BUSCAR en este Blog

miércoles, 15 de diciembre de 2010

David Lane - Los 88 Preceptos


Los 88 Preceptos de David Lane

     Del señor David E. Lane, 1938-2007, escritor y líder estadounidense nacionalista, que además consideraba al cristianismo como un problema para la raza blanca, por derivar éste del judaísmo, siendo por esta razón un entusiasta difusor del wotanismo, reproducimos ahora el texto mencionado, pleno de valiosos consejos que valdría la pena tomar en cuenta. Se consideran sus 88 Preceptos un resumen de la Ley Natural. 
 
     Habíamos publicado antes una traducción corriente, pero teniendo a la vista el texto original en inglés, hemos corregido sus innumerables errores e imprecisiones, estableciéndose una versión fiable en castellano. Lo que debe señalarse de todas maneras es que hemos detectado que todas las versiones en inglés, excepto una (publicada por stormfront.org), e incluyendo la propia edición oficial en el sitio www.davidlane1488.com, presentan en el precepto 76 un texto con una anomalía gramatical. La fluidez del texto, conseguida en la versión que está en stormfront, se da en las versiones corrientes que circulan en castellano, por lo que queda deducir que en inglés han sido omitidas algunas palabras, quizás inadvertidamente, y que la versión castellana fue en base a una versión inglesa antigua sin el mencionado error.




Introducción

     Hasta que la raza blanca tome conciencia de que no hay más que una fuente desde la cual se pueden determinar con precisión verdades duraderas, no habrá ni paz ni estabilidad en la Tierra. En las leyes inmutables de la Naturaleza están las claves de la vida, el orden y la comprensión. Las palabras de los hombres, incluso aquellas que algunos consideran como "inspiradas", están sujetas a las traducciones, al vocabulario, a adiciones, sustracciones y distorsiones de los falibles mortales. Por lo tanto, cada escrito o influencia, antiguos o modernos, deben ser filtrados mediante una prueba de conformidad a las Leyes Naturales. Los pueblos Blancos de la Tierra deben comprender colectivamente que están sujetos por igual a las severas Leyes de la Naturaleza, como cualquiera de las otras criaturas del universo; si no, ellos jamás asegurarán la paz, la seguridad e inclusive su propia existencia. 
 
     El mundo está en llamas porque las razas, las sub-razas, las naciones y las culturas están siendo forzadas a violar sus propios instintos naturales para su propia preservación. Varios hombres de buena voluntad, pero de débil entendimiento, están luchando contra los síntomas resultantes de la desobediencia a las Leyes Naturales. Como es natural para el hombre, muchos adoptan estrechas y limitadas posiciones basadas en las opiniones formadas en base al entorno inmediato, sus circunstancias del momento, y en dogmas condicionados. Todo esto ha sido promovido por la poderosa y despiadada tribu que ha controlado los asuntos del mundo durante innumerables siglos mediante la explotación de los instintos más básicos del hombre. El conflicto de los ignorantes y entre los ignorantes les sirve como máscara y escudo. Es necesaria una más profunda comprensión de las leyes fundamentales que gobiernan los asuntos del hombre si vamos a salvar la civilización de manos de sus verdugos usureros. 
 
    Lo que sigue a continuación no tiene por objetivo formular un sistema detallado de gobierno sino que son PRECEPTOS que, cuando sean comprendidos, beneficiarán y preservarán a un pueblo, tanto a los individuos como a la Nación.



Los 88 Preceptos


1. Cualquier religión o enseñanza que niegue las Leyes Naturales del Universo es falsa.

2. Cualquiera que sea la percepción que tengan las personas acerca de Dios, o los dioses, o la fuerza motriz del Universo, ella difícilmente puede negar que las Leyes de la Naturaleza son el producto, y por ende la intención, de aquella Fuerza. 

3. Dios y la religión son conceptos distintos, separados y a menudo opuestos. La Naturaleza es una prueba de la existencia de un plan divino, porque el mundo natural es producto de la fuerza o la inteligencia que los hombres llaman Dios. La religión es una creación de los mortales, por lo tanto predestinada a la falibilidad. La religión puede preservar o destruír a un pueblo, dependiendo de la estructura dada por sus creadores, los motivos de sus agentes y los caprichos de las circunstancias históricas. 

4. La forma más verdadera de oración es la comunión con la Naturaleza, no la que se vocaliza. Vaya a un lugar aislado, si es posible a la cima de una montaña, durante una noche clara y con estrellas, y reflexione sobre la majestuosidad y el orden del infinito macrocosmos. Considere luego la complejidad del igualmente infinito macrocosmos. Comprenda entonces que su existencia por un lado es insignificante más allá de lo comprensible en cuanto al tamaño de las cosas, aunque por otra parte, usted es potencialmente valioso más allá de lo comprensible como un eslabón en la cadena del destino. Allí usted comienza a comprender cómo el orgullo y el yo pueden coexistir con respeto y veneración. Allí encontramos la armonía con la Naturaleza, y con la armonía viene la fuerza, la paz y la certidumbre. 

5. Los sistemas de poder secular protegen y promueven las religiones que enseñan la existencia de una vida después de la muerte. De esta manera, a la gente se le enseña a abandonar las defensas frente a sus depredadores en esta vida.

6. La historia, tanto secular como religiosa, es una fábula concebida por el engaño egoísta y proclamada por aquellos que perciben beneficios.

7. La religión en su forma más benéfica es la simbología de un pueblo y su cultura. Una religión multirracial destruye el sentido de unicidad, de exclusividad y valor, necesario para la supervivencia de una raza.

8. Lo que los hombres llaman "sobrenatural" es en realidad algo "natural" que todavía no se ha comprendido o descubierto.

9. La proliferación de leyes, con la consiguiente perdida de libertad, es un signo directamente proporcional de la enfermedad espiritual de una Nación.

10. Si una nación está desprovista de salud espiritual y de carácter moral, entonces el Gobierno y los hombres sin principios tomarán su lugar. Por lo tanto, la libertad prospera en los valores morales y la tiranía crece en la decadencia moral. 

11. La verdad requiere una corta explicación. Entonces desconfíe de las doctrinas cargadas con exceso de palabras. Los grandes principios son expuestos con brevedad.

12. La verdad no teme la investigación.

13. Las creencias sin fundamentos son una trampa. Un pueblo que no verifica la validez y los efectos de sus creencias mediante la razón, sufrirá o perecerá.

14. De acuerdo con las leyes de la Naturaleza, no hay nada más correcto que la preservación de la propia raza.

15. No existe ninguna fuerza que motive más que la de la convicción segura de que estamos en lo correcto.

16. El discernimiento es un signo de la buena salud de un pueblo. En una enfermiza o agónica nación, civilización, cultura o raza, la substancia es abandonada en favor de la apariencia.

17. El discernimiento incluye la habilidad de reconocer la diferencia entre creencia y realidad demostrable.

18. No existe tal cosa como derechos o privilegios bajo las leyes de la Naturaleza. El ciervo que es cazado por un león hambriento no tiene derecho a la vida. Sin embargo, puede preservar su vida obedeciendo a los instintos naturales de la vigilancia y la huída. De manera similar, los hombres no tienen derecho a la vida, la libertad o a la alegría. Estas circunstancias pueden ser adquiridas por uno mismo, por la familia, la tribu o los ancestros de uno, pero ellas no son a pesar de todo sino adquisiciones y no derechos. Además, el valor de estas adquisiciones sólo puede ser mantenido mediante una vigilancia y la obediencia a las leyes de la Naturaleza. 

19. Un pueblo que no está convencido de su carácter único y de su valor, perecerá.

20. La raza blanca ha sufrido las invasiones y la brutalidad de África y de Asia durante miles de años. Por ejemplo, Atila y los hunos asiáticos que invadieron Europa en el siglo V, violando, saqueando y asesinando desde los Alpes hasta los mares Báltico y Caspio. Este escenario se repitió 800 años más tarde con los mongoles de Genghis Khan. (Note que los indios norteamericanos no son "estadounidenses nativos", ya que son racialmente mongolianos). En el siglo VIII, cientos de años antes de que los negros fueran llevados a América, los moros norafricanos, de un trasfondo racial mezclado, invadieron y conquistaron Portugal, España y parte de Francia. Así, la pretendida obsesión de culpabilidad puesta sobre la raza blanca por los asesinos de la civilización, no es válida según las circunstancias históricas y la ley de la Naturaleza que niega la compasión entre especies distintas. El hecho es que todas las razas se han beneficiado de una manera desmesurada del genio creativo del pueblo ario. 

21. Un pueblo que deja que gentes de otras razas vivan en su seno va a perecer, porque el resultado inevitable de la integración racial es la mezcla inter-racial, que destruye las características y la existencia de una raza. La integración forzada es un deliberado y malicioso genocidio, particularmente para un pueblo como la raza Blanca, que es ahora una pequeña minoría en el mundo.

22. En el análisis final, una raza o una especie no es juzgada como inferior o superior según sus logros, sino por su voluntad y su habilidad para sobrevivir.

23. Los sistemas políticos, económicos y religiosos pueden ser destruídos y resucitados por los hombres, pero la muerte de una raza es eterna. 

24. Ninguna raza de gente puede continuar indefinidamente su existencia sin imperativos territoriales en los cuales ella pueda propagarse, y proteger y promover su tipo.

25. Un pueblo sin una cultura exclusivamente suya, perece.

26. La Naturaleza ha creado una cierta antipatía entre las razas y las especies para preservar la individualidad y la existencia de cada una. La violación del imperativo territorial necesario para conservar esa antipatía conduce o al conflicto o al mestizaje.

27. No es constructivo odiar a los de otras razas, o incluso a los de razas mezcladas. Pero una separación debe ser mantenida para la supervivencia de la propia raza de uno. Uno debe, sin embargo, odiar con un odio puro y perfecto a aquellos miembros de la propia raza que cometen traición contra nuestra especie y contra las naciones en que habita nuestra especie. Uno debe odiar con un odio perfecto a todos aquellos pueblos o prácticas que destruyen nuestro pueblo, nuestra cultura o la exclusividad racial de nuestros imperativos territoriales. 

28. El concepto de una sociedad multirracial viola todas las leyes de la Naturaleza para la preservación de una especie.

29. El concepto de "igualdad" está declarado como una mentira por todas las evidencias de la Naturaleza. Es la búsqueda del más bajo denominador común, y su búsqueda va a destruír a toda raza, nación o cultura superior. Para hacer correr un caballo de arado tan rápido como un caballo de carrera, usted primero tiene que lesionar al caballo de carrera; inversamente, para que un caballo de carrera arrastre tanto peso como un caballo de arado usted primero tiene que inhabilitar a este último. En ambos casos la búsqueda de la igualdad es la destrucción de la excelencia. 

30. Los instintos para la preservación de la raza y de la especie están ordenados por la Naturaleza.

31. Los instintos son el mecanismo perfecto de la Naturaleza para la supervivencia de cada raza y especie. La debilidad humana que consiste en racionalizar las situaciones para la gratificación personal no debe ser permitida que interfiera con dichos instintos.

32. El mestizaje o mezcla de razas es, y siempre ha sido, la más grande de las amenazas para la supervivencia de la raza aria.

33. La compasión entre las especies es contraria a las leyes de la Naturaleza y, por lo tanto, suicida. Si un lobo interviniera para salvar a un cordero de un león, el lobo sería matado. En nuestros días, vemos al hombre Blanco tan pesadamente cargado con impuestos, que él no puede permitirse tener hijos. Los elevados impuestos son usados luego para ayudar a la reproducción de decenas de millones de no-Blancos, muchos de los cuales después solicitan a las últimas mujeres Blancas que sean sus parejas para la reproducción. Como usted puede ver, el hombre está sujeto a todas las leyes de la Naturaleza. Esto no tiene nada que ver con la moralidad, con el odio, o con el bien y el mal. La Naturaleza no reconoce los conceptos de bien y mal en la relación entre las especies. Si el león se come al cordero, eso es bueno para el león y malo para el cordero. Si el cordero escapa y el león pasa hambre, eso es bueno para el cordero y malo para el león. Así, vemos que el mismo incidente es etiquetado tanto como bueno como malo. Esto no puede ser, porque no hay contradicciones en las leyes de la Naturaleza. 

34. El instinto para la unión sexual es una parte del mecanismo perfecto de la Naturaleza para la preservación de la especie. Comienza temprano en la vida y suele perdurar hasta avanzada edad. No debe ser reprimido; su propósito, la reproducción, no debe ser frustrado tampoco. Comprenda que durante miles de años nuestras mujeres han tenido hijos a temprana edad. Ahora, en una tentativa de conformarse y competir en una cultura extranjera, ellas niegan los instintos y los deberes decretados por la Naturaleza. Enseñe la responsabilidad, pero también tenga comprensión. La vida de una raza proviene de los vientres de sus mujeres. Aquel que quiera juzgar, debe primero comprender la diferencia entre lo que es bueno y lo que es justo. 

35. La homosexualidad es un crimen contra la Naturaleza. Toda la Naturaleza declara que el propósito del instinto de unión sexual es la reproducción, y, de esta manera, la preservación de una especie. El irresistible apetito sexual del varón debe ser canalizado hacia la posesión de las hembras, así como los elementos tales como territorio y poder, que son necesarios para conservarlas.

36. La pornografía sexual degrada a todos los que están implicados en ella. Una hermosa mujer desnuda es una obra de arte; una cámara entre sus rodillas para explorar sus partes privadas, es pornografía.

37. La raza cuyos varones no se pelean a muerte por conservar y aparearse con sus mujeres, perecerá. Todo varón Blanco de sanos instintos siente indignación y repugnancia cuando ve a una mujer Blanca con un hombre de otra raza. Aquellos que controlan los medios de comunicación y los asuntos del mundo occidental, enseñan que esto está mal y que es vergonzoso. Ellos lo llaman "racismo". Como todos los "-ismos", por ejemplo la palabra "nacionalismo", que significa promover la propia nación, "racismo" significa simplemente promover y proteger la vida de la propia raza de uno. Es quizá la palabra más orgullosa que existe. Todo hombre que desobedezca estos instintos es anti-natural.

38. En una nación o cultura o raza o civilización que estén enfermas y agonizantes, el disenso político y los valores tradicionales serán considerados y perseguidos como crímenes atroces por los inquisidores que se disfrazan a sí mismos con un patriotismo fanático.

39. Un pueblo que es ignorante de su pasado va a adulterar su presente y a destruír su futuro. 

40. Una raza debe honrar por encima de todas las cosas terrenales a aquellos que han dado su vida o su libertad por la supervivencia del pueblo.

41. El pueblo, que son los miembros de la raza, es la Nación. La lealtad a la raza debe siempre superponerse a las fronteras geográficas y nacionales. Si esto se enseña y se comprende, finalizarán las guerras fratricidas. Las guerras no deben librarse en beneficio de otras razas.

42. Los líderes de la nación no son gobernantes: son servidores y guardianes. Ellos no deben estar al servicio para obtener ganacias personales. No hay que escoger sino a guardianes que no tengan interés en la acumulación de cosas materiales. 

43. Escoja y juzgue a sus dirigentes, también llamados guardianes, de la siguiente manera: Aquellos que siempre buscan limitar el poder del gobierno son de buen corazón y conciencia. Aquellos que buscan expandir el poder del gobierno son viles tiranos.

44. Ningún gobierno puede dar algo a alguien sin primero quitarle un bien a otro. El gobierno es, por su misma naturaleza, una sustracción legalizada. Una cantidad limitada de gobierno es una carga necesaria para la defensa nacional y el orden interno. Toda expansión del gobierno es contradictoria con la autonomía y la libertad.

45. La ley orgánica fundadora de una nación, es decir, su Constitución, no debe ser modificable por ningún otro método que el consentimiento unánime de todos los partidos involucrados y ante todos los partidos presentes. De otro modo, se abren las puertas a la más peligrosa y mortal forma de gobierno llamada democracia.

46. En una democracia, aquellos que controlan los medios de comunicación, y con ello las mentes del electorado, tienen un poder que nunca soñaron reyes o dictadores. 

47. La manera más simple de describir una democracia es ésta: Tres personas conforman un gobierno, cada una teniendo un voto. Luego, dos de ellas votan para robar las riquezas de la tercera. 

48. Las estapas tardías de la democracia están colmados de guerras exteriores, porque el sistema en bancarrota trata de preservarse mediante el saqueo de otras naciones.

49. En una democracia, lo que es legal es raramente moral y lo que es moral es a menudo ilegal.

50. A una democracia siempre la sucede un hombre fuerte... algunos lo llaman dictador. Es la única forma de restablecer el orden después del caos causado por una democracia. ¡Elija sabiamente a su hombre fuerte!. Él debe ser un guardián en su corazón. Él debe ser uno que haya mostrado que su único propósito en la vida es la preservación del pueblo. Su objetivo último debe de ser el restablecimiento del imperio de la ley basado en las leyes perfectas de la Naturaleza. No lo escoja por sus palabras. Escoja a alguien que lo haya sacrificado todo haciendo frente a la tiranía, elija a uno que haya resistido y perseverado. Ésta es la única evidencia confiable de sus merecimientos y motivos. 

51. Un sistema de poder va a hacer todo, no importa cuán corrupto o brutal, para preservarse.

52. No se puede poner fin a la tiranía sin el uso de la fuerza.

53. Aquellos que cometen traición disfrazan sus acciones con proclamaciones de patriotismo. 

54. La propaganda es un importante componente de todos los sistemas de poder, tanto seculares como religiosos; la propaganda falsa es un importante componente de los sistemas de poder carentes de principios. Todos los sistemas de poder se esfuerzan en convencer a sus súbditos de que el sistema es bueno, justo, benéfico y noble, así como digno de perpetuación y de defensa. Cuanta más propaganda patriotera difunda, más desconfiado debe ser uno de su verdad. 

55. El poder político, a fin de cuentas, es creado y mantenido por la fuerza.

56. Un sistema de poder, secular o religioso, que hace uso de extensas llamadas al patriotismo o que requiere de una verborrea y una retórica para su preservación, enmascara una tiranía.

57. La propaganda es una arma legítima y necesaria en toda lucha. Los elementos de una propaganda eficaz son: la simplicidad, la emoción, la repetición y la brevedad. También, puesto que los hombres creen en lo que quieren creer, una propaganda exitosa debe apelar al interés personal detectado en aquellos entre quienes se disemina. 

58. Las tiranías enseñan qué es lo que hay que pensar; los hombres libres aprenden cómo pensar.

59. Desconfíe de los hombres que aumentan su riqueza por el uso de las palabras. Desconfíe en particular de los abogados o de los sacerdotes que niegan la Ley Natural.

60. El patriota, cuando está siendo conducido hacia los calabozos de la inquisición o hacia el hacha del verdugo, será más fuertemente condenado por sus antiguos amigos y aliados, ya que así ellos intentan escapar al mismo destino.

61. La dulce diosa de la Paz vive sólo bajo el brazo protector del preparado dios de la Guerra.

62. La ley orgánica fundadora de una Nación debe establecer con inequívoca e irrevocable especificidad la identidad del grupo racial y culturalmente homogéneo para cuyo bienestar fue creada, y (debe establecer) que la existencia continua de la Nación es singularmente para siempre para el bienestar de sólo ese grupo especifico.

63. La raza o cultura que permite que otros influyan o controlen cualquiera de las siguientes cosas, perecerá:
 

- Los organismos de información.
- Las instituciones educacionales.
- Las instituciones religiosas.
- Los cargos políticos.
- La creación de su moneda.
- Las instituciones judiciales.
- Las instituciones culturales.
- La vida económica.

64. Las leyes justas requieren poca explicación. Su significado es irrevocable en simplicidad y especificidad.

65. Las emociones de los hombres son mucho más eficazmente conmovidas por la palabra hablada que por la escrita. Esa es la razón por la cual una tiranía gobernante va a reaccionar más violentamente ante las reuniones de disidentes que ante libros y panfletos.

66. La ley orgánica fundadora de una Nación, o cualquier otra ley, es igual de relevante que la voluntad y el poder para hacerla cumplir.

67. Un pueblo sin armas o no militante será reducido a la esclavitud.

68) Algunos dicen que la pluma es más poderosa que la espada. Puede ser, pero la pluma sin la espada no tiene autoridad.

69. Las tiranías se construyen normalmente etapa por etapa, y se disfrazan con una noble retórica.

70. La diferencia entre un terrorista y un patriota es el control de la prensa.

71. El juicio de los guardianes, los líderes, debe de ser verdadero según la Ley Natural y debe estar templado por la razón.

72. El materialismo es vil y destructivo. Los guardianes de una Nación deben constantemente advertir en contra y combatir el espíritu materialista dentro de la Nación. La adquisición de riquezas y propiedades, en tanto necesaria para el bienestar de la propia familia y obtenida por medios honorables, es justa e idónea. La explotación, particularmente por medio de la usura, es destructiva para la Nación.

73. El materialismo conduce al hombre a buscar un status artificial mediante las riquezas y la propiedad. El verdadero status social proviene del servicio dado a la familia, la raza y la Nación.

74. El materialismo conduce finalmente a un consumo estrafalario e innecesario, lo que a su vez conduce a una violación de la Naturaleza y a la destrucción del medioambiente. Esto es antinatural. Los verdaderos guardianes de la nación deben estar absolutamente no contaminados por el materialismo.

75. La función de un comerciante o de un vendedor es proporcionar una forma de intercambio. Un mercader que promueve el consumo innecesario y el materialismo no debe ser tolerado.

76. Las únicas funciones legales que tiene el dinero son las de ser un medio de intercambio [y una provisión de valores. Cualquier otro uso, incluyendo la ingeniería social, la especulación, la inflación] y especialmente la usura, es criminal. La usura (el interés) en cualquier porcentaje es uno de los mayores crímenes y no puede ser tolerado.

77. Una nación cuya aristocracia está compuesta de dinero, de abogados o de comerciantes, se convertirá en una tiranía.

78. La manera más simple de describir un sistema bancario central basado en la usura es ésta: Los banqueros piden la propiedad de la Nación como una garantía a cambio de sus préstamos. Con el interés, se les debe más dinero que el que ellos han creado con los prestamos. De esa manera, finalmente, los banqueros se apoderan de la Nación.

79. La usura (el interés), la inflación y la tributación opresiva son robos por medio de engaños que destruyen el tejido moral de la Nación.

80. La riqueza obtenida sin sacrificio ni mediante un trabajo honesto será siempre usada indebidamente.

81. Nada en la Naturaleza es estático: o la fuerza vital crece y se expande, o decae y muere.

82. El respeto debe ser ganado; no puede ser exigido o atribuído.

83. Evite al hombre fastidioso porque su ponzoña le envenenará a usted su propia naturaleza.

84. La autodisciplina es la señal de un hombre superior.

85. Una medida para medir a un hombre es su "alegría" frente a la adversidad.

86. Un necio juzga a los otros por sus palabras. Un hombre sabio juzga a los demás según sus acciones y sus logros.

87. En nuestras relaciones o interacciones, como en todas las leyes de la Naturaleza, a cada acción le corresponde una reacción. Lo que nosotros plantamos será cosechado, si no por nosotros, por algún otro.

88. Los siguientes son signos de una nación enferma o agonizante. Si usted ve cualquiera de ellos, quiere decir que sus guardianes están cometiendo traición:
 

- La mezcla y la destrucción de la raza fundadora.
- La destrucción de las unidades familiares.
- La tributación opresiva.
- La corrupción de la ley.
- El terror y la represión contra aquellos que advierten acerca de los errores de la Nación.
- La inmoralidad: drogas, borracheras, etc.
- El infanticidio (ahora llamado aborto).
- La destrucción de la moneda (inflación o usura).
- La presencia de extranjeros, y de una cultura extranjera.
- El materialismo.
- Las guerras externas.
- Los guardianes (los líderes) que buscan la riqueza o la gloria.
- La homosexualidad.
- Una religión no basada en la Ley Natural.


We must secure the existence of our people and a future for white children.
Because the beauty of the White Aryan woman must not perish from the earth.



No hay comentarios:

Publicar un comentario