BUSCAR en este Blog

domingo, 12 de diciembre de 2010

Injusta Condena de un Editor


EL FRAUDE DE UNA CONDENA


     Frente a la manifiesta injusticia de que está siendo víctima don Pedro Varela  (quien está al frente de la española Librería Europa) por parte de un abusivo Estado español y una siniestra "justicia", para quienes es un crimen, punible con privación de libertad, editar y hacer circular PENSAMIENTOS E IDEAS, Editorial Streicher, por su intrínseca naturaleza, siente un deber solidarizar con el señor Varela y su justa lucha en pro de la libertad de pensar y de expresarse como a uno se le dé la real gana, porque para eso fuimos creados personas individuas y mentalmente autónomas, a despecho de las mafias tiranizantes. Se reproduce, por tanto, el artículo El Fraude de una Condena, publicado en el blog http://libertadpedrovarela.over-blog.com/:



     «Ante la realidad de una condena de privación de libertad contra el editor Pedro Varela, acusado, según las fuentes, de "enaltecimiento del genocidio", "justificación del genocidio",  "difusión de ideas genocidas" o "defensa de regímenes genocidas"; crimen que se habría cometido con la edición o difusión de determinados autores y sus libros, se hace necesario proclamar a los cuatro vientos que ésta sólo es posible gracias a la gestación de un fraude múltiple.
 
FRAUDE DE LA LEY

     Se gesta una ley al efecto, que pretende equiparar ciertos pensamientos, ideas, alternativas políticas o hechos y regímenes históricos a crímenes reales, sin posibilidad de discusión.
 
FRAUDE DEL LENGUAJE

    Se gesta un fraude según el cual las palabras tienen un significado determinado construído en base al imaginario colectivo fomentado por la propaganda.
 
FRAUDE DE FALSIFICACIÓN HISTÓRICA

    Se deja en manos de jueces, fiscales y propagandistas, ya no de historiadores, lo que es o no es un hecho histórico.
 
FRAUDE DE LA INTERPRETACIÓN DE LOS HECHOS

     Se interpretan presuntos hechos que están precisamente en discusión, para que sean tomados como certeza inequívoca.
 
FRAUDE DE LA CRIMINALIZACIÓN DE AUTORES

     Sin existir un índice de autores perseguidos, se parte del hecho de que ciertos autores si deben ser perseguidos, violando principios constitucionales inviolables y creando absoluta indefensión a editores y libreros que ofrezcan textos políticamente incorrectos.
 
FRAUDE DEL SECUESTRO Y DESTRUCCIÓN DE LIBROS

     Este nuevo fraude se efectúa condenando a la hoguera por decreto textos que están protegidos por los principios fundamentales del sistema, pero que además son legales y de lectura abierta en prácticamente la mayoría de países.
 
FRAUDE DE LA LECTURA SESGADA DE LIBROS

     El fraude de más mala fe se produce cuando se realiza una lectura sesgada de dichos libros, para conseguir entresacar fuera de contexto frases que en muchos casos no expresan el espíritu de la obra ni el de su autor.
 
FRAUDE DE LA MANIPULACIÓN DE LAS INTENCIONES DEL ACUSADO

    Según este fraude, el acusado tiene exactamente las intenciones contrarias a las que proclama. Si el acusado no cree que cierto genocidio histórico tuviera lugar, se le acusa de promoverlo.
 
FRAUDE DE EXTRAER UN LUGAR Y TIEMPO HISTORICO DE SU ENTORNO

     Según este nuevo fraude, un gobierno legal concreto de una nación europea [Alemania de Hitler] representaría el único régimen genocida de los que tomaron parte en aquella guerra, mientras los vencedores eran entidades santas.

*

     Ante estos hechos, que llevan a una REALIDAD, cual es el secuestro y destrucción de libros y la condena a prisión de editores, hay que recalcar que ni siquiera el nazismo histórico o al racismo defensivo serían perseguibles como ideas abstractas, porque esas ideologías "tienen cabida dentro de la libertad de creencias", y el derecho a la libertad de expresión debe regir sobre cualquier otra interpretación restrictiva: "¿O es que el Ministerio Fiscal va a determinar el pensamiento único de los ciudadanos?".»


     Editorial Streicher expresa una vez más su repudio por tan repugnantes métodos de silenciar y perseguir la heterodoxia en una nación de la cual espera que resurja, por la fuerza interior que debiese yacer en su sangre, la clara noción de lo que es justo y lo que es propiamente varonil.




No hay comentarios:

Publicar un comentario