.

     Naturalmente, los doctores "giro sin tornillos" occidentales se sintieron ultrajados por esta "afrenta" a la supuesta habilidad científica superior de Estados Unidos y prepararon una enorme campaña de contra-propaganda. Para poner a los sucios "commies" rusos en su lugar, Estados Unidos fajó a un bastante nervioso Alan Shepard en una lata de Coca-Cola agrandada llamada Freedom 7, pegó la gran lata sobre en proyectil balístico y luego la lanzó el 5 de Mayo de 1961.

    Créame, Alan Shepard fue un hombre muy valiente. Dado que el proyectil balístico norteamericano tenía una capacidad de levantamiento desesperanzadamente inadecuada, su delgada y diminuta lata de Coca-Cola no podría ser presurizada hasta la presión atmosférica normal. A su vez, esto significaba que la vida de Shepard dependía de un traje espacial totalmente sellado, y también significó que él tuvo que respirar oxígeno al 100% durante el vuelo. Nada malo con el oxígeno al 100% (yo a veces lo hago), pero es sumamente arriesgado en un ambiente parcialmente presurizado en cercana proximidad a posibles cortocircuitos eléctricos y a chispas. Una sola chispa dentro de la Freedom 7 habría convertido a Alan Shepard y su traje espacial en una flameante vela romana en menos de un segundo. Demás está decirlo, tal como las tripulaciones de los transbordadores espaciales estadounidenses de hoy, Shepard no tenía el lujo de un asiento eyector.


El Futuro de las Avanzadas Armas Rusas

     IMAGEN: Tanque M1A1 Abrams estadounidense (serie #L13170) en Bagdad, después de ser alcanzado por un proyectil de 8 mm disparado desde un arma de gas plasma portátil (disparado por un hombre) a la velocidad de la luz. La pelota de plasma entró a través del faldón de blindaje lateral derecho que cubre la propulsión, hizo un corte a través del blindaje del casco principal (al lado derecho), luego rozó la parte de atrás del asiento del artillero y el panel de control antes de perforar un agujero de 2 pulgadas de profundidad en el blindaje del casco principal (al lado izquierdo). Tal como resbalar un cuchillo caliente a través de la suave mantequilla. Tristemente para EE.UU., los laboratorios en Los Álamos no han conseguido nada que remotamente se asemeje a esto.


    A pesar de la majestuosa fanfarria de los medios de comunicación de EE.UU. después de su lanzamiento, la diminuta Freedom 7 fue un triste fracaso, alcanzando meramente 116 millas de altitud (186 kilómetros) en una trayectoria sub-orbital, antes de volver a la Tierra tras 15 minutos y 28 segundos de vuelo. La pequeña águila había aterrizado con un triste porrazo, pero el gran oso seguiría a cosas mucho más grandes y mejores.

    Justo unos años más tarde, en 1965, los rusos comenzaron a usar un cohete de lanzamiento llamado Protón que continúa hasta hoy en día, como el más confiable cohete de alzamiento pesado de la Historia. El Protón puede elevar 22 toneladas métricas en la órbita baja de la Tierra —eso es más de una y media vez la masa de un autobús. El reconocimiento tácito de esta habilidad de alzamiento imponente y su fiabilidad, yace en el hecho de que EE.UU. paga a los rusos hoy en día [2005] para lanzar sus pesadas cargas útiles al espacio antes de dejarlas auto-destruírse en los conos notoriamente inestables de la nariz de convertidos proyectiles balísticos norteamericanos.

    Es obvio a partir de este simple ejemplo documentado que en donde Rusia utiliza una laboriosa ciencia para lograr resultados óptimos, EE.UU. usa la enorme propaganda de los medios de comunicación para desviar la opinión pública del hecho real de la superioridad rusa. Es una realidad escalofriante, haciendo todas las otras amenazas a los grupos de las fuerzas estadounidenses cercadas por la Guardia Republicana en Iraq, mientras Irán y Siria serenamente esperan rechazar y si es necesario destruír a cualquiera y cada uno de los invasores enviados por el demente Gobierno Mundial que tiene su sede en Nueva York.

     Durante muchas décadas Rusia ha practicado técnicas de guerra asimétricas, significando así que ha desarrollado las armas y técnicas diseñadas para asegurar que él (y sus aliados) puedan derrotar a naciones con pechos de guerra muchísimo más grandes, en este caso principalmente, aunque no solamente la gente del "Gobierno Mundial" de Nueva York.

     Cuando EE.UU. invirtió miles de millones en el desarrollo del tanque de combate Abrams, los rusos empezaron a buscar una forma más barata de destruírlo sin molestarse en construír un tanque de oposición propio. Con este fin, ellos reprodujeron el blindaje estadounidense y los diferentes métodos probados para penetrar su blindaje con armas baratas ligeras. Largo tiempo antes de que EE.UU. invadiera al aliado ruso Iraq en 2003, ellos ya habían encontrado la respuesta.

    Antes de que EE.UU. cruzara la frontera de Kuwait en Iraq, Rusia proporcionó discretamente a la Guardia Republicana más de 1.000 misiles Kornet anti-tanques . Cada uno de éstos y su lanzador puede ser manejado fácilmente por un equipo de tres hombres y se dispara desde un simple agujero en el desierto. El Kornet es una pesadilla Mach 3, guiada por láser, con una ojiva doble que garantiza despachar a un Abrams a una distancia de 5.000 yardas (4.572 metros); en otros términos, completamente fuera de la vista de la tripulación del tanque estadounidense hasta que impacta el proyectil. Estos proyectiles ya han dado cuenta de más de 60 tanques Abrams en Iraq, e indiscutiblemente darán cuenta de muchos más en el futuro.

     Cuando los políticos y contratistas militares corruptos en Estados Unidos decidieron controlar el mundo construyendo los monolíticos portadores de aviones, conocidos pulidamente en Nueva York como los "Instrumentos de la Política Exterior Estadounidense", Rusia no se molestó en competir. Podría hacerlo fácilmente, pero, en cambio, escogió buscar formas más baratas de destruír este enorme y amenazante transporte estadounidense. Esto se logró mediante el "Sunburn" y el "Ónix", los misiles anti-navío supersónicos que nunca se ha sabido que fallen en sus blancos.

     Note aquí que ambos misiles tienen un rango de menos de 250 millas (402 kilómetros) en lo óptimo, demostrando que han sido diseñados sólo para el uso completamente defensivo. Ninguno ha sido adaptado en bombarderos estratégicos para atacar las naves estadounidenses en aguas estadounidenses, pero será usado para hundir indiscutiblemente a cualquier portaaviones estadounidense lo bastante tonto como para acercarse dentro de las 250 millas de Rusia o de uno de sus aliados cercanos. De esta forma, estos misiles han castrado completamente los "Instrumentos de la Política Exterior Norteamericana" a un costo de sólo un millón de dólares por misil.

     A nivel táctico, estas armas son igualmente útiles. La política exterior estadounidense ha estado peligrosamente cerca de Irán y Siria durante los últimos dos años y ambos Estados soberanos están ahora provistos con los Sunburn o con el Ónyx, ambos con capacidad nuclear. Así, si EE.UU. es lo suficientemente tonto como para atacar Irán, con gran certeza perderá por lo menos un Grupo de Transporte de Combate en el Golfo Pérsico ante estas imparables armas, haciendo la desigualdad demasiado alta.

     De la misma manera, si el Estado judío es lo suficientemente tonto como para atacar Siria, puede esperar perder la mayor parte de Tel-Aviv y probablemente también de Haifa. El problema es que un Estado judío desesperado podría decidir volverse nuclear y dirigir sus "requisadas" armas atómicas estadounidenses contra Siria e Irán. Claramente, los defensivos Sunburn y Onyx no serían en absoluto útiles en tal demente escenario de Día del Juicio Final. Pero no tenga miedo, Rusia ya había pensado también en la respuesta a este pequeño problema.

     Casi todos aquellos con aparatos de televisión hemos visto o por lo menos hemos oído hablar del legendario misil "Patriot" estadounidense, esperanzadamente diseñado para interceptar y destruír misiles balísticos tácticos entrantes, probablemente disparados por "terroristas musulmanes", o quizás por cualquier recalcitrante nación seriamente harta de Wall Street que intenta robar democráticamente sus soberanas reservas de petróleo. Tal como con la primera comparación anterior entre el Vostok 1 y el desafiador Freedom 7, el "Patriot" es la versión mínima del venerado sistema de misiles ruso S-300, y con las mismas limitaciones comparativas, es decir: el sistema ruso funciona perfectamente, mientras que el sistema norteamericano no funciona en absoluto.

     El S-300 fue diseñado originalmente a fines de los años '60 por la Asociación Rusa de Producción Científica Almaz, para derribar blancos de baja altitud, incluyendo misiles crucero y aviones. Incluso en los primeros días su radar de control de fase escalonada era capaz de rastrear simultáneamente a seis blancos, mientras su misil solamente, propulsado por combustible sólido, lució un control de superficie aerodinámica y propulsión vectorial. El primer proyectil S-300, conocido como 5V55K, tenía un rango de 30 millas (50 kilómetros) y podía alcanzar con éxito blancos entrantes entre 200 y 100.000 pies (60 metros y 30 kilómetros).

     Pero eso fue entonces, y ahora es ahora. Irán y Siria han sido recientemente equipados con la última versión de estos misiles, el S-300 PMU-2, que es más grande, más rápido y más eficaz en derribar su presa. El rango de estos actualizados misiles es más de 125 millas (200 kilómetros), con la habilidad de alcanzar y derribar blancos que vuelan tan bajo como 30 pies (9 metros). Los rusos rutinariamente derriban diferentes tipos de blancos no-tripulados que viajan a 5.800 pies/seg (6.300 kilómetros/hora); y aún más: afirman que el arma es fácilmente capaz de destruír blancos que se acercan a 4,7 kms/seg, o Mach 14 (17.000 kilómetros/hora). Confíe en mí: el S-300 PMU-2 cuidará con presteza de cualquier cosa que EE.UU. o el Estado judío sean tan temerarios para disparar contra Irán o Siria y unos cuantos más. Existen rumores de que esta gran ave de rapiña es lo bastante sagaz como para descubrir y destruír al bombardero invisible B2 Groom Lake.

    Cuando preparaba el envío de este informe en la Internet, están volando noticias acerca de un empleado del Pentágono que ha sido acusado de "filtrar" planes ultra-secretos para invadir Irán a lobbies pro-israelíes. Para decirlo en voz muy alta: es el lobby pro-Israel el que está intentando conseguir que EE.UU. sacrifique a su personal de servicio para el dios más grande del terminalmente enfermo Estado judío. Sin duda alguna, Vladimir Putin se permitirá una leve sonrisa ante estas últimas noticias, mientras emite tranquilamente la orden para armar a los palestinos.–




No hay comentarios:

Publicar un comentario